30.5.09


Campaña bloguera
Del blog de Marco Sifuentes extraigo esta imagen con la que me sumo a la campaña de internet contra la indiferencia. Basta de payasadas fujimoristas, Llamojas y Giselas, basta un momento auque sea de portadas frívolas y noticias del interminable horror internacional. Atendamos nuestros propios y agudos males primero.

29.5.09


Café y manzanas

La taza blanca, nítida, nos saluda,
corola, sobre la mesa, abierta en el
presente que, de nuevo, floreció. Y el gusto,
ácido, de la carne otoñal,
sin nosotros, mezclados al café,
seguiría estando
prisionero en su forma:
vidas frágiles y solidarias. Minuto,
rico, cuyo vaivén
lleva y trae este mundo
en equilibrio sobre lo negro. Presente
rápido y sin fin que deposita,
en esta esquina del ser, el ser
entero hecho calor y delicia.


–––Tomado de El arte de narrar (Visor, 2009), extraordinaria reedición de los poemas completos de uno de los narradores hispanoamericanos más importantes del siglo veinte; a decir de Ricardo Piglia: "uno de los mejores escritores actuales en cualquier lengua". Los poemas de Saer (1937-2005) se esfuerzan por ocupar un espacio independiente dentro de su aplastante obra narrativa. Constantemente se preocupan de no caer -al menos no obviamente- en la "narratividad", y hay una interesante vocación de construcción del verso, tal como se aprecia en el poema citado. Encabalgamientos, repeticiones, elementos cotidianos, encuadran una anécdota que precisamente en su no llegar a cuajar narrativamente encuentra, paradoja de por medio, su mejor distinción, su verdad poética.
 
(Saer.) 




Fotos del poeta Ibarra
A Rodolfo no le vienen los remilgos cuando de fotos se trata y me parece bien. Por eso envía por correo sus imágenes cada vez que puede y las comparte, por correo, con medio mundo. Yo encontré mi bandeja colapsada con este último envío, así que entiendo que el poeta y amigo quiere difusión y se la doy.
Reconozco a Gabriel Rimachi y Oswaldo Reynoso con él. Saludos.

27.5.09

Los trabajos y los días de Armando Williams

Un excelente despliegue el de hoy en Luces sobre la obra, que merece mayor atención, del artista y curador Armando Williams, que mañana estará inaugurando su exposición "Los trabajos y los días" en el Centro Cultural Inca Garcilaso de la Cancillería (Jr. Ucayali 391, Centro de Lima).

Williams viene trabajando desde hace años un abstraccionismo con fuerte carga pictórica que va constituyendo todo un estilio personal asentado en un trabajo silencioso y en una rigurosidad ganada en sus años de aprendizaje en Nueva York (ver entrevista en COSAS 419, de actual circulación). Felicitaciones.

(Portada de aquí.)




Conversatorio sobre Gamaliel Churata

25.5.09


Adiós al barrio se presenta


Mi amigo José Antonio Galloso presenta su nueva novela y yo iré dispuesto a resolver al estilo "barrio" algunos entuertos y por supuesto a saludar al autor. Felicitaciones.


El martes 26 de mayo a las 8:00 p.m. en el "Canta Rana" (Génova 101, Barranco), editorial ALFAGUARA tiene el agrado de presentar "ADIOS AL BARRIO", novela de José Antonio Galloso.

"Le diste una calada honda al cigarrillo, lo tiraste a la vereda, lo pisaste y te quedaste de pie. Sabías bien lo que buscabas al volver al barrio. Era una despedida, un ajuste de cuentas, y también, un intento por recuperar la real dimensión de tus recuerdos. Sin embargo, un ligero tumbo de miedo, tibio y denso, atravesó tu cuerpo cuando comprendiste que, regresar, implicaba también la posibilidad de enterarse, de descubrir, de responder las preguntas, de llenar los baches sembrados por la pesada máquina del tiempo."

Desde la inmortalidad de los trece años hasta el desasosiego que llega con la vida adulta, esta novela de Galloso nos lleva, con prosa inteligente que crece con los personajes, por la vida de Eduardo, Bruno y Álvaro, tres amigos del alma que viven en Balconcillo, un barrio del populoso distrito de La Victoria.Adiós al barrio, no solo constituye una verdadera poética de la amistad y de la vida de barrio, sino que, al mismo tiempo, es una novela generacional que ahonda en la psicología de los personajes, en sus conflictos, en su entorno, y que, a cada instante, nos sorprende, nos conmueve, nos hace reír o nos estremece. El lector no solo quedará atrapado desde las primeras líneas si no que, de pronto, se encontrará leyendo su propia historia, recorriendo sus propios caminos.

Los comentarios estarán a cargo de Jorge Eslava y Augusto Higa.

**José Antonio Galloso. Nació en Lima, el 4 de febrero de 1972 a la una y dos minutos de la madrugada. Es futbolista frustrado, escritor, comunicador audiovisual y estudiante de pelo blanco. Se gana la vida como profesor y traductor en San Francisco, California, donde vive desde marzo de 2002 en un departamento diminuto con su esposa, muchos libros y una computadora. Ha publicado el libro de poemas Si huyes hacia adentro, (Colmillo Blanco, 1998). A fines de 1999 publicó la novela corta Tres días para Mateo, (Alfaguara). En colaboración con el artista chileno Franz Fischer, publicó el libro de poesía visual Recortes de la memoria o el libro de la sombra, (Bizarro Ediciones, 2007). El mismo año publicó la novela El mal viaje (Alfaguara). Una breve selección de poesía visual apareció en la antología Abofeteando a un cadáver (Bizarro Ediciones, 2007). El cuento El Retiro, apareció en la antología La mala nota, el colegio en el cuento peruano (Alfaguara, 2008). Varios de sus cuentos, poemas, textos periodísticos y fotografías van flotando a la deriva en tinta o en la red.


