12.11.09

Migraciones I


El poeta Juan Carlos de la Fuente tiene un blog muy visitado, dedicado a la literatura, con un nombre muy sugestivo: Noticias desde el interior. Allí ha publicado, sorpresivamente para mí, una larga y minuciosa reseña de la poeta Andrea Cabel (Uno rojo, Las falsas actitudes del agua) sobre mi segunda novela, Migraciones. Les dejo con un par párrafos y el respectivo link para que la puedan leer completa.

...Sobre los espacios que transita en su viaje vital, Puno resulta uno importante, quizás, más importante que el Sanatorio en el que Bruno encuentra a su admirado poeta Leopoldo Panero con quien había llevado la correspondencia, en parte, incluida en la segunda sección de sus Migraciones. Señala con destreza y harta verosimilitud el poeta –ficticio– Panero: Allí, en Puno, supe que se podía permanecer intocado y profundo sin renunciar a la belleza y a la luz, tal como el lago lo hacía (p. 88).

El lugar se combina con el autor de esta tierra, por decirlo de un modo literario, con Oquendo de Amat; respecto de él, Panero dice en la última carta incluida: el poeta fue un guía en este viaje de las imágenes y el aprendizaje de lo real. Sus versos no me ayudaron a comprender nada, evito maquillar; pero fueron como una brisa continua que aireara mi visión de este autodescubrimiento deslumbrante…

La primera relación está fuertemente hecha: los viajes de Panero coinciden con los viajes de Bruno, sus búsquedas, sus amores y vicios, sus excesos y sensibilidades transitan por huellas y caminos similares. Por último, sus ojos, los de ambos, observan el mismo lugar de homenaje: por un lado, Martín Adán, quién recibe a Panero cuando –ficticiamente– este viene a Lima y lo busca para acabar luego de media hora de conversación, dejado de lado por el poeta Adán al no conocer lo suficiente de literatura española justamente, y por otro lado, hacia Oquendo de Amat, quien en forma musical, de acordeón, con sus Cinco metros de poemas, alberga los ojos y las distancias rurales, culturales y literarias con Bruno y con Panero. Ambos, finalmente, poetas. Sujetos de búsqueda, hechos de tránsito. (Leer la reseña completa)
(Paisaje de Puno, donde se desarrolla una parte de la novela.)

5 comentarios:

  1. Anónimo12.11.09

    felicitaciones Victor por esa reseña. Se nota que a la poeta que ha gustado la novela y la ha leído a conciencia. Dónde la venden?

    Gabriel

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12.11.09

    De la novela opinaré cuando la lea, pero quiero felicitar a Andrea por su sensibilidad para meterse en la historia y sabes sacar tantas cosas de ella. realmente un lujo de capacidad de comprensión.

    Martín Martín

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12.11.09

    Cabel no ha publicado hace poquito un poemario en la editorial Underwood?

    ResponderEliminar
  4. Hola con todos.

    -La novela estuvo a la venta en El Virrey, Crisol y Zeta Book Store. Parece que ya no hay ejemplares en la dos primeras, pero ayer vi unos ejemplares en el Zeta de La Molina.

    -Andrea Cabel acaba de publicar Uno rojo en la Colección (no editorial) Underwood.

    -Martín, Martín, sí, muy buena la lectura de la poeta.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo13.11.09

    Excelente lectura...dan ganas de leer la novela leyendo esta crítica tan sustanciosa y llena de sensibilidad.
    A Andrea, la poeta, la conocí cuando presentó el poemario de Eduardo Chirinos hace algunos meses y me quedé muy sorprendido por su juventud y su habilidad para hilar los temas y hablar tranquilamente sin tener nada pre-escrito, no había preparado nada pero se notaba que sabía mucho de literatura y que había leído minuciosamente el libro...realmente me pareció una persona muy inteligente y muy clara. Quedé prendado, en verdad es una mujer increíble, y tu novela, seguro debe serlo también, para destinar tanta atención de su parte. Felicidades por la reseña y por el exito en ventas de "Migraciones"

    Jean Claude.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.