28.2.09


Garrida Lecca otra vez

Me topo en Pepitas.com con esta nueva joyita del ex Ministro de Salud y poeta según sus amigos. El video es de Noventa Segundos, el noticiero de Canal 2. Aquí el texto de Pepitas:

Anoche reapareció el "tristemente célebre" ex ministro de Salud, Hernán Garrido Lecca. (esa muletilla no la usaba desde mis tiempos de practicante, pero cae a pelo) Y una vez más demostró una patenería digna de un búfalo aprista.

En la comisaría de Miraflores, adonde acudió porque un valet parking de un conocido restaurante de comida italiana chocó su camioneta, pretendió ridiculizar y amedrentar a los periodistas que se enteraron del accidente.

Garrido Lecca también mangoneó a su gusto al comisario. El pobre trabajador del restaurante que había chocado su carro estaba tan asustado que no paraba de golpearse el pecho y admitir su culpa.

En las imágenes se ve como el ex ministro aprista se acerca prepotentemente a la camioneta de los periodistas -acompañado del comisario- y les toma fotos. Luego los amenaza con demandar a los colegas acusándolos de violar su intimidad, pese a que los periodistas sólo hacían su trabajo en un lugar público.

El iracundo lider aprista también los acusó de haber chuponeado la frecuencia de radio de la policía. No hay duda que ha quedado traumado por el petroescándalo.

En su reaparición pública, Garrido Lecca también demostró que ya quemó cerebro. En este video pueden ver como entra en trompo y desvaría. Tomen atención en la parte donde hace de guionista de una alucinada historia de genios y caperucitas rojas…


(HGL.)
Iron woman

Tempranamente elegida como la foto del año por un exaltado Ocram, esta foto de Magaly Solier con su verdadero look, el de metalera, ha causado revuelo en media blogósfera. No faltarán los "lúcidos" que hablen de contaminación cultural y la teta del sapo (asustada). Tampoco el rabioso que aproveche ello para insultar a los demás y armar "polémica" en su "blog de discusión". Lo cierto es que la chica es recontrafan, irá al concierto en Lima de ese grupo, y eso basta. Esto dijo la actriz a RPP:

"Voy a ir al concierto, es mi grupo favorito. Me gusta mucho su música porque transmite la fuerza que ellos tienen dentro. Me encanta cuando la gente muestra eso".
(Solier, sigue sorprendiendo...)

Biografía sobre Martín–Santos

Una de las mejores novelas españolas de la segunda mitad del siglo veinte es Tiempo de silencio, de Luis Martín–Santos, publicada en los años sesenta por primera vez y republida en diversas ediciones. Quienes quiere enterarse un poco más sobre ella pueden leer un texto que escribí en LDL hace un tiempo.

Pues bien, en El País de hoy se da una notable primicia: la salida de una biografía del autor, Vidas y muertes de Luis Martín–Santos (Tusquets), a cargo del profesor José Lázaro. La nota dice:

Mezcla de biografía, reportaje, historia oral y ensayo, la obra aborda por separado las distintas facetas de Luis Martín-Santos: la persona, el psiquiatra, el socialista, el escritor y el hombre de familia. El biógrafo subraya la brillantez como rasgo principal del autor de Tiempo de silencio, una turbulenta historia amorosa con un médico como protagonista y ambientada en Madrid en 1949. "Martín-Santos pasó por la vida como un relámpago", apostilla Lázaro. Personaje inclasificable, moderno y adelantado a su época en la España gris y mediocre del franquismo, Martín-Santos destacó en todas las actividades a las que se dedicó. Fue premio extraordinario de licenciatura y se convirtió en 1946 en el médico más joven de España; y fue autor de una novela de referencia, culta y popular a un tiempo, con 38. Por ello, son muchos los que opinan que aquel hijo de médico militar no sólo hubiera descollado en la literatura, sino también en la política. "Quizá habría llegado a ser un líder del PSOE", aventura José Lázaro. (seguir leyendo)

(Luis Martín–Santos, notable narrador tempranamente desaparecido.)




26.2.09


Reseña semanal. Rotación de la palabra (esencial)

La mayor parte de los libros de poesía publicados en el Perú que se pueden inscribir, anejar, o que merodean el llamado neobarroco latinoamericano –piénsese solo en El anticiclón del Pacífico Sur, de Rafael Espinoza, o en La transformación de los metales, de Paul Guillén–, no reciben mayor atención por parte de la crítica literaria, sea mediática o especializada.

Rotación (2006), de Rubén Quiroz –poeta y controvertido pirómano literario–, no es la excepción. Pero es mucho más. Para empezar, es el volumen que consolida y resume afinando la obra previa del poeta, que incluye poemarios irregulares como Niño Vudú (2001), Imago mundi (2002) y Médula (2006), además de un par de poemarios más que el autor prefiere olvidar y yo también. Su última entrega, El derrumbe (2008), puede ser solo una extensa nota a pie de Rotación.

Primero, algunas coordenadas. El libro, que pretende registrar poético–psicóticamente el movimiento de giro sobre sí mismo de este planeta, hora por hora, desestima las ideas de verso y de poema para afincarse en una visión de conjunto, de libro, que pasa de ser solo una intención. Intercala, además, dosificadamente, poemas en prosa –a mi parecer, los más decantados– con regiones en verso y texto corto. No percibo, sin embargo, y por ello mismo, el carácter "aluvional" que atribuye Abelardo Oquendo al libro. Más bien es un extenso registro de lenta pero profusa anegación imaginal.

Pero ese es su logro y también su límite. En varios pasajes cierto surrealismo más bien desafortunado toma por asalto el discurso, haciéndolo innecesariamente "atrevido". Surgen entonces los "árboles de semen", las "aves de apio", los "tlones tóxicos". Paralela y paradójicamente, Quiroz acierta en una faceta muy ligada a la surrealista: el registro de una suerte de discurso psicótico (a veces paranoide) lejanamente engarzado con un Artaud o un Panero:


Signos desprendidos en dimensiones desovilladas al bramido de invisibilidad. Sofoco y ámbito. Aperitivo y trópico. Recado y febril. Cegato. Gimiente. Recita. (pp 31)

Estamos al otro borde
Donde la erosión es un acto cotidiano
Extrema el núcleo
Y las hebras en un descuido ahondan los ecos
O la calavera emergerá entre el tímpano y el nudo
Oyendo las ondulaciones y las astillas totales (pp 25)



El discurso parece pues abandonarse a desmoronamientos lógico-sinfónicos que, a pesar suyo, arrojan luces esporádicas sobre el lector, lo iluminan o, al menos, lo oscurecen significativamente.
Un texto aparte, que tal vez emprenda más adelante, merecerían los numerosos pasajes en que la voz poética se apoya en la metamorfosis para graficar su vertiginosa visión del mundo –mejor dicho: de la tierra–, pero también la general tendencia a apoyarse en la eufonía y en un vigoroso sentido del ritmo para sostener el discurso, antes que en una idea (formal) de poema tradicional o de sentido.

Esto último es muy típico del neobarroco latinoamericano. Se asume una poética del significante en la cual los poemas se despliegan con base en una hermandad fonética de las palabras que configuran un entramado lingüístico no exento de capacidades simbólicas en buena parte no buscadas. El texto como materialidad con valores intrínsecos y hasta cierto punto independiente de referentes y aun de tradiciones.

Dos ideas finales. La interpolación de pasajes en donde el poeta se apropia de terminología médica, química, neurológica, resulta tan esporádica y… modesta, que no llega a calar en la lectura del iniciado. Exploraciones mayores se esperarían. Y segundo, y más importante, quiero destacar la facilidad y felicidad con que Quiroz sabe introducirse a sí mismo como personaje (por fortuna, intermitente) en el libro: un rasgo autoirónico e hipermoderno que se complementa con la ausencia, pese a los husos horarios, de secuencialidad lógico–narrativa en el conjunto; Rotación más bien tiene un ostensible carácter constatativo, inmanente en su condición de imagen global. Un puzzle que, encajando medianamente bien aunque con piezas sobrantes, nos entrega una historia–imagen de lo Real prenarrativa y, por ello –muy a pesar del poeta–, esencial.


(Portada. Rubén Quiroz.)

25.2.09


Presentación


Lustra Editores y el AECID Centro Cultural de España en Lima anuncian el lanzamiento de:

colección piedra/sangremuestra poética del 2000[Perú]


Presentadores:

Arturo Corcuera
José Güich

Día:

4 de marzo

Hora:

7:30 p.m.

Lugar:
Centro Cultural de España (Jr. Natalio Sánchez 181-Santa Beatriz)


(La colección. Los poetas.)

23.2.09




NOTA DE PRENSA
INSTITUTO RAÚL PORRAS BARRENECHEA
26 Y 27 DE FEBRERO DE 2009




CONGRESO INTERNACIONAL
"ESCRIBIR DE SÍ MISMO.
HISTORIA Y AUTODOCUMENTOS EN LOS ANDES"



Los días jueves 26 y viernes 27 de febrero se desarrollará el congreso internacional "Escribir de sí mismo. Historia y autodocumentos en los Andes" en el Instituto Raúl Porras Barrenechea (Colina 398, Miraflores). El evento será auspiciado por el IFEA, la Universidad de Hamburgo y la UNMSM, y tiene como coordinadores a Marcel Velázquez Castro, Cristóbal Aljovín de Losada y Ulrich Mücke.

