13.11.08


Comparación y desaparición II

Terminada mi relectura de Doctor Pasavento, puedo afirmar que Enrique Vila–Matas ha tenido uno de sus momentos mayores con este libro. Porque con tanto imaginar –hay que contar las veces que el narrador protagonista utiliza el verbo imaginar en la narración– hay momentos en que el lector no sabe si está leyendo, soñando o imaginando él mismo lo que está pasando ante los ojos de su mente, porque el libro es una suerte de ensayo poético que medio deja ver y medio oculta toda una visión de la vida y de la creación:

Frente al nacer–para–la muerte heideggeriano, y triangulando con el nacer–para–la resurrección lezamiano (ver Paradiso), el escribir–para–desaparecer walseriano, que Vila–Matas asume y potencia en Doctor Pasavento.

Cuelgo enseguida, bajando al llano, todos los comentarios petinentes que enviaron mis lectores en el post I, de manera que pueda comentarlos a su vez, brevemente.


"Hola Víctor. no veo por ningún lado el sombrero de fieltro."

Pero, ¿no es más bien interesante y coherente que EV–M haya hecho aparecer ese detalle?

"¿que un pobre hombre desolado? No veo eso en la foto, parece un tío normal."

Cierto. El elemento dramático, muy sobrio, es propio del método literario, y aquí es necesario. La imagen pasa por un retoque en la escritura porque esa es una de las formas en que la literatura acciona.

"no seas vivo, la foto se parece en algunas cosas a la que describe Vila-Matas pero no es. El tipo es otro y el perro no es blanco, o sea, no te salió!"

La foto es real y la pueden encontrar en la página web de Bove. Por ahí no corren las balas.

"siempre creí que ese escritor no existía tanto que ni siquiera lo guglié, como siempre hago. En cuanto a Blanchot, sabes de algo que se pueda comprar acá."

Hay que ser muy minucioso con los libros de Vila–Matas; esconden guiños, pasadizos, ventanas disimuladas a otros escritores y escritos.

"Maravilloso encontrar tu blog. La foto habla del paso acuoso del tiempo y el hombrecito ahí, resistiendo, no?"

La foto real, cruda, es un toque decepcionante. Un hombre común, ni feliz ni infeliz, posando con un perro jaspeado en la playa. Y claro, es el estado físico de la foto –algo que el narrador registra tal cual– lo que le da esa discreta atmósfera inquietante, que desemboca en la lectura simbólica de la comentarista..

"Doctor Pasavento es la cumbre de la literatura de Vila Matas, luego de eso está escribiendo otras cosas, pero igual de interesantes."

De acuerdo. Pero es una de las "cumbres"; me siguen obsesionando dos libros más: Bartleby y compañía y París no se acaba nunca.

"es obvio que lo que hace el escritor es recrear la foto, no creo que se trate de otra, solo que el escritor recrea la realidad para contarla."

Recrear la realidad… SI E V–M solo hiciera eso, sería una escritor más, un talentoso realista y punto. Pero lo que él hace es mucho más complejo: suplanta sigiloso la realidad con esa gran otra realidad que son sus textos, potencia experiencias propias y ajenas y las difumina hábilmente, imagina e inventa -pero de forma libérrima y cuestionadora-, y en ese camino extiende lo real y nuestra propia experiencia fertilizando nuestra imaginación. Rebasa lo real. Vivifica lo imaginario. Al trabajar de esa manera con su imaginación creadora, tan profunda, solo puede transformar radicalmente la nuestra. Y es lo que hace.

(Enrique Vila-Matas.)

5 comentarios:

  1. "fertilizando nuestra imaginación", asu, se nota que eres poeta

    salud!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo13.11.08

    ahora dicen que Bolaño sí fue heroinómano porque lo dicen cuatro gringos en sus reseñas. Y porque un cuento de Bolaño lo sugiere. Será cierto?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo13.11.08

    no conocía la obra de vilamatas pero ahora que leo tu post me ha dado ganas de leerlo. gracias.

    Mari

    ResponderEliminar
  4. rodolfo ybarra14.11.08

    Oxaca, lamentable lo que me cuentas (y que me cuentan otros también) y es que Gustavito debe estar enloquecido o estresado ya que tampoco acepta la respuesta de la gente a la que critica muy suelto de lengua. Yo también le contesté sobre ese post y me vetó de forma olímpica. Sirva la ocasión entonces. Aquí la respuesta borrada en el democrático y ahora amordazante "Puente Aéreo":

