6.3.08


EN DEFENSA DE MELISSA PATIÑO

Algo de agua -metafórica y real- ha corrido desde que detuvieran a la poeta Melissa Patiño en las catacumbas de la Dircote; pero mi posición, por supuesto, no ha cambiado. En mi post anterior dije algo sobre ella y hoy lo reafirmo: me resulta imposible creer que tenga vínculo alguno con algún movimiento terrorista. Pido, en consecuencia, su liberación. El poeta Rodolfo Ybarra me envía un texto en respuesta a las vilezas vertidas sobre este caso en otro blog y evaluando la situación. No comparto todo lo que dice, pero en aras de la democracia, aquí está, apenas corregido.


x Rodolfo Ybarra

El día de ayer, martes 4, nos constituimos un grupo de poetas y artistas de diferentes generaciones frente al edificio de la Dirincri para protestar por el secuestro policial de Melissa Patiño, acusada insólitamente por el cargo cantinflero y pomposo de “instigación al terrorismo internacional”, entre otras falacias. La reunión intentaba ser pacífica, incluso se planteó la idea de una lectura poética, la cual se cumplió a medias, por culpa tácita y recurrente de quienes están contratados para “(re)establecer el orden público”, pero terminan reprimiendo y saboteando un acto de buena voluntad que intenta la solidaridad y el irrestricto respeto a la libertad y a no ser detenido salvo por flagrante delito.

Al acercarse quien esto escribe para preguntar por la medida de fuerza exagerada al oficial encargado de la contramanifestación, objetó éste socarronamente que sólo recibe órdenes y que “no sabía nada, mayormente”. Por este tipo de acciones mecánicas y de estímulo-respuesta pavloviana podemos “entender” la inhumanidad de muchos policías y militares asesinos que por estos días desfilan por el Poder Judicial, echándose la culpa unos a otros y excusándose en su sometida voluntad.

Lo cierto es que luego de desalojar de la vía pública a viva fuerza al grupo de poetas y artistas entre los que estaban Rosina Valcárcel, Víctor Delfín, Miguel Ángel Arévalo, Rafael Inocente, Dante Castro, Gustavo Espinoza, Víctor Coral, Miguel Ildefonso, Domingo de Ramos, Salomón Valderrama, Cecilia Podestá, Florentino Díaz ,entre otros jovencísimos poetas, abrieron aguas con el rochabús enhiesto a la vieja usanza del delirante Alan de los ochentas cuando el pueblo enardecidamente reclamaba sus derechos reivindicativos y el cambio urgente de política económica y social.

Cabe anotar que este atropello y detención arbitraria a quien consideramos inocente de todo cargo ocurre en medio de una crisis sudamericana que involucra a Ecuador, Colombia y Venezuela, y por carambola y efecto dominó, a Perú, que recibió sorpresivamente -hace unas horas- en “cumbre de mandatarios” al presidente de Ecuador Rafael Correa, atareado en pedir ayuda y solidaridad diplomática mientras moviliza su ejército a la zona de frontera con Colombia. Lo mismo hace Venezuela en su zona limítrofe con el país de Álvaro Uribe.

Los motivos que detrás de estos países subyacen, implican no solo invasión de espacio territorial, alimentación monetaria a las FARC (300 millones de dólares por parte de Chávez y su petición expresa de “beligerancia guerrillera” en el trato a las FARC ante instancias internacionales) sino la vieja manipulación de EE UU y su viejo guión y plantilla de ¿cómo combatir la subversión en casa y fuera de casa? Total, Raúl Reyes, el número 2 de las FARC y en la práctica el número 1, fue eliminado en territorio ecuatoriano y eso –según parece- es lo que importa. A propósito de lo dicho, quisiera anotar que el señor Faverón en su blog Puente Aéreo apunta lo siguiente:

¿Cómo es que los ecuatorianos no están exigiendo a gritos la renuncia de ese papanatas que reclama por la incursión del Ejército Colombiano pero se queda tan campante y feliz cuando una compañía de las FARC, armada hasta los dientes, viola su frontera y hace campamento en tierras ecuatorianas para planificar desde allí sus nuevas incursiones en territorio colombiano? ¿A qué otros grupos está dispuesto a alojar Correa? ¿También será tan amable, servicial, tan buen anfitrión, con los remanentes del MRTA y las columnas aún activas de Sendero Luminoso?,

Pero olvida Faverón que la realidad ecuatoriana –al igual que nuestra realidad- no es tan fácil de explicar y entre otros datos que agravan la situación, aparte de los cientos de kilómetros de frontera -de parajes inhóspitos- con Colombia marcados por el río Putumayo, prácticamente imposibles de cuidar, está el hecho de que Ecuador es el receptáculo de casi un cuarto de millón de refugiados colombianos, llegados en éxodo, entre los que inevitablemente estarían escondidos (unos de verde y otros de civil) miembros activos de las FARC.

