4.12.08


Minas

En una entrevista a un famoso escritor que publicaré en Cosas de fin de año, y que en su momento postearé en LDL, el entrevistado me dice que lo convencional siempre ha amenazado a la literatura, y que él preferirá siempre asumir riesgo y fracasar -de darse el caso- “con lo suyo”. No puedo explicar la satisfacción que me dieron estas palabras.

En realidad siempre he pensado más o menos lo mismo y creo que cualquier poeta, escritor, dramaturgo, músico, en fin, cualquier creador que se precie, sabe esto muy bien. Los cambios y “logros” editoriales y comerciales que experimente siempre estarán en relación con su capacidad para traicionar este principio inobjetable.

Algunos escritores son hábiles para traicionarse, incluso pueden hacer parecer que no lo hacen. Otros son burdos, desmañados, y muestran su miseria de una manera obscena. Pero hay quienes se mantienen en su ley casi siempre, seguros de que el objetivo grande es literario, lingüístico, y no crematístico o de figuración.

Es precisamente con estos seres, realmente especiales (y no dudo en utilizar este adjetivo), con quienes la vulgaridad ilustrada, la matonería crítica se ensaña para misilearlos y hacerlos “aterrizar”. No hay nada que odien y envidien más los gusanos de tierra podrida que el vuelo lozano, radiante, libre de quienes creen que la creación es libertad, belleza y peligro a la vez.

No el peligro de ser atacado por el resentimiento académico –eso da más bien risa-, sino el de fracasar, by your (my) way, en tu propia búsqueda. Que el experimentador, el creador libertario fracase por sus propias limitaciones, o por sus desmedidas ambiciones tal vez; pero no siembres en su camino –de por sí solitario e incomprendido- minas que dicen más (tristezas) de quien las siembra que de quien, ingenuamente, las pisa.

6 comentarios:

  1. Anónimo4.12.08

    ...de alguien que sabe escuchar: preciso, ilustre y crítico tu texto.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4.12.08

    ya sabemos a quién te refieres pero tu post tiene más cosas. bien.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4.12.08

    Seguro que es Vila Matas, ya que hace rato estás que lo frotas y lo frotas como si fuera una lampara magica. En el caso que no fuera él, mis disculpas sinceras; en el caso haya acertado... ya deja de ser tan sobon porque estás haciendo el ridículo hace bastante tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4.12.08

    oye, ya deja tranquilo a faverón, que por culpa de ustedes se ha vuelyo famoso

    ResponderEliminar
  5. el datero informa5.12.08

    Manzanilla y Sal dijo...
    Dejando de lado la calidad de Bombardero (no llegué a comprar la edición completa, así que sólo he leído el tomo 1 de la edición de Norma), me preocupa un poco la actitud defensiva de Gutiérrez.

    Me hubiera gustado que, ante preguntas bastante claras y objetivas, hubiese hecho un poco más que decir "Fulano y Mengano dicen que soy lo máximo".

    12/03/2008


    Anónimo dijo...
    Esta entrevista está chongueraza. Es como si el narrador de Casa de Islandia hubiera terminado de dividirse y pudiera, por fin, dialogar, encontrarse cara a cara con Pierre Menard. Solo faltaron los reclamos maritales, los trapos sucios, los "¿qué, así es?".

    El Misilero no responde nada, y el entrevistador un poco maletero (¿puñalero?) para hacer público lo que sucede tras bastidores.

    El anticuario.

    12/03/2008


    Anónimo dijo...
    No he leido la novela, pero si esta entrevista que califico de totalmente posmoderna.
    Salud! La historia continua.......

    12/03/2008


    Sebastián Casabonne dijo...
    El novelista César Gutiérrez parece que no sabe mucho sobre el tema. Lo más loco es que parece que tampoco sabe mucho sobre su novela y sólo se abraza a lo que otros han dicho. Mucha cita, mucho recurso a la autoridad de los demás, pero poco que decir con sus propias palabras.

    12/03/2008


    Anónimo dijo...
    La principal deficiencia de Gutiérrez es su falta de capacidad para evaluar su propia creación. Algo decepcionante en alguien que se llama moderno y vanguardsita, porque históricamente, quienes han sabido reflexionar más y mejor sobre su propia obra son precisamente los modernos y vanguardistas.

    Eso no es todo, se nota demasiado la forma agónica en que Gutiérrez se apoya en terminología novedosa y "técnica" para esconder su incapacidad. Y más: Gutiérrez no lee a sus contemporáneos y del único escritor que parece haber leído algo, Pynchon, dice una frasesita simpática y nada más.

    Más allá de la mordacidad con que has asediado al escritor, creo que él mismo ha acentuado las deficiencias de entrevistas anteriores.

    12/03/2008


    batuque dijo...
    Ese Bombardero no alcanza ni el de la honda de un matapajaritos. Mejor cambia de tema más relevante, Gustavo, y dinos lo que piensas sobre la desafiliación de la FPF y la preparación del cebiche más grande del mundo.