    Por qué descontextualizas el apunte original. A lo que yo me refería era al carácter de la RAE y no a su época de fundación. No te olvides que medieval es también un adjetivo para decir anticuado, trasnochado o arcaico, obsolescente. Te falta, Faverón, creo que en el fondo te haces, eso es todo. O es que, por algún momento, te puedes alucinar Juan Manuel Fernández Pacheco, el marqués de Villena y duque de Escalona, y sobre tu eje tienen que girar todos los ilustrados (¿dónde están que no los veo?). Bien por los que todavía te creen o los que comentan y celebran tus trabalenguas (al fin y al cabo son tuyos, es decir, los trabalenguas o no?). Y como tenía que ser esto solo puede generar carcajadas anónimas como el de "Sacapuntas" (no será este último una manifestación espirituosa de Unamuno. "Vaya a saber"), o te crees eso de "maldad epiglótica"...dónde están tus "científicos" lingüistas, tus tenaces correctores, los "estructuralistas" de Playgo, las hienas carroñeras del lenguaje, todos ellos siempre anónimos que no son capaces de decirle a Rodolfo Ybarra las cosas de frente como debe de ser.
    Bueno este es tu blog y como dijiste en otro intercambio a ti "nadie te va a decir lo que tienes que hacer". Ok. Me sigue asombrando tu apertura neopositivista, seudoneoempirista (los residuos del círculo de Viena) hacia el conocimiento. Gracias por mostrar mis errores. Te lo agradezco desde el fondo de mi corazón medieval.

    ResponderEliminar
  5. manuel aguirre14.11.08

    Respecto al comentario de G. Faverón en su blog, “Puente Aéreo” sobre un párrafo de mi comentario a la novela de CCF, “La Noche Humana”, en que califica mi escrito como perteneciente al genero de “Reseña-Gonzo”, tengo que decir unas cuantas cosas:

    a)Esta es la transcripción del párrafo de marras:

    “Al leer la novela he sentido que CCF ponía frente a mis narices las relaciones más brutales entre parejas como peroles llenos de excremento y cuando intenté voltear el rostro para evadir el olor, me encontré imposibilitado. Era como si me hubieran entablillado la cabeza. Debí continuar observando y leyendo, por mucho dolor que me causara esta tragedia”.

    “(Crítico literario Manuel Aguirre, de Porta 9, inaugurando el género de la reseña-gonzo, hace de su sufrimiento el centro de su comentario sobre una novela de Carlos Calderón Fajardo. Consejo: es más fácil leer sin la cabeza entablillada).”

    Para el común de la gente voy a transcribir la definición de Gonzo que da Wikipedia: “Un personaje que ejecuta horrendos actos pero que a pesar de ello los considera artísticos.
    Faverón no se percata que estoy usando un “símil”, que es una figura literaria probablemente ajena a su vocabulario. (Figura que consiste en comparar expresamente una cosa con otra, para dar idea viva y eficaz de una de ellas. Vox, Diccionario General de la lengua Española). En mi comentario de “La Noche …”, no estoy hablando de caca real, tal como la conoce Faverón.

    b) No me afectan los comentarios desleales, especialmente de personas que se esconden detrás de una fortaleza y que desesperadamente están tratando de vivir la realidad de otros, mientras carecen de contenido personal válido y digno de respeto. Me explico, El señor Faverón, que a la fecha no ha demostrado ser un escritor, ya que no ha escrito ni publicado nada de su propia producción, repite con insistencia de niño autista (no savant), que él es un Escritor, Crítico y Profesor, para calmar su inaguantable sensación de inseguridad y su profundo complejo de inferioridad. Faverón carece, en tal medida, de la delicadeza y templanza que asiste a cualquier persona en sus cinco sentidos, que omite decir en su curriculum del blog, que él es tan sólo, “Assistent Professor de Lenguas Romance (español)”, que es como “jefe de prácticas” en el Perú, en un oscuro colegio del remoto estado de Maine en donde posiblemente todos los demás son ciegos y él el tuerto, porque habla y ha leído unos cuantos libros en español.

    c) Yo no soy crítico literario, pero si soy escritor. Tengo dos libros de cuentos publicados y expuestos a la crítica y al público en general. No me habrán leído muchos, pero ahí están los libros. Es verdad que empecé a escribir ficción un poco tarde en mi vida, pero eso no me disminuye, mucho menos ante un comentario que pretende ser gracioso, proveniente de un individuo cuyo retrato en el blog exhibe todos los rasgos fisonómicos característicos de un Cromañón (o si se prefiere Cro-Magnon, en inglés, para que él lo entienda, ahora que “vive bien”. Ver la entrevista de Ángeles en este blog). Hago comentarios de los libros que leo y me capturan, porque me gusta hacerlo y creo que hay un buen grupo de personas que tienen el mismo gusto que yo. Mi artículo sobre la novela de CCF le gustó al señor Ángeles y me pidió autorización para sacarlo de mi blog, que es donde yo escribo, para colocarlo en Porta9, y por ello me sentí honrado y contento.

    d) Una muestra de la falta de tacto, y de testículos, del mencionado Faverón, es la ligereza con que subestima a las demás personas (sólo concebible, por venir de una persona que en USA es considerado ciudadano de segunda categoría: Fuma), y el desparpajo para tirar la piedra y esconder la mano: Faverón estaba tentado de agredir arteramente a CCF, pero le faltó “coj…” y me atacó a mí. Al final logró sentirse feliz por un par de días. Qué se puede esperar de un individuo que se jacta de que sus lecturas más importantes son los cómics.

    e) Ya que el señor Faverón me dio un consejo, yo me permito regresarle otro:
    “Get a life Gonzo! Do something productive. Earn your pay honestly. Be nice and straight, if you can. It is so good to be nice to your fellow men. You can’t imagine it”.

    Atentamente

    MAguirre.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.