7.9.09

Nuestros internacionales


Tal vez ignorante de que, el mismo día, en el suplemento dominical del mismo diario donde escribe, se iban a dar cifras muy interesantes (30% de crecimiento anual en ventas para algunas editoriales transnacionales, millonarias cifras en ventas para editoras locales, casi el 50% de las ventas totales de la última feria) sobre el evidente boom de ventas de literatura infantil y juvenil, el profesor Oquendo insistió en su columna de ayer de La República en que un mayor número de "grandes" escritores y libros depende, mecánicamente, de la amplitud de lectores que exista (que sigue haciendo coincidir con las ventas de librería).

En fin, en un post anterior ya me referí a ideas como esta. Ahora quiero detenerme en la frase final de Oquendo:

En estos casi cinco siglos que llevamos de lengua castellana solo un puñado de nuestra gente de letras ha tenido luz propia y suficiente para brillar e influir más allá de nuestras fronteras.

Interesante. ¿Serán solo un puñado? Y, sobre todo, ¿estará pensando el profesor en los escritores jóvenes que vienen publicando en España, EE UU y Europa actualmente? Les alcanzo mi "puñado":

-Inca Garcilaso de la Vega, leído y valorado no solo en toda Iberoamérica sino en Europa.

-Guaman Poma de Ayala. En pleno auge de ensayos sobre su obra en Latinoamérica.

-Ricardo Palma. El único peruano que, se dice, creó un género nuevo (la tradición), leído en Latinoamérica y España ampliamente.

-Ciro Alegría. Gracias a su prosa y a los premios que cosechó, el primer escritor peruano que brilló "con luz propia y suficiente" en el extranjero en vida.

-Mario Vargas Llosa. Huelgan datos.

-Alfredo Bryce Echenique. Publicado en grandes tiradas aquí y allende el Atlántico.

-Manuel Scorza. Gran vendedor de excelentes novelas profusamente traducidas a muchos idiomas europeos.

-José Watanabe. Extraordinario poeta ampliamente reconocido en América Latina que vendió en vida 20,000 ejemplares de un libro de poesía en España.

-Carlos Germán Belli. Voceado para el Nobel dos veces, muy estudiado en Latinoamérica y EE UU, y traducido profusamente a lenguas europeas.

-Alonso Cueto. Ganador de grandes premios de literatura internacionales y con ventas muy apreciables dentro y fuera del Perú.

-Sergio Bambarén. Vendedor de millones de novelas en numerosas lenguas en todo el mundo. (¿alguien podrá demostrar que no es literatura lo que hace?).

-Carlos Castaneda. Escritor de origen peruano creador de una saga (la de Don Juan) famosa en todo el mundo desde hace décadas.

-Y los jóvenes escritores Daniel Alarcón, Patricia de Souza, Gabriela Wiener, Santiago Roncagliolo, Jorge Eduardo Benavides, Fernando Iwasaki, Jaime Bayly, entre otros, que son muy conocidos internacionalmente y merecen entrar a la estrecha lista de Oquendo.

Preguntas: ¿Les parece esto solo un puñado? ¿Me olvido de alguien? Pero tal vez sea más interesante preguntarse cómo y por qué desde las épocas de Juan Acha, en arte, y Antonio Cornejo Polar, en literatura, no tenemos un crítico literario peruano que brille con luz propia y suficiente en el ámbito internacional.

Moderación en los comentarios, por favor.
 
(Daniel Alarcón, joven escritor peruano conocido internacionalmente.)  

15 comentarios:

  1. Anónimo8.9.09

    sí, te olvidas de Leo Zelada, máximo representante de la poesía joven en España, y de Rodolfo Ybarra, que gracias a su blog ha logrado internacionalizarse.

    Poetas del asfalto

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8.9.09

    Yo pondría a

    Rodolfo Hinostroza
    Antonio Cisneros
    Fernando Ampuero
    Balo Sánchez
    y pare de contar.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8.9.09

    Te faltó el más grande: Vallejo.

    fg

    ResponderEliminar
  4. Gato sucio8.9.09

    el texto de oquendo dice "brillar e influir", el puñado que propones en buena parte no influye, solo "brilla" mediáticamente

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8.9.09

    es cierto, luego del gran Cornejo Polar los críticos han sido impresionistas y amiguistas y no han aportado un solo concepto sobre el que se pueda uno basar para hacer crítica seria. Ni qué decir de los críticos de diarios y revistas.

