14.4.08


Semiótica tensiva

Hace poco más de un año se publicó en el Perú un tratado de gran importancia internacional en el contexto de los estudios semióticos: Semiótica tensiva (Fondo U. de Lima, 2007), de Claude Zilberberg, un especialista y renovador de la semiótica tradicional. Como era de esperar, la respuesta local a tremendo aporte a los estudios literarios fue nula. A ello contribuyeron, sin duda, el prejuicio que se tiene entre ciertos medios ilustrados contra la Semiótica y sus aportes en el estudio del texto, y la labor de odiadores ilustrados, que consideran a priori "aburrida" o "inútil" a la Semiótica.
Lo cierto es que esta disciplina sigue renovándose y ampliando sus perspectivas, como es el caso del área relativamente nueva que el crítico francés ha desgajado de la famosa semiótica de las pasiones de Greimas. La semiótica tensiva desarrollada por Zilbeberg despliega una serie de premisas epistemológicas que permiten realizar despliegues en torno a dos grandes aspectos del texto (y de la realidad): la intensidad y la extensidad, que operan como grandes ejes -de uso y definición ciertamente espinosos- que determinan los sucesos o hechos descritos o establecidos por el texto.


El análisis tensivo, nos dice el autor, prueba a "indagar los fundamentos sensibles, los cimientos afectivos de los que emerge la significación en discurso, el sustrato más profundo que rige la articulación de la significación". Tempo, repunte, redoblamiento, atonía, intervalo, son conceptos claves a los que se apela para describir y precisar los eventos textuales examinados. La definición lingüística y cierta interdisciplinaridad son también elementos recurrentes en estos análisis.
La edición española de Semiótica tensiva, publicado por la Universidad de Lima, tiene un plus con respecto a la edición francesa original: trae un extenso capítulo, muy ilustrativo, donde se aplica las herramientas de esta semiótica a un texto concreto (el poema "La muerte de los pobres", de Baudelaire), y un glosario de principales términos que ayuda mucho al lector no familiarizado con el tema.

Se trata, pues, de un libro completo que no deja excusas para seguir de espaldas a esta interesante disciplina.

-----------------------------------------------------------------------------------
Límbicas
*Carta por Melissa. En Contrapoder, el poeta y editor Harold Alva se manda con su propia carta dirigida a Alan por la liberación de la poeta. Vale.

16 comentarios:

  1. Anónimo15.4.08

    Ojalá puedas publicar esto:
    el señor Harold Alva nunca se retiró del Apra, le hizo creer a todo el mundo, mientras seguía con sus sucios trabajillos. Alva dice que nunca ha dejado de respetar a Alan o sea que lo respeta a pesar de todo, no entendemos nada. Cómo son los apristas ¿no? Ahora sale con esa carta tardía, para reunirse con sus amigos que lo estaban dejando solo.
    Seamos valientes, digamos la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo15.4.08

    muy inteligente la carta de Alva, se ve que conoce de lo que habla y sabe cómo hablarle a los apristas.

    Fidel K.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo15.4.08

    Lo peor no es que siga siendo aprista, sino que en un post anterior a la carta por la liberación de Melissa, postea un artículo que defiende a morir a la administración de RBC, de la que el fujimorista Morey forma parte. Es una incongruencia: por un lado pide que se respeten los derechos fundamentales, y por otro se defiende la labor de quien apoyó hasta el final a quien cometió crímenes por los que ahora viene siendo juzgado.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo16.4.08

    cuál es el problema con que publique una carta sobre ese asunto? Me temo que detrás de ese anónimo hay un censurador...

    ResponderEliminar
  5. Yo me retiré del partido el 2003, he tenido ofertas para trabajar en el gobierno y no las he aceptado, prefiero seguir editando. Luis Alfonso Morey es mi amigo al margen de si militó o no en tal partido, yo no mido a mis amigos por su militancia. La política finalmente no es el centro de mi vida, me interesa sí, pero no me muevo en función a ella.
    Gracias Víctor por difundir la carta.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo16.4.08

    el atolondrado de Alva dice que no quiere trabajar con los apristas; claro, prefiere trabajar con los fujimoristas corruptos como Alfonso Morey, del cual cínicamente se declara su amigo.