En su columna de ayer, “Observador”, Mirko Lauer apunta: Una declaración de las FARC afirmando su presencia en la frontera (leáse el territorio) de Perú, hecha hace poco más de una semana, aconseja poner las barbas en remojo. No es solo la droga la que oscila entre un lado y otro del Putumayo. Con Ecuador y Venezuela erizados como ya lo están, la frontera peruana va camino de ser la más porosa, es decir necesitada de un refuerzo.

Y en efecto, el mismo ministro ecuatoriano de Seguridad Gustavo Larrea, confesó que tuvo varias reuniones con el eliminado Reyes y que estos encuentros no fueron (en su mayoría) ni en Ecuador ni en Colombia y no da mayores detalles, lo que nos hace suponer que tuvo que ser en Perú, lo que ya nos ubica geopolíticamente como escenario latente de lo que está ocurriendo a las espaldas del conocimiento público, sobre todo en lugares donde la presencia del Estado es poco menos que un fantasma. No olvidemos que Montecinos y Fujimori fueron acusados (y cuasi probados) de llevar armas a la guerrilla colombiana. Dejo esto en manos de los analistas internacionales que de seguro deben de tener explicaciones más didácticas y detalladas sobre este delicado asunto.

Volviendo al tema de Melissa Patiño, nos extraña que hayan personas empecinadas en suponer por algún tipo de atisbo siniestro o duda cartesiana heterodoxa, la culpabilidad de una joven universitaria dedicada a la poesía y en cuyos textos no hay –por decirlo de algún modo- alguna carga política ni tan siquiera social. Dejo aquí un poema inédito de Melissa Patiño repartido el día de ayer por Javier Arévalo como una “prueba” -si se quiere- de la inocencia reclamada[i] (salvo que se crea que “la nueva vida de color verde” a la que se refiere el poema sea el color del uniforme de las FARC), al mismo tiempo quisiera referirme, como ejemplo, a otra joven cuyos características a pesar de lo agravantes que puedan tener, no terminan por acusarla: me estoy refiriendo a Andrea Moretts, estudiante de filosofía de la UNAM (México), activista social y simpatizante del Ejército Zapatista quien cayó herida en el mismo lugar en que fue abatido Raúl Reyes; la joven herida ha sido trasladada a un nosocomio cercano y no pesan sobre ella -por lo menos hasta lo que las noticias de cable muestran- ningún cargo por subversión o “instigación al terrorismo internacional”, propio de una mente paranoide o de la líneas de fuerza de algún país dominante.

En otro párrafo de su artículo, Faverón dice:

Me llegan muchos comunicados, emails de personas que exigen la liberación inmediata de Melissa Patiño. Si es lo que procede legalmente, por supuesto que hay que exigirla. Pero, cosa curiosa, todos esos mensajes coinciden en algo: los escribe gente que dice que Melissa es inocente por completo y ofrece las siguientes pruebas: que Melissa tiene apenas 20 años; que quienes suscriben las cartas han hablado con ella un par de veces y les pareció buena gente; que Melissa escribe poesía; que colaboraba en un colectivo poético muy rico y productivo.¿Alguien me explica desde cuándo es el interés literario lo que hace inocentes a las personas? Yo, en mis años de universidad, también conocí a muchos chicos y chicas, jóvenes de veinte años o incluso menos, con gran interés en la poesía o en la danza moderna, muy activos en la promoción de las artes, con quienes hablé no una sino muchas veces y siempre me parecieron buena gente, y que resultaron sumergidos en Sendero Luminoso hasta el cogote.

Lo dicho aquí me parece grave y tendencioso, primero porque bajo ese criterio todos tendríamos que ser sospechosos o culpables de terrorismo o de algún otro crimen, no hay la apriorística de que “todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario” el concepto se muestra inverso (¿todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario?) y nos quita el aura protectora de la inocencia legal, la inocencia con la que se realizan las vidas humanas y se desenvuelve el mundo entero, al menos en teoría.

Esto parece la resurrección de los orwellianos y el retorno del martillo de los macartistas que acusaban esquizofrénicamente de comunistas a los mendigos en las calles y de estalinistas a los dueños de algunas cooperativas.

Segundo, me parece grave porque este concepto se basa en una ingenuidad retórica donde los amigos de Melissa nos vemos poco menos que estafados con la idea de que detrás de su discurso poético sosegado, detrás de su bohemia artística ligada a la performance (con su pareja el poeta Giancarlo Huapaya), y detrás de las conversas donde no había el clásico lenguaje retórico marxista leninista y ni siquiera el adjetivo o el vituperio o la crítica mordaz propios de una persona con cierta radicalidad política.