La finalidad del coloquio será esclarecer la función del autodocumento y analizar los mundos representados en éstos, contando para ello con destacados investigadores peruanos y extranjeros como Javier Flores Espinoza ("Don Justo Apu Sahuaraura y sus recuerdos de la monarquía peruana"), María Emma Mannarelli ("La construcción femenina del yo a principios del siglo XX"), Oswaldo Holguín ("Ricardo Palma, los románticos peruanos y la memoria de sí mismos"), José de la Puente Brunke ("Testimonio íntimo: Epistolario de Manuel Candamo, 1873-1904"), Christa Wetzel ("Como redactor de un diario. La escritura autobiográfica de Heinrich Witt"), Carlos García Bedoya ("La construcción del sujeto en las crónicas de Guaman Poma y Titu Cusi Yupanqui"), Nanda Leonardini ("Antonia Moreno: Testimonios de una resistencia bélica"), Ricardo Portocarrero Grados ("Juan Croniqueur y el modernismo limeño: Una autobiografía no autorizada de José Carlos Mariátegui") y Sebastián Chávez Wurm ("Narrativa senderista: Los relatos autobiográficos de miembros de Sendero Luminoso"). La conferencia inaugural estará a cargo de Cecilia Esparza.

En el campo literario, el término 'autodocumento' abarca en general a todos los documentos narrativos que contengan una dosis autobiográfica, dificultando así su noción de la realidad y volviéndose, por ello mismo, más interesantes. ¿Cómo se describe a sí mismo? ¿Qué idea tiene de sí mismo? Mientras que para la historiografía, prevalece la construcción o la visión de sí mismo. Aunque se ha estudiado un buen número de autodocumentos latinoamericanos, las investigaciones son mínimas en relación con los estudios europeos, así como en el número de autodocumentos escritos en los últimos 500 años.

Más información en:
Instituto Raúl Porras Barrenechea
Calle Colina 398, Miraflores
Central Telefónica: 619-7000 Anexo: 6102. Telefax: 445-6885
E-mail: institutoraulporrasb@unmsm.edu.pe
También puede llamar a:
Marcel Velázquez Castro (Cel. 993489375)
--
Johnny Zevallos,
Prensa IRPB-UNMSM

Convocatoria Internacional de Poesía"Antología de Poesía 2009"Convocatoria abierta para el Perú


La Antología de Poesía 2009 surge de la necesidad de interactuar con poetas de distintas épocas y latitudes, cuyo idioma castellano los compromete con la palabra escrita de diversas maneras y en momentos distintos.Este proyecto, liderado por Ediciones Jaguar, recopilará lo mejor del trabajo poético de Hispanoamérica y las Islas del Caribe en cinco tomos, que estarán acompañados de estudios críticos sobre los textos antologados.Con el objetivo de lograr nuestro cometido de la manera más justa y organizada posible, Ediciones Jaguar ha decidido abrir convocatoria por países para la previa recepción y evaluación de los textos. La convocatoria estará abierta para cada país de acuerdo a las fechas estipuladas en las bases correspondientes.

Nuestra antología creará un mapa poético entre México, Centroamérica, Sudamérica, España y las Islas del Caribe, y de esta manera enriquecerá el panorama poético de la lengua española.Bases:· Podrán participar todos los (as) poetas nacidos (as) a partir de 1940. Acordamos esta fecha de partida por cuestiones generacionales (este criterio, es puramente estadístico).

· Los poemas a enviar deberán de ser de autoría propia y en español. Estar a doble espacio y en fuente Times New Roman, número 12. En caso de que los poemas tengan un formato diferente al señalado anteriormente, le solicitamos que lo notifique en el envío.
· La cantidad mínima que deseamos es de cinco poemas, con un máximo de veinte poemas. Si los poemas pertenecen a un libro, al final del poema le solicitamos anexe los datos correspondientes (Autor/a, título del libro, editorial y año de publicación), y si los poemas son inéditos o por publicarse en alguna editorial, especifíquelo.
· La temática es libre.
·A los autores que reciban esta convocatoria se les solicita una ficha curricular en la que anexen los siguientes datos; nombre, dirección electrónica, país de origen, domicilio particular y su trayectoria literaria, además de una foto. Solicitamos sus datos personales para uso exclusivo de la institución, y de la misma manera para hacerles llegar futuras invitaciones, la finalidad de esta solicitud es crear una base de datos y realizar un mapa poético.
· La presente convocatoria estará vigente a partir del 1 de febrero y cierra el 4 de abril del presente año.
· Todas las participaciones literarias deberán de ser enviadas a la siguiente dirección:
antologiainternacionaldepoesiaperu2009@hotmail.com
· A los participantes se les notificará de la recepción de sus trabajos en un correo electrónico.
· Los autores seleccionados cederán los derechos de la publicación del material poético a Ediciones Jaguar.
· La participación en esta convocatoria implica la completa aceptación de sus bases.
La presente convocatoria internacional de poesía reunirá a las nuevas voces de la lírica castellana y de las Islas del Caribe, en un libro editado por Ediciones Jaguar a principios del 2010, a presentarse en la ciudad de Cali, Colombia. La presente antología será editada en cinco tomos. Agradecemos a todos los autores el interés ante el presente proyecto editorial a realizarse. De la misma manera en que les solicitamos sus colaboraciones les informaremos de los portales de internet en donde podrán consultar tanto la lista de los poetas antologados como un estudio preliminar del trabajo a publicarse.
[1]

Atentamente


Alessandra Tenorio

Javier Zamudio

Juan Carlos Recinos

1 de febrero de 2009
Cali, Colombia.
Ediciones Jaguar


[1] Los antologadores informamos que tanto los nombres de las antologías por países como de la antología general, serán designados por el consejo consultivo de Ediciones Jaguar.
Video de la presentación del artefacto literario 80M84RD3R0

en la 4ta Feria del Libro de Trujillo,
la tarde-noche del 29 de enero de 2009.
lugar: auditorio césar vallejo - 4ta FLT
Protagonista: césar gutierrez
Grabación de video en camara digital: héctor quintanilla cúneo
editorial norma
manipulación de imagen, cirujía cromática, inserción lírica y edición de VDo:
tito domínguez & Jardín Solar.

Category: People & Blogs

Tags:

bombardero feria libro trujillo atal cesar gutierrez jardin solar azulejos tito dominguez peru electronica



21.2.09


Trayectos

Desde Arequipa, mi colaborador habitual, el escritor Orlando Mazeyra, me envía un cuento que pongo a disposición de los lectores.


Por Orlando Mazeyra


Tomados de la mano, acabábamos de llegar a la casa de reposo. No quise mirarla una vez más, porque mejores días fueron los ciegos, los de la oscuridad rampante que abrazó nuestras angustias antes de la explosión amatoria que nos desparramaba por el suelo. Abrí el maletín y le entregué la carta de presentación que redactaron sus padres. "No temas. No hay nada importante", le confesé. ¿La leíste?, preguntó asediada por la angustia. "No hace falta", le dije y me arrodillé presuroso. Le levanté la falda y arranqué sus bragas.

Lamí su sexo una y otra vez, con raptos incontenibles de rabia, que al sentir el umbral de la excitación, se tornaba en fetichismo absoluto. De pronto, una vieja rancia con aires de monja de clausura abrió la puerta y se persignó espantada antes de lanzar un grito enloquecido. Acudí al fondo de mi alma para espetarle en la cara: ¡no es ninfómana, ella no es ninfómana, es sólo una mujer que sabe amar!


Follamos, follamos y follamos sin el permiso de la policía. Cuando llegaron ellos, nos encontraron como siempre: con los ojos cerrados, sintiendo la rigidez del suelo, felices de la vida. "Esta gente está enferma, hacer eso con una niña", musitó un gendarme y me sentí más sano que nunca. El amor era un trayecto que seguía aguardando. Un trayecto enrevesado en el que si había alguien que cometía un delito, éste era el de la benigna pasividad, un trayecto donde el timón del velero errabundo era mi cuaderno de bitácora, y el olor de su sexo el afrodisiaco que abría las puertas del cielo. O del infierno, qué se yo. El placer tiene un poco de ambos. Además, ver a Dios transformarse en el diablo ya era una alquimia tan cotidiana que seguramente por eso nadie podía comprendernos.

Cabía la posibilidad de ser sólo sexo. Sexo y nada más. ¿Y eso, en un mundo tan hipócrita, realmente importaba? La mendicidad moral de los demás revierte todos sus insultos. ¿Pederastia? ¿Con qué se come esa palabra, imbéciles?

