28.8.08

GREMIO DE ESCRITORES DEL PERÚ

Solo un impulso democrático me lleva a publicar este comunicado público. No coordino necesariamente con lo expresado.


"Inscrito en los Registros Públicos N° 12036041

¡SOLIDARIDAD CON EL POETA RODOLFO YBARRA!

El Consejo Directivo Nacional del Gremio de Escritores del Perú rechaza con firmeza las acusaciones vertidas por los señores Gustavo Faverón e Iván Thays contra el poeta Rodolfo Ybarra, pretendiendo identificarlo como adherente a posiciones “terroristas” y “senderistas”, y expresa su respaldo y solidaridad al compañero Ybarra. La táctica es, siempre, la misma: ante la incapacidad para sostener un debate de ideas sobre un hecho cultural de interés público, como es la publicación de La generación del 50. Un mundo dividido, del escritor Miguel Gutiérrez, se esgrime el adjetivo para desacreditar un juicio. Sin embargo, el asunto es más un hecho político que literario y forma parte de la abierta campaña de persecución contra los intelectuales, escritores y artistas que asumen una posición de crítica y acción práctica ante las tropelías antipopulares del Estado, el Gobierno aprista y sus defensores. El ataque a Rodolfo Ybarra no es el primero ni será el último contra los intelectuales identificados con el pueblo. Sólo por citar un caso, hace sólo unas semanas los internos ganadores del Concurso de Cuento “Arte y Esperanza” organizado por Solidaridad Humana y Dignidad, fueron impedidos de presentarse en la Feria Internacional del Libro, en el Jockey Plaza. El Gremio de Escritores del Perú reitera su solidaridad con el compañero Rodolfo Ybarra y con todos los escritores, artistas e intelectuales que a lo largo y ancho del país son víctimas del atropello y prepotencia de los poderosos. Del mismo modo, llama a los escritores y artistas a unir esfuerzos en la formación de un organismo de defensa y solidaridad que haga frente al abuso y la represión.

Lima, 26 de agosto de 2008
CDN del Gremio de Escritores del Perú

5 comentarios:

  1. Anónimo29.8.08

    victor, faverón ataca a los poetas democráticos como Ybarra, dice que es de izquierda y marxista, pero se ubica como enemigo del pueblo. Cómo es eso? Realmente me sorprende, se supone que es un crítico internacional, por qué hace esas cosas?

    favio

    ResponderEliminar
  2. el datero merfi:29.8.08

    Gustavo Faverón Patriau dijo...
    No utilizo ni una postura ni un lenguaje reaccionarios. Si tienes un ejemplo de ello, dámelo.

    Y no tengo ningún problema en decir que en mi trabajo como crítico desde hace muchos años que mi base teórica está ligada con el marxismo. En este mismo blog he recomendado innumerables veces la lectura de Lukács, Bakhtin, Eagleton, Williams y Jameson. No es necesario que menciones mis amistades izquierdistas. Puedes nombrarme a mí mismo sin mayores dudas.

    jueves, agosto 28, 2008 5:59:00 PM

    ResponderEliminar
  3. Paolo de Lima y Faverón dicen que son de izquierda, Ybarra y hasta Zelada dicen que son de izquierda. Medio mundo se dice de izquierda mientras cholea al chofer de combi o utiliza su blog para desprestigiar a los que no son sus amigos. Yo saco mi cuarta, como se decía antes. ¿Izquierdista? No sé qué significa eso ahora, pero me siento bien sin dañar a nadie, siendo democrático y aceptando a los demás como son. Be happy.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo30.8.08

    ok, pero, querido Victor, esa actitud apolitica, cinica, sincera y/o cansada, no es una mera venta al mercado o una aceptacion plana de no poder hacer nada por cambiar las cosas? Se entiende el cansancio de las falsas promesas, eso nos lleva a un fatalismo de uncion extrema de cara al cajon democratico e igualitario? Habria que aceptar esa filosofia para viajar y figurar, porque nada mas existe, antes de caer al foso? Asi tu cuerpo es teledirigido, amansado, reducido al limbo.

    ResponderEliminar
  5. No creo que sea apolítica mi posición, es de una política mínima, en todo caso, pero realista. Todas tus palabritas se puden reducir a esto: reproches. Reproches por no asumir un "compromiso" que simplemente no asegura nada, nada. El más "comprometido" al final de su vida puede terminar siendo nada más que un iluso, un dictador o un testarudo cuando creía ser un revolucionario, un dirigente del pueblo o un hombre de cambio. El cambio es hoy, mínimo pero real, y en mi actuar primero que en mis palabras. Lo demás son words.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.