Melissa tendría que ser –como al parecer lo es para la estrábica y daltónica PNP- poco menos que el demonio o la hija del terror inconcebida de Abimael con “la compañera Nora”. Sé que lo dicho hasta aquí -en países como el nuestro- no basta para demostrar una inocencia “legal”, como tampoco bastan los testimonios sentidos de su madre o de su hermana, como tampoco la misma palabra de Giancarlo que se desgañitaba gritándole en la oreja a un policía las razones exactas por las cuales Melissa es inocente. Qué es lo que se quiere:

¿traer a la máquina de la verdad, el viejo polígrafo (en su primera acepción) con cables atados a los brazos, enchufes y tomacorrientes (quizás el suero de la verdad extraído de alguna serpiente)?, ¿o es necesario andar con documentos probatorios, certificados de antecedentes penales y judiciales, libros de José Ingenieros o la la Biblia en la versión de Cipriano de Valera bajo el brazo y polos con logotipo donde se indique que no nos interesa el terrorismo y que lo nuestro es la vida y el arte?

¿Necesitaremos acaso, cada cierto tiempo, acudir donde un organismo censor para que nos selle en la frente el clisé de INOCENTE?.

En lo que respecta a lo que parece ser la acusación “más grave” o sea la invitación (de carácter abierto) a participar en la Coordinadora Continental Bolivariana, es claro que -y ayer lo manifestó oralmente el periodista que dirige el programa de radio en Villa María del Triunfo donde participa nuestra amiga detenida- Melissa fue en reemplazo del director, atraída no por el video de Raúl Reyes arengando a las FARCs y a la “heroína” Sonia, sino porque ella, de fina sensibilidad social, es activista en eventos artísticos y participa constantemente tanto en su distrito como en otros lugares a donde se le invita.

La coyuntura política remecida por los últimos acontecimientos y el estar en “el lugar y la hora equivocada” la han colocado cercana a Roque Gonzáles quien al parecer (y por lo que aseveran las confundidas autoridades) si tendría vinculaciones con la subversión. El hecho de que otra detenida representada por Aprodeh, Carmen Azparrent, hija de Fermín Azparrent, alcalde de Huamanga asesinado por Sendero Luminoso en 1989, reclame su inocencia a viva voz ante hechos confusos donde ella quiso ayudar solidariamente alcanzándole agua a los otros detenidos, nos hace pensar y deducir que todo esto no es más que un apurado montaje gobiernista para generar un cierto clima de confianza para los eventos internacionales que se vienen en nuestro país.

Por lo demás, Melissa Patiño, de 20 años, detenida e interrogada constantemente en los frías mazmorras de la Dirincri, ES INOCENTE y está libre de todo cargo que espuriamente se le imputa, y pido, exijo en nombre de todos sus amigos, poetas, artistas plásticos y dramaturgos -y hasta en lo que nos asiste la ley- su inmediata liberación, resarcimiento público y reparación civil ante tan terrible daño a su imagen y al de su familia.

[i] Día 1
Toda nueva vida empieza con grandes convicciones, seguramente todo estará bien ahora que mis fantasmas han huido y que ya no olvido tapar la pasta dental después de haber lavado mis dientes.
Hoy empieza mi nueva vida, aunque quizá la gente que me escuche no me crea, puede que digan pero si es la misma, claro, sigo en el mismo hogar de hace 20 años, aún no termino la universidad, tampoco he conseguido un “empleo seguro” (por el que reza mi mamá día a día y es el que yo no desearía jamás), ni siquiera he cambiado de novio, pero tengo una nueva vida, ésta es fresca y está recién ideada.
Mi nueva vida es de color verde, como mi locura, la he estado gestando ya hace varios meses, pero recién hoy ha visto la luz de unas hojas en blanco y se hace real mientras la escribo.
Es hermoso tenerla entre mis manos, observarla y acariciarla, mi nueva vida huele a café y entiende de libros viejos, me gusta demasiado escucharla, contarme todos los planes que tiene para nosotras. Además, dice que me ha soñado estrella de rock cantándole Tarde Ilusionada: mi nueva vida es muy graciosa.
Hoy es un gran día, es mi primera noche durmiendo abrazada a mi nueva vida.

Día 2
Mi nueva vida me ha levantado con un beso y el desayudo en la cama, jugo de papaya, café, huevos revueltos, mi nueva vida sí que conoce de mis gustos.
Aún estoy desperezándome, me estiro en la cama mientras ella anda buscando un buen libro para la mañana. Se ha acercado a mí con En busca del tiempo perdido de Proust. No sabía que tenía ese libro, debe ser uno de esos que trae toda nueva vida en su maleta.
Está leyendo para mí, tiene una voz muy hermosa, mira las palabras, pero las lee como si las supiera de memoria, como si recitara algún antiguo, muy antiguo himno.
Aún es de mañana, nueve o diez, todo está cambiando muy rápido, mientras yo me estoy enamorando de mi nueva vida.

