3.4.08


CARTA AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA


Lima, Perú, 2 abril del 2008

Señor Doctor
ALAN GARCÍA PEREZ,
Presidente Constitucional de la República del Perú
Presente.-


Asunto: Se pide la inmediata libertad de Melissa Patiño Hinostroza, detenida injustamente en el penal de Santa Mónica.

De nuestra mayor consideración, Señor Presidente:

Es muy probable que, debido a sus múltiples labores y preocupaciones como gobernante, el asunto que motiva la presente carta no haya llegado a ser de su conocimiento, hasta ahora, y, quizás por ello también, no comporte mayor importancia o significación.

Para nosotros, señor Presidente, es de suprema urgencia. Por ello es que, con todo respeto, nos permitimos dirigirnos a usted.

Una joven de apenas veinte años de edad, estudiante de administración de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, integrante de un grupo cultural que, entre otras actividades, organiza recitales en el cono sur de Lima, y, para colmo de "males", poeta; fue hace algunas semanas detenida y, hoy, se halla internada en un penal de máxima seguridad (el Santa Mónica de Chorrillos), no como si se tratara de una delincuente común, que no lo es, sino bajo la infame sospecha de algo que también es completamente ajeno a ella: de ¡"terrorista"! Su "pecado": haber asistido a una actividad pública y legítima realizada en el vecino país del Ecuador. Sólo en representación de su círculo cultural, reemplazando -a última hora- al director del programa radial que transmiten en su barrio. Su delito: haber regresado en un vehículo de transporte público, en el que también viajaban personas a las que la policía "atribuye vínculos con algún grupo subversivo". La situación de la poeta Melissa es kafkiana, es decir absurda, insólita, injusta, irónica.

No sólo nos preocupa este hecho, señor Presidente, más aún, nos repugna.

Melissa Patiño Hinostroza (así se llama la estudiante, casi adolescente aún, podría ser una de sus hijas), vamos a decirlo con claridad: no está metida en algo que pudiera generar zozobra y, muchísimo menos, peligro para el Estado. Este es su non sancta y reprobable prontuario: estudia, escribe, fomenta cultura y sueña. Nada más. ¿Es peligroso todo esto, estimado señor Presidente?

No creemos razonable ni mucho menos admisible que en un país democrático y civilizado el ejercicio de lo que parecería persecución movida por una suerte de paranoia, adquiera carta de ciudadanía y legitimidad.

Esto que está sucediendo con Melissa nos hiere a nosotros como poetas, artistas, intelectuales, profesionales, seres pensantes y críticos. Nos golpea como peruanos, como personas. Sentimos y estamos seguros que es un atentado flagrante contra los derechos humanos. Pero, además, somos conscientes que lastima la dignidad de los creadores, de los que piensan, de los que sueñan, de los que anhelan un mundo mejor para todos.

Por ello, señor Presidente, nos atrevemos aquí a expresar nuestra absoluta solidaridad con la joven poeta, estudiante y promotora cultural Melissa Patiño Hinostroza, injustamente encerrada en una prisión de nuestro país. No sólo por el derecho que puedan otorgarnos las leyes, lo hacemos por la facultad y el albedrío que el sentido común y la inteligencia nos prodigan.

Hay que darle a nuestra patria, señor Presidente -se lo invocamos respetuosamente- una razón más para pensar que aún hay esperanzas; que pueden cometerse errores, pero que a tiempo se pueden aplicar las enmiendas; que la razón, que el buen juicio rige el ejercicio del poder y no las emociones. Convenzámonos, señor presidente, que la libertad es sagrada y que la juventud –de Melissa Patiño y de todos- nos inspira sentimientos buenos y no perversidad. Que este, que es el mes de las Letras, también lo sea de la inteligencia, la belleza y la libertad.

Le solicitamos, poner atención a este caso, que no es minúsculo ni intrascendente. Y, por favor, indique a quien corresponda, que las autoridades y funcionarios que tengan que ver con el tema de su libertad, pronto evalúen con ponderación, lucidez, justicia y celeridad, la situación de la poeta citada. Y, que sin pérdida de tiempo, se ordene su excarcelación, que se la libere, porque es su derecho y no merece esta traumática afrenta.

El más grave delito es haberle quitado la libertad a Melissa Patiño Hinostroza, joven poeta peruana, ciudadana de nuestra patria.