(portada.)

24.5.09


Adiós José Miguel

Lo conocí en el Perú hace más de una década, cuando hacía mis pinitos como redactor de Cultura en un diario ya desaparecido, y trabajaba con Jorge Pimentel, Tulio Mora, Mario Vallejo, entre otros poetas y periodistas. Recuerdo que me encargaron hacerle una entrevista a José Miguel Ullán, que visitaba Lima por unos pocos días, y yo no había leído nada de él, así que tuve que leerme dos de sus poemarios en una sola noche.

Aquella vez hablamos de las vanguardias poéticas, de la búsqueda con la palabra, de los poetas místicos y de una pasión común: la obra de José Lezama Lima. Poeta sensible aunque poco complaciente, difícil en el mejor sentido, inteligente, nunca tuvo demasiados lectores, ni en España ni fuera. Su obra, sin embargo, me sigue pareciendo un territorio por conquistar para el buen lector de poesía. La nota, escueta, es de El País de hoy:

Uno de los más brillantes poetas de las recientes vanguardias españolas, José-Miguel Ullán, falleció esta noche en Madrid. Nació en Villarino de los Aires (Salamanca) en 1944. Vivió en Madrid y luego se refugió del franquismo cuartelero en París, donde desempeñó una larga experiencia como poeta y agitador cultural, y también como periodista en la Radiotelevisión Francesa. En EL PAÍS, durante mucho tiempo fue un colaborador destacadísimo que alternó su reflexión sobre la literatura con la revisión de lo que fue el pop español de posguerra.
Inconformista siempre con todos los modos poéticos, su escritura fue también una tachadura de los lugares comunes a los que se ve abocada la escritura. Su obra poética es un reflejo de esa personalidad disconforme y de su compromiso estético, rabioso también contra sí mismo. Era un hombre de una inteligencia sobresaliente que desarrolló en varios campos, también en España en medios como este, en Cambio 16, en Diario 16 y en el periódico Abc.
Deja dos hijas, Eva y Alba, y un nieto, Alejandro, que acaba de nacer. Con su esposo, Manuel Ferro, desarrolló en los años recientes una conjunta labor editorial que combinaba con el desarrollo de su otra pasión, la pintura.


Sus Ardicias, para recordarlo siempre:


Ardicia (i)
En la noche risueña del destierro, libre ya de la ley y del instinto, un charco de agua clara me detuvo. Moja el dedo cordial trazando un círculo y su humedad al paladar le encasca. Boca del lobo: donde renace el sinsabor, la palabra acecha. Acre es la música cibal del signo. Yo le saco la lengua, alargo el paso.

Ardicia (ii)
Llora, porque toda mirada entraña error. Mas los andrajos, horca, palio y cruz no morirán por este llanto. Mejor, fulgir a solas y rezar en balde. ¿Cómo el topo? Así; dueño de la penumbra y de su asfixia.
Hablando por hablar. A ciegas. Ojo del corazón, quema el paisaje.

Ardicia (iii)
Persistente, la rosa. Esclavos somos de raíz. Rosa hedionda, zozobra y estupor de la mordaz melancolía. A la fosa nasal llama la Historia con sus inciensos categóricos. Corre el verso al runrrún del sacrificio, de mar a mar y seductor. ¡Musa servil! Sobre tu altar, un huracán de esperma.

Ardicia (iv)
El sordo dios: la carcajada inmóvil. Murmullo de otra luz será tu fe. Aléjate de la expresión forzada o del silencio amilanado. Oye tan sólo la armonía neutra de lo indeciso e indomable. Deja abierta la puerta más sumisa. Esa ignorancia zumbará en tu oreja. Fraternalmente.

Ardicia (v)
Si la mano va y pierde la cabeza y, en un doble ademán de supresión, rompe la flecha y borra el blanco, ciérrase luego sobre el gran reloj, sangra y se ofrece al vilipendio abyecto, nada esperes que iguale esta pasión, Teoría. A todo lo demás diles que bueno.


(El poeta.)

21.5.09



Yue Minjun en COSAS Hombre
Hoy sale el número cuatro de la revista COSAS Hombre y, como un adelanto, les juego algunos cuadros del espectacular pintor Yue Minjun (China, 1962), de quien la revista trae un interesante ensayo de Sandro Vega. Nacido en una lejana provincia de China, la obra de Yue viene siendo apreciada en los últimos años por su originalidad







(todos sus cuadros tienen personajes partiéndose de risa -en realidad son él mismo-, a veces reproduciendo o simulacrizando escenas históricas, como el famoso fusilamiento del 3 de mayo que pintara Goya y que el artista chino utiliza de algún modo en su cuadro Ejecución, que se puede ver abajo y alude a la matanza de Tiananmen).





Los críticos han señalado además la ambigüedad, la auto(ironía) cáustica de su pintura que, de pronto, es capaz de captar la extraña condición de nuestro tiempo como pocos pueden hacerlo. Esa cosa siniestra que a veces parece uno encontrar detrás de la llamada realidad se impregna en sus cuadros.


Cosas Hombre trae además un largo artículo mío sobre el problema que tenía el genial Alfred Hitchcock con las mujeres (en especial con las actrices); una actualizada página de libros, un ensayo exhaustivo de Augusto Cabada sobre la influencia del cine en el modo de vestir de la gente, en especial de los jóvenes, desde El Salvaje hasta Fiebre de sábado por la noche; una entrevista superexclusiva a la familia Wong, quienes vienen construyendo lo que será dentro de poco el más grande megacentrocomercial del Perú, en el Cono Norte.