La idea del sexo como única verdad se había presentando ante mí desde que conocí a Camila, una muchachita de apenas catorce abriles. Todavía no recuerdo sí leí Lolita antes o después de conocerla. Aunque a la luz de los hechos acontecidos, eso era lo de menos. Lo que de veras importaba era el nuevo trayecto: los juicios, las insidias y calumnias de gente que juzga, pero no vive. Un trayecto repleto de ignorantes que ahora me miran perplejos sin saber que, ella y yo, siempre estuvimos por encima del resto. A eso es a lo que yo llamo Arte. Ahí, donde finaliza el trayecto, logro ver a Nabokov persiguiendo mariposas, mientras los fisgones hacen su ridícula tarea: criticar y exhibir sus estúpidas anteojeras revestidas de cojudez ampulosa. Cosa tan ridícula como la imagen de ese viejo que resbala luego de capturar un insecto que finalmente escapa de la red: el trayecto, entonces, no termina nunca. "Ponte a escribir", parece decirme. Y aquí estoy, haciéndole caso. Prefiero esto a cazar mariposas.


(V.N.)

18.2.09




Reseña semanal. Novela porosa

Letras S5, la excelente página de literatura latinoamericana, ha rebotado esta reseña. Se agradece. (Clic)

Mondadori acaba de reeditar, en su filial argentina, La novela luminosa (2005, 2009), de Mario Levrero, que junto con El discurso vacío (2007) constituye el testamento literario y la suma poética del autor de excelentes novelas como La ciudad, París y Dejen todo en mis manos (donde el protagonista es el ahora inolvidable Juan Pérez).

El volumen esta compuesto de más de 400 páginas del Diario de una beca, que registra con una desesperante minuciosidad la vida interior del escritor durante el tiempo que le duró la beca Guggenheim que le fue otorgada en el año 2000. Allí nos encontramos con numerosos pasajes donde el narrador explicita sus temores, (des)amores, sus miserias familiares y periodos de precario equilibrio, sus males corporales, cómo no; pero felizmente también algunas opiniones iluminadas sobre autores que le interesan: Samuel Beckett, Somerset Maugham, Rosa Chacel, James Ellroy ("leer una de sus novelas es como tragarse un balde de mierda", sentencia en un extraño elogio) y otros.

Todo ello salpimentado con tediosas descripciones sobre sus adicciones a los juegos de computadora más primarios (solitario, Free Cell), la pornografía internética (esta última con una extraña intermitencia de culpa y justificación) y el cigarro, su enemigo íntimo de toda la vida.El último quinto del libro es, en sí, La novela luminosa, una nouvelle de ciento y pico de páginas que es el verdadero eje del libro y, me atrevo a decir, de toda la obra levreriana. Antes de continuar, vale la pena citar una de las varias poéticas que encierran (no todo es ripio, verán) los diarios del escritor:

Cuando uno es joven e inexperiente, busca en los libros argumentos llamativos, lo mismo que en las películas. Con el paso del tiempo, uno va descubriendo que el argumento no tiene la menor importancia; el estilo, la forma de narrar, lo es todo (pp 76)

Esto lo lleva a la práctica a cabalidad y con maestría en la última parte del libro, donde el narrador hace esfuerzos y ejercicios loyolianos por narrar una serie de experiencias trascendentales que, puestas en blanco y negro, pierden toda su gracia (ojo con el sentido religioso de este vocablo) y se diluyen en la atractiva grisura de su entorno narrativo. Lo verdaderamente admirable de todo ello es, en realidad, la forma, la poesía con que el narrador describe su fracaso existencial, y el desenfado y candor con que expone sus inquietudes religiosas. Luego de exponer su experiencia iluminada con un racimo de uvas, exclama:

Recibí ese alcohol para el desayuno como una auténtica bendición, como un regalo de Dios; que lo era, efectivamente, pues Dios había trazado todos mis pasos para que yo llegara a esa señal, preparada cuidadosamente para mí.(…)y desperté con la plena conciencia de que Dios existe y me ama; de que existe una dimensión de la realidad que estamos muy ocupados en esconder. (pp 520)


Así como esa, hay otras experiencias luminosas, con un semáforo, con un perro, con una chica de ojos verdes, que nos son narradas y que brillan no solo por su fracaso comunicativo, sino porque el lector termina entendiendo que es la porosidad trascendente de la novela la verdadera raison de etre de la misma.

Y aunque el argumento es pálido y escuálido, es de maravillar la manera en que el discurso vuelve constantemente sobre sí mismo anulándose; una suerte de bucle metaficcional que se enlaza con otros bucles narrativos en una encadenación que solo sirve para graficar el encierro existencial de un narrador que se debate, con increíble honestidad, entre la fe y la construcción de una salida trascendente, y los aborrecibles condicionamientos de una vida mediana.

Novela porosa, además, porque absorbe elementos del diario, la crónica, el ensayo, la crítica literaria de escritor (la mejor) y el testimonio espiritual –no en vano Levrero nombra a Santa Teresa como "mi patrona" en el prólogo–; La novela luminosa -superadas con paciencia las digresiones recurrentes, trivialidades muy personales y variaciones sobre programas de computación desfasados y reflexiones trilladas sobre la sociedad- se impone como el libro que consolida a Levrero (ya lo he sugerido antes en LDL) como una de los escritores más profundos y maduros de la narrativa hispanoamericana de las últimas décadas.

(Portada.)





El otro ganador

El actor peruano Christian Esquival –me entero por El útero de Marita- también ha triunfado en la Berlinale, por ser el coprotagonista del filme euskerra Ander (triunfador también en Berlín). La nota de Diariovasco dice:

En la rueda de prensa de Ander, la película vasca con director gallego hablada en un bilingüismo tan rico como lógico e inteligente, alguien, una de esas criaturas que se quieren políticamente correctas a cualquier precio, le preguntó al actor peruano Christian Esquivel si no se había sentido molesto cuando en el filme, el personaje de Peio, un gran cabrón en general, se dirige a él llamándole indio. Esquivel, nada nuevo en el oficio sino joven veterano que ha sido el soldado boliviano Mario Terán en el magno Che de Soderbergh, respondió que cuando así le llamaban, mucho orgullo sentía. Porque ser indio implica ser descendiente de los incas imperiales. Acabó su defensa de la palabra añadiendo que ya le gustaría a más de uno poder ser indígena, poder ser inca.
Horas después de esa reivindicación del Perú incaico se estrenaba entre estallidos de risas, algún llanto y muchos aplausos, La teta asustada, la película de una dama peruana, Claudia Llosa, que a la postre ganaría no sólo el premio de la FIPRESCI, el tribunal internacional de críticos, sino el Oso de Oro. Se lo entregó a Claudia una mujer bien impresionante: la presidenta del jurado y actriz soberana Tilda Swinton. Y lo hizo en presencia del productor español de la película, un viejo y atrevido amigo del Festival donostiarra, José María Morales. Ayer, todos los periódicos de Berlín abrían sus ediciones con una foto soberbia que titulaban «Mujeres al poder en la Berlinale». Se veía a Claudia y a sus actrices, se veía a Tilda y se veía a la ganadora del Oso a la Mejor Interpretación Femenina: Birgit Minichmyr.

No se equivocaba la prensa berlinesa. Al fin y al cabo, La teta asustada va de mujeres. De una mujer con miedo. Que mamó leche con miedo del pecho violado de su madre. Habla de un país con un pasado curtido en el miedo. Es una película política. Es una película fantástica. Y un cuento tan cruel como lo son el de Caperucita o Blancanieves. Es una película sobre la patata. No vamos a descubrir por qué, ya lo verán cuando se estrene, pero hace años que lo cantaba La Trinca: el hombre viene de la patata. Y ya lo dijo Claudia en su rueda de prensa: «En mi país la palabra papa lo significa todo: raíz, tierra, tumor, sexo, vida, alimento y muerte». Y ya incluso lo afirmaron en la muy singular cadena de TV Arte: «Claudia se atreve a mezclar lo orgánico con la política, Cronenberg con Costa Gravas». Orgullo inca en Berlín, poder femenino, reivindicación de la papa, grito contra el odio y el veneno vertido en la leche de tantas madres y lección de idiomas: en quechua semilla y momia se dicen de la misma manera. Por eso se escucha en La teta asustada: «Para vivir bien hay que saber morir bien».

Todo eso pasaba en un Berlín maravilloso que sigue siendo tal como rezan muchos de los pasquines repartidas en Alexa (Alexanderplatz) o en la zona de Pariser Strasse: «Arm aber sexy», Pobre pero sexy. Un Berlín donde el jurado infantil y juvenil se muestra más sexy, más valiente, más peleón que cualquier otro tribunal. Premiaron en sus secciones películas bien eróticas, películas sobre suicidios juveniles, películas donde los adultos son una gran molestia. Películas como My suicide o Je le jure, cŽest pas moi! Un Berlín que el sábado celebraba enloquecido el triunfo del Bertha BSC sobre el Bayern de Munich. Un Berlín que es tan alemán como turco. Por eso, en Kreuzberg y en el café Libertá de Rosa Luxemburgo Platz se brindaba por el gran cine llegado del Bósforo: My only Sunshine, Mommo. Berlín: orgullo inca, orgullo turco, orgullo de jóvenes. Orgullo de Ander: pobre pero sexy.

