23.9.09

Nuevo libro de Carrasco


Hace unas semanas me encontré en una reunión con el maestro Antonio Gálvez Ronceros, el joven narrador Fernando Carrasco y el editor de Hipocampo editores. Entonces pude leer, por partes, una versión final del libro que ahora ve la luz, La muerte y otras traiciones (2009). Aunque naturalmente no pude leer todos los cuentos, pude reconocer la calidad de algunos de ellos, y la precisión y dedicación que, según Gálvez Ronceros, Carrasco había puesto en sus textos. Hoy celebro, entonces, la salida del libro y les dejo las palabras metatextuales que acompañan La muerte y otras traiciones.


La muerte es el elemento dominante de estas historias, unas veces independiente de la voluntad de los protagonistas y otras veces como el instrumento al que estos recurren para cegar el foco del que emanan los males que los aquejan. Así, la muerte se configura como la solución a un terrible problema de identidad. O como un acto de venganza. O como el impedimento de un futuro de esclavitud. O como el punto final del sometimiento cotidiano en la vida conyugal. O como el resultado tácito de la irremediable decisión de querer surcar el espacio al igual que los animales alados. O como actos sangrientos de la locura. O como la condición desde la cual el protagonista, ya difunto, reconstruye los hechos que hilvanaron su muerte y que en vida no conoció de manera cabal. Estas historias son notables también por el arte y la destreza con que han sido ejecutadas. Los hechos van tejiendo la historia hasta el punto en que se agotan los elementos que son capaces de crear la indispensable tensión, como para que luego fluya, como una revelación, el desenlace. Son historias que hacen honor al género cuento.
Antonio Gálvez Ronceros

Vemos a un escritor que se ha asentado en una rockola cual si fuera su escritorio, en un gabinete que reconocemos tan cercano y transitable como una calle de Lima. Una Lima y una prosa, a la vez, que no nos dejan de impactar por saber mostrar una y otra vez la crueldad de la belleza. He ahí el manejo ágil del lenguaje, embebido de detalles que perfilan acertadamente la psicología de sus personajes y la atmósfera, tal como lo hicieron escritores como Carpentier, Puig o Cabrera Infante al ritmo del bolero. Pero el peruano con el bolero cantinero, y el tango feroz y la cumbia peruana de Chacalón. Fernando Carrasco se regodea en sus bemoles y giros, apuntando su cantar nocturno hacia la sorpresa final, ese final que venía al asecho soterradamente. Sus personajes podemos ser cualquiera de nosotros. Todos están invitados. La fiesta empieza otra vez. La fiesta está adentro. Cada paso del destino es el paso de un baile que nos llevará hacia el ansiado amor o hacia la terrible muerte.
Miguel Ildefonso

Fernando Carrasco.
Siguió estudios de Educación en la Universidad Enrique Guzmán y Valle, La Cantuta, y continuó una Maestría en Literatura Peruana y Latinoamericana en la UNMSM. También ha realizado un Diplomado en Didáctica de las Ciencias Pedagógicas. Ha sido ganador y finalista en diferentes concursos literarios como los Juegos Florales de la UNE (1997), Juegos Florales de la UNMSM (2003). Concurso de Cuento Alfredo Bryce Echenique (2003). El 2006 publicó el libro de relatos Cantar de Helena y Otras Muertes, libro finalista en el Segundo Concurso de Cuento y Poesía Dedo Crítico 2004. Ha dirigido un taller de cuento en la Universidad La Cantuta. Sus textos de creación y ensayísticos han aparecido en revistas especializadas como San Marcos, Dedo Crítico, Ínsula Barataria, Sieteculebras, Arteidea, Letra Muerta, Sol de Ciegos, entre otras. Su obra narrativa ha sido considerada en las antologías: Mural de Palabras 2. Narraciones Peruanas (2009), Nuevos lances, otros fuegos. Narradores de los últimos años (2007), Abofeteando a un cadáver. Antología de literatura bizarra (2007) y en Doce Cuentos en Letra Muerta (2006). Se dedica a la docencia en diferentes instituciones particulares.


(portada.)



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.