11.8.08


20 para Ponge

Hace veinte años, el 6 de agosto de 1988, murió uno de los poetas europeos más singulares y brillantes que se conozca: Francis Ponge. Admirado por Sartre y Camus, incomprendido por el gran público y los medios, Ponge dedicó su vida a extraer de las cosas el lado más íntimo e insólito, a desentrañar fenomenológicamente su humilde y relativa verdad.

Un poeta noventero, en Quilca, me dijo hace poco sobre él: “No me gusta porque no emociona”. Yo le dije que ese reproche tendría alguna validez si el propósito del autor de El partido de las cosas fuera emocionar, granjearse la empatía de la gente con sus versos. Nada más alejado de su target. Lo que buscó Ponge con admirable insistencia es tomar partido por las cosas –no por los hombres- y revelarlas en su mismidad.

En ese camino, Ponge renovó casi sin proponérselo la relación del poeta con las palabras y las cosas, y nos enseñó a todos que el sentimiento y la emoción no son las únicas posibilidades dentro del universo poético. Vean sino este poema:


L'huître

L'huître, de la grosseur d'un galet moyen, est d'une apparence plus rugueuse, d'une couleur moins unie, brillamment blanchâtre. C'est un monde opiniâtrement clos. Pourtant on peut l'ouvrir : il faut alors la tenir au creux d'un torchon, se servir d'un couteau ébréché et peu franc, s'y reprendre à plusieurs fois. Les doigts curieux s'y coupent, s'y cassent les ongles : c'est un travail grossier. Les coups qu'on lui porte marquent son enveloppe de ronds blancs, d'une sorte de halos.
A l'intérieur l'on trouve tout un monde, à boire et à manger : sous un firmament (à proprement parler) de nacre, les cieux d'en dessus s'affaissent sur les cieux d'en dessous, pour ne plus former qu'une mare, un sachet visqueux et verdâtre, qui flue et reflue à l'odeur et à la vue, frangé d'une dentelle noirâtre sur les bords.
Parfois très rare une formule perle à leur gosier de nacre, d'où l'on trouve aussitôt à s'orner.


(Portada de una compilación de su obra. Pueden chequear este ensayo de Margarita Alfaro Amieiro.)

8 comentarios:

  1. Well done for this wonderful blog.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11.8.08

    ya, osea ahora lees francès, jeje, què huachafo eres por dios!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12.8.08

    ese Ponge parece que escribe desde una cámara frigorífica, la poesía es pasión, sangre, alcohol, drogas y rock 'n roll!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12.8.08

    Muchas gracias Victor por postear sobre uno de mis poetas favoritos. Por lo que digo te darás cuenta quién soy. Hace varios años me atreví a traducirlo cuando estudiábamos en la Alianza Francesa, pero ahora no volvería a hacerlo. Su sencillez es solo aparente, como tú bien decías. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola! Sí pues, por eso tampoco me animé a traducir el poema, mucho menos rápidamente como se hacen las cosas en un blog normalmente. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. el acreedor de la mesa12.8.08

    frente a este poeta mayor las juveniladas de Luis Hernández y los poemas truncados de Heraud quedan chiquititos, muy buen post.

    ResponderEliminar
  7. Si estas interesado en intercambiar enlaces ingresa en:

    http://d-moz.com

    Informacion para subir y promosionar webs en buscadores
    Intercambios de enlaces de texto y links en forma reciproca para aumentar el numero de visitas

    http://tus-links.netfirms.com

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.