Amorosa llavera de innumerables llaves, / si estuvieras aquí,
si vieras hasta / qué hora son cuatro estas paredes. / Con ellas seríamos contigo, los dos, / más dos que nunca. Y ni lloraras, / di, libertadora! (César Vallejo).

Se le agradece la atención. Confiamos en su buen criterio. Muy atentamente,


1- -Cristina Castello, poeta y periodista - Miembro del P.E.N. Club Français- Buenos Aires /París
2-- Bernardo Rafael Álvarez, poeta. Perú-
3-- Rosina Valcárcel, antropóloga, periodista, escritora- Miembro del P.E.N. / Perú (d.n.i 07330070)
4-- Aldo Galvagno - editor www.siporcuba.it - Italia
5-- Ricardo Dessau - Periodista y escritor - Buenos Aires
6- -"Yo te llamo, Libertad, aniquila la injusticia para que la poesía y la vida no estén condenados al olvido..."
Ingrid Storgen: comunicadora social: Amigos de la PAZ en COLOMBIA y en el MUNDO.
7-- Raúl Isman- Periodista y escritor (director: Redacción Popular)- Buenos Aires
8-- Javier Arévalo- Escritor y periodista - Lima- Perú
9-- Giancarlo Huapaya Cárdenas, poeta y periodista, Lima- Perú.
(D.N.I. 40204049).
10. Alberto Ostolaza R. Artista plástico, Lima, Perú, d.n.i. 06258855.
11. Patricia Del ValleCárdenas . Arquitecta y poeta. Lima- Perú. (d.n.i. 07961999)
12. Víctor Coral Cordero. Periodista y Escritor Lima-Perú. (DNI 06623187)
13. Rodolfo Ibarra. Escritor. Lima- Perú.
Siguen firmas...
..............................................................
Límbicas
*El Averno es un buen lugar. "Los demonios que busca la policía no se esconden en El Averno. Que esta taberna-ágora-galería y bar del jirón Quilca lleve el nombre de la antesala del infierno tiene que ver con una opción artística, con un rollo contracultural. No hay razón ni indicio para sospechar que este buen lugar sea también una guarida de terroristas y desalmados. ¿Será muy difícil que entienda eso Luis Alva Castro, o su lenguaraz Octavio Salazar?
La noche del viernes 28 de marzo una veintena de policías irrumpió en El Averno. Buscaban terroristas en esa fauna insomne de intelectuales, artistas, músicos y subtes que nocturna en Quilca. Pidieron papeles a gritos y revisaron hasta las cajitas de fósforos. Les llamó la atención una tropa de sikuris y se cargaron a todos los músicos.
En la víspera asaltaron Yacana, otro local alternativo. Allí arruinaron una exposición de Bellas Artes, ficharon a los ‘sospechosos’ y por poco se llevan al dueño. Lo acusaban de vender droga en la barra del bar. No era la primera incursión en Yacana. El 14 de marzo boicotearon un recital de poesía y atacaron a la organizadora. Esa misma noche –lo ha recordado el músico Piero Bustos– cien policías cerraron Quilca. Filmaron a todos y se fueron con más ‘sospechosos’. ¡Muchos eran clientes de las librerías y bebedores de los bares!
¿Es en este barrio bohemio y cultural donde Alva Castro piensa atrapar a los aliados de Marulanda y Tirofijo?".
Mario Munive, en La República de hoy.

2 comentarios:

  1. Víctor:
    Me uno a esta petición, de amor, por derecho y por deber, y por absurdidad de imposición política hasta estos extremos y por “magia” de brutalidad para mostrarle al mundo un poco de ese poder y de abuso ya natural de flor de un fuerte elegiaco, desde mi perspectiva, digo que hoy la fe parece peligrosa y la bondad certera ave de rapiña por el abrazo que nos da el gobierno. Hoy un rico nos saluda y un pobre nos da la espalda. Voraz es esta canción de frontera perdida, de masa, de pánico al nacer y de amor fétido que en, Melissa, niña de brizna hace su nido para volver con su propio canto. Peligro, es poesía.

    Salomón Valderrama

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3.4.08

    me apunto.

    Carlos Sánchez Maldonado
    Profesor
    DNI 07743557

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.