4.4.08


Actualidad de Fermentación

En los años ochenta del diecinueve predominaban aún en Europa el Realismo y el Naturalismo, aunque ya se habían desatado, con su particular furia, los cuestionamientos del Simbolismo, acaso el movimiento literario más importante de ese siglo. En ese contexto surge en Suecia la obra teatral y narrativa de August Strindberg, uno de los escritores más prolíficos de que se tenga memoria en aquellos lejanos años.

Publicada en 1886, Fermentación es una de sus novelas menos conocidas y estudiadas –de hecho no figura dentro de su bibliografía en las reseñas biográficas populares de la red. Forma parte junto con El hijo de la sierva de un ciclo autobiográfico que pretende (y logra hasta cierto punto) escapar al mimetismo asfixiante de la época para plantear una nueva forma de asumir el hecho novelístico. Sus logros serán reconocidos muchos años después, con reticencias.


¿De qué va Fermentación? Es una novela metaliteraria de formación espiritual e intelectual donde se narra las peripecias interiores de un joven escritor, Johan, quien tiene que pasar por una serie de decepciones para asumir su misión de escritor (de piezas teatrales y narrativas). Lo más importante en este libro no es la historia y ni siquiera el estilo férreo, reflexivo con que el narrador asume su tarea, sino la intercalación en el cuerpo textual –muy reconocida y apreciada ahora- de reflexiones sobre autores, novelas y obras filosóficas, a veces sepultando incluso el hilo argumental.

Es así como durante la lectura se van sucediendo fragmentos más o menos extensos donde se examina las obras de Kierkegaard, Heinrik Ibsen, Boström (filósofo sueco) y sobre todo de su admirado Friedrich Schiller, cuya obra Los bandidos (1871) constituye una experiencia profunda y reveladora para Johan, quien incluso pretende iniciarse como actor con la representación de Karl Moor, famoso personaje de esa pieza.

Acaso sin proponérselo –como se logran muchas veces la cosas-, al hacer que su personaje evalúe con su especial visión librepensadora y libertaria a los creadores de su tiempo y lugar, Strindberg puede haber fundado con esta novela una nueva forma en un momento histórico transido por las falsas exigencias del realismo y en general de la mimesis histórica y social. Forma que hoy se etiqueta como novela metaliteraria y posmoderna pero que en su caso obedecía a una necesidad interior y profunda de subvertir lo establecido en el arte.

(La avenida, de August Strindberg. Pintor, poeta y alquimista, fue acusado en su momento de “falso socialista”, por haber abierto la puerta a experiencias espirituales al final de su vida. También, mucho más justificadamente, de misógino, por algunas piezas teatrales que escribió.)
-----------------------------------
Límbicas
*Villoro presenta libro en España. Juan Villoro, uno de los más reconocidos narradores latinoamericanos, presentará Los culpables (Anagrama, 2008), su reciente libro de cuentos, de corte experimental, en Barcelona. “El ejercicio de experimentación literaria de Los culpables tiene también otros objetivos que van más allá del propio texto, porque Villoro "quería escribir un libro en el que el lector entendiera todo lo contrario de lo que dice el narrador", dice una extensa nota de La República.
*Ocram se apunta. Líder de opinión de la blogósfera peruana y ciudadano intachable, Marco Sifuentes hace un valiente mea culpa y se alinea con los que desde el principio defendimos a la poeta Melissa Patiño por su injusta detención. Vale. Pueden leer el post de Utero de Marita.

4 comentarios:

  1. Anónimo6.4.08

    DE PASADITA NOMAS ME ENCONTRE CON ESTE COMENTARIO EN EL BLOG DE G.F.

    carlos augusto roel dijo...
    Mientras tanto ayer Victor Coral decía que Marcos Sifuentes es un modelo de ciudadano intachable. Claro, modelo para otros ciudadanos "intachables" como el mencionado.

    CORAL. O ESTAS CONTRA PUERTO EL HUECO O ESTAS A FAVOR DE ELLOS. TU ESCOGES.

    LECTOR BARRANQUINO

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto que estoy en contra de ese sitio; me han insultado largamente, de todas las formas, durante dos años allí, hasta que les puse el alto y amainaron.

    En cuanto a Sifuentes, digo lo que pienso: no creo que tenga nada que ver con PEH y me parece un ciudadano responsable (con la gente y con las leyes). C'est tout.

    ResponderEliminar
  3. Os dejo un link para descargar la obra!!!
    https://mega.co.nz/#!RUtSDa4R!-VDtKzOt9yMMW-7MV5lty6rp5UR5A4PeToab4l0-T-g

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7.8.14

    Aquí os dejo el link para bajar la obra!!!
    https://mega.co.nz/#!RUtSDa4R!-VDtKzOt9yMMW-7MV5lty6rp5UR5A4PeToab4l0-T-g

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.