También pueden disfrutar de sendas columnas de opinión de Alonso Cueto, Jorge Bruce, Fernando Berckemeyer y Gabriela Wiener. No se pierdan el especial sobre la mafia textil y pirata de Lima, afincada en Gamarra, a cargo de Manuel Bonilla y Pablo O'Brien, y por supuesto las estimulantes fotos de Tilsa Lozano y Mónica Hoyos, peruanas que la rompen con sus belleza y talento en el extranjero.


Pero hay más en COSAS Hombre...


Una poética de la fragmentación

La casi centenaria lucha de Maurice Blanchot (1927-2004) con la escritura y sus proliferantes implicaciones que exceden categorías tradicionales (emoción, belleza, armonía…) tienen en lo fragmentario un gran derrotero. El extracto es de El paso (no) más allá (Paidós, 1998):

Lo fragmentario: ¿qué nos viene de ahí, pregunta, exigencia, decisión práctica? No poder escribir ya más que en relación con lo fragmentario no es escribir con fragmentos, a menos que el fragmento sea, a su vez, un signo para lo fragmentario. Pensar lo fragmentario, pensarlo en relación con lo neutro, como si ambos se pronunciasen juntos, sin comunidad de presencia y como fuera el uno del otro. Lo fragmentario: escribir procede de lo fragmentario cuando todo ha sido dicho. Sería preciso el agotamiento del habla y por el habla, el fin de todo (de la presencia como todo) como logos, para que se pudiese re–marcar la escritura fragmentaria.
(…)
Lo fragmentario se enuncia, quizás, mejor en un lenguaje que no lo reconoce. Fragmentario: que no quiere decir ni el fragmento, parte de un todo, ni lo fragmentario en sí mismo. El aforismo, la sentencia, la máxima, cita, pensamientos, temas, células verbales están quizás más lejos de él que el discurso infinitamente continuo cuyo contenido es "su propia continuidad".

Si quieren profundizar en el tema pueden revisar, con cuidado, este ensayo de Eric Hoppenot sobre la escritura fragmentaria en Maurice Blanchot.
 
(Portada. Blanchot.) 

19.5.09


Oviedo se explica (o intenta explicarse)

Hace unos días me referí a la antología de poesía peruana contemporánea que José Miguel Oviedo ha editado para Visor en España. Hoy José Gabriel Chueca le hace una serie de interesantes preguntas sobre el texto en la central de Perú 21 (ver acá). Me inquietan dos respuestas del crítico, la primera sobre la ausencia de Mario Montalbetti:

Me apena que no esté Montalbetti.

Montalbetti es un importante lingüista. En su caso, hay una especie de actitud intelectual que, por momentos, enfría un poco la emoción el poema. Logra buenos textos algunas veces, pero no encontré cantidad suficiente –como con Verástegui–. Lo cual tiene que ver con mi gusto posiblemente, que a lo mejor es mal gusto. Eso no puedo juzgarlo yo.


Oviedo se refiere a que uno de sus criterios fue encontrar una buena cantidad de "buenos" poemas de cada poeta, y eso no lo logró con Enrique Verástegui y con Montalbetti. Lo que me preocupa es como vincula la calidad (o elegibilidad) de un poema con lo que llama "emoción". Si esto fuera una ley, si todo poema debiera anclarse en la sobrevalorada emoción, qué haríamos con la poesía de John Ashberry, W. H. Auden, Stéphane Mallarmé y tantos otros poetas que se interesan o por otros aspectos de la creación poética (la reflexión, el sonido, el análisis, la imagen, la investigación) o incluso por el acoso a la escritura misma (Roland Gaspar). En simple: ¿si un poema no tiene emoción, no vale? Otro:

Chueca señala que Oviedo califica como "críptico" el trabajo de Enrique Verástegui, refiriéndose con toda seguridad a los libros posteriores a En los extramuros del mundo (que me parece el libro más diáfano y menos verastiguiano de su obra; su deuda con Aullidos es inocultable). Qué extraña resulta esta posición justo ahora cuando se hacen tesis y ensayos en diversas revistas literarias sobre Angelus novus, Leonardo o Monte de goce, y Verástegui es reconocido como un referente del neobarroco latinoamericano.

Me falta hojear toda la antología, pero va quedando claro que aquella se ajusta demasiado a los gustos personales del antologador, cuando lo ideal es que este se aleje de sus gustos para intentar una amplitud necesaria, y que se abra a los cambios que ha experimentado cierta poesía peruana de la mano precisamente de Montalbetti, Verástegui y otros creadores más jóvenes.


(José Miguel Oviedo.)





70 años de Batman

Creado por el dibujante Bob Kane y el escritor Bill Finger para DC Comics, el primer número de la famosa historieta apareció en Detective Comics edición 27, la segunda semana de mayo de 1939. Batman es un superhéroe cuya identidad secreta es Bruce Wayne, traducido al castellano bajo este nombre: Bruno Díaz, empresario playboy y filántropo.
El personaje ha tenido una larga transformación tanto interna como externa desde entonces. Cambiaron sus atuendos, su carácter,su morfología y hasta el número de sus enemigos, que fueron creciendo y haciéndose más complejos y poderosos con el tiempo.

