22.10.09

Rebotes poéticos


Qué duda cabe de que la poesía está en efervescencia en el Perú. En la prestigiosa revista especializada en literatura Letras S5 han tenido por correcto reproducir mi reseña a Oeste oriental de Pedro Favarón, que publiqué hace unos días en LDL.
 
En Sol Negro, Paul Guillén -uno de los responsables de la colección de poesía Piedra/Sangre- ha rebotado una elogiosa columna de Abelardo Oquendo en La República sobre el reciente poemario de Enrique Verástegui.

En la misma Letras S5 se difunde una entrevista –con su respectiva foto abrazado del autor– del poeta e ideólogo radical Rodolfo Ybarra al escritor español Vicente Luis Mora.

Cascahuesos editores anuncia la publicación en el Perú (más específicamente, en Arequipa) de Figurado y literal, nuevo poemario del maestro cubano José Kozer. Servidos.

Last but non least, Miguel Ildefonso escribe una breve pero sustanciosa crónica sobre el Festival "Días de Poesía", realizado hace poco en Bolivia. Ver el texto aquí.

(Poeta Enrique Verástegui: todos seguimos esperando que aparezca el libro inédito que le robaron en los noventa.) 



 

5 comentarios:

  1. Anónimo23.10.09

    VICO
    Q FEO Q NO TENGAS EL VALOR DE DECIR QUIEN LE ROBO SU LIBRO INEDITO.
    O LE TIENES MIEDO A SANCHO PANZA?
    TIENES TANTO MIEDO Q NI VAS A PUBLICAR MI COMENTARIO

    POETA VALIENTE

    ResponderEliminar
  2. si todo el mundo, hasta un desavizado como tú, sabe que fue "Sancho panza", ¿para qué decir su nombre?

    Más bien escríbele y dile que lo devuelva, nunca es tarde.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo23.10.09

    cómo puedes hablar de "efervescencia poética" si no han salido a la luz los haikus completos de Gustavo Faverón.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo23.10.09

    Coral, mira lo que encontre en la revista que financia Banana Joe. Pagina 31

    Pero el mayor ejemplo es el apoyo dado por algunos partidos de la izquierda parlamentaria peruana, especialmente el Partido Unificado Mariateguista (PUM), a la organización de rondas paramilitares llamadas eufemísticamente “rondas campesinas”, trabajando mano a mano con las Fuerzas Armadas que implementaron la política antisubversiva genocida en el Perú de los ochenta y noventa.

    Las eufemísticamente llamadas “Rondas de Auto Defensa Civil” eran organizaciones paramilitares conformadas en gran parte por campesinos, armados por el Ejército para enfrentar a los grupos alzados en armas, particularmente a Sendero Luminoso. De esta manera, el Estado peruano recurrió a tácticas usadas en Vietnam por las fuerzas de ocupación de Estados Unidos, así como Nicaragua y Guatemala, de armar a parte de la población para enfrentarla a los grupos guerrilleros. Dichas rondas son presentadas en el discurso oficial como campesinos víctimas de las acciones militares de Sendero Luminoso. Se tergiversa de esta manera el hecho que eran campesinos armados por el Ejército y que operaban militarmente, así que la mayoría de miembros de Senderos Luminoso en las regiones andinas era también básicamente campesinos quechuahablantes.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo23.10.09

    Mis saludos ademas a la gente de Cascanueces, por su aporte a la poesia peuana.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.