(Esquivel con Claudia Llosa a las puertas del palacio de la Berlinale.)

15.2.09


Superficial 2

Hace unos días me referí acá a la idea de superficialidad, a propósito de que dos críticos literarios peruanos habían coincidido en hablar de ella en el momento de enjuiciar un par de novelas de escritores peruanos: Miguel Gutiérrez e Iván Thays. Cité entonces un texto de José Morales Saravia y dije que no es que habíamos pasado a un estadio de predominio absoluto de lo lo superficial y lo vano, sino que todavía había regiones profundas y regiones superficiales en lo Real.

Luego de leer el reciente número de Letras Libres, en sus versiones mexicana y española, me encontré con dos textos que, de antemano, se los recomiendo: el artículo de Mario Vargas Llosa titulado "La sociedad del espectáculo", donde, entre otras cosas, marca distancia de la llamada "literatura light" y de la literatura de consumo, y una sustanciosa conversación entre los escritores y ensayistas italianos Claudio Magris (Microcosmos, El Danubio) y Alessandro Baricco (Seda, Los bárbaros). De nuestro compatriota, cito la parte pertinente aunque les recomiendo la lectura íntegra:

Entre paréntesis, tal vez convendría dar alguna precisión sobre lo que entiendo por frivolidad. El diccionario llama frívolo a lo ligero, veleidoso e insustancial, pero nuestra época ha dado a esa manera de ser una connotación más compleja. La frivolidad consiste en tener una tabla de valores invertida o desequilibrada en la que la forma importa más que el contenido, la apariencia más que la esencia y en la que el gesto y el desplante –la representación– hacen las veces de sentimientos e ideas. En una novela que yo admiro, Tirant lo Blanc, una señora da una bofetada a su hijo, un niñito recién nacido, para que llore por la partida de su padre a Jerusalén. Nosotros los lectores nos reímos, divertidos con ese disparate, como si las lágrimas que le arranca esa bofetada a esa pobre criatura pudieran ser confundidas con el sentimiento de tristeza. Pero ni esa dama ni los personajes que contemplan aquella escena se ríen porque para ellos el llanto –es decir la pura forma– es la tristeza. Y no hay otra manera de estar triste que llorando –"derramando vivas lágrimas", dice la novela– pues en ese mundo formal es la forma la que cuenta, a cuyo servicio están los contenidos de los actos. Eso es la frivolidad, una manera de entender el mundo, la vida, según la cual todo es apariencia, es decir teatro, es decir juego y diversión.

La valoración de lo formal sobre lo esencial, sin embargo, parece ser un –digamos- esquema que ha atravesado todos los tiempos; mal haríamos en utilizarlo como argumento para "condenar" nuestro época. Aunque, claro, nunca como ahora su predominio se ha hecho tan elocuente y explícito. No me animaría, sin embargo, a hablar de una tabla de valores invertida, puesto que ello significaría que hay una tabla "correcta" o "verdadera" de valores, y lo que hemos visto por historia es que todas las tablas de valores han caído, se han modificado y han sido reemplazadas por otras que a su vez serán desplazadas en su momento.

Por su parte, Baricco aplica un zoom al tema; atentos:

La profundidad, ese es un hermoso tema. Sabes, mientras escribía Los bárbaros consagré mucho tiempo a entender y a describir la formidable reinvención de la superficialidad que esta mutación está realizando. Y me parece fantástico lo que hemos logrado hacer al rescatar una categoría que oficialmente era la identificación misma del mal, y devolverla a la gente como uno de los lugares reservados al Sentido. Pero me doy cuenta de que esto no significa de ningún mundo demonizar, automáticamente, la profundidad. Tú precisamente hablas de amistad, de amor, y si observas a los jóvenes de hoy, casi todos típicos bárbaros, encontrarás el mismo deseo de profundidad que podíamos tener nosotros. O si piensas en su necesidad religiosa, encuentras una ansia de verticalidad que no logras conjugar del todo con la cultura del surfing. En definitiva, ¿sabes qué pienso? Que la mutación ha desmontado la dicotomía de lo superficial y lo profundo: ya no son dos categorías antitéticas. Son las dos movidas de un único movimiento. Son los dos nombres de una única cosa. Te diré más: la superficialidad, en las obras de arte bárbaras, ya no es distinguible como tal, no más de cuanto tú puedas distinguir entre la cosa y el adorno en un cuadro de Klimt, o la pura aritmética en una suite de Bach. (Cursivas mías)

Cierto; pero lamentablemente cierto. Hoy ya no se puede vivir de espaldas a lo dado despotricando contra una superficialidad que se ha ido ubicando en el eje mismo de la civilización occidental. Más amplio parece el ánimo de Baricco, que trata de hallar el punto de armonía entre la vieja profundidad y la elusiva y horizontal superficialidad. Sin embargo, en tanto que todavía podemos hablar de estos conceptos diferenciándolos y definiéndolos con cierta claridad, es evidente que no ha llegado a darse el absoluto predominio de uno sobre el otro. Es más: porque podemos hablar de la importancia (es decir, de la profundidad) hoy de lo superficial, como lo hace Baricco, es que podemos seguir pensando que la dinámica e interdependencia entre estas dos instancias aún es vigente.

Sin embargo, en el mundo del arte el tema adquiere matices mucho más complejos, iridiscencias cegadoras. Dado que forma, mentira, verdad, fondo han sido desde siempre asuntos problemáticos en este contexto. Les recomiendo, por ahora, el artículo de Rafael Lemus en el mismo Letras Libres. En él se fustiga duramente el fantasma del cinismo superficialista en literatura, encarnado en esta frase alucinante de un famoso editor:

"Saber de literatura es malo para un editor; yo soy capaz de convertir un libro con las páginas en blanco en un auténtico éxito de ventas."


(Alessandro Baricco.)



La teta asustada gana el Oso de Oro

La nota, que resalta el carácter hispano-peruano de la película de Claudia Llosa, es de El País. Pueden ver el tráiler de la pela aquí.

La película hispanoperuana La teta asustada, de la directora Claudia Llosa ha triunfado en la Berlinale, el festival de cine de Berlín, al llevarse el Oso de Oro a la mejor película. La película de la directora peruana también obtuvo ayer el premio de la crítica internacional del certamen. La película se basa en el mito andino de que las mujeres violadas en Perú durante los conflictos de finales del siglo XX traumatizaron a sus hijos al amamantarlos.

El director iraní Asghar Farhadi ha sido premiado con el Oso de Plata de la Berlinale a la mejor dirección por su película Darbareye Elly . El actor Sotigui Kouyate ha ganado el Oso de Plata a la mejor interpretación masculina por su papel en London River, película de Rachid Bouchareb. La actriz alemana Birgit Minichmayr se ha llevado por sup parte el Oso de Plata a la mejor interpretación femenina por su papel en Alle Anderen, de Maren Ade.

La película uruguayo-argentina Gigante, de Adrián Biniez, se ha llevado el premio a la mejor ópera prima, así como el galardón Alfred Bauer, en memoria del fundador del festival. La película de Biniez, nacido en Buenos Aires y afincado en Montevideo, se centra en un vigilante de hipermercado enamorado de una fregona del establecimiento, a la que sigue a través de sus cámaras de vídeo y luego por la calle.

Gigante también se ha llevado el Gran Premio del Jurado, ex-aequo con Alle Anderen.
El premio Alfred Bauer es uno de los más prestigiosos en la Berlinale y se reconoce con ello a una especial aportación a los nuevos lenguajes del cine. En esta edición, el jurado ha decidido dar dos premios Alfred Bauer, el de Biniez y otro al veterano director polaco Andrzej Wajda, de 82 años, por la película Tatarak.

El jurado de la Berlinale ha estado presidido en esta edición por la actriz escocesa Tilda Swinton y tenía entre sus miembros a la directora española Isabel Coixet.

(Claudia Llosa, triunfadora, besa el trofeo.)

