4.3.08



¿Qué le pasa a Javier Agreda?

Luego de haber maltratado a Bombardero, la rápidamente olvidada novela del poeta César Gutiérrez, ahora la emprende contra El Narrador de historias (PetroPerú, 2008), reciente novelón de uno de los escritores peruanos más importantes de la segunda mitad del siglo veinte, Enrique Congrains Martin (Lima, hora cero; No una sino muchas muertes, Kikuyo). La forma en que Agreda trata a la novela (y al autor) es, por decir lo menos, innecesariamente agresiva. Compara al libro con uno de autoayuda, acusa al escritor de haber perdido oficio narrativo (!) y de no estar a la altura de su propio proyecto, vincula a la novela con el naïf. Solo faltó la muletilla del kitsch. La cita:

Esta historia, un tanto rara y absurda, es contada por Congrains de una manera lineal y casi en "tiempo real", lo que explica las 560 páginas del libro. Dedica, por ejemplo, más de 60 páginas a narrar una conferencia "filosófica", aunque las ideas que ahí se exponen y que tanto impresionan a los personajes de la ficción, sean más propias de un libro de autoayuda. A ello hay que sumar lo desatinado del comportamiento del protagonista-narrador, lo disparatado de sus reflexiones; y lo desconcertante de episodios completos, como la noche que pasan juntos Cayetano y Nanda (cap. 133), o la conferencia de prensa del cap. 149.

El narrador de historias es una novela irregular y excéntrica, con muchos puntos de contacto con el arte naif o el cine de muy bajo presupuesto, como las películas de Ed Wood. Congrains no se dio cuenta que esos 50 años de alejamiento de la escritura le hicieron perder el oficio literario, especialmente el buen manejo de las técnicas narrativas, y que no estaba capacitado para abordar un proyecto tan ambicioso como esta novela. Además, y es lástima, no parece haber contado con asesores ni editores literarios que le hagan notar los errores, las caídas en el absurdo o lo desafortunado de muchas frases.


Me pregunto si la labor de un crítico es despotricar contra el autor o más bien centrarse en el texto, sus valores y sus limitaciones. Los textos parecen ser para Agreda solo pretextos para descargar sus frustraciones y carencias. Agreda, pese al paso de los años, sigue teniendo demasiada confianza en sus famosas “impresiones” críticas, que tanto han fallado en los últimos tiempos. Tal vez no se ha percatado de que, al atacar con frases tan altisonantes y desproporcionadas a un gran escritor, en realidad está diciendo -ay, sin querer- más cosas sobre sí mismo que sobre el autor.

(Agreda y una pantalla malograda, unícroma, que no le deja ver. ¿A qué responderá el ensañamiento con un escritor respetable como Congrains?)
-----------------------------------------
Límbicas



*Madre de Melissa habla en La República: "Yo estoy segura de que mi hija saldrá libre muy pronto, porque ella es inocente. No pertenece a ninguna organización terrorista". Mañana martes todos al recital.

12 comentarios:

  1. Anónimo4.3.08

    lo que pasa es que Agreda es un crítico de rígida formación marxista, que tiene problemas para evaluar proyectos literarios de vanguardia, como los de Gutiérrez y Congrains. Lo mismo sucedía con los comisarios de Stalin el siglo pasado. Esperemos a ver qué dicen otros críticos sobre estas novelas.

    Fidel K.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4.3.08

    al menos dice las cosas de frente y si ambiguedades Agreda. Otros prefieren la media voz y simplemenente no escribir nada. Pero sí, estoy de acuerdo con tu reacción, Agreda siempre ataca sin dar pruebas de nada.

    ResponderEliminar
  3. No solo hay que decir las cosas "de frente", hay que decir cosas que valgan la pena y fundamentadas, sino lo mejor es callar.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4.3.08

    por qué no se dan una vuelta por el blog de Agreda para que vean cómo el único escritor que siempre merece elogios y franeleadas de parte de Javier A. es Miguel Gutierrez

    intrigante

    ResponderEliminar
  5. el datero4.3.08

    Coral, te has dado cuenta la frecuencia con que sale el crítico Velázquez en el blog de Paolo de Lima y cómo súbitamente De Lima está posteando lo que dice La Vaca Profana. Esto rumia la Vaca sobre Congrains:


    """Novela de ideas de izquierda de un tiempo ya ido, relato pedagógico de un progresismo anacrónico en la voz de un viejo narrador oral nómada que solamente evita la petulancia por la curiosidad que nos despiertan algunas de sus ocurrencias verbales, El narrador de historias no es el esperado regreso en forma de Congrains. Pero puede leerse como un documento en cuyo conservadurismo lingüístico e ideológico se perciben las pistas de un territorio suspendido en el tiempo —el de la vieja izquierda latinoamericana— que requiere de urgente transformación para sobrevivir"""

    ResponderEliminar
  6. jaja, no me había fijado en esas morisquetas, aunque tratándose de Paolo, nada me sorprende.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4.3.08

    "sus frustaciones y carencias", en efecto

    ResponderEliminar
  8. Anónimo4.3.08

    morisquetas dices, Coral, cuando todos sabemos que siempre lees las reseñas de la vaca. Que lance la primera piedra...

    ResponderEliminar
  9. Super agente6.3.08

    Sr. Coral ¿vio Ud. el video que se transmitió en Frecuencia Latina el último viernes y en el que aparece la supuesta poeta Melissa marchando a favor de las FARC en Quito? Supongo que no, pues de lo contrario ya habría tomado distancia con los autodenominados poetas de "Circulo del Sur", una reedicion de Kloaka de los 80 y que Ud. tan eficazmente denunció cuando trabajó en Somos.
    Melissa sabía en lo que se metía y aparentemente está más metida en el tema de lo que se supone. Una lástima que se haya sorprendido a algunos honestos poetas solidarios que aun creen en la inocencia de Melissa.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6.3.08

    Melissa está siendo víctima de un ataque malsano por parte de Juan Pérez.

    G.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo7.3.08

    a ver, coral, ¿el libro de congrains que te pareció? ¿porque congrains es una "figura de culto", según tú, no puede haber escrito una mala novela?
    cuando Agreda señala que ciertas partes son rídiculas por parecer de autoyuda, a mí me parece que hay un arguemnto allí: ¿o quieres que te sustente cada palabra?

    ResponderEliminar
  12. nadie ha dicho que Congrains es una figura de culto, y si comparas una novela con un libro de autoayuda lo mínimo es que hagas una cita que refrende tan grave acusación. Si no tienes espacio para eso, pues entonces no sueltes opiniones tan alegremente. Sé prudente.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.