El gran Frank Miller hizo en 1986 una versión muy celebrada –según Stephen King el mejor libro de cómic jamás hecho"–: Batman: el regreso del señor de la noche", en donde se ve al superhéroe

como un personaje casi místico. Se ha hablado mucho de si Batman es un psicópata. No estoy de acuerdo, si fuera un psicópata no sería una pequeña fantasía viciosa plasmada en el papel. Tiene una talla mucho mayor, una profunidad mucho mayor. A la larga, un psicópata no sería tan bueno luchando contra el crimen como Batman. Los psicópatas asustan. Él es aterrador. También es implacablemente justo. Y no busca la venganza contra los criminales. Es alguien que, siendo muy joven, vio cómo todo su mundo era destruido, así que dejó de tener sentido para él. Ahora está obligando al mundo a tener sentido. Batman está más allá del bien y del mal: es una fuerza elemental. No sirve pensar en él como si fuera simplemente humano. Eso es lo que descubrí a medida que le investigaba. Sólo funciona como alguien con una cualidad casi religiosa. Es como un monje que ha aceptado a Dios de alguna forma, sólo que no es precisamente Dios lo que ha recibido él.

(Imágenes: Batman, portada del libro de Miller, Batman y Robin.)

18.5.09


Réquiem por Mario Benedetti

Por Orlando Alonzo Mazeyra
 
Mario, quiero contarte que hoy creí estar en el cielo (acaso, por jugarreta que el destino les depara a los escépticos, ¿ya estarás por ahí tomando mate y recitándole algunos inéditos premeditados a Jesucristo, Marx y Freud?). A orillas del Titicaca hay un pueblito llamado Pomata, una suerte de antesala al infinito donde la mano del hombre resulta siendo un agobio futurista que haría las delicias de Verne y compañía; una válvula de escape en estado basal plagada de ambientes que –al igual que tus poemas– podrían sensibilizar a un hombre de piedra o de hojalata. Estuve durante horas frente a un mar dormido, tan quieto como ahora debe andar tu cuerpo, maestro (tu palabra, en cambio, está más viva que nunca y, como sólo acontece con los predestinados, decidió sobrevivirte desde que garrapateaste tus primeros borradores).
¿Que por qué le escribo a un muerto? No lo sé, sólo me dejo llevar por ese mismo impulso que me invita a releer con devoción tus cuentos y poemas.

Hace tanto tiempo quería escribirte una extensa misiva a puño y letra –así como lo hice con Ernesto Sábato cuando le dije que yo era Juan Pablo Castel y que no estaba loco, ¡ese túnel existía, y aun existe!– pero no encontré tu dirección postal en la guía telefónica de Uruguay.
Fue sabia tu decisión de borrarte de las páginas blancas de ese mapa para impertinentes, porque te hubiera telefoneado tantas veces que mejor lo olvidamos. Ahora ya sé que nunca podré hablar contigo y que la carta en donde te confiaba que la búsqueda de un retazo de felicidad en (y mediante) la literatura es la quimérica razón de mi existencia. A propósito de eso: ahora que ya cerraste el paréntesis sabrás si la existencia tiene algún sentido, poeta.

Lo que no sabes es que justamente hoy, en la sierra peruana, un escribidor confundido empezó a leer Memorias de Adriano y recordó a ese uruguayo moribundo que, ¡pésima ironía!, lo había sacudido con Réquiem con tostadas: "he llegado a la edad en que la vida, para cualquier hombre, es una derrota aceptada. Decir que mis días están contados no tiene sentido; así fue siempre; así es para todos".

Así es para todos, Mario. Pero no todos podrán escribir un diario existencialista como La tregua, o poemas de la envergadura Hagamos un trato o Te quiero. No todos pertenecemos a esa extraña extirpe que, jugando en serio con las palabras, suele cambiar la vida de las personas.
¿Algo más, Mario? El mal de altura, también llamado soroche por estos lares quechuas, es un perfecto coqueteo con la muerte. Cuando sientes los amagues del vahído, dudas, mientras luchas por una bocanada de aire quieres creer en Alguien superior que, aparte de salvarte del inminente trompicón, pueda tenderle la mano simbólica al Hombre para borrar lo que hizo la otra mano (la siniestra, la que nos deshumanizó a punta canalladas que hoy todos llaman noticias). Que yo también sufra un mal gástrico crónico no es sólo una anécdota que no viene a cuento: tómalo como una argucia que me hace sentirme más cerca a ti, hermano.

Hace mucho tiempo un amigo poeta me invitó a ver Vivir, una película de Kurosawa que me hizo prometerme con fervor escribir algo digno de recordarse antes de cerrar el paréntesis. Podrás darte cuenta que, por pereza o falta de talento, estoy haciendo bien poco (dame el beneficio de la duda, ten en cuenta que tengo un padre que habla con nadie en el excusado y que esta misma tarde se dijo a sí mismo "Me da pena mi hijo"… y no hablaba de mí, Mario. A veces creo estar muerto, aunque, de ser así, ya sabría si en verdad La muerte es una joda).
Volvía de Pomata a esta civilización en donde el desasosiego prefabricado y las gripes de laboratorios porcinos ofician de titiriteros duchos y, de pronto, la radio lo informó fríamente: Mario Benedetti ha muerto. Punto aparte.

El locutor deslizó una escueta biografía que no decía nada de ti, pero delataba mucho del mal tiempo que vivimos. Un flashback, a manera de pararrayos contra la nada, me sacó del mazazo de saberte muerto: una madrugada de año nuevo, en La Punta, Camaná, ríos de licor y mares de poesía. El Búho –un viejo amigo– recitando Táctica y estrategia antes de dar cuenta de una botella de cerveza bebida del pico. Entonces vivir otra vez valía la pena y salud por Benedetti, ese uruguayo universal al que todos debemos recordar cuando nos quedamos inmóviles al borde del camino, cuando congelamos el júbilo, cuando queremos con desgana, cuando nos llenamos de calma.

Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti Farugia, este réquiem lo escribí con el alma, es cierto que debí hablar de ti y sólo hablé de mí hasta la impudicia; pero hablé de mí pensando en ti (táctica y estrategia, escritor): NO TE SALVES AHORA NI NUNCA. NO TE SALVES.

