2.2.08


Sobre Malos modales, de Fernando Ampuero

Con bastante frecuencia los libros reeditados suelen exhibir la razón de su publicación en el paratexto; es decir, en un prólogo, una nota final, en la solapa o en la contratapa del libro. En el caso específico de la edición Booket de Malos Modales, esta suerte de justificación está dada de la mejor manera, por el propio texto –como sucede con las obras consideradas clásicas, o las consolidadas en el canon. Son la calidad y absoluta pertinencia de los textos las que sustentan su republicación.

Se trata de un conjunto de relatos cuyos grandes ejes temáticos mantienen una vigencia seductora. Allí están la violencia urbana, los amoríos adolescentes, la corrupción, las diferencias sociales y económicas, la vida en el exilio, la consolidación de una lógica de vida moderna, propia de las grandes urbes como Lima. Los personajes ampuerianos habitan con tensión, con curiosa inseguridad territorios y jerarquías teóricamente establecidas, seguras, pero muchas veces sus acciones ejercen una fuerza centrífuga sobre sí mismos, empujándolos hacia los márgenes.

Uno de los cuentos más celebres del conjunto, “Taxi driver sin Robert De Niro”, grafica la degradación moral de un taxista con un detalle y una gracia muy convincentes. El cuento que cierra el volumen, “Malos modales”, nos muestra la exótica trayectoria de una chica que pasa de ser el centro de las atenciones de una gavilla de adolescentes a guerrillera en una convulsionada zona europea. En “Kim Novak en París”, un connotado diplomático peruano ha degenerado hasta convertirse en un pintor mediocre, marginal y enajenado.

Tal vez uno de los elogios más valederos que se pueda hacer a un volumen de cuentos es que haya sido capaz de fijar en la memoria colectiva un puñado de personajes memorables, un par de historias que los hombres repitan con entusiasmo. La estupenda anécdota de “Cuestión de táctica” la hemos escuchado muchas veces -con modificaciones y nombres cambiados- en reuniones y charlas, y probablemente se siga escuchando en adelante. Y cómo olvidar al taxista, a la Zurda, a Abelardo Losada, el pintor esquizoide. Son seres ficcionales que han entrado por derecho natural a la galería de grandes personajes de la narrativa peruana del siglo veinte. No exagero un ápice al decir, por tanto, que Malos modales se ha convertido ya en un clásico del cuento peruano.

(Portada de la edición Booket de este año)
-----------------------------------------------------------------------------
Límbicas

Abelardo Oquendo sobre Iván Thays. Esta columna de opinión en La República, donde el crítico peruano le pone los puntos sobre las íes al escritor Iván Thays por sus declaraciones en Babelia contra ciertos escritores peruanos, se les pasó, oh casualidad, a los supuestamente informados blogs de literatura Zona de Noticias, Puente Aéreo, Notas Moleskine. “Es una lástima que Thays lance una acusación tan grave sobre esos escritores. (¿O maoísta no significa ya nada?) Y es una lástima que, al personalizarla, desperdicie una cuestión tan merecedora de serio debate como la de literatura nacional y literatura mundial. Peor aun cuando se invoca –como él lo hace– el concepto de pluralidad por encima del de simple tolerancia. "En vez de pelearnos por estar falsamente unidos en torno a una obligación, hagámoslo por defender la diferencia de los demás", exhorta Thays. Pero no da el ejemplo. Si uno practica el pluralismo debe asumir a los otros en el espejo mutuo –para decirlo con una expresión de Julio Ortega–, sin importarle que ellos no lo hagan.”
*Premios Copé de Poesía y Novela. Atención: la gente de Petroperú me hace llegar las listas de participantes a los jugosos concursos de Poesía y Novela de este año. Aquí poesía, aquí novela. Hagan sus apuestas...

4 comentarios:

  1. Anónimo4.2.08

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5.2.08

    me encantó la nueva portada del libro, bien buena la foto.

    ResponderEliminar
  3. breton5.2.08

    mejor miren una "nueva" foto "inedita de cesar vallejo en:

    http://okiepinokie.blogspot.com/2008/02/csar-vallejo-es-o-no-es-quien-aparece.html

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5.2.08

    Abelardo Oquendo confirmará sus sospechas sobre la "pluralidad" de Thays cuando se dé cuenta de que en la blogósfera su comentario es soslayado.

    Fidel K.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.