Poetas elaboran una Constitución Europea en verso

El documento será presentado el próximo 27 de marzo en Bruselas. Se busca exigir más claridad en el lenguaje. Entre los poetas sen encuentra nada menos que Antonio Gamoneda. El cable extraído de El Universal de México:


EFE El Universal. Cuarenta poetas del Viejo Continente presentarán el próximo 27 de marzo en Bruselas una carta magna europea en verso para reivindicar más claridad en el lenguaje de este tipo de documentos e impulsar la unidad entre los pueblos.
La iniciativa surgió tras el fracaso de la ratificación de la Constitución Europea en Holanda o Irlanda, momento en el que un colectivo de poetas de Bruselas creó un proyecto artístico para llamar la atención sobre la opacidad del lenguaje jurídico.
"Pensamos que un texto que define nuestros derechos, deberes e identidad como europeos ha de ser fácil de entender porque incluso en verso se comprendería mejor que tal y como lo redactan los especialistas", explicó el escritor español Xabier Queipo.
Queipo forma parte del grupo de poetas de Bruselas, motor de la iniciativa, junto a los belgas Geert van Istendael, Laurence Vielle, el músico Manza, Peter Vermeesrch y David van Reybrouck.
El literato español hizo estas declaraciones tras la presentación de sus libros "Dragona" y "Ártico", en el festival literario Correntes d`Escritas, que durante cuatro días ha convocado en la localidad lusa de Póvoa de Varzim a unos 130 escritores lusófonos e hispanos.
El colectivo de poetas, que consultó a expertos juristas, se basó en la Constitución Europea y en la africana de Nelson Mandela para elaborar el esqueleto del texto que, precisa Queipo, "no pretende sustituir a los documentos legales, sino ser un experimento creativo".
El volumen de trabajo era tal que, en el verano del pasado año, el grupo convocó a cuarenta poetas europeos, -en principio, uno por cada uno de los estados miembros más importantes- para que creasen los cerca de ochenta artículos que forman la "constitución poética".
Los cuarenta líricos, entre los que se encuentra el ganador del Premio Cervantes 2006, el español Antonio Gamoneda, escribieron sus colaboraciones en sus idiomas nativos y sustituyeron su firma en el documento por uno de sus versos.
La iniciativa ya ha recibido el apoyo del antiguo jefe de Gobierno belga y vicepresidente de la Comisión encargada en su día de la redacción del proyecto de Constitución Europea, Jean-Luc Dehane.
La "constitución poética" se presenta el próximo día 27 en el festival belga Passa Porta, aunque sus autores planean llevar el texto a la Comisión Europea justo unos meses antes de las elecciones europeas, que se celebran este siete de junio.
Los autores también mostrarán el texto en festivales de Praga, la ciudad española de Barcelona y la británica de Edimburgo.
De momento, el documento sólo se publicará en francés, flamenco e inglés, aunque esperan que el proyecto cuente con los suficientes apoyos para difundirlo en el mayor número de lenguas posibles.


(Gamoneda: ¿purificar el lenguaje de la tribu?)

Paz Soldán: nueva novela

La reseña es de El País de hoy.

Por Javier Aparicio.

Frenética, escrita a modo de puzle trenzando los monólogos de sus excitados personajes hasta construir una historia en torno a la violencia y la pérdida emocional que se lee en tiempo real, Paz Soldán (Cochabamba, 1967) publica por vez primera una novela que no se sitúa en su Bolivia natal sino en Estados Unidos, cuya sociedad convulsa y psicológicamente desequilibrada conoce bien porque ha vivido en California y reside ahora en Ithaca, Nueva York. Los pompones ensangrentados de la cheerleader de la cubierta de Los vivos y los muertos ya revelan el cariz de denuncia sociológica de una novela cuyo título, y no del todo en vano, parece guiñarle un ojo a Los desnudos y los muertos de Mailer, y que por encima de todo pretende ser una radiografía de la psicopatología de la violencia en la vida cotidiana en Estados Unidos, un análisis coral de la violencia y la paranoia que inundan nuestra sociedad consumista, tecnócrata, hipócrita y estresada, reflejada aquí en un espejo quebrado en una treintena de fragmentos en forma de monólogos interiores que parecen arrancados de diarios personales imaginarios, a la manera de ese modelo de contrapunto y de ensamblaje de puntos de vista que es Mientras agonizo de Faulkner.

De acuerdo con la nota que figura al final del volumen, Paz Soldán traslada a Madison su ficción basada en el drama real, del que tuvo conocimiento por un dossier de crónicas periodísticas, vivido por un pueblo del Estado de Nueva York a mediados de los noventa cuando un tipo, en apariencia corriente, asesinó a varios adolescentes de la comunidad, que en la novela son chicos como Yandira y Hannah, que se reúnen en Starbucks cuando no escuchan música de Christina Aguilera o Bono en sus iPods, juegan a la Play, comen helados Ben & Jerry's, chatean, escriben blogs y se envían mensajes de móvil con emoticonos, viven sus experiencias amorosas sacadas del guión de una teleserie de moda o intercambian intimidad en MySpace o en Facebook. Están todos los tópicos de la modernidad juntos, pero no expuestos, sino en funcionamiento.

Paz Soldán forma parte de una nueva narrativa latinoamericana que reproduce en sus páginas la influencia de los mass media y de las nuevas tecnologías en un marco urbano significativo, y Los vivos y los muertos contribuye a esta línea temática, esta vez en Estados Unidos, estudiando los miedos y la psicosis de una población expuesta desde la televisión (Anatomía de Grey, Héroes) y otros espacios virtuales que crean imaginario a soledades anímicas, abandonos conyugales y complejas dependencias como las de Webb, el perturbado que cree no estarlo a pesar de ser un asesino, o las de Amanda o Rhonda, chicas que el azar no quiso que murieran aquella noche junto a Hannah o Yandira. Es espléndido el angustiado monólogo interior de Hannah en las páginas 89-90, sumamente faulkneriano, como los del niño Junior, trufados de repeticiones y de candidez infantil, los de Amanda, enamorada (de las fotos) de Colin Farrell y superviviente de su propia adolescencia, o como los de Webb, que unen el lirismo de emociones, olores y colores durante su violación de Hannah con la banalidad de los chistes que cuenta y la sordidez de su vida doméstica.

Una increíble sensación de inmediatez anega esta última e inspirada novela de Paz Soldán, que el lector vive más que lee. Fragmentaria, acelerada y hodiernista, Los vivos y los muertos representa un nuevo realismo narrativo, tiene mucho de relato basado en el cine de género, disfruta jugando a la novela policiaca y, seguramente, encarna también un modo de hacer novela que puede resultar hegemónico en poco tiempo.
(EPZ.)

13.2.09


El don de John Donne

Como ya he consignado en LDL, gracias a la iniciativa cubanísima del poeta José Kozer ("vale la pena patearse todo Donne en inglés"), estoy leyendo la obra completa del metafísico inglés, en una edición bilingüe aceptable. Ayer me entretuve mucho con el poema "An anatomy of the world", escrito "by ocassion" de la temprana muerte de la señora Elizabeth Drury, asunto que le da la excusa perfecta al poeta para revisar "the frailty and decay of this whole world". Les copio algunos versos en la traducción, solo aceptable, de Caracciolo–Trejo:

Pues, ¿quién está seguro de tener un alma a menos
que vea, juzgue y persiga el valer,
y con actos lo alabe?


Los principios, el buen actuar como objetivos de la vida, antes que el conocimiento y lo "humano", propios del Renacimiento, tiempo que le tocó vivir.

Y, según piensan los hombres, que las fiebres son físicas
Y una vez acabadas se abandona el cuidado,
Así tú, mundo enfermo, te equivocas al creerte sano,
Cuando, ¡ay!, solo estás en letargo.


Como en otras partes de su obra, Donne opone a la ideología renacentista de su tiempo (fines del XVI–principio del XVII), sus principios más bien medievales; de ahí el juicio terrible sobre el mundo que le tocó vivir.

La humanidad decae tan pronto,
Apenas somos las sombras de nuestros padres a mediodía.
Solo la muerte aumenta nuestra estatura.


Ver arriba.

Si el hombre algo fue, nada es ahora.

La idea de la perversión y decadencia del ser humano es algo que obsesiona al poeta. Pero atesora aún una salida:

Y a menos que te nutras (sin entregarte al festín)
En el alimento sobrenatural, la religión,
Tu mejor crecimiento es marchito y escaso.
Todo está hecho pedazos, toda coherencia perdida,
Toda justa distribución o relación debida
(…)
pues cada hombre en soledad se piensa
un fénix y que no puede haber
otro de tal condición y el solo es él.

Acaso vislumbra aquí el poeta uno de los grandes males del mundo moderno: la soberbia, el egoísmo del ser humano.

Como ya adelanté también, estoy a punto de publicar una larga entrevista a José Kozer, donde se extiende sobre su vida, su obra, el Neobarroco latinoamericano, los jóvenes poetas, entre otros temas. Paciencia.

(John Donne. Portadas.)
Convocatoria

El poeta Gabriel Impaglione me hace llegar al correo está interesante convocatoria. Atención.



III Festival Palabra en el mundo,

Vorto en la mondo, Palavra no mundo, Parola nel Mondo, Worte in der Welt, Rimayninchi llapan llaqtapi, Paraulas in su Mundu, Cuvant in Lume II, Parole dans le Monde, Word in the world

14 al 17 de mayo del 2009

La Paz, el pan y el agua de cada día


A los poetas que también son organizadores, gente de palabra y acción; a los profesores, en la tarea de poner luces en la mente: a los periodistas, los de las verdades que otros callan; a los trabajadores de la cultura, aquellos que hacen florecer los sueños. Cinco experiencias son toda una historia, cinco veces hemos llamado a celebrar la poesía leyendo como un acto de solidaridad, ya sea con el Festival Internacional de Poesía de La Habana o el Congreso Brasileño de Poesía, y la respuesta ha sido siempre un poco más de lo esperado y un poco menos de lo posible.
Por este medio llamamos a todos los poetas, profesores, periodistas y trabajadores de la cultura a que asuman como suya esta iniciativa, ahora Palabra en el mundo es un Festival de Poesía que se da en todo lugar donde encontremos eco.