(Mario Benedetti.)

Una política

Hago un alto en este blog literario para poner una noticia que El Comercio saca en primera plana hoy: el 77 % de los peruanos, según Ipsos-Apoyo, no quiere que Alan García se reelija en el 2011. Comenta José Luis Sardón:


OPINIÓN
“El rechazo a la reelección presidencial inmediata es consistente con la tremenda desconfianza de los peruanos. Hay un temor a que se vaya a abusar del poder. Queremos que el gobernante haga las cosas bien sin mayor incentivo, cuando hay que darse cuenta que la reelección inmediata brinda incentivos para un buen trabajo del gobernante. Por eso en EE.UU. los primeros gobiernos suelen ser buenos porque tenían el incentivo de ser elegidos nuevamente. Pero introducir esta reforma sería un cambio en las reglas de juego. Si se hace un cambio, tendría que ser para el presidente que sea elegido en el 2011”.


(Alan García Pérez. ¿Por qué me dan la espalda si yo no he hecho nada?, parece decir. La desconfianza con los políticos peruanos es generalizada. Ver encuesta completa.)

14.5.09



El muerto mexicano

Yo me encontré con uno de mis muertos en el bar La Ópera del centro de la ciudad. Lo vi reflejarse en un espejo grande detrás de la barra justo a la altura de una botella de mezcal que -te lo juro, María-Marie- era marca Ultramarine. Ahí lo vi, flotando como una especie de humo, un humo viejo al que nadie le ha abierto una ventana y ahora ya no tiene ganas de salir, sonriendo. Un viejo sentado a una mesa gritó: "¡al calor de las copas todos somos cuates!", y a mí me pareció que eso tenía el peso y la sabiduría de una verdad ancestral. Mi muerto en el espejo continuó sonriéndome como si estuviera completamente de acuerdo con semejante información (por más que todavía no hubiera alcanzado ni nunca fuera a alcanzar la edad para beber alcohol) y se acercó más a mí y se sentó en la barra y me dio un beso en la mejilla y me habló al oído.

¿Cómo es estar vivo? me dijo P'tit Jules.


---Tomado de Mantra (Mondadori, 2000), uno de los mejores libros, junto con La velocidad de las cosas, de Rodrigo Fresán, novelista, traductor (recuerden sus excelentes traducciones de algunos cuentos de John Cheever y Denis Johnson) y crítico literario argentino radicado hace varios años en España. En Mantra Fresán intenta dar una imagen, fragmentada, original, de una ciudad tan inasible y extrañante (entrañable) como es el DF.


(Portada.)




13.5.09


Reseña semanal. La urdimbre y la trama


"El dragón–caballo sale del río y el gran Yi
(el Libro de las mutaciones)
encuentra su punto de partida,
la tortuga –espíritu aparece y el Gran Plan
(como capítulo del Libro de los documentos)
comienza a brillar.
Es por ello, según el Comentario,
que del río salió el Trazado
(que da origen a los hexagramas
del Libro de las mutaciones);
y del río Luo salió la Figuración
(Las nueve divisiones del Gran Plan)
El sabio los tomó como modelo
Y ese es el sentido de esta cita."

A partir del examen de la obra del crítico chino Liu Xie (siglo V), el sinólogo francés Francois Jullien (Elogio de lo insípido, Tratado de la eficacia) emprenda una suerte de riquísimo estudio comparativo entre la civilización china y la civilización occidental. A diferencia de los griegos y de la tradición judeo–cristiana, los chinos no se basan en una palabra que confiere un sentido (sea esta un Logos o una Revelación) sino en un texto que revela su devenir en sí mismo, incluso a través de la evolución de su trazado y de la transparencia de su tradición.

En La urdimbre y la trama (Katz, 2008), Jullien va más lejos aún y determina que ideas como Promesa, Revelación o Salvación no tienen cabida en la cultura china debido a la inmanencia de su textualidad, cuyo primer impulso (texto fundacional) es imaginado a partir de una relación con el entorno (naturaleza), tal como el poema de arriba lo evidencia, de manera que la preocupación fundamental del canon chino (Confucio y epígonos) no será, como en Occidente, la salvación del individuo ni la conquista de otra vida, sino el establecimiento de un orden temporal armonioso y concreto.

En ese camino, Jullien descubre que China concibió muy tardíamente un estatus de lo ficticio que incluya lo fantasmagórico, lo ilusorio y lo estrambótico, tanto es así que la propia idea de imaginación se tradujo de los idiomas occidentales, posiblemente del francés. Lo ficcional-imaginario se filtra gradualmente en la civilización china por influencia del budismo y de la cultura hindú, probablemente. Muy recomendable.


(Portada.)

12.5.09


Nota de prensa del sexto número de Casa de Citas

Casa de Citas. Revista de literatura presenta su sexto número dedicado al tema del humor. En Open Bar entrevistamos al más que conocido escritor Alfredo Bryce Echenique, quien responde a nuestro cuestionario, desde las influencias en su obra, pasando por el proceso de escritura, hasta preguntas de política internacional. La sección Recámara agrupa distintos análisis y acercamientos al tema principal, como la revista Monos y Monadas, Los últimos días de La Prensa, de Jaime Bayly, y un interesante texto de Javier Garvich en el que brinda una mirada panorámica a la narrativa contemporánea en el interior de nuestro país. Por otro lado, en Swingers, Luis Freire, Álvaro Portales y Juan Acevedo responden a nuestras preguntas sobre el humor político y literario.