Día 3
Hoy encontré en mis codos el olor que creía desaparecido y retorné por un segundo a mi vida pasada, y yo que pensaba que con la llegada de mi nueva vida, su aroma a café lo inundaría todo, pero no fue así, aún estaba allí el aroma de mi antigua vida.
Mi nueva vida me sorprendió llorando en un rincón de la cama, yo me había olvidado de ella…como no la vi al despertar
Pero ella estaba en la cocina preparando el desayuno.
Se ha acercado con la bandeja en la mano y la ha puesto a un lado de la cama, me ha hablado, no preguntó por qué lloraba, ni qué hacía allí sentada tan incómodamente la tristeza, sólo atinó a soltar su voz hermosa, todo lo que decía transformaba mi habitación en un prado verde, como ambas amamos, hasta la tristeza ahora era del color de las peras y no podía evitar verse tan linda y sonriente.
Sus palabras me han secado las lágrimas, comprendí que no será tan fácil dejar atrás mi pasado, mi nueva vida me lo ha explicado.
Pero no importa qué tan difícil sea todo eso, ahora mi nueva vida está peinando mis cabellos y yo soy feliz.

Ybarra: Al final del presente texto hay unas palabras de Arévalo:

Hay una taza de café esperándote en casa, Melissa, una broma, una sonrisa, y unos libros de malos poemas que vas a tener que leerte porque los escribieron tus amigos para ti…
*Una señorita que se presenta bajo el nombre de Giulianna Vecco me hace llegar al correo una carta censurada por Gustavo Faverón Patriau en su blog. La pueden leer en Notas de Limbo.

25 comentarios:

  1. "Juan Pérez", haciendo uso de su sucia argumentación, dice que no tenemos pruebas de que Melissa es inocente y por lo tanto debemos quedarnos callados. Me pregunto si él se hubiera quedado callado si a su amigo y satélite mental Daniel Salas lo hubieran detenido por robar hamburguesas. Por supuesto que tendría que haberse tratado de una equivocación, pero ¿alguien cree que "Juan Perez" se habría quedado callado?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6.3.08

    frente a una intervención de Silvio Rendón, Faverón dice que tiene dudas de la chica, y que tiene derecho a dudar. ¿Alguien le cree? Creo que Faverón, como todos, no duda de la inocencia de Melissa. Sabe que puede haber espacio para la duda y que con eso hará polémica y ganará lectores para su blog. Faverón se cuelga de un caso que no conoce para obtener beneficios. ¿Es eso inmoralidad o posmodernidad?

    Fidel K.

    ResponderEliminar
  3. cuidado, Fidel, estás cayendo en lo mismo que hacen los otros: asumir cosas sobre los demás.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6.3.08

    Solidaridad con todos los poetas vejados por reclamar la libertad de Melissa Patiño.
    Faverón está equivocado y es hora de que alguien se lo diga!!!

    RCA

    ResponderEliminar
  5. Barman de la Perricholi6.3.08

    Señor Coral
    Digale, plis, a los poetas que ayer llegaron de la Dircote, que paguen las 7 cajas de chelas, las 20 fuentes de panes al ajo, los 80 potes de canchita, las 15 botellas de vino y las 2 mesas que rompieron.
    Graciassssss!!!!

    ResponderEliminar
  6. Joan Viva6.3.08

    En Defensa de Melissa

    Es por su ingenuidad que Melissa fue arrestada por las autoridades, ella estuvo en el lugar equivocado, porque quien debia ir a ese Congreso era Luis Amaya, como comunicador de una emisora y con eso tampoco quiero decir que él si debio ser arrestado.

    Entre los detenidos hay otra persona que tambien reclaman su inocencia, la hija de un asesinado por los terroristas de S.L. en la que sus familiares piden su libertad

    Que seria de Nosotros si nadie nos apoya en estos momentos, estariamos abandonados al capricho de las autoridades que toman estos arrestos para un beneficio mediatico y si nadie protesta, ellos, ante esa pasividad aprovecharian para ponernos un número y sindicarnos como parte de una red terrorista.

    Cuantos inocentes estan presos y no pueden hacer nada para probar su inocencia porque nadie les tiende una mano de apoyo.

    Nuestro país no es el pais de la flamante justicia y verdad, aqui gana quien tiene mas poder tanto economico como politico.

    Y las autoridades siempren buscan donde ganar con sus shows mediáticos.

    Es facil hablar desde un sillon sentado comodamente comiendo una hamburguesa con su coca diet al lado chequeando su blog en una compu con pantalla de plasma.

    Ud dira que no es cierto lo ultimo, pues demuestrelo.

    estoy seguro que si a Faveron lo detienen en Perú, nosotros los escritores, artistas lo defenderemos sin importar su bandera politica, porque es asi como somos unidos, si hay pruebas de su culpabilidad, pues aun asi le buscaremos un abogado.

    Y si es culpable, pues que le caiga el peso de la Ley, pero con pruebas contundentes, no porque simplemente estuvo escuchando Raul Reyes, imaginese cuantos estuvieron alli, pues entonces habrian cientos de detenidos.

    Donde esta la libertad de expresion y la libertad de reunion publica, porque no fue algo clandestino lo de Ecuador, fue público salio en los diarios y TV de Quito.

    De eso se trata Sr. Faveron de ser unidos en las buenas y en las malas y no diciendo que por qué se rasgan las vestiduras sin saber si es inocente o culpable.