    M.A.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8.9.09

    Al ultimo anonimo: que se lea los trabajos de Peter Elmore, Jose Antonio Portugal, Raul Bueno, Juan Zevallos, para no cansarlo con una lista grande y nos diga si esta gente, seria y dedicada, solo pierde el tiempo con el amiguismo.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8.9.09

    Al ultimo anonimo: que se lea los trabajos de Peter Elmore, Jose Antonio Portugal, Raul Bueno, Juan Zevallos, para no cansarlo con una lista grande y nos diga si esta gente, seria y dedicada, solo pierde el tiempo con el amiguismo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8.9.09

    Al ultimo anonimo: que se lea los trabajos de Peter Elmore, Jose Antonio Portugal, Raul Bueno, Juan Zevallos, para no cansarlo con una lista grande y nos diga si esta gente, seria y dedicada, solo pierde el tiempo con el amiguismo.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo8.9.09

    Oquendo y los demás crítico peruanos nunca quiere ver lo que hacen los jóvenes que no le piden consejos, en ese sentido son igualitos a Reynoso. Si no estás conmigo eres mi enemigo, piensan. Con esas ridiculeces no se hace crítica seria. Por eso es que hay un abismo entre creadores y críticos en el Perú.

    El monstruo ilustrado

    ResponderEliminar
  10. Anónimo9.9.09

    oye, juntar a Zevallos con Elmore, no seas gracioso pues. Elmore tiene talento.

    Fidel K.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo9.9.09

    con eso de "brillar e influir" de los 10 Nobeles que tiene EE.UU. solo Faulkner sería digno de tomarse en cuenta. Es absurdo.

    Occam

    ResponderEliminar
  12. Fornicador pasivo9.9.09

    Estimado Coral
    te felicito por el post. Si Oquendo es un crítico influyente, estamos muy mal. ¿Acaso tiene un libro publicado? No me digan que su manual de redacción, por favor.
    Ese es el problema de la crítica, muchos sim obra ya se atreven a pontificar.
    Pero guarda allí, compadre, la crítica académica tampoco es la gran cosa. Recuerdo cuando Miguel Ángel Huaman y Camilo Fernández Cosman hablaban pestes de Ricardo González Vigil, lo calificaban de impresionista y vacuo, pero bien que cruzaban los dedos para que sus libros fueran incluidos en los recuentos anuales del Comercio. Lo sé porque paraba conversando en la oficina de la escuela de literatura de san marcos. González Vigil tiene más autoridad que todos esos, encerrados en sus reinos de cuatro paredes y 5 seguidores.

    Me voy al hostal
    chau
    F.P.

    ResponderEliminar
  13. Fornicador Activo9.9.09

    No seas mlahablada, F.P., si no no voy a verte hoy, por portarte mal. Eres una iguana sibilina.

    ResponderEliminar
  14. bueno, se cerraron los comentarios para este post; mucha tontería se junto al final. Gracias a todos.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo14.9.09

    Un problema interesante se convierte en un pleito de bandos y majaderías. El tema interesante a discutir es si los escritores que se internacionalizan son los mejores escritores peruanos de antes y de ahora. Yo francamente creo que sí. El que no es nadie en el extranjero, en España, en Argentina, por lo menos en Chile, no es nadie. El resto son babas. El problema es que para internacionalizarse hay vener el alma al diablo, así de simple. Si alguien quiere ser un buen escritor ya sabe la receta. No hay salida, muchachos. El diablo los espera para comprarles el alma. Pero el problema es que no es fácil venderla, la tienda donde la compran está cerrada, porque la casa se reserva el derecho de admisión. Y cuando uno logra venderla la factura es grande. Suerte poetas jóvenes (y narradores no tan jóvenes) que hay hermanos muchísmo qué hacer para ser un buen escritor.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.