Decimos que la paz mundial es posible si logremos unir nuestras voces, decimos que el agua y la tierra pueden y deben ser un recurso de todos, decimos que el futuro depende de nuestros actos presentes, decimos que la poesía de los actos puede más que los cañones, decimos que la civilización toda depende de que sea más fuerte la palabra y los hechos de amor a la vida y no la hecatombe de las armas o los descalabros de la bolsa, decimos poesía y decimos unamos nuestras voces en un coro polifónico, decimos poesía y con ella iluminamos la vida, alegramos el camino, señalamos los efectos, abrazamos la causa de cantarle al amanecer, a la hierba creciendo, a la flor en su acto de florecer, decimos poesía para acariciar, para susurrar, para cantar, para gritar y en cada uno de estos gestos decimos con los maestros: cambiar la vida.

Por estas razones de amor y poesía llamamos a organizar en cada lugar: escuela, teatro, café, restaurante, anfiteatro, playa, parque, plaza, calle, casa particular, casa de cultura, estación de radio, canal de televisión, sala de conferencia, centro comercial, o donde sea imposible, una o muchas lecturas de poesía, que unidas a otras en distintos puntos del planeta, darán forma al Festival de Poesía: Palabra en el mundo.

Las ideas que pretendemos poner en movimiento parten de la poesía y en tanto poesía van mucho más allá del simple hecho de leer poemas. Se pretende que este Festival sea un lugar de encuentro, una cita insoslayable, una comunión de los que escriben y los que la viven, una huella en el alma, un ponernos de acuerdo en lo necesario, lo que no tiene nombre, un momento para cargar nuestras armas de futuro.

En consideración a que nos proponemos lograr la participación de cientos de escuelas primarias y secundarias, y teniendo presente que en los dos hemisferios deben estar los niños en clase, el III Festival Palabra en el mundo se desarrollará, en cada lugar que lo acoja, del jueves 14 al domingo17 de mayo del 2009.

Creemos que se puede, creemos que se debe y sobre todo queremos ir a las escuelas y leer poesía a los niños, que la lean ellos y que dejen constancia de su sentir y visión, ya sea en composiciones, poemas, dibujos u otra forma artística, estos resultados se intercambiaran con otras escuelas.

Esta llamado lo hace Proyecto Cultural SUR Internacional y Revista Isla Negra, en cada lugar lo pueden asumir como suyo y trabajar en común acuerdo las más diversas entidades culturales. Lo dejamos en sus manos en la esperanza de que cada uno le agregue corazón y fuerza para que la poesía sea algo más que palabras.

Gabriel Impaglione
Tito Alvarado
comunicaciones: poesia@argentina.com

12.2.09


Las muertes de Emilio de Víctor Andrés Ponce

Por Willy Quevedo

Huánuco le debe gran parte de su identidad al aporte de tres de sus hijos. Mariano Damaso Beraun, catedrático, fisico y astrónomo. Mariano Ignacio Prado, heroe del combate del 2 de mayo de 1866 y presidente de la República en 1867. Daniel Alomía Robles, músico que compuso El cóndor pasa en 1913. La ciencia, la politica y las artes se enriquecieron gracias a la contribucion de estos notables peruanos.

Acaba de aparecer la novela titulada " Las muertes de Emilio " del periodista huanuqueño Victor Andres Ponce Alomia. El libro contiene dos historias entrelazadas. La pugna por el control del diario Expreso en el segundo mandato de Alberto Fujimori, y la lucha interior del protagonista Emilio para continuar su vocacion de literato.

Expreso fue fundado en 1961 por Manuel Mujica Gallo, destacado seguidor de Luis Miguel Sánchez Cerro, con el objetivo de combatir las ideas socialistas y apristas.
En 1994, Expreso era disputado por dos bandos. El director Manuel Dornellas resistía los embates del grupo encabezado por Eduardo Calmell del Solar, quien tenía el apoyo de Manolito Ulloa y Jorge Morelli y deseaba vender la línea editorial a Vladimiro Montesinos. Víctor Andrés Ponce logra describir esta guerra interna magistralmente.

Emilio estudió en el colegio Guadalupe, donde hizo dos grandes amigos. Uno de ellos ingresó a la Escuela Militar de Chorrillos y el otro hizo carrera en el senderismo. Quince años despues de egresados, Emilio se reencuentra con el militar, quien lo abastece de datos que ayudan a su labor como reportero. Empero, su informante no simpatiza con Montesinos y es asesinado por el servicio de inteligencia nacional. El otro camarada llega a ser el brazo derecho de Abimael Guzmán. Se informa que su madre está delicada de salud y la visita dejandole 50 mil dolares para sus gastos.

Para ser poeta, Emilio es demasiado correcto. Hipocondriaco, no consume drogas, no bebe, no asiste a fiestas, pero tiene dos musas, una condiscípula sanmarquina y una compañera del trabajo. Asimismo, frecuenta a Ismael, un profesor que lo impulsa a no rendirse y continuar en el quehacer creativo.

La debilidad del libro está en el tratamiento de las historias de amor de Emilio. Son cursis y ordinarias. Otra cosa sería si nos cuenta sobre la relacion entre periodismo y burdelería. Otra grave falta es que el autor demuestra su simpatía por el maoísmo. Es insólito el capítulo que relata la visita del sanguinario senderista a su madre después de tres lustros.
El ritmo de la novela es el de los cafés limeños y el tono narrativo es dramático. Sin embargo, Ponce es genialmente irónico cuando se burla de Manolito, Calmell del Solar y Morelli.
En conclusion, Las muertes de Emilio es una interesante obra que denuncia la corrupcion del montesinismo y desnuda las adversidades y tribulaciones de los artistas.

(Portada.)

11.2.09


Post ganadores

A las 5:38 de la tarde copio, sin corregir, los textos que, a mi juicio, merecen ser publicados. Tengo que decir que he debido dejar inéditos textos que contenían insultos xenófobos, racistas, sexistas y sencillamente estúpidos, del tipo "judío facista", "novelista vendido", "pichi del diablo", "pelucón alcahuete de SL" y otros peores; aun cuando uno que otro tenía ideas interesantes. Provecho.



Sobre el cierre de Puerto El Hueco


Es muy interesante que el cierre de ese blog haya conicidido perfectamente con el ascenso de otro blog de comentarios anónimos. Y que este cierre y ese ascenso haya sido apoyado por un conocido blogger peruano cascarrabias y manipualador. Creo que Dintilhaco o como se llame el administrador de Puerto El Hueco debe pronunciarse y explicar por qué cerró su blog. Atentamente


Pontificio


"La poesía de Montalbetti"


He visto que un blog chileno administrado por un chistoso comentarista, "la secta del mono degollado", se ha atrevido a dar un juicio de valor sobre la poesía de Mario Montalbetti solo habiendo leído un fragmento de poema. Qué falta de seriedad. Aún leyendo toda la poesía del peruano me inhibiría de elaborar un juicio sumario porque esta requiere un manejo de referentes tal –no olvidemos que MM es un reconocido lingüista– que es muy fácil confundirse y formarse opiniones insolventes. Realmente considero que quien lee a Montalbetti y no conoce su idioma muy bien, e ignora la mirada antimística de la realidad que expresó en "Fin Desierto", puede terminar diciendo, y repitiendo, como Ybarra, pachotadas sin sentido que quieren ser graciosas.



Vicente Necesidad


El año pasado se cumplieron 50 años de Los ríos profundos y nadie dijo nada. No sorprende esto en un medio dominado por escritores urbanos que niegan posibilidades a una literatura andina. Ni siquiera la crítica que llaman especializada hizo un seminario o evento como lo hicieron el año pasado con los 40 años de Cien años de soledad. Esto debe llamarnos a reflexionar sobre como y quiénes construyen el canon en nuestro país.


Señor Víctor Coral:


hay algo de lo que no nos hemos dado cuenta. La vitalidad de las revistas literarias en el Perú. A mí a la semana me llegan cinco o seis links a otras tantas revistas virtuales de Arequipa, Trujillo, Lambayeque y otros departamentos. ¿quién da cuenta de todo eso? ¿Cuál es la literatura que se viene mostrando en esas publicaciones y por qué no se ve nada de ello en los suplementos culturales de los diarios? Creo que está surgiendo una nueva literatura más allá de andinos, costeños y selváticos y los periodistas culturales y bloggers están de espaldas a esto. Con respeto


P. A. M.


(Mario Montalbetti, poeta reivindicado por un misterioso "Vicente Necesidad". Ver los insultos a que se ha hecho merecedor por parte de un mono con metralleta, aquí.)