    Ademas nosotros no tomamos a Melissa como excusa para despotricar contra gobiernos o politicas internacionale, como ud. lo hace.

    si Ud desea desprestigiar a Chaves, a Ecuador o a las FARC hagalo pero no tomando a Melissa como excusa.

    A Melissa la conocemos Sr. Faveron, no la estamos inventando.

    Sino fueramos solidarios el mundo seria de los egoistas.


    Atte,

    Joan Viva

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6.3.08

    ese "Juan Pérez" es invención tuya. por qué no publicaste su comentario???? habla Coral o calla forever.

    Sanmarquino exitoso

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6.3.08

    Inocencia:

    Se�or Faver�n, soy un lector recurrente de sus art�culos, los cuales leo con atenci�n y en algunos casos, satisfacci�n. Mas hace usted en el �ltimo env�o afirmaciones riesgosas:

    1. Repite lo que dicen las agencias noticiosas financiadas por el imperio respecto a las FARC, las llama usted TERRORISTAS, sin mayor argumento, lo cito: (�) el hoy fallecido Ra�l Reyes, n�mero dos de la organizaci�n terrorista colombiana FARC�.

    Ra�l Reyes, negociador de las FARC, sesudo Gustavo, no �ha fallecido�. Ha sido asesinado de la manera m�s artera por la �inteligencia� yanki-colombiana, con el mismo m�todo con el que asesinan a los l�deres de la resistencia palestina.

    Le pregunto: �Qui�n dice qui�n es terrorista y qui�n no lo es? �Qui�n es ese gran censor que determina si una guerrilla o determinada organizaci�n pol�tica hacen uso adem�s de acciones �terroristas�? �Alguna vez acaso aquellos ignorantes que claman contra �los terroristas� han denunciado los cr�menes terroristas que cometen los estados?

    En la d�cada de los ochenta, el p�simo actor devenido a presidente, Ronald Reagan (si, ese gringo que apoy� el sistema racista en Sud�frica, entreg� dinero a Hussein, apoy� a Osama, trafic� en Centroam�rica, apoy� a la Contra nicarag�ense, ese �campe�n de la libertad� y �h�roe democr�tico�) acu� el t�rmino terrorista, para demonizar a los movimientos de liberaci�n de los pa�ses oprimidos, ergo, pa�ses que intentaban liberarse del colonialismo ancestral en �frica, Asia y Sudam�rica. Usted, se�or Faver�n, repite como loro de hombro, los adjetivos que endilgan los poderosos a quienes intentan liberarse del yugo de esclavitud y alienaci�n, refrenda usted con total inverencundia las pol�ticas genocidas, hace de corifeo de los gobernantes usamericanos sin ninguna responsabilidad, intentando manipular la opini�n de sus lectores.

    2. Dice despu�s: �no creo que el gobierno peruano tenga la intenci�n de capturar a quienes nada planean, ni que quiera comprarse un l�o adicional con Ch�vez�. Inesperado su candor de quincea�era enamorada, se�or Faver�n. Si resulta usted una sensitiva Cossette para confiar en el m�s grande ladr�n y asesino que ha gobernado el Per� en los �ltimos a�os. El ladr�n que dejo el pa�s en ruinas en los ochenta, el intrigante que pari� al asesino Fujimori, el malandr�n de los d�lares MUC, el genocida de los penales, el del agua con mierda a finales de su gobierno, el de la inflaci�n de un mill�n por ciento, el de la patadita al desvalido, el de los campesinos baleados en el cr�neo, el supuesto autor de esa miasma mal escrita llamada �el perro del hortelano�. �Usted es o se hace, se�or Faver�n?�Cree usted que este gobierno de verdugos y bribones no desea seguir echando cristianos a los leones para seguir depredando sobre los recursos naturales y proseguir festinando el erario p�blico, mientras los b�falos apristas repletan los organismos del Estado? No se arrebole, se�or Faver�n, la flema le sienta mejor.

    2. Luego suelta otra afirmaci�n m�s arriesgada e inveros�mil: �lo que quisiera decir es que por primera vez en mucho tiempo, quiz� por primera vez desde los a�os de la fascista e infame Operaci�n C�ndor en Am�rica Latina hay un pu�ado de gobiernos decididos a apoyar y promover el terrorismo coordinadamente, y que la reciente bravata matonesca de Hugo Ch�vez lo demuestra claramente�.

    La primera parte de la parrafada, es conocida por todos aquellos que sufrimos persecuci�n en Chile y Argentina de parte de los milicos asesinos, pero el siguiente enunciado es sencillamente insostenible por donde se le mire: afirmar que en Am�rica del Sur existe un pu�ado de gobiernos decididos a APOYAR Y PROMOVER EL TERRORISMO COORDINADAMENTE, resulta por decir lo menos, irresponsable y oportunista.