    el datero

    ResponderEliminar
  7. Anónimo16.4.08

    El problema no es su amistad con Morey, señor Alva. Lo que no se entiende es la manera de publicar una carta bajo un seudónimo. ¿Acaso va a negar ud no es Ricardo Solano Delgado? Falta nomás que diga que Ud. no editó el libro de Fujimori, El peso de la verdad.
    Es incrogruente, porque muy suelto de huesos pide la liberación de Patiño cuando en un post anterior publica un panegírico a un canal gerenciado por alguien metido hasta los tuétanos con quien violó sistemáticamente los derechos que Ud tanto reclama que se respeten por la joven hoy encarcelada.
    Eso tiene un nombre: husmeo político de conveniencia.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo16.4.08

    me gusta la carta de Alva: plantea una estrategia muy inteligente. Es una lástima que los sospechosos profesionales del partido de gobierno quieran empañar eso, diciendo con quién debería trabajar la gente, qué delirio!

    A.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo16.4.08

    Buscando a la gente del partido, me encuentro con esta controversia alrededor del compañero Alva. Él y yo fuimos amigos en la base doctrinal de Piura y nuestro sueño era llegar a transformar el país. En Lima solíamos comer pan con queso y chichita en el comedor del Pueblo, y en las noches íbamos a la casa de Armando Villanueva a comer wantán.
    Como compañero político, siento tristeza por la apostasía de compañero Alva. Si es cierto que editó El peso de la verdad, su conciencia lo juzgará. Lo que sí es grave es la mentira de que la política no es el centro de su vida. Todos en el partido sabemos de sus ansias por escalar políticamente, pero su mala asimilación de la doctrina lo llevó a abocarse para cuestiones que no le competen. Yo también soy empresario, y por más dinero que me hayan querido pagar, jamás hubiera hecho pancartas a favor de Fujimori. El peso de la verdad es en líneas generales una defensa del ex dictador, en sus páginas se justifica de los actos del grupo Colina. Una verguenza, compañero Alva. Recapacite.
    Atte.
    Mariano Contreras solórzano.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo16.4.08

    acabo de buscar el nombre de Mariano Contreras en la Reniec y no existe!! Mucho cuidado.

    Ex compañero

    ResponderEliminar
  11. Anónimo16.4.08

    la labor de un editor es poco comprendida. Con demasiada frecuencia se atribuye al editor la ideología de los libros que publica. Craso error: el editor es solo un intermediario de las ideas de los autores, y si bien es repudiable y execrable la justificación de las matanzas, no hay duda que en una democracia hasta los culpables tienen derecho a hacer conocer su versión.

    Fidel K.

    ResponderEliminar
  12. Para el anónimo que firma como Mariano Ramírez, de qué base doctrinal de Piura habla?, yo nací en Piura, es cierto, pero solo viví allá los dos primeros meses de mi vida, mi padre fue militar; es de muy mal gusto meter aquí a Armando que es el único sobreviviente de la vieja guardia aprista; respecto a los libros sobre Fujimori, soy editor, y como muy bien lo señala Fidel K, el editor es solo un facilitador para que un libro nazca, y eso va más allá por supuesto de la ideología del autor, esto es una empresa, y yo no pienso como los retrógadas de las izquierdas que tanto daño ya le han hecho a nuestro país. Otra cosa, jamás he hecho pancartas para el fujimorato, por si no lo sabe, cuando fui secretario general de la asociación de estudiantes de derecho de la Universidad Privada Antenor Orrego de trujillo, fui uno de los que lideró las marchas cuando destituyeron a los magistrados del tribunal constitucional, lo mismo acá en Lima como secretario general del comité nacional de juventudes democráticas, he sido y soy un hombre consecuente con mis ideales, de no serlo jamás me habría atrevido a dirigirle esa carta por la libertad de Melissa Patiño al Presidente.
    Menos hígado y menos chismecito de chingana tercermundista "Mariano".

    ResponderEliminar
  13. Anónimo17.4.08

    Alva ha publicado a izquierdistas, ultraliberales y fujiratas

    ResponderEliminar
  14. hay un imbécil que, como anónimo, anda diciendo que yo afirmo que Alva no ha salido del Apra. Yo no he afirmado nada al respecto porque nada sé de ello ni me interesa saber. Solo abro las puertas de este blog para que las diversas posiciones ventilen sus argumentos. Respeten a la casa y podrán seguir discutiendo.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo17.4.08

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  16. en vista de que para "los compañeros" es imposible moderar sus lenguajes y sus ínfulas autoritarias, doy por cerrado el debate. Muchas gracias a todos.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.