Remolinos 36

"Saludos, estimados lectores de la Revista digital de creación literaria Remolinos (ISSN: 1997-3489). Le informamos que acabamos de editar el número 36 de nuestra revista correspondiente a los meses de Febrero - Marzo de 2009, la cual contiene la más selecta expresión literaria y cultural de autores de diferentes partes del mundo:

Editorial:
Leer poesía y lo "raro"
Por: Paolo Astorga
Poesía:
Liliana Chavez
Gustavo Marcelo Galliano
Miguel Aguado Miguel
Milagro Valdés
Cromwell Pierre Castillo Cabrejos
Adriana Saavedra
Pablo Martínez Antúnez
Eva Ruiz
Miguel de Asén
Alejandra Crespin Argañaraz
Larissa Orellana
Marco Minguillo
Luisa Martínez Campos
Liliana Celiz
Christian Ahumada Heredia
Oscar Iván Londoño Zapata
Carlos Ernesto Sánchez
Yurimia Boscán
Narrativa:
Gustavo Marcelo Galliano
Raúl Harper
Gabriel Silveira
Jéssica de la Portilla Montaño
Bruno Mateo
Ulises Paniagua
Orlando Mazeyra Guillén
Gaspar Jover Polo
Carlos Montuenga
Antonio J. Olivera
Ariel Carlos Delgado
María Celeste Vargas Martínez
Entrevistas:
Gustavo Marcelo Galliano
Igar Yurimia Boscán León
Amado Gómez Ugarte
Crítica Literaria:
Jane Austen en nuestros días
Por: María Angélica Franco Frías
Los oasis de la prosa
Por: Alejandro José López Cáceres
BORGES, CRÍTICA Y POESÍA
Por: Gloria Cepeda Vargas
LA INDIVIDUALIDAD FRENTE AL DETERIORO
Por: Rafael Fauquié
Artículos:
El ensayo como discurso del siglo XXI
Por: Aldo Patricio Jara Reyes
VISIÓN DE LOS VENCEDORES
Por: Adolfo Cáceres Romero
Excesos del sexo
Por: Alejandro Maciel
El retroceso de la libertad
Por: Víctor Corcoba Herrero
"EL INFORME DE BRODECK" de PHILIPPE CLAUDEL: hermoso hasta doler
Por: María Aixa Sanz
*Reseñas:
Desde el signo que me nombra
Lilia Boscán de Lombardi
Sol de ciegos
Cesáreo Martínez
Los ojos del camino
Marcelino Menéndez González
Fridamariposa
María Elena Solórzano
*Nota: Esta sección es para mostrar las reseñas de los libros han llegado a nuestra redacción. Si desea enviarnos su libro, ya sea poesía, narrativa, ensayo, o revistas, puede enviar un ejemplar de la obra a la dirección postal siguiente:
Sr. Paolo Astorga
Av. Malecón Checa 557
San Juan de Lurigancho
Lima 036, Lima-Perú
Agradecemos desde ya su gran contribución para con este espacio.
Lo invitamos a disfrutar de esta nueva edición que ha sido creada exclusivamente para todos ustedes. "

10.2.09


Lo que no vio Breton

Sus versos son hoy, hasta cierto punto, ilegibles para mí. Breton palidece hasta fantasmatizarse frente a la sutileza de un Paul Eluard, o junto a la espontánea seducción de un Robert Desnos. Y por razones concretas: sus metáforas son disforzadas, su simbología es demasiado racional y como de utilería, sus imágenes pecan de grandilocuentes. Sobre todo ese ritmo uniforme y medio solemne.

Sus libros en prosa mantenían cierto interés para mí, sin embargo. Hasta que releí esta semana Nadja (1928), en una traducción reciente, del 2006. Difícil expresar la gama de sensaciones desagradables, incómodas que hoy me suscita este breve texto. El yo inflamado del “dirigente” predomina sin matices, y cada pequeño suceso, cada evento o reflexión que el narrador registra, busca sugerir una experiencia trascendente, singular, incomparable, y ello se denota sin pudor ni, al menos, un toque de ironía.

Dos pasajes, no obstante, mantienen su campo magnético sobre mí. Uno es el que ensaya un ataque furibundo a la institución psiquiátrica y a la manera en que la sociedad de su tiempo concibe y trata a sus enfermos mentales (como 40 años antes que Foucault). El otro es una evocación elogiosa de Robert Desnos:

“Duerme”, pero escribe, habla. Estamos en mi casa, por la noche, en el taller (…) Desnos continúa viendo lo que yo no veo, lo que no puedo ver sino a medida de que me lo muestra. (…) Quien no haya visto cómo su lápiz vertía sobre el papel, sin la más mínima vacilación y con una prodigiosa rapidez, aquellas asombrosas ecuaciones poéticas, y no haya podido, como yo, estar seguro de que no eran elaboradas de antemano (…) no puede hacerse una idea de todo lo que aquello alumbraba entonces, del absoluto valor de oráculo que aquello tomaba. (pp 118, énfasis mío)

Solo una cosa: las “ecuaciones poéticas” en realidad eran los poemas de Bretón (por su esquematismo); Desnos visitaba regiones otras y les arrancaba un puñado de palabras como jirones de sueño puro.

(André Breton.)



Anuario 2008 de Periódico de Poesía

La mejor revista de poesía de Latinoamérica, Periódico de Poesía, auspiciada por la UNAM y fundada por el poeta mexicano Marco Antonio Campos, acaba de publicar su anuario de poesía del 2008, con lo mejor de las colaboraciones, de poetas de toda América Latina, publicadas en esa revista. Entre los peruanos figuran Luis Fernando Chueca, Denisse Vega Farfán, Montserrat Álvarez, Domingo de Ramos y otros, entre ellos este blogger. Visitas por acá.


Luis Fernando Chueca
(Lima, Perú, 1965)

Cuzco 1984
la imagen ofrece un lugar común: en cuzco, seis
muchachos en fila delante de la piedra de los doce
ángulos. Es 1984, están de vacaciones y no alcanzan
los veinte años. tienen la belleza de la edad y
refulgen a pesar de la jornada agotadora. no lo
saben, pero miran hacia algo que la proximidad de la
piedra representa.
Veinte años después me detengo ante la fotografía
que conserva aquel instante. Recorro la toma contra
el orden propuesto por el lente de la cámara. El
último en la fila (el primero en mi repaso) es Juan
Pablo. Vive en Europa y recibo sus correos con
largos intervalos. En uno reciente me habló del
tiempo y la distancia que taladran la memoria. A
Pancho, a su lado, lo vi hace pocos días. En el 8 era
el único en quien podíamos reconocer la escritura
inmediata de la muerte: la ausencia de su madre le
había dejado una marca en la mirada. Pancho ha
ilustrado algunos de mis poemas y quizás quiera
hacer un dibujo de este retrato funerario. Al
despedirnos acordamos buscar a Paco, que está dos
puestos más allá. Paco será el primero que lea este
libro cuando lo haya terminado: comparto con él
varios nombres de este listado y es posible que
encuentre en él algún asomo de su voz. Para ambos
escribí en 1988 un texto cuyo final decía: "regresamos,
uno por uno / a la última esfera del infierno". Eran
tiempos oscuros y pensaba ingenuamente que el
poema serviría de exorcismo. de césar, ubicado
entre ellos, no tengo noticias. diría que la tierra se
lo tragó si no fuera porque sé que hay abismos que
de pronto se agigantan. luego de Paco estoy yo,
aunque alguien piensa que es imposible reconocerme.
El primero al lado de la piedra es c. él guardó los
negativos de ese viaje adolescente del que queda
como único testimonio la imagen que comento.
Murió casi de golpe hace tres años: la piedra absoluta
de la ausencia creciendo desde el centro de su cuerpo.
lo visitamos —Pancho, Juan Pablo, Paco, yo—
varios sábados seguidos pero no pudimos verlo. lo
siguiente fue el velorio y el entierro.
Para ellos escribo este poema.

(Marco Antonio Campos, poeta.)

Lorenzo Helguero en COSAS

La reciente edición de la revista tiene una larga entrevista hecha por mí a uno de los poetas de los noventa más exitosos: Lorenzo Helguero. Una pregunta:

-En general en el Perú hay una suerte de dudoso culto a la "intensidad poética" y a la vivencia extrema (malditismo). ¿Cómo te ubicas frente a ello?

-No me siento (nunca me sentí) un poeta maldito ni nada que se le parezca. Pero pienso que lo importante es la manera de hacer las cosas; es decir, puedes tener ese culto a la intensidad como en el caso de Montserrat Alvarez en Zona Dark (uno de los mejores libros de los noventa) y hacerlo muy bien como lo hace ella. Como anécdota te cuento que una vez en un recital de poesía, un escritor leyó un poema que decía algo así como "Ya se acabó el tiempo de los poetas malditos, ahora es el tiempo de los poetas benditos". Fue uno de los momentos más absurdos y divertidos de la poesía peruana.


Pueden también revisar en este número 411, sendas entrevistas a Pablo O'Brien y José Ugaz sobre los petro–multi–ominaudios, y una entrevista al ex vocalista de La Ley, Beto Cuevas. Y hay mucho más.

(Lorenzo Helguero.)