    Comparar un gobierno como el de Hugo Ch�vez, elegido varias veces democr�ticamente contra viento y marea, favorecido por un pueblo que lentamente toma conciencia luego de los a�os de ignominia vividos con el delincuente Carlos Andr�s P�rez, compadre espiritual del oscilante Alan Garc�a, digo, comparar un gobierno como el de Ch�vez con el de los asesinos Pinochet, Videla y Stroessner, resulta repulsivo y sospechoso. Pero m�s suspicaz es intentar trascender su razonamiento fallido a otros gobiernos de Sudam�rica. Lo vuelto a citar, muy a mi pesar:

    3. �Evo Morales, aliado natural de Correa y Ch�vez espera su momento para saltar�
    4. �Correa. �C�mo es que los ecuatorianos no est�n exigiendo a gritos la renuncia de ese papanatas que reclama por la � (�) �A qu� otros grupos est� dispuesto a alojar Correa?�Tambi�n ser� tan amable, servicial, tan buen anfitri�n, con los remanentes del MRTA y las columnas a�n activas de Sendero Luminoso?

    Y para que no quepan dudas acerca de progresismo, roza con el p�talo del escr�pulo, tambi�n, oh si, a la Bachelet y a Uribe, quien �por supuesto no es un santo�. Usted no para mientes en tildar de �bravata matonesca� lo de Ch�vez, en reprochar de papanatas al presidente Correa y en denigrar al pueblo ecuatoriano, ese noble pueblo que, de la mano del movimiento ind�gena Pachacuti, ha echado ya a m�s de tres pezu�entos del gobierno, usted le endosa al pueblo ecuatoriano supuesta pachorra para reclamar el por qu� no bota a Correa por apoyar dizque a las FARC, casi como cuando el payaso imb�cil Bayli dijo que los que votaban a Humala lo hac�an por hipoxia cerebral (el ignorante ese lo dijo en otros t�rminos), tiembla usted como viejuja ante un tallo de jade enhiesto y azulino cuando alucina que Ecuador pudiese apoyar a remanentes del MRTA o SL, pero no dice nada del narcotraficante Uribe, ese hasardeur tenebroso que complota por �rdenes de Bush para desestabilizar Venezuela y llevar adelante el Plan Colombia.

    5. Su argumentaci�n respecto a la joven Melissa Pati�o es lamentable. Lamentable e infeliz. Desde El Libro de los Versos de Confucio, quien escogi� 300 canciones de las miles que exist�an en China e incluy� textos de cr�tica social, a pesar de ser un ferviente defensor de los valores y de la ley del sistema esclavista (La Canci�n del Viejo, La Rata Cebada), hasta Nazim Hikmet, pasando por Lord Byron, Roque Dalton, Agostinho Neto, Maiakovski, Vallejo o Esenin, la sencillez y rotundidad de la orientaci�n rebelde de los poetas se ha reflejado en su apuesta por el pueblo y sus movimientos de avanzada. Y por ello sufrieron carceler�a, destierro, torturas y muerte. Si participaron o no directamente en acciones, de eso ent�rese usted en las biograf�as de poetas y escritores. De manera inaceptable, usted desliza la idea de que una Coordinadora �no coordina ideas, si no acciones�, pero para curarse en salud, afirma antes que �Melissa Pati�o puede perfectamente ser del todo inocente; es m�s, ojal� lo sea�. Nuevamente, �A qu� juega usted se�or Faver�n? Se agazapa taimada e intencionadamente en la oscuridad de la verborragia, se arrima con los poderosos pero se cuida muy bien de aparecer como progresista y humanista, hasta se escuda en la legalidad de un sistema deslegitimado por sus ra�ces criminales, desconociendo adrede que LEGITIMO Y LEGAL son dos conceptos totalmente distintos, incluso opuestos.

    Se�or Faver�n, es una verdad de Perogrullo, poes�a y revoluci�n, son las dos pasiones humanas m�s intensas y constantes de todas las �pocas. Tal vez sea necesario que conozca usted a los poetas m�s representativos de cada pa�s, que acceda a sus libros o por lo menos a sus mejores obras, que los lea con calma (para disfrutar del trabajo con la palabra y de las alturas de la emoci�n y el pensamiento alcanzados por ellos) antes de realizar cualquier tipo de afirmaci�n arriesgada.

    Ciertamente, ni la edad ni el gusto por la poes�a, salvar�n de la c�rcel a los que tienen en la mirada ese extra�o brillo de los �condenados�. Por el contrario, probablemente por ese gusto y por su juventud, las �leyes humanas�, sobre todo las �leyes peruanas� les condenen.

    Unos versos del gran poeta peruano Jorge Espinoza S�nchez sirvan a manera de despedida:

    �quiero que sepas amor m�o/que ser poeta en este pa�s demente/y sangrar desesperadamente por la vida/es ser perseguido, proscrito, presidiario/y condenado a la hoguera/Paga el Per� con la c�rcel/al Quijote enamorado.

    Atentamente,

    Giuliano Vecco

    ResponderEliminar
  9. Anónimo6.3.08

    los policias han allanado la casa de melisa y no han encontrado absolutamente nada. eso es prueba o no ers prueba señor Faverón?