    12/03/2008


    80M84RD3R0 dijo...
    Para empezar, mis felicitaciones por haber leído el libro completo, proeza que pensaba solo era atribuible a espíritus por lo menos estoicos. Lo que me sorprende es que acabas de revelarlo después de pasarte meses hablando de un libro del cual todo el mundo pensó que solo conocías por los Pdfs que publicaste hace tiempazo.

    DOS: cuando te pregunté por qué no aceptaste el libro, créeme que no lo hice porque me quitara el sueño que no lo hayas leído. O como anotas con fealdad: “esta debe ser la primera vez en la historia en que alguien le saca en cara a un crítico el no recibir obsequios”. Mira: te lo ofrecí como se los ofrecí a tu archiamigo Thays o a tu archienemigo Paolo de Lima. ¿Y sabes por qué? Porque lamentablemente he sido muy bien educado (y ellos también al agradecerme de inmediato: ellos sí reciben mis mails). Es decir: aunque amortizo cada mes pero sigo endeudado, lo obsequio a quienes tienen la gentileza de acercarse a él o darlo a conocer con buena voluntad. Pero volviendo a la pregunta: te la formulé públicamente porque me parecía por lo menos curioso que, pese a haber tenido la oportunidad de leerlo, andaras rebatiendo sucesivamente las tesis de Oquendo (“la más grande novela de vanguardia del Perú”) o la de Gonzales Vigil / Coral: “novela de lenguaje”.

    TRES: así como para ti estas son “las respuestas más esperadas (literalmente) de toda mi carrera”, para mí es la primera entrevista que de manera excepcional concedo a alguien que leyó una partecita del borrador y que al publicarla me sorprende con que se la leyó en limpio y completita.

    CUATRO: Decir “posmo”, “vanguard” o “avant-garde” es efectivamente muy chic. Pero te juro que yo jamás las usaría si no me invitaran a un vernissage.

    CINCO: Yo soy http://es.wikipedia.org/wiki/Cybertech y sé más que tú sobre la palabra “robot”: “La palabra "robot" viene del vocablo checo robota, "servidumbre", "trabajo forzado" o "esclavitud", especialmente los llamados "trabajadores alquilados" que vivieron en el Imperio Austrohúngaro hasta 1848. El término fue utilizado por primera vez por Karel Čapek en su obra teatral R.U.R. (Rossum's Universal Robots) (escrita en colaboración con su hermano Josef en 1920; interpretada por primera vez en 1921; interpretada en Nueva York en 1922; la edición en inglés fue publicada en 1923). Aunque los robots de Čapek eran humanos artificiales orgánicos, la palabra robot es casi siempre utilizada para referirse a humanos mecánicos. El término androide puede referirse a cualquiera de estos, mientras que un cyborg ("organismo cibernético" u "hombre biónico") puede ser una criatura que es la combinación de partes orgánicas y mecánicas”.

    SEIS: Gracias por la entrevista al Faverón de los e-mails, tan cálidos y amicales todos ellos. You can´t have it both ways, Gustavo.

    SIETE: Punto final.

    12/03/2008


    cándido dijo...
    Con tales ideas estrafalarias sobre vanguardia y postmodernismo, Fredric Jameson debería estar revolcándose en su tumba. Debería, digo, pero afortunadamente sigue vivo el tío. El que se hundió en las aguas del olvido gracias al "misilero" Faverón es el Bombardero. Tampoco le costó mucho trabajo.

    12/03/2008


    Anónimo dijo...
    Es impresionante lo vacío y superficial que puede ser el señor César Gutiérrez. Queda desnudo y no es una visión muy grata.

    12/03/2008


    Anónimo dijo...
    volo alto, demasiado, y su derribamiento fue fulminante y estrepitoso. Gutiérrez no sabe defender lo que escribe y solo le queda hacerse el ofendido. Qué falta de recursos!

    12/03/2008


    Anónimo dijo...
    Derribando al entrevistador.
    Entrevistador malicioso, entrevistado le da vuelta y media con sorna: asi podria resumirse este post.
    Felicitaciones, Bombardero.
    Y sobre el par de preguntas que Gustavo dice haber absuelto, me llama la atencion que ante esta pregunta de Gutierrez:
    "¿Consideras imposible la existencia en el año 2008 de un libro posmoderno que contenga matices vanguardistas y/o viceversa?"
    Gustavo responda:
    "El asunto debería estar claro a estas alturas: una cosa es que un libro parezca muy “posmo” y también muy “avant-garde”, si uno quiere usar esas etiquetas sin importar en lo más mínimo qué significan; usarlas solo porque suenan chic. Pero, en tanto proyectos estéticos e intelectuales, la postmodernidad y la vanguardia son distintos y esencialmente opuestos y contradictorios"
    Aunque sea una discusion bizantina, un falso problema, prurito de entomologo tras las mutaciones de la larva, la categorica distincion de Faveron ("esencialmente") no se sustenta.
    Primero: aun no hay consenso de que la postodernidad implique un rechazo a la modernidad (vanguardia) o que sea una continuacion de la misma, su desarrollo.
    Segundo, incluso considerando a la postmodernidad como opuesta a la modernidad, cabe notar que lo que segun muchos caracteriza a la postmodernidad es la inclusion de los tiempos previos, los estilos previos, el wrapping de la historia en citas deshistorizantes. Es decir, nada impide que la postmodernidad incluya, como cita deshistorizante, a la vanguardia.
    Por otro lado, hay varios criticos que ven con suspicacia o abierto rechazo el concepto de "postmodernidad", como una etiqueta dudosa, una metanarrativa capitalista que pregona el fin de las metanarrativas (otras a la suya, obviamente)
    En fin, dejemos que los entomologos cuenten los pelos de las orugas para decir si es o no una nueva especie.
    De nuevo, felicitaciones Bombardero.

