11.2.08


Inquisiciones, de Abelardo Oquendo

Hoy, domingo 10 de febrero, en La República:


1 texto y 3 glosas

NACIONAL/ MUNDIAL

"No es necesario oponer José María Arguedas a Mario Vargas Llosa; más interesante es sumarlos para que trabajen juntos. Pero tampoco es preciso creer que lo nacional tiene la obligación de ser internacional o desaparecer. Ese dictamen de lo moderno como homogeneidad dominante es una violencia gratuita. Es cierto que lo nacional no debería ser leído solamente en su marco restrictivo. Cabe ensayar lecturas que lo sitúen en escenarios más amplios, donde el linaje y las filiaciones ganan nueva luz y los textos producen más información y nos sitúan en un debate inclusivo. La angustia del reconocimiento y la conversión al mercado de casi todo lo que se escribe hace que queriendo ser más internacionales terminemos siendo más provincianos. (…) Nuestra literatura es nacional pero también continental y, asimismo, mundial. Son tres modos de leer, y de exigir más de nuestros escritores. Pero creer que es otra mercancía de exportación es volverla residual." (Julio Ortega, en Hueso húmero Nº 51, enero, 2008)

CARIDADES/CALIDADES

1. Mientras en su éxito supranacional Vargas Llosa fue un peruano solitario sus colegas de aquí pudieron soportarlo. Pero vino el de Alfredo Bryce y luego el de otros, de importancia menor pero bastante para generar esa "angustia del reconocimiento" que se extiende hoy no solo entre nuestros escritores con nombradía local sino por todo el mundo globalizado. Ahora son varios los compatriotas nuestros –algunos aún jóvenes– que circulan por el ámbito de la lengua y ello desespera a quienes ven que el tiempo se les acaba. Quizá esto explique, en algunos, la pretensión afanosa de ser los "verdaderos representantes" de la literatura peruana (algo, por cierto, indefinido).

2. Pero, por mal fundada que esté, la representatividad funciona: Arguedas representa al Perú más que Ribeyro, si bien ninguno de los dos es, propiamente, internacional. ¿Quién decide esto? El mercado. ¿Quiénes lo sondean? Los editores y, hasta cierto punto, lo propician algunos premios y el marketing editorial, entre otras cosas que no incluyen, necesariamente, una muy alta calidad de la obra.

3. Hay, entre otros, estos modos de leer: nacional (con términos de comparación y expectativas nacionales), continental (mirando a Latinoamérica desde Latinoamérica, en nuestro caso) y mundial (la confrontación incluye a los grandes autores internacionales). Los raseros suben y bajan. Lo que descuella en un caso puede desaparecer en otro. La caridad empieza por casa, la mundialización hace que termine entre sus paredes.
(Para Oquendo, Arguedas es más representativo del Perú que Ribeyro)

2 comentarios:

  1. Fernando M.11.2.08

    "¿Quién decide esto? El mercado. ¿Quiénes lo sondean? Los editores y, hasta cierto punto, lo propician algunos premios y el marketing editorial, entre otras cosas que no incluyen, necesariamente, una muy alta calidad de la obra", dice Oquendo. El mismo Oquendo que se rindió hace dos semanas ante Bombardero.
    Excelente post, Victor. Demuestra la alta calidad de un crítico brillante.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16.2.08

    Bombardero, la mejor novela peruana de los ultimos 38 anios. acaba de llegarme a Viena y estoy feliz.
    Amanda

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.