Las secciones de creación, Primeros Tragos y Líquidos Radicales, están a cargo de los poetas Gonzalo Ramírez y Lena Retamoso, Luis Freire, con un hilarante cuento acerca del cambio de rostro y la consecuente transformación vital del protagonista, y Power Paola, dibujante colombiana de historietas. Asimismo, en Espejo en el techo, Rossana Díaz escribe sobre España como lugar de encuentro intercultural.
En Escarceos –sección de artículos variados– se abordan temas como el de Jesucristo en la obra de José Watanabe, los programas de Chespirito y su relación con los clásicos de la literatura y los Sinlogismos de Sofocleto. Finalmente, cerramos el número con la sección de reseñas, La del estribo.
Esperamos que disfruten este nuevo número.

Las editoras
Congreso Internacional Literatura.Perú.2009 yIII Congreso Nacional de Estudiantes de Literatura (CONELIT 2009)

«Reflexiones universitarias sobre literatura latinoamericana y peninsular».

Lima, 24, 25, 26 y 27 de noviembre de 2009

CONVOCATORIA PARA EL ENVÍO DE SUMILLAS (ABSTRACTS)

Fecha límite de envío de sumillas: 14 de junio de 2009

Literatura. Perú se presenta como un espacio para el diálogo académico con el objetivo de ofrecer nuevas miradas y alternativas sobre cómo abordar los estudios literarios latinoamericanos y peninsulares. El evento se realizará en los campus de la Universidades Nacional Mayor de San Marcos y Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima.
Envío de resúmenes (abstracts)
1. Podrán participar con ponencias todos aquellos estudiantes universitarios peruanos y extranjeros matriculados en el pregrado y postgrado (diplomado, maestría, doctorado) en las áreas de Literatura, Humanidades y afines. Asimismo, egresados de bachillerato de un máximo de 3 años y profesores universitarios jóvenes (junior faculty).
3. Podrán asistir estudiantes y profesores en cualquier área del conocimiento, así como público en general.
4. Las ponencias deberán ser inéditas. No es necesario que sean de autoría individual. Pueden ser parte de un trabajo de
investigación mayor, dato que debe incluirse en el documento enviado.
5. Se deberá enviar una sumilla en archivo de Word de 15 a 25 líneas a conelit@proyectoperuanos.org con el título de la ponencia
y bibliografía (máximo 10 referencias), nombre y breve currículo del autor, nivel de estudios, filiación institucional (universidad), correo electrónico,
teléfono, hasta el 14 de junio de 2009.
6. También se reciben propuestas de mesas que deberán incluir el título de la misma, nombres y resúmenes de las ponencias
(máximo cuatro ponencias y mínimo tres) además de los datos personales de cada ponente.
Ejes temáticos
· Teoría/crítica literaria latinoamericana y peninsular.
· Oralidad y discursos literarios andino y amazónico.
· Estudios coloniales.
. Mass media, industrias culturales y literatura.
· Estudios interdisciplinarios:
Literatura Comparada, Estudios Poscoloniales, Estudios Culturales, Estudios de Género, Cine/Teatro y Literatura, Estudios Subalternos, Testimonial, Periodismo literario.
· Camino al bicentenario: Literatura independentista en América.
. Efemérides: 400 años de los "Comentarios Reales" del Inca Garcilaso de la Vega, 70 años de "Poemas Humanos" de César Vallejo, etc.


Información de contacto:
conelit@proyectoperuanos.org
Perú: (+51) (1) 995572988
Estados Unidos: +1 (305) 5084896
Página web: http://www.literaturaperu.org/conelit.html

10.5.09


La muerte moral del Hip Hop

por Juan Carlos Reyna (tomado de Letras Libres de mayo 2009)


El rap ha muerto y, en su lugar, la Happy White Boy Music se ha convertido en el género norteamericano por antonomasia. Con la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, la minoría afroamericana se ha empoderado y el hip hop, que en la administración de Bush se convirtió en el género más exitoso de la industria discográfica, ha dejado de representar a los "hermanos" para devenir en simulacro de supuesta marginalidad. Léase Flavor Flav. Léase Kanye West. Léase, sobre todo, Nas, quien anticipó el deceso al estrenar Hip Hop Is Dead, su tercer disco, con el que ha logrado trepar en las listas Billboard. La aseveración, sin embargo, no es suya: André 3000, de OutKast, la hizo en 2001 en los versos del sencillo "Funkin’ around". Pero aseverarlo en el contexto de una crisis económica y tras la victoria del primer presidente afroamericano radicaliza sus consecuencias: evidencia la flacidez de buena parte de los estrenos discográficos recientes.

Un ejemplo: Theater of the Mind, de Ludacris, es una producción peripatética que satisface los requisitos para convertirse en un elepé comercial inmediato. Sin embargo, no se sostiene si se le escucha sencillo por sencillo; es decir, sin el montón de colaboraciones anodinas, sobreproducciones esponjosas y éxitos dulzones. El rapero polemizó durante la reciente campaña electoral al componer "Politics (Obama is here)", pieza en la que critica lo mismo a Bush que al ex candidato republicano a la presidencia. La crítica, empero, es escandalosamente cursi ("McCain don’t belong in any chair unless he’s paralyzed") y melindrosamente predecible ("Bush is mentally handicapped"). Más importante, esta canción no está incluida en Theater of the Mind, que, por el contrario, se regodea en ese aparatoso aliento épico que lo hace un ejemplo característico de la muerte moral del género. En el disco colaboran muchos de los protagonistas del mainstream de la cultura afroamericana: Lil’ Wayne, Chris Rock, Nas, Jay-Z y hasta el actor Jamie Foxx y el cineasta Spike Lee. Al igual que el sobrevalorado The Carter III, de Lil’ Wayne, Theater of the Mind ejemplifica los modos en que el hip hop se ha convertido en un mero espectáculo lucrativo que favorece la lógica cultural del Estado-mercado.