NOTA DE PRENSA


VIERNES 13 DE FEBRERO DE 2009
INSTITUTO RAÚL PORRAS BARRENECHEA


HOMENAJE A VÍCTOR LI CARRILLO
Y PRESENTACIÓN DE LA REEDICION DEL LIBRO
"LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA"


El viernes 13 de febrero a las 7:00 p.m. se realizará un homenaje al Dr. Víctor Li Carrillo en el Instituto Raúl Porras Barrenechea (Colina 398, Miraflores). El homenaje es organizado por el Instituto Raúl Porras Barrenechea y la Universidad Inca Garcilaso de la Vega. En el acto se presentará la reedición del libro La enseñanza de la filosofía del Dr. Víctor Li Carrillo. El Dr. Víctor Li Carrillo (1929-1988) estudió Filosofía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en la Universidad de París y en la Universidad de Friburgo. Fue autor de importantes libros para la filosofía peruana como: Platón, Hermógenes y el lenguaje (1958), Las definiciones del sofista (1996), La situación de la filosofía contemporánea (1966) y La enseñanza de la filosofía (1967). Desempeñó la actividad docente en la Facultad de Letras de la UNMSM y en el Instituto Raúl Porras, donde dictó cursos y conferencias, así como en la Universidad Simón Bolívar de Venezuela, promoviendo la renovación de los cursos de filosofía de acuerdo con el avance de la ciencia, que cultivó hasta el final de sus días. En el programa homenaje participarán el Dr. Jorge Puccinelli, director del Instituto Raúl Porras Barrenechea, Dr. Luis Cervantes Liñán, rector de la Universidad Inca Gracilaso de la Vega, el Dr. Manuel Velásquez Rojas con una semblanza del autor, la Dra. Magdalena Vexler, con Contribuciones filosóficas; el Dr. Raimundo Prado Redondez, con El magisterio de Víctor Li Carrillo y; el Lic. Christian Córdova Robles, con aportes metodológicos.


Más información en: Instituto Raúl Porras Barrenechea Calle Colina 398, Miraflores Central Telefónica 619-7000 Anexo: 6102. Telefax: 445-6885. E-mail: institutoraulporrasb@unmsm.edu.pe


(Li Carrillo.)

9.2.09


RESEÑA SEMANAL
Todos los lunes aparecerá en LDL una reseña de un libro no necesariamente peruano ni publicado recientemente. Esta es la primera entrega.

La región más transparente

A cincuenta años de su aparición (1958) y en el cumpleaños número 80 de su autor, Carlos Fuentes, aparece la edición conmemorativa de La región más transparente (RAE, noviembre 2008), la novela que marcó un punto de quiebre en cuanto a la forma de abordar la narrativa en Latinoamérica, y que según muchos dio inicio al llamado boom de la literatura latinoamericana.

El texto está revisado y corregido por el mismo autor, tiene un glosario de localismos y mexicanismos muy pertinente, una bibliografía actualizada, y viene acompañado de celebratorios textos de reconocidos escritores y críticos, como Nélida Piñón, Gonzalo Celorio, Sergio Ramírez, José Emilio Pacheco y Juan Luis Cebrián, entre otros.

Debo confesarlo: no había leído esta novela hasta hace dos días; a diferencia de Cambio de piel, La muerte de Artemio Cruz, Aura y la que más me gusta e interesa: Terra nostra. Aunque mi ranking sobre Fuentes no se ha modificado mucho, creo que La región más transparente entra de lleno a lo mejor del escritor mexicano para mí, después de Terra y Cambio. Pese a su deuda archiconocida con John DosPassos y a su racional énfasis en querer diferenciarse y cerrar el círculo de la novela mexicana de la Revolución –asunto que tendrá su punto de oro con La muerte de Artemio Cruz. La Región conserva una frescura lingüística admirable, y es un retrato tenaz de ese DF de incipiente modernidad de fines de los 50, que, precisamente, había dejado de ser la región más transparente que vieran los cronistas.

Y no es todo. Más de un par de cosas nos tiene que decir esta novela aún sobre profundidad (en la Historia), técnicas narrativas y seriedad en el abordamiento de un tema nacional desde una perspectiva renovadora pero honesta. Un gran libro en edición de lujo.


(Carlos Fuentes.)

7.2.09


Mi pata el popular artista plástico y gráfico CHERMAN propone una campaña para salvar Barranco. Para eso ha creado este contundente afiche. ¿No sabes qué pasa con Barranco? Mira por la cerradura.

Otra vez Sender

Ya una vez he consignado aquí la suerte que he tenido con el polígrafo español Ramón J. Sender (1901–1982). Entonces celebraba el hallazgo de Crónica del alba (1942-1966), su trilogía novelesca más célebre, y ahora debo consignar el de la novela homónima de la de Gamaliel Churata, El pez de oro (Destino, 1990).

La novela es una a veces fastuosa y a veces reflexiva crónica histórica sobre la última parte de la vida del emperador ruso Alejandro I, en específico su relación con la actriz francesa, sordomuda para más señas, Deodotte. Como a veces pasa con Sender –escribió como 100 libros, así que pedir regularidad es iluso–, la maestría en el manejo de la trama y la sabiduría sobre las actitudes y profundidades del alma humana (incluida el alma mística), son garantía de una novela de calidad que muy bien podría ser reeditada en una coyuntura editorial como la de hoy, donde la novela histórica, tantas veces abúlica, predomina.

(Sender. Busto.)




Convocatoria

El Director de la Unidad de Posgrado de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y los estudiantes de la Maestría en Escritura Creativa convocan a profesores y alumnos del Posgrado de Letras a colaborar en el segundo número de la revista Telúrica y Magnética.

Los interesados deberán enviar sus textos al correo revistaescrituracreativa@hotmail.com, teniendo en cuenta los siguientes criterios:

POESÍA:-Tema libre. Máximo 8 hojas A4, letra arial narrow punto 12 a doble espacio.

NARRATIVA:-Cuentos de temática erótica. Máximo 10 hojas A4, letra arial narrow punto 12 a doble espacio.

ENSAYO:-Cuya temática gire en torno a la escritura creativa, artes poéticas o temas afines.-Sobre la obra poética de Xavier Abril y Francisco Bendezú.En ambos ítemes se debe considerar un máximo de 10 hojas A4, letra arial narrow punto 12 a doble espacio (sin contar la bibliografía).

RESEÑA:-Referente a libros y revistas publicados en 2008 – 2009. Máximo 4 hojas A4, letra arial narrow punto 12 a doble espacio.P.D. Se recibirán las colaboraciones hasta el 28 de febrero.




6.2.09





Superficial

Dos críticos peruanos han coincidido estos días en hablar negativamente de la superficialidad, en el momento de evaluar un par de libros de autores peruanos. Este hecho ha llamado mi atención, así que me propuse indagar un poco qué es lo significa realmente ser superficial. Primero, la RAE:

superficial.

(Del lat. superficiālis).
Perteneciente o relativo a la superficie.
2. adj. Que está o se queda en ella.
3. adj. Aparente, sin solidez ni sustancia.
4. adj. Frívolo, sin fundamento.



Nada demasiado interesante. Aunque la tercera acepción puede servir. Cojo entonces la Laguna orínica de José Morales Saravia –para que todo quede en peruano– y leo el ítem 10.2 del capítulo titulado "El mundo anabático". Tres citas:


Superficie es, en primer lugar, lo visible; lo que está ahí dándose en su presencia, lo que está puesto a los ojos para ser objeto de visión.

Superficie es lo que las cosas son en su más íntima esencia.

La profundidad no existe sino como falaz ilusión; el espacio que se le opone como tautológico, hermético y superficial no existe sino como falaz construcción.




Hay que decir que Morales Saravia establece una jerarquía entre razón catabática (profundidad, contenido) y razón anabática (ascenso, presencia). Para él lo anabático es el reino de la presencia pura y de lo único existente; toda otra forma de acercamiento al objeto está teñido de las ilusiones hermenéuticas y de la "semántica de lo oculto".

La profundidad es lo ilusorio en realidad, porque esconde el vacío.

Tenemos aquí toda una filosofía de lo superficial. Solo diré que, para mí, en lo Real conviven regiones catabáticas y regiones anabáticas. Tal vez no es que la segunda "supere" a la primera, como sugiere JMS, sino que en ciertos momentos y contextos predomina la una sobre la otra.



Volviendo a la crítica literaria, por ejemplo, es claro que la novela es una región eminentemente moderna, y por lo tanto catabática, en tanto que siempre exige un desciframiento, una lectura. En consecuencia, elegir la superficialidad en ese contexto, o peor, expresarla naturalmente como autor, es caer en una contradicción peligrosa. Puesto en términos más tangibles: el género y la temática de un texto determinan la presencia o ausencia de una propuesta anabática (superficial) o catabática (profunda), no la fidelidad al modo de ser o a la (anti)ideología de un autor.

Parecen acertar, pues, los señores críticos en el desdén de la característica superficial de cierto libro: no es propio de la novela.

(Flaubert, Ford, Roncagliolo. Novelistas de lo real, sencillo y hasta banal, pero no de la superficie.)
Se produjo un error en este gadget.