15.3.09


Claudia Arteaga sobre Blanca Varela

Desde EE UU me envía la editora Claudia Arteaga -¿recuerdan la revista de literatura Casa de Citas?- un texto sobre Blanca Varela que quiero compartir con ustedes.


Huellas de Blanca:

Blanca Varela es un nombre ligado a muchas cosas: a una generación, a un periodo literario, a catorce títulos, a miles de palabras que son experiencia vivida, invocación y fantasma de lo que existe más allá del lenguaje. Es un consuelo falso decir que vivirá en su escritura. Ella es ahora una presencia de lo omitido, una huella de carne.

A trillar lo invisible se ha dicho

para eso estamos
para morir
sobre la mesa silenciosa
que suena

Ella reside ahora en otro lado. Como conciencia material que siempre ha sido, ha dejado su cuerpo en el lado del lenguaje para declarar una ausencia, un silencio que suena. Su cuerpo muerto es ahora la celebración de lo invisible, una evidencia de un lugar al lado del lenguaje. Entonces, la palabra ya no frustra, ya no fracasa porque no retrata lo que queremos. Ya no existe la sensación ingrata de que algo nos esconde. El lenguaje contiene otras puertas y el atisbo es indescriptible.


(B.V.)

2 comentarios:

  1. CUANTO ODIO, CORAL, TE ESTÁN BUSCANDO MATAOR!15.3.09

    Anónimo dijo...
    puxa que la piconería de Paolo con Coral es de antología, se ha dado el trabajo de tipear la mitad de la buena reseña que le hacen en SOMOS a Coral para joderlo.


    Qué tal odio!!!

    sábado, marzo 14, 2009

    ResponderEliminar
  2. EL VIGÍA15.3.09

    OE CORAL PON EN SU SITIO EL PLATANITO ZELADA Y LA BASURA DE SUS PALABRAS.LEE CON ATENCION:

    La verdad es que la poesía peruana para mí está en decadencia desde la segunda mitad del siglo XX. Solo me gustan de los poetas vivos Antonio Cisneros y Enrique Verastegui. Ni Watanabe, ni Varela me sedujeron nunca. Como también creo que Vargas Llosa desde la Guerra del Fin del Mundo no ha escrito una buena novela. Siempre he estado en contra del patriotismo literario. Respeto a los poetas como Watanabe y Varela que se entregan a la literatura. Pero cada uno maneja sus gustos.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.