La Happy White Boy Music, por otra parte, es la rebelión de la música alternativa ante el desmoronamiento de las clases medias estadounidenses. Rebelión que, sin embargo, resulta inofensiva porque pretende recrear un efecto de marginalidad individualista y pasional, y por ende acorde al espíritu laissez faire de la modernidad. MGMT y Vampire Weekend son ejemplos de esta corriente, sucesora del denominado post punk revival de The Killers o The Strokes, e incluso del eclecticismo pop de una horda variopinta que va de Modest Mouse a The Shins. Se trata de ejemplos apoteósicos de la lógica cultural de la turbocapitalización: música en la que se articula una sedición "sofisticada" y jamás radical, una sedición de lo alternativo "fresa".

Esta estética ha sido parida entre el fracaso de las contraculturas. Sus consumidores son su propia descendencia: los hijos de los hippies, los hijos de los beats, los hijos de los hijos de la flor que reculan ante su libertad heredada. Cualquier atisbo de emancipación aterra en cuanto implica consecuencias reales. De ahí el éxito de estos grupos, así como de buena parte del pop alternativo, ahora devenido, inevitablemente, gimoteo. "No quiero ser un hombre malo/ Sólo soy un hombre solitario", advierte Scissor Sisters en su sencillo "I can’t decide", que celebra, como el título lo indica, su parálisis.

La Happy White Boy Music acapara, si no los primeros lugares de las listas Billboard, los escaparates de una generación que exige un paradigma acorde a su flacidez: MTV, Urban Outfitters, el iPod, dispositivos que estimulan la disidencia legitimable, es decir, lo que se revela alternativo pero lo suficientemente hype, cool o dope (¿chido?) para no alterar el orden de mercado.

Un último ejemplo: Cold War Kids, en su disco Loyalty to Loyalty (2008), se resigna ante esta orfandad política. En el sencillo homónimo el vocalista asegura "algo no está bien en mí/ pero ¿cómo se supone que sabría?". Y es que la Happy White Boy Music encarna el deseo de rebelarse ante el mercado, o ante el Simulacro de Poder, pero se inmoviliza sin poder reconocer ante qué objeto rebelarse. Esta inmovilidad es censura blanda, represión convenida en los terrenos aparentemente ingenuos de la estética pop. La lucha por la hegemonía concluye cuando su música se apropia de una actitud (lo hype, lo dope) "espontáneamente" apolítica. ~

(Hip Hop)

Anagrama y nueva colección

Dando la contra a toda la crisis financiera que asuela Europa, Editorial Anagrama acaba de lanzar una nueva colección de libros: Otra vuelta de tuerca. Jorge Herralde lo explica bien:

Para empezar, quiero subrayar la puesta en marcha, en junio, de una nueva colección, «Otra vuelta de tuerca», que es precisamente otra vuelta de tuerca a valiosos títulos y autores latentes en nuestro catálogo. Entre los cuatro títulos anunciados figuran dos novelas extraordinarias: El rey de las Dos Sicilias del polaco Andrzej Kusniewicz, una cumbre de la literatura mitteleuropea, la obra maestra de un autor comparado con Proust, Musil, Svevo, Nabokov; la otra es La fortaleza asediada de Qian Zhongshu, la obra cumbre del escritor chino más importante de la segunda mitad del siglo XX: según el prestigioso sinólogo Simon Leys es «un escritor prodigioso, de los que ya no hay en China ni en el resto del mundo. Su obra es de una calidad excepcional». En Relatos autobiográficos de Thomas Bernhard se reúnen El origen, El sótano, El aliento, El frío y Un niño, «la mejor introducción posible e indispensable para conocer a Thomas Bernhard», según su traductor y prologuista Miguel Sáenz. Y en Tom Ripley, a modo de último homenaje a la autora, figuran las cinco novelas de Patricia Highsmith dedicadas a su más inquietante personaje: A pleno sol, La máscara de Ripley, El amigo americano, Tras los pasos de Ripley y Ripley en peligro.

Excelente iniciativa que esperemos se amplíe a algunos autores latinoamericanos. En la portada, el libro de la colección de Thomas Bernhard, el novelista de Helada y Corrección, entre otras novelas intransigentes y bellas en su peculiar manera.

(Portada.)

8.5.09

Vaselina, rock local con punche

Rodolfo Ybarra siempre se las arregla para sorprenderme de vez en cuando, cada vez menos con su poesía, pero a veces con su "formalizado" blog. Esta vez nos trae a una banda muy directa y contundente, Vaselina. Les copio el texto de Ybarra:

Perico --ex segunda guitarra de "César N y el Cabareth Fragor"-- fundó hace unos años "Vaselina", banda subterránea de rockabilly, que ha venido dando conciertos bastante explosivos en Lima. El lenguaje directo que busca retratar en las líricas el descontento popular ha sido una de sus banderas. Alejados de la "buena" imagen y de lo que se entiende como glamour es claro que el rechazo visual ("terrorismo visual" lo llaman algunos) es también una de sus herramientas para mostrar que la música y el arte en general son (¿también?) expresión de los hijos de los trabajadores, de los profesores, profesionales y ciudadanos de a pie.
La presencia de Freddy Días, discapacitado físico, en las vocales, es también una denuncia hacia una sociedad enferma que se inventa la estúpida ecuación griega entre artista-belleza-perfección, y que algunos mequetrefes (los que viven obnubilados por el fuego pirotécnico de Kiss o por la sonrisita de los hermanos Gallagher, etc.,) intentan reforzar fijándose en estereotipos foráneos, asumiendo, por ejemplo, que el rock inglés o norteamericano son las luminarias a seguir; sin embargo, más allá del punk rock de mediados de los setentas (transplantado aquí en los ochentas), y otras breves y minoritarias tendencias es posible decir que los países del tercer mundo tienen en el rock no sólo una forma de expresar su descontento sino de conciliar un proyecto social ligado a su realidad.

