14.4.08


Microrrelato de Franz Kafka

Ordené que trajeran mi caballo del establo. El sirviente no entendió mis órdenes. Así que fui al establo yo mismo, le puse silla a mi caballo y lo monté. A la distancia escuché el sonido de una trompeta y le pregunté al sirviente qué significaba. Él no sabía nada ni escuchó nada. En el portal me detuvo y preguntó:

-¿Adónde va el patrón?

-No lo sé -le dije- simplemente fuera de aquí, simplemente fuera de aquí. Fuera de aquí, nada más, es la única manera en que puedo alcanzar mi meta.

-¿Así que usted conoce su meta? -preguntó.

-Sí -repliqué- te lo acabo de decir. Fuera de aquí, esa es mi meta.

---Bajo el título de "Otro cuento jasídico", este relato –cuyo título original es La partida- ha sido incluido por Enrique Vila-Matas en Exploradores del abismo (Anagrama, 2007), su reciente volumen de cuentos (aunque en una traducción distinta). Ese “fuera de aquí” que repite empecinado el personaje del cuento se convierte en el libro de EV-M en una idea rectora (pero sobre todo generadora), y prácticamente pulsa a cada uno de sus personajes hipertélicos. El mismo narrador lo explícita en la página 13:

Mis exploradores son optimistas y sus historias, por lo general, son las de personas corrientes que, al verse bordeando el precipicio fatal, adoptan la posición del expedicionario y sondean en el plausible horizonte, indagando qué puede haber fuera de aquí, o en el más allá de nuestros límites.

(Jinete nocturno, de Luis Guevara Moreno --1994. Sobre Exploradores del abismo y otros libros últimos de escritores hispanoamericanos, les tengo una sorpresa en los próximos días...)

-----------------------------------------------------
Límbicas

*Pueden leer una divertida crónica del escritor Julio Villanueva Chang en el reciente Letras Libres.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.