    12/03/2008


    batuque dijo...
    Oe Bombardero. Si te demoraste tanto en responder unas preguntas facilitas, ¿no se te ocurrió que Faverón iba a tener tiempo de terminar tu libro? Felicitaciones porque yo avancé cincuenta páginas hasta que me vencieron los bostezos.

    12/03/2008


    Anónimo dijo...
    Que esta novela es un adefesio, no tengo la menor duda. Pero lo que me extraña es que la defiendan toda una legión de gente seria que en relacion a este libro deja de ser seria. Escritores como Thays, Sumalavia, Patricia de Souza, Teresa Ruiz Rosas, Roncagliolo Y algunos de más edad como Calderón Fajardo, vienen figurando en concursos internacionales. El Herralde, El Planeta, El Tusquets, El Alfaguara. Esto esta dejando mal parado a los criticos que siempre defendieron una literatura real-social, comprometida que no truena ni suena. Ahora se han colgado de un autor al no tener a quién mostrar, se han dedicado a defender militantemente a este extraño escrior que se defiende citando a todos los que lo alaban. Nunca he visto eso antes, es de mal gusto, es pretencioso, sobre todo considerando que se trata de la primera novela de un autor. Tanto autobombo es sospechoso de mediocridad y fuguretismo.

    12/03/2008


    Eduardo Salazar dijo...
    Creo que Gutiérrez ha escrito una novela diferente al común de escritos peruanos. Diferente. No significa ni bueno ni malo, ni el fin del mundo ni un nuevo génesis. Y de que está bien estructurada y que haya recibido elogios de personalidades del medio, bien. Pero de ahí a que evada preguntas directas con artilugios de la palabra escrita, y que ande citando a las personas que han emitido opinión sobre su texto y que piense que ha escrito la mejor novela de la peruanidad y se crea un nuevo JOYCE... hay un buen trecho. Además de confundir insistentemente la acepción de los términos "vanguardista" y "postmoderno". Sin maleteo, ni ganas de faltar el respeto a nadie, creo humildemente que Gutiérrez ha escrito una novela interesante, simpática, dificil de leer, y que tiene harta POSE. O sea, chévere tu libro, pero tampoco creas que es el mejor libro escrito por un peruano, o que en el orden mundial va a haber un antes y un después de "bombardero". En todo caso, esperemos unos 20 años a ver si alguien se acuerda de dicha novela. Saludos cordiales a todos.

    12/03/2008


    Anónimo dijo...
    Yo leí el primer tomo de la novela que publicó Norma. Espero que el autor no me condene ni me ataque por opinar que es muy mala y que no me quedaron ganas de leer el resto. En verdad me parece mala idea sacarla por partes porque va a perder a todo su publico con el primer tomo, excepto a los mas snobs.

    12/04/2008


    R2D2 II dijo...
    Ese Gutierrez se molesta si no lo leen y se molesta si lo leen y no le tiran flores. En otras palabras él no quiere críticos ni lectores sino solamente adulones y chupamedias. Para eso tendría que aprender a escribir. El libro no está en nada.

    12/04/2008


    Anónimo dijo...
    Me quedó la duda sobre "robot". Parece que lo que decía Gutiérrez es una piedra pero hasta en eso se niega a darle la razón al otro. Medio ridículo el asunto.

    12/04/2008


    Three Little Indians dijo...
    Las preguntas son muy buenas. Las respuestas no dicen nada. El escritor hubiera hecho mejor quedándose callado.

    12/04/2008


    Mitch mitchell dijo...
    Señor Gutiérrez:

    No he leido la novela, pero la entrevista ha desnudado, por lo menos, mucha arrogancia.

    Parece que lo han convencido de que es un genio. A mí no. Y sus respuestas menos.

    Dudo que la novela lo haga. Para alguien tan centrado en el conocimiento en su discurso, demuestra poco conocimiento de tradiciones a las que dice superar.No muestra disposición al dialogo y utiliza falacias lógicas evidentes para argumentar.

    12/04/2008

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5.12.08

    PARECE QUE A FAV LA AMISTAD DE CESARE CON YBARRA NO LE GUSTÓ NADITA, POR ESO LO SOMETIÓ A SEMEJANTE FLAGELACIÓN PÚBLICA.

    Rodo

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.