24.10.08


La era del vacío (y de Calle)

Me apropio del título de Lipovetsky para ilustrar lo que está pasando en la Bienal de Arte de Sao Paulo, donde la propuesta principal, desarrollada por el comisario del encuentro, Ivo Mesquita, ha convertido el espacio central de la bienal, unos 12,000 metros cuadrados, en un inmenso escenario vacío, que según Mesquita representa a la nada y a la crisis actual del arte.

Por fortuna, eso no es todo. Hay dos plantas de instalaciones con 42 piezas de 22 artistas, entre quienes no figuran ningún peruano pero podemos encontrar a una vieja conocida de los vilamatasianos: Sophie Calle, enigmática artista plástica francesa. Será bueno recordarles que la francesa es personaje de un par de cuentos de Exploradores del abismo, último libro de relatos de EV-M, quien además le dedicó un artículo el año pasado a la Calle.

La decisión radical de Mesquita ha levantado una polémica en Brasil y otros países –para eso se hizo, qué esperaban-; hay críticos que han calificado de genial la postura, mientras que otros la han declarado una completa idiotez. Antes que dar mi opinión, tan válida como cualquier otra, pese a no estar en la Bienal ( en el mundo posmo, dicen, todo está permitido), me gustaría reproducir algunas declaraciones de la Calle en reciente visita a Buenos Aires, donde habla sobre una propuesta artística sobrecogedora: la filmación y posterior exposición de la muerte de su madre.


–¿Por qué decidió mostrar el video en la Bienal?

–Estuve con ella cuando murió. Sé cuál fue su última palabra pero no vi el último soplo. Era muy extraño no poder determinar exactamente el final, no poder atraparlo. Supe al mismo tiempo que me invitaban a Venecia que mi madre iba a morir y ella me dijo que hubiera querido estar en la Bienal. Después, los directivos insistieron, porque al principio yo no quería enseñar el video.

–¿Por qué no quería?–

Tenía miedo de mirar su muerte. Era muy pronto para sentarme frente a una video y editar.

–¿Cómo le caen las críticas? Preguntaron si era un monstruo.

–No sabía que había tan duras. Me animo a suponer que quienes las hicieron no vieron el video. No hay buenas o malas ideas, depende de cómo las desarrollas.

(Le Teléphone. Calle)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.