    Charlie

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6.3.08

    Lo de Juan Pérez es un seudónimo que utilizaba Gustavo Faverón para insultar a Hildebrandt y otros en el blog Utero de Marita. No lo olviden nunca.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo6.3.08

    con esto se ve la verdadera calaña de Faverón, es capaz de ponerse de abogado de los injustos con tal de hacer escándalo y ganar unos cuantos lectores, QUE-AS-CO.

    Fiorella

    ResponderEliminar
  12. Anónimo6.3.08

    pucha que todo estos comentarios son los que censura Faverón en su blog, en cambio pone comentarios cachosos contra Ybarra y todos los que no son sus amigos. Chistoso.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo6.3.08

    compañeros, todos los poetas y escritores debemos estar unidos,sino lo que dice Ybarra puede hacerse realidad:

    ¿Necesitaremos acaso, cada cierto tiempo, acudir donde un organismo censor para que nos selle en la frente el clisé de INOCENTE?.


    M

    ResponderEliminar
  14. Anónimo6.3.08

    CAISTE CORAL, EN TU COMENTARIO FIRMAS COMO "Giuliano Vecco" Y LUEGO EN TU LIMBICA PONES "UNA SEÑORITA GIULIANNA VECCO" jajajaja te pasas compadre. Ahora que nos dirás???? que es un transexual????
    ERES TU CORAL. Y NO HAGAS LO QUE PIDES QUE NO HAGAN CONTIGO: NO CENSURES MI COMENTARIO.

    Juan Pérez

    ResponderEliminar
  15. querido "Juan", dame un correo válido -que no sea otra patraña como tu nombre- y te reenviaré el correo de Vecco. Eso no falla.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo6.3.08

    Me parece que se hace mal juntando el caso de Melissa con los demás casos. Parece que los otros acusados se están colgando de la inocencia de Melissa para limpiarse. Cuidado.

    Sigiloso

    ResponderEliminar
  17. Anónimo6.3.08

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo6.3.08

    la prueba de que Faverón no tiene el más mínimo respeto por el caso Patiño es que censura comentarios en su blog y se da tiempo para hacerse el interesante y no responder a las preguntas que se le ha hecho. En realidad utiliza un caso muy delicado en beneficio de su blog.

    alumno de la PUC - Literatura y lingüística

    ResponderEliminar
  19. Anónimo7.3.08

    Para el anónimo que endilga a Coral travestismo epistolar por confundir tontamente (quiero creerlo así) Giuliano con Giuliana, YO SOY GIULIANO VECCO. Soy chileno,antropólogo, me considero anarquista de viejo cuño, trabajo en La Merced y hasta hoy he sido un expectador silencioso de la escena literaria nativa.

    Siempre firmo mis comentarios y no necesito esconderme tras los velos del anonimato, si he utilizado al señor Coral es porque inexplicablemente fui vetado por el señor Faverón, al igual que otros muchos comentarios inteligentes e irónicos respecto a su repugnante artículo sobre el caso Patiño.

    Atentamente,

    Giuliano Vecco Fiorentini

    ResponderEliminar
  20. Anónimo7.3.08

    Coral, ser�a bueno que habr�s un ac�pite a todos los correos que est�n siendo censurados por el macartista Faver�n. Es lamentable todo esto.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo7.3.08

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo7.3.08

    dejen a Faverón a un lado, confunde y quitas fuerzas. Su opinión reaccionaria no tiene ningún peso. Centrémonos en las acciones siguientes para obtener la libertad de Melissa. Esa es la gran tarea.

    Fidel K.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo7.3.08

    completamente de acuerdo con "fidel k", ya basta con ese tío, a cosas serias por favor!

    ResponderEliminar
  24. 1. Melissa Patiño está detenida por el cargo de colaborar con el terrorismo.
    2. El Fiscal provincial de Zarumilla Orlando Sánchez debe responder ¿cómo, cuando, de qué manera Melissa Patiño colaboró en alguna acción terrorista, con qué resultado, y a qué organización terrorista ayudó a perpetrar sus delitos?
    3. La “prueba” que esgrime el fiscal, según la República, es que “Melisa Patiño Hinostroza ha sido incluida en el juicio por haber participado en las manifestaciones de la CCB en Quito, con el rostro cubierto.”
    4. Si Melissa Patiño colabora con el terrorismo porque participa en una marcha de protesta contra el imperialismo con la cara cubierta, y nosotros colaboramos con ella reuniéndonos y firmando cartas para pedir su libertad, ¿entonces somos todos nosotros también colaboradores de grupos terroristas?
    5. Quienes defendemos a Melissa Patiño defendemos un Estado de derecho que está siendo minado desde dentro por funcionarios del Estado.
    6. Tenemos todos los indicios para señalar que el accionar de estos funcionarios del Estado es parte de una conspiración organizada desde altas esferas del gobierno para aterrorizar a los ciudadanos que no simpaticen con la gestión del gobierno de turno.
    7. Quienes defendemos a Melissa Patiño tenemos la libertad de estar o no de acuerdo con la gestión de este gobierno, pero no es esa la razón por la cual nos aglutinamos.
    8. Quienes defendemos a Melissa Patiño tenemos la libertad de estar o no de acuerdo con el modelo de sociedad en el que vivimos, pero esa no es la razón por la cual nos reunimos.
    9. Quienes defendemos a Melissa Patiño tenemos la libertad de creer o no creer en religión alguna, pero no es esa la razón por la cual nos reunimos.
    10. Quienes defendemos a Melissa Patiño tenemos la libertad de compartir o no sus ideas políticas o religiosas, pero esa no es la razón por la cual la defendemos.
    11. La defendemos porque para lograr sus objetivos, los funcionarios del Estado implicados en esta conspiración no han tenido reparo alguno en detener a ciudadanos inocentes: la detención de ciudadanos inocentes, de reclusiones sin pruebas, de manipulación del aparato del Estado para beneficio privado, no son comportamientos permitidos en una democracia.
    12. Las detenciones ilegales y el abuso autoridad, en tanto delitos, deben ser denunciados, y sus perpetradores, detenidos y juzgados por el poder judicial.

    Javier Arévalo, escritor

    Opiniones.

    Alberto Adrianzen, diario la República, 15 de marzo del 2008
    Personalmente no comparto las ideas de los llamados Círculos Bolivarianos, tampoco las de la Coordinara Continental Bolivariana y me siento lejano de aquellos que promueven las Casas del Alba. Incluso estoy de acuerdo con el pedido de formalización que acaba de hacer nuestra Cancillería sobre la ayuda venezolana al país. Sin embargo, ese no es el problema principal. Lo que hoy viene sucediendo es una campaña abiertamente macarthista que busca vincular a todos los opositores con el chavismo –y si es posible con el senderismo o con el MRTA– para así meter miedo a la población, justificar una represión política e ideológica y suprimir a futuros adversarios en las próximas elecciones.
    No es extraño que en medio de este aquelarre autoritario el ministro de Defensa, Ántero Flores Aráoz, acabe proponiendo una nueva legislación para prevenir lo que llama "contrabando ideológico". Es decir, una suerte de versión política de lo que son los ataques preventivos de la famosa Doctrina Bush. Me recuerda aquella película de ciencia ficción de Steve Spielberg, "Minority Report", que trata de un detective en el futuro que, usando la tecnología de su tiempo, arresta a los futuros asesinos antes de que cometan sus crímenes.
    Asistimos, pues, a la instalación de un macarthismo criollo en el país. Las razones no sólo están vinculadas a la existencia de una protesta social aún dispersa y fragmentada sino también a que el Perú es el último reducto del pensamiento neoliberal en la región. Somos algo así como el nuevo Real Felipe, en tiempos de la globalización, del pensamiento único.
    Lo que hoy vivimos es grave, tan grave que pone en riesgo a la democracia peruana. Por eso no decir nada o mirar de costado es lo peor que podemos hacer. (Diario La República, 15 de marzo del 2008)


    César Lévano,
    Dos casos indignan en particular. El de Melissa Patiño, joven poeta de 20 años de edad, animadora cultural conocida y apreciada por muchos, ajena a partidos o frentes políticos (si militara en ellos tampoco sería delito). Melissa es sospechosa porque se le ve en una marcha antiimperialista realizada en Quito. Allí participaron miles de jóvenes de varios países. En ninguno de éstos, salvo el Perú, se ha encarcelado a los manifestantes.
    (La primera, 15 de Marzo, 2008)

    Javier Valle Riestra.
    Es totalitario, fascista, reaccionario y macartista. Por ejemplo, a unos jóvenes que recién llegan de un viaje al exterior, los arresta la Policía en Tumbes. Eso es inconcebible. De uno de ellos dicen que fue condenado por terrorismo hace doce años. Perfecto. Pero si ya cumplió su condena, no hay ninguna condena que lo inhabilite para ejercitar sus opiniones o tener sus opciones políticas. (La primera, 14 de marzo del 2008)

    ResponderEliminar
  25. PUTA QUER TODOS USTEDES SON UNA MIERDA, EN ESPECIAL EL TAL FAVERON..TODOS SON UNOS MIERDAS CARAJO SOLO PIENSAN EN USTEDES...QUE DECEPCION QUE DECPCION SE CUELGAN LOS UNOS DE LOS PARA OBTNER PROTAGONISMO...CUANDO EN REALIDAD LAS COSAS EN NUESTRA MATRIA ESTA JODIDA Y MELISSA SIGUE PRESA...PUEDE QUE MELISSA SEA O NO INOCENTE PERO SI ESTE ES UN CLARO MENSAJE DE CABALLO LOCO "JUVENTUD, INTELECTUALES, POETAS O LO QUE TENGA QUE VER CON EL PENSAMIENTO NO SE METAN NO PIENSEN PORQUE SINO LES VA A PASAR LO MISMO QUE A MELISSA" ESTO ES LA INTIMIDACIÓN...

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.