30.3.08


Entrevista en Domingo de La República

El escritor Raúl Mendoza (mucho gusto) me hizo unas preguntas sobre literatura, crítica y blogósfera hace un par de semanas. Hoy han aparecido en la revista Domingo del diario La República. Los invito a leer la entrevista y a que me den su opinión. Tres preguntas:

– Un joven escritor que deberíamos promover.


–Varios. Te nombraré por ahora a los poetas Giancarlo Huapaya y Salomón Valderrama, y a Carlos Yushimito (narrador). Andrea Cabel también, pero ella ya tiene cierta presencia.


–Un joven escritor que deberíamos remover...


–No, pues, necesitamos más gente que escriba. A quienes deberíamos remover –un poco a lo Gonzalez Prada– es a un par de vacas sagradas que ya están para la jubilación.

–El mejor crítico...

–En medios: Ricardo González Vigil. En la academia: Dorian Espezúa. (SIGUE LEYENDO)

(Fotografía de este blogger por Claudia Alva, para La República.)
--------------------------------------------------------------
Límbicas
*Letras escondidas. Daniel Saenz me hace llegar al correo la dirección de un nuevo proyecto literario de publicaciones: Letras escondidas. Dense una vuelta, se ve interesante.
*Michel Butor. En Lire le hacen una visita-homenaje al autor de La modificación, a su casa de Lucinges, donde desde hace décadas se encuentra refugiado, dedicado exclusivamente a la creación (qué envidia): “A Lucinges, l'écrivain a trouvé son port d'attache et, à 82 ans, il continue à y travailler comme un forcené, tout en y recevant les multiples artistes - peintres, sculpteurs, photographes, musiciens - avec lesquels il fait des livres qui forment une gigantesque galaxie. Ils sont tous là, rangés dans plusieurs pièces de la maison”.
*Homenaje a Sergio Pitol. En México el autor de Trilogía de la memoria acaba de ser homenajeado, por sus 75 años de vida, con la Medalla de Oro de las Bellas Artes, en ceremonia que contó con la presencia de Mario Bellatin, Monsváis y otros escritores amigos. La nota es de El Universal.

19 comentarios:

  1. Anónimo30.3.08

    De acuerdo contigo en casi todo. Buiiina, Coral, felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo30.3.08

    estimado Víctor, chévere que hayas salido en ese suplemento, lo compré hoy temprano como todos los domingos. Deberías volver a escribir en periódicos.

    gro

    ResponderEliminar
  3. Anónimo30.3.08

    ahora siéntate a esperar lo que dirán tus enemigos. O a lo mejor harán lo más fácil: hacer como que no pasó nada. Saludos

    Martín

    ResponderEliminar
  4. Víctor:
    Fui a comprar La República, pero se agotó en el quiosko de la esquina snif, snif. snif.
    Por la recomendación que haces de Espezúa,habrá que buscarlo.
    Recibe mis FELICITACIONES especiales; eres mi blogger favorito.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo31.3.08

    http://voltairemaniablog.blogspot.com/2008/03/retrato-de-un-artista-peruano.html

    martes 25 de marzo de 2008
    Retrato de un artista peruano

    Juan Carlos Guerrero en el Cuzco entre amigos



    La lucha del artista contra la indiferencia y los impedimentos de su medio familiar, intelectual y político es la odisea universal del escritor joven, en Dublín de principios de siglo XX como en la Lima de principios del XXI.

    Fue también la de Voltaire en la Francia del siglo XVIII o la del maldito Bukowki, quizá el referente màs apropiado de esta lucha por cuanto tuvo la capacidad de afirmarse a rajatabla en sus vicios,consagrándolos como espléndidas virtudes a través de la provocadora estética de su literatura.

    Se trata de la èpica del espíritu libertario, de "la loca bùsqueda de la libertad", en palabras de este escritor peruano . Mi amigo Juan Carlos Guerrero ha aportado con su Rapsodia vagabunda (Lima, 2008) una voz genuinamente peruana y contemporánea a esta antología del abrirse camino luchando contra fuerzas muy superiores a las del espíritu solitario que lucha a brazo partido para sobrevivir en la intemperie de sus existencias.

    TIPO GALVAN proviene de un pueblo a hora y media de Lima; decide con el Colorado y el Dorgus, otros dos amigos de similares inquietudes poéticas trasladarse a la gran ciudad capital con la esperanza de ser publicados. Atràs quedan hogares insatisfactorios que los consideran "vagos", y, como en el caso de Tipo Galván, el amor fiel y consecuente de la bella María Pía pero que no alcanza para saciar el deseo artístico de quien reniega de las costumbres burguesas.