Les dejo con esta consigna de Vaselina, coreada a viva voz por todos sus seguidores: "Incendiemos el Congreso".


6.5.09


Un libro llamado Orejas de pescado
 
Marta Orrantia (Bogotá 1970) es una periodista reconocida en Colombia. Ha trabajado en El Tiempo y fue fundadora y directora de la revista Rolling Stone para la zona andina y Panamá. Ha sido cofundadora además de las revistas Jet Set y Gatopardo, y editora internacional de la famosa revista Soho.

Entre un grupo de amigos marcados por los excesos, el rock y la vida al límite, la muerte de uno de ellos, David, marca el inicio de la disolución (y la desilución) total. Pero luego de un tiempo la vida vuelve a reunirlos en torno a ese suceso que parece acompañarlos para siempre.
Una novela corta e intensa como una buena canción de rock, que te deja pensando y, quizá, tarareando la increíble fragilidad -y a la vez dureza- de la vida moderna. Excelente elección de Editorial Planeta.

(Portada.)

458 ANIVERSARIO DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL
MAYOR DE SAN MARCOS


· Decana de América celebra esta fecha con una un variado programa que tendrán como uno de los escenarios al Centro Cultural – La Casona. El ingreso a todas las actividades es libre.
La Universidad Nacional Mayor de San Marcos está próxima a celebrar sus 458 años de vida académica y cultural. Como ya es tradicional para celebrar esta magna fecha, las diferentes dependencias de la UNMSM han preparado una serie de actividades que iniciaron el 17 de abril y concluirán el 3 junio.

Como siempre el Centro Cultural de San Marcos, ubicado en la antigua Casona Sanmarquina (Av. Nicolás de Piérola 1222, Parque Universitario), será uno de los principales escenarios donde se desarrollen las actividades. En este recinto, el martes 5 de mayo (10 a.m.) se llevará a cabo la Ceremonia Oficial de Inauguración de las Celebraciones por el 458 aniversario. Ese mismo día inicia la Feria del libro Universitario, que se realizará en el frontis de La Casona. Por la noche (7:00 p.m.), en el auditorio Ella Dumbar de la Ciudad Universitaria, el Ballet de San Marcos presentará una función de gala.

Entre las exposiciones artísticas que se exhibirán en el marco del aniversario destaca la muestra Joya sanmarquina: Manto de Paracas, donde se podrá ver esta hermosa pieza además de una información complementaria sobre los textiles Paracas. La exposición inaugura el 6 de mayo, a las 10:30 a.m. en el Centro Cultural.

Llama la atención también el Homenaje a los rectores de San Marcos (7 de mayo, 10 a.m., Centro Cultural) donde se presentarán los retratos –óleos y fotografías- de cerca de 100 autoridades que ocuparon este cargo en los s. XVI, XVII y XVIII.

Por otro lado, en el Centro Cultural, el jueves 7 de mayo, a las 7:30 p.m., inaugura la muestra y se presenta el libro-catálogo Retratos siglos XVI – XX. Colección del Museo de Arte de San Marcos. Asimismo, el esperado volumen Pensadores del siglo XX, donde se recogen los aportes de destacados intelectuales como Manuel Gonzáles Prada, Luis Alberto Sánchez, José María Arguedas, será presentado el viernes 22 de mayo a las 11:00 a.m. en el Centro Cultural.

En el marco del aniversario se otorgará la Medalla de honor sanmarquina al Dr. Jorge Puccinelli Converso, destacado literato fundador del Instituto Raúl Porras Barrenechea de la UNMSM y merecedor de tres premios nacionales de cultura. La ceremonia se llevará a cabo el jueves 7 de mayo al mediodía en el Centro Cultural.

Como actividades de esparcimiento la Dirección de Cine y Tv ha programado la proyección de las películas: West side history (7 de mayo, 6 p.m.), Los puentes de Madison (14 de mayo, 6 p.m.) y La comezón del 7º día (21 de mayo, 6 p.m.), en el Auditorio del Centro Cultural.

Para festejar la fecha central de nuestro aniversario, el martes 12 de mayo, se celebrará a las 10:00 a.m. una Eucaristía en la Basílica de Santo Domingo. A continuación (11:30 a.m.) en la Sala Capitular del Convento de Santo Domingo -lugar donde fue creada la UNMSM- se llevará a cabo la tradicional Sesión Solemne de Aniversario. Las actividades continúan con un colorido Abrepuertas, que se realizará en el Centro Cultural. Habrá visitas guiadas gratuitas, presentaciones de los elencos musicales y danzas con el folklore de San Marcos.

Dentro de las actividades artísticas destacada la presentación del espectáculo "San Marcos arte total" en el Teatro Segura, el miércoles 20 de mayo, a las 7:00 p.m., donde participarán los elencos de ballet, teatro y folklore de San Marcos.

El programa completo de las actividades puede verse en la página web:



Para mayor información puede comunicarse con la Oficina de Prensa al teléfono 6197000 anexo 5207.


(UNMSM)

Humorista y escritor Luis Freire gana concurso de novela de El Comercio

La nota es de El Decano. El novelista cómico se hizo acreedor de casi 20,000 dólares, una escultura y fue felicitado por grandes personalidades de la cultura local en la premiación. Su seudónimo fue "Demetrio Cagafuego".
 
(EFE / elcomercio.com.pe).- