1.9.09

Vuelta a esta margen


Veo con gran satisfacción -luego de varios libros incomprendidos (o incomprensibles)- los elogios que está recibiendo el nuevo poemario de Enrique Verástegui, Teoría de los cambios (Cascanueces, Sol Negro, 2009). Me dicen unos amigos que esto se está traduciendo, además, en ventas. Pero lo más importante es la voz de los críticos que saben y lo que ellos dicen. Aquí algunos de ellos:
 
Paul Guillén:

"El mundo es una sombra a mi lado / que Tao ilumina", escribe hacia el final, en los poemas más afines a la poesía japonesa y china. Uno de los principios que el poeta postula es la supremacía de la Conciencia sobre la materia y lo real. Bajo esta premisa, entonces: "Si el mundo no cambia para bien/ ¿Para qué habrá de cambiar?", dice esta teoría que asume también que "el mundo que cambia es pasado", y que "el principio del cambio, permanece". La Teoría de los Cambios, es decir, de lo permanente, se guía por la belleza (lo que permanece), y la belleza se guía por la virtud (lo que se aspira). La virtud, entonces, la hallamos desde donde el poeta se rebela (su postura no-oficial), y a través de esas visiones místicas de la naturaleza, visiones de Lima, del caos, de la desolación, de la tristeza, pero integradas como circuitos mentales ante una pantalla de computadora del cual brotan iluminaciones como haykus. Para el poeta iluminado la belleza es salvación, para el poeta entusiasta el conocimiento siempre ha de ser deslumbramiento. Esta es una de las mejores lecciones que sacamos de este nuevo y hermoso poemario del gran Enrique Verástegui, poeta universal.

Enrique Heraud:

"Enrique sabe que el destino del hombre se encuentra más allá de las palabras, habita en la belleza natural, en el gran todo, en el caótico orden de la creación; sabe que la materia es limitante, estado impuro, el cuerpo apenas un envase transitorio que cambiamos una y otra vez; Y es que simplemente estamos aquí para dejar constancia de nuestro fugaz paso por el mundo."

Ricardo González Vigil:

El aporte de Verástegui a la poesía en lengua española merece mayor reconocimiento que el que está recibiendo, ausente en pretenciosas antologías editadas en España en esta década (figuraba, en cambio, en las antologías de los años 80 y 90, aparecidas en México y diversos países). Numerosos poemas excelentes de "En los extramuros del mundo" (1971), "Angelus Novus" (2 tomos, 1989-1990) y sus otros libros lo ungen como una de las voces capitales surgidas en los años 70, acaso el más dotado y complejo en niveles discursivos y recursos expresivos. (Ver reseña completa)


(Poeta Enrique Verástegui: luego de varios años regresa al redil de la poesía mayor.)

13 comentarios:

  1. El datero insufrible2.9.09

    Anonymous said...
    "Que quede claro: a Ybarra le dicen el Monstruo no porque sea un fenómeno, algo excepcional, un monstruo de la naturaleza, no; le dicen así porque es igualito al monstruo del comercial de Idat"

    Daniel Alarcón

    August 31, 2009


    Anonymous said...
    "Max Palacios es un mito viviente"

    Enrique Verástegui

    August 31, 2009


    Anonymous said...
    "Luching es un mito viviente"

    Enrique Verástegui

    August 31, 2009


    Anonymous said...
    "Juan Pérez es un mito viviente"

    Enrique Verástegui

    August 31, 2009


    Anonymous said...
    "Leo Zelada es un mito viviente"

    Rubén Grajeda

    August 31, 2009


    Anonymous said...
    "¿Y a mí no me van a citar?"

    Gustavo Faverón

    August 31, 2009

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2.9.09

    Enrique Verástegui es uno de los más grandes poetas de la lengua castellana, mucho mejor que Wata, de lejos es lo mejor de los setenta y está a años luz de Hora Zero.

    Quiroz

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2.9.09

    ¿lo de "cascanueces es oficial o es una broma? o te falta la miatd del teclado?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2.9.09

    es verdad que cascanueces y sol negro se pelearon por el zambo, habla pe, choral!!!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2.9.09

    Verástegui, Goyo y Ágreda
    son el oro negro de nuestras letras

    ResponderEliminar
  6. Poeta informado2.9.09

    Yo les cuento lo que pasó. Guillén convenció al Zambo, este aceptó porque le tiene cariño, por la tesis y esas cosas. Pero en Sol Negro no hay chibilines porque nadie ha comprado los mamotretos de Valderrama y el popular "Un comercial y regreso" Soto. Guillen llama a Cordova, le habla del proyecto con el Zambo, y al toquepa realiza una cuyada bailable pro fondos. Con plata en mano, sacan el libro. La bronca viene por la figuración, a Cordova la causa patatus que Guillen sea el abanderado, con el Zambo Sol negro deja de ser una editorial artesanal, del montón.
    Seguiré informando.

    ResponderEliminar
  7. Fotocopiadora "René", competencia de "La Rampa"2.9.09

    Esto:

    "Enrique Heraud:

    Enrique sabe que el destino del hombre se encuentra más allá de las palabras, habita en la belleza natural, en el gran todo, en el caótico orden de la creación; sabe que la materia es limitante, estado impuro, el cuerpo apenas un envase transitorio que cambiamos una y otra vez; Y es que simplemente estamos aquí para dejar constancia de nuestro fugaz paso por el mundo."

    Eso, ¿no es exactamente igual a decir que "Borges vive en sus libros"?
    Honestamente: ¿hay que leer el libro para escribir algo así?

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2.9.09

    Goyo espuro florilegio, ya lo dijo el gran Ribeyro en La tentación del fracaso, busqued la parte donde destroza Canto de Sirena, y Ágreda, jajajaja, esa sí que es una buena broma.

    Zambo pa ti

    ResponderEliminar
  9. Anónimo2.9.09

    O sea que ese "periodista" que escribió Borges vive en sus libros, PERROGRULLADA total que hasta un porteño se quejó en este hueco, tampoco leyó los libros de Borges. ¿Qué es esto, una competencia de ineptos?

    ResponderEliminar
  10. Anónimo2.9.09

    Heraud habla de la naturaleza y su importancia para el poeta, qué xuxa tiene que ver con la infeliz frase del periodista de Perú 21??????


    Tío Rudolf

    ResponderEliminar
  11. buen dato, anónimo, sobre lo de Ribeyro en torno a Canto de Sirena, lo buscaré. Saludos a todos y tranquilos nomás, ¿ya?

    ResponderEliminar
  12. Anonimio3.9.09

    "Y es que simplemente estamos aquí para dejar constancia de nuestro fugaz paso por el mundo", que es el remate del párrafo, un párrafo trillado, escrito casi burocráticamente, exactamente igual de infeliz que la frase sobre Borges.

    Tío Rudolf

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3.9.09

    "Chicos", lo que debemos valorar es el ingenio de estos jóvenes editores para acercar a Verástegui a los nuevos lectores.
    Déjense de chismes de peluquería que para eso están los "otros".
    Sol Negro y Cascahuesos nos han dado una clara lección de que juntos se logra extraordinarios resultados.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.