    Los abismos que transita Tipo Galván en su búsqueda libertaria sirve para establecer una sintonia emocional con el lector solidario con su esfuerzo:

    “la vida, la vivía a salto de mata, a lo que venga, en una total anarquía, su mundo era todo eso, tan semejante al ir y venir de las olas, sin embargo, aún las olas tienen un orden, él iba y venía porque no sabía hacer otra cosa”.

    La nouvelle tiene 200 páginas y un formato de historias cortas cerradas o abiertas que hace entretenida la lectura, matizándola con poemas de tono existencialista y cambios de estilo; por ejemplo, largos párrafos sin puntuación apropiados para la naturaleza íntima de la voz que se expresa en esos momentos. En general, en el libro campea una prosa poética, indicio de que se trata de un escritor con oficio.

    Siendo jóvenes los tres protagonistas de la historia, el amor físico ocupa un lugar importante en el libro. En algunos episodios eróticos el autor logra, sin desbordes, escenas de intensidad narrativa:

    …”Era así como siempre había querido morir, enteramente entregado a los rieles donde bramaba una locomotora con caderas y piernas femeninas. El rumor de la batalla había traspasado la fábula del corredor. No hubo tregua ni perdón por parte de ambos, se amaron como si fuera la última vez que se verían, como si estuvieran condenados a muerte, como si nunca amanecería”…

    El relato también tiene a la ciudad de Lima como protagonista destacada. El valor testimonial en este sentido es otro de los atractivos de la lectura de Rapsodia vagabunda. El autor nos lleva de la mano por ese mùltiple universo en movimiento que es la ciudad capital del Perú, con su animado caleidoscopio de personajes y emblemàticos lugares.

    Hay un trasfondo histórico político en la trama. Es el Perú de la transición del autoritarismo a la democracia donde se destaca como acontecimiento la Gran Marcha de los Cuatro Suyos.

    Este evento tuvo lugar los días 26, 27 y 28 de julio del 2000. Se trata de una movilización popular en protesta contra la corrupción y el fraude electoral del autoritarismo del entonces presidente de ascendencia japonesa, donde empezó a adquirir protagonismo político Alejandro Toledo (al que no se menciona dado el carácter ficcional del relato).

    Sin embargo, el protagonista, Tipo Galván, muy a lo Joyce, es enfático respecto a la prioridad de su compromiso con la literatura (“un espíritu màs cercano al de Cioran que al de Sartre”) antes que con los acontecimientos de la política local. Presiente, quizá, que los nuevos poderes acomodarán las expresiones artísticas al servicio de sus propios intereses y serán un nuevo obstáculo a vencer por el artista independiente.

    Como no podía ser de otro modo, el libro ademàs de las alusiones a personalidades literarias peruanas, no mencionadas pero foco de crítica en cuanto parte del establishment académico y literario, está poblado de evocaciones mayores: Vargas Llosa, Marsá, Bukowski, Cortázar, Vallejo, Neruda, Bolaños, Joyce, Bryce Echenique, Flaubert, Ibsen, Augusto Monterroso.

    No faltan tampoco alusiones sobre estilos y corrientes literarias. Una viñeta especial es dedicada al personaje Spartkus, preferencia importante de Juan Carlos Guerrero; tiene el poder de un significante redentor, y ésa es su función en el cierre de la historia.

    Ya sin ilusiones y con mucho pesar en sus almas, fracasados sus reiterados intentos tanto literarios como el de integrarse al sistema con un trabajo estable, el grupo del Colorado, el Dorgus y Tipo Galván termina por disolverse. Los dos primeros regresan a sus lugares de origen, Tipo Galván queda boyando sin rumbo en Lima.

    La vivencia del presente como inmediatez perentoria, desesperado y al borde del abismo, le surge un deseo de buscar trabajo e integrarse al sistema. Pero únicamente como compulsión por la sobrevivencia, sabiéndose perdedor en el mercado.

    No obstante este desencanto existencial, tan lacerante para el joven artista, Tipo no se deja caer en el nihilismo. Hay un Spartakus en su alma dispuesto a continuar la lucha contra el sistema. No hay fuga en el alcohol, ni en la droga, y, por lo tanto, no hay autodestrucción.

