26.8.09

Severo texto




Conseguir hace poco las obras completas de Severo Sarduy (1937–1993) editadas por la colección Archivos en dos volúmenes, me ha permitido comenzar a conocer mejor el lado B –que ahora me parece, a veces, el A– de la obra del novelista y poeta cubano: su profusa ensayística.

En Escrito sobre un cuerpo, publicado originariamente en 1969, encuentro una nota que de una manera asombrosa empata con algunas preocupaciones literarias que me han venido obsesionando recientemente.

"Textos libres y textos planos" empieza con la invocación de un famoso cuadro de Lichtenstein. Sarduy reconoce dos características iniciales: el aislamiento, la "presencia de un signo arrancado al sintagma gráfico al que pertenecía" (el cómic), y la "insignificancia de contenido" y de referente en la obra.

Luego el cubano procede a citar y describir obras de autores que realizan procedimientos similares en el campo de las letras: Ivy Compton–Burnett, Basilia Papastamatiú, Nathalie Sarraute. Pero no se trata, como en el collage,


de una simple superposición de materias, de texturas lingüísticas, sino de una organización, de una estructuración de las mismas para formar un texto nuevo y libre en que los cortes sintagmáticos no son (prácticamente) preceptibles.

Sarduy termina su nota indicando, casi recomendando, que la belleza poética puede conseguirse con un "arte combinatorio", y que la labor del "autor" ya solo sea prolongar esa labor de programación con la que la noción de "hombre" perece (recordemos Las palabras y las cosas de Foucault); una concepción de la literatura donde "ha sido liquidada la engañosa noción de ‘ser humano’".

Por supuesto, esto implica que el poeta, escritor o sampleador –como diría Eloy Fernández Porta– abandone todo rezago de romanticismo e incluso de humanismo, para abrazar nuevas formas y vectores de producción textual, lo que implicaría, a su vez, mucho más que luchar por un lugar en el adocenado mercado literario transnacional, e incluso abandonar el afán -muchas veces premoderno- de ser reconocido como "poeta" en el ámbito más cercano y previsible.

(Severo Sarduy, novelista, ensayista y poeta. Cuadro de Lichtenstein.)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.