22.5.08


Tacvba

Es uno de los cafés más tradicionales de la ciudad de México, nombre completo: Café de Tacuba. También fue una de las regiones virreinales más importantes y ricas de Centroamérica; pero lo que todo el mundo piensa cuando escucha “Café Tacvba” es en “Eres”, “Ingrata” y en las bandas sonoras de Amores Perros, Y tu mamá también y Batman y Robin. Hoy, que recién me entero por RPP que se presentarán mañana en el Parque de la Exposición de Lima, recuerdo una anécdota de su primera venida, hará unos diez años.

Yo estaba en el Queirolo con algunos viejos amigos como el narrador Carlos Jallo, Luis Luyo, el doctor Pocho Ríos (qepd) y, si no recuerdo mal, Josemári Recalde. Eran como las doce de la noche o la una cuando irrumpieron en el bar-restaurant una gavilla de roqueros bulliciosos, entre los que pude reconocer a Montaña y a algunos integrantes o ex integrantes de otros grupos locales. Abarrotaron todas las mesas de la parte primera del local, incluso había gente de pie. Nosotros estábamos en la trastienda del mismo.

Luego de cómo una hora, se acercó a mi mesa un joven de cabellos largos y ondulados, de pequeña estatura, muy vivaz y de mirada inteligente. Se le veía fatigado, en busca de un poco de aire, pues los roqueros estaban arremolinados todo el tiempo en torno a él y su grupo. Era el popular Cone Cahuitl (Albarrán). Me dijo que era cantante y que andaba en busca de un trago. Nosotros bebíamos algo de cerveza, pero él no quería tomar una en ese momento, así que le invité un ron con coca-cola. Como me había dicho que era cantante, lo invité a cantar algo al son de un viejo guitarrero de esos que visitan los bares.

-Hórale –me dijo-. Lo que ustedes quieran.

-Pues que te parece si cantamos algo del maestro Javier Solis –le dije-.

Me miró con una cara de “no mames, güey”. Pero yo llamé al señor de la guitarra y, sin consultar a nadie, le dije que entonara “En mi viejo San Juan”, la canción que solía (des)entonar en "La Cabañita" el crítico Marcel Velásquez cuando era feliz y universitario. Así que ahí tenían a Albarrán cantando esa notable canción a dúo conmigo, tragos en mano y haciendo lo que podíamos (él más que yo, evidentemente). Mañana me apresto a ir al concierto para poder estrecharle la mano a ese cuate que seguro que no ha cambiado gran cosa luego de haber tocado con Radiohead. Vidrios.


5 comentarios:

  1. EL DATERO FIRME22.5.08

    MARTÍN CHECA SOBRE DANIEL SALAS:


    Daniel Salas o el contrabando intelectual
    Mayo 13, 2008
    Entre las varias cosas que uno lee en los blogs, puedes encontrarte con algunos que tienen algo que decirte; otros que no tienen que decirte nada pero igual los lees porque la frivolidad y la ignorancia pueden ser exquisitas; hay también los que te venden gato por liebre. El blog Útero de Marita (al que me referí en un post anterior) va en esa última línea.

    Cuando vi el blog Gran Combo Club pensé que realmente había encontrado un lugar para leer temas que a veces me son complicados, pero explicados por gente que no quiere quedarse en su torre de marfil, y que prefiere entrar al ruedo. En muchos casos, me parece valiente su terquedad por insistir en temas que otros han preferido callarse (sobre todo ahora que las siglas PUCP son casi sinónimo de terror y nadie quiere meterse con la universidad más importante del país). Se desmarcó de la vulgata caviar (estoy de acuerdo Silvio Rendón) al criticar abiertamente a los izquierdistas de lo que se conoce “Comité San Bartolo”. La legítima bandera que levantan es seriedad y consecuencia, y creo que esas dos palabras definen mejor el propósito de Silvio Rendón.

    Por eso me pone suspicaz un intelectual como Daniel Salas. No le conozco idea original, y ahora que Silvio Rendón se encuentra de vacaciones, la calidad de la argumentación y la presentación de evidencia empírica a las que nos tenía acostumbrado Rendón, ha desaparecido. Pondría ejemplos y links, pero no quiero aburrirlos. Allí está Google para el lector curioso.

    Como escribí en el post ya citado, los lectores de blogs nos vamos cansando de a pocos del ombliguismo. Lejos de los certeros comentarios de Gustavo Faverón en el leídisimo Puente Aéreo o de los documentados artículos de Rendón, lo de Salas palidece bajo la sombra de los anteriores. Con la ansiosa búsqueda de la originalidad y el dardo en el bull, recurre a ideas y conceptos que apenas conoce. Da vergüenza ajena leerlo.

    Como con Marco Sifuentes, no tengo la oportunidad de conocer a Daniel Salas y seguramente debe ser una persona divertida. Y mis críticas no buscan ser personales, sino atacar otro complejo que existe en otros bloggers del Perú: Las ganas de decir algo distinto. Cosas así encuentro en blogs también leídos como El blog del Morsa (de Roberto Bustamante), al que aún no le encuentro la línea, aunque admito que el chico se esfuerza y vale el esfuerzo.

    En suma, lo de Salas, dicho sea esto sin mala onda, es un complejo que existe en muchas personas que vienen de las ciencias sociales y humanas, en la búsqueda de reconocimiento y del aplauso de quienes ellos consideran sus superiores académicos. Se pasa de la investigación a la retórica como farsa, y de la retórica como farsa al retruco elegante, donde quieres decir algo, pero no dices nada. Así, yo prefiero seguir leyendo mi diario todas las mañanas mientras tomo el desayuno.

    ES TAN CONMOVEDOR VER LOS COMENTARIOS DE ESE POST, COMO LOS NUEVOS HERMANITOS SE DEFIENDEN EL UNO AL OTRO, UHM

    ResponderEliminar
  2. Anónimo22.5.08

    chingao, mañana vamos al concierto todos, cafe tacuba es la mejor banda de latinoamerica, cabrones!

    ResponderEliminar
  3. richi22.5.08

    las canciones de café tacuba tienen el encanto de ser a la vez muy populares y mantener un nivel estético. chévere que vayas mañana

    ResponderEliminar
  4. Víctor:
    ¡Qué simpática tu anécdota con Café Tacuba!
    Creo que el canto, no es precisamente el plato fuerte de los críticos. Aunque por lo que cuentas,tú puedes ser la excepción.
    Saluditos espléndidos.

    ResponderEliminar
  5. pues tengo una voz algo modesta; pero desentonado no soy. Saludos.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.