    Tipo se dá cuenta que ése es el destino que él mismo eligió. Que, a pesar de tantas desilusiones y de estar siempre propenso a ser el hombre en el lugar y el tiempo equivocados, atraviesa la tormenta y sale airoso de su propia alma porque intuye que su empecinada soledad es la sustancia de su propia libertad.

    Mientras pudiese latear por las calles de Lima y mientras pudiera escribir, Tipo Galván sabe que las batallas perdidas no son la guerra concluída y que, por esto mismo, el sistema no ha logrado sepultarlo del todo bajo su aplastante realidad. Hay resto para aventurarse en un mar de desventuras que fatalmente empuja al artista a una deriva existencial donde no existe ni el amor perdurable ni la paz final:

    “Se llenó de coraje, le volvieron las ganas ser el de antes, no tenía escapatoria, el destino exigía de él, una fortaleza a prueba de naufragios. Morir de pie es mejor que vivir de rodillas, era mil veces mejor, aunque la nave se hundiera no tendría porqué abandonarla, pues él era el único tripulante: el capitán y el marinero a la vez, el ejército de un sólo hombre, forzado a dar batalla, a inmolarse en nombre de su arte como un auténtico piloto kamikaze”.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo31.3.08

    Extraordinarias respuestas y has dejado sentados a tus críticos. Se te extraña en los medios, ojalá pronto te leamos comentando libros, pues con tus reflexiones y agudeza muestras que eres de los mejores y no como algunos payasos magulladores de escritores

    ResponderEliminar
  7. Anónimo31.3.08

    lo más interesante es lo del debate que nunca fue, el de Arguedas y MVLL. Hubiera sido lindo que se diera, estoy segura que no se hubieran agarrado a insultos y acusaciones como nuestros modernos contendores.

    Rosa

    ResponderEliminar
  8. Anónimo31.3.08

    te faltaron algunos nombres de jóvenes: Sordoméz, Denisse Vega, Diego Lazarte, Víctor Ruiz, siguen firmas.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo31.3.08

    "te faltaron algunos nombres de jóvenes: Sordoméz, Denisse Vega, Diego Lazarte, Víctor Ruiz, siguen firmas." Como siempre quieren "armar" una seleccion nacional de futbol poetico

    ResponderEliminar
  10. Anónimo31.3.08

    sí y te faltó tb perico de los palotes, fulanos y menganos, perencejo, don gato y su pandilla, barrabás y perogrullo...

    ResponderEliminar
  11. FRANCISCO31.3.08

    ME PARECE RARO QUE HABLES DE YUSHIMITO CUANDO ÉL ES EL EDITOR DE UNO DE TUS ENEMIGOS MÁS ODIOSOS Y DESPISTADOS, QUÉ TE PASÓ?

    POR TODO LO DEMÁS, REBIEN!

    ResponderEliminar
  12. bueno, yo no doy mi lista ateniéndome a quién me quiere o me odia. La hago respondiendo a mis apreciaciones, a lo que me parece de calidad.

    ResponderEliminar
  13. ácrata1.4.08

    y los llamados blogs literarios informativos no han dicho esta boca es mía. dónde está el combativo paolito de lima ahora? como se nota la envidia que tienen... y encima se llaman de izquierda y demócratas....

    ResponderEliminar
  14. Anónimo1.4.08

    te olvidaste de citar gutierrez. y hasta donde yo se no estan peleados. aclaremos esas cosas para evitar malinterpretaciones.

    Sanmarquino Estudioso

    ResponderEliminar
  15. Hola, Víctor, acaba de publicarse en España "El corrido de Dante", de González Viaña. ¿Qué te parece la novela?
    http://tropicodelamancha.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. Anónimo1.4.08

    No entiendo por qué razón consideras "irrelevante" o de "mal gusto" señalar los nombres de quienes te refieres. Tampoco mencionas a ese crítico de Roncagliolo...

    ResponderEliminar
  17. Hola Tomás, recién voy a leer la novela de GV, ya te cuento. Claro que no estoy peleado con Gutiérrez, y esta semana empieza leer Bombardero, a ver qué tla me va.

    ResponderEliminar
  18. yo-tú-él1.4.08

    hola muy bien pensadas tus respuestas, lo de nombrar está demás, el que sabe, saca sus conclusiones, lo mejor para mí también lo del debate que nunca se dio entre Arguedas y Vargas Llosa.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo2.4.08

    Coral a mi me parece buenos criticos oviedo y Marcel velasquez... bueno gonz vigil ya lo dijiste y bien por la entrev

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.