19.6.08


Poéticas & Rollos. Bodas de Oro de Le Mao

2° Mériadec Le Mao, fallecido a los ochenta años.
La escena que llevaba a cabo, reconocida en el acto por su viuda Rozik Le Mao, era fuertemente conmovedora.
Los esposos Le Mao habían pasado toda su vida en la Bretaña natal, en la ciudad de Plomeur, que, todavía plena de color local y fiel a las viejas tradiciones, mantiene sobre todo en vigencia una curiosa costumbre relativa a la celebración de las bodas de oro.
Toda pareja que llega allí a los cincuenta años de vínculo conyugal, el día del aniversario de su lejano himeneo acude en ceremonia a una misa en Saint-Ursule, la iglesia más antigua del lugar.
A mitad del oficio, el cura, después de una breve alocución, extrae de un precioso cofre metálico un sencillo torniquete grande y viejo, de fieltro de color hierro, y baja del altar hacia los esposos. Ellos se ponen en pie y el sacerdote, colocándolos frente a frente, los hace extender las manos derechas, y unirlas, para poner en seguida el todo que forman entre las mandíbulas abiertas del falso utensilio.
El funcionamiento del conjunto lo aseguran la mariposa, el tornillo y el resorte –este último muy flojo-, los tres de verdadero hierro.
El cura hace girar la mariposa, que, atrayendo el tornillo, acerca poco a poco las mandíbulas; estas, gracias a una juntura corrediza, forman abajo un ángulo variable, de modo que, indoloramente gracias a su blandura, inflingen a los pacientes una presión que simboliza su sólido lazo cincuentenario. Liberados al cabo de un momento, los cónyuges vuelven a sentarse y continúa la misa.
Usado desde tiempos inmemoriales siempre que se celebren bodas de oro, el objeto se llama “Torniquete impropio” a causa del insólito carácter amoroso de su tardía intervención en la vida de los viejos. Su nombre completo brilla explícitamente, en letras hechas de granates, sobre una de las caras del cofre que lo guarda.
Casados desde muy jóvenes, recientemente los Le Mao habían celebrado en Plomeur sus bodas de oro, cumpliendo con el rito tradicional. Y Mériadec se había permitido la tierna travesura de hacer girar él mismo la mariposa del torniquete, usando la mano izquierda, con una fuerza y una insistencia inusitadas, como si quisiera estrechar más aún los vínculos matrimoniales.
Poco después, Mériadec, aquejado de pericarditis, había ido a hacerse atender en París y allí había muerto en los brazos de Rozik.
Y los momentos que revivía en Locus Solus eran aquellos en que el torniquete había cumplido su función.

---Tomado de Locus Solus, novela de Raymond Roussel (1877-1933), uno de los escritores franceses del siglo veinte más reivindicados en los últimos decenios. Quienes iniciaron la revalorización de la obra de este extraño narrador fueron los surrealistas, cuando lo tomaron como uno de sus paradigmas narrativos. Michel Foucault escribió un célebre ensayo sobre su obra, donde afirma que el autor de Impresiones de África “es pariente cercano de todos los inventores, acróbatas, cómicos, ilusionistas, que forman la pequeña colonia de cautivos de Talou, pariente próximo sobre todo del universal Martial , que reina en el jardín de Locus Solus.” El pasaje de los Le Mao corresponde a una serie de 8 episodios de seres oficialmente muertos que son revividos temporalmente por el científico y experimentador Martial Canterel gracias a la inoculación post mortem de resurrectina y vitalio, milagrosas sustancias resucitantes. La versión que aquí utilizo es la de Marcelo Cohen para editorial Interzona (2003).
(Portada, tomada de Luz Electrica.)
----------------------------------------
Límbicas
*Blogs y Comunicación. Uno de mis blogs favoritos es Pospost, del poeta Fernando Obregón Rossi. Fernando está anunciando en su último post una conferencia sobre blogs y comunicación en la Universidad Alas Peruanas, y la remodelación de Pospost, esta vez con dominio propio. Vale.

1 comentario:

  1. Anónimo20.6.08

    Uy, tremenda pelea en porta9 por la novela bombardero. echenle un vistazo:
    http://www.porta9.com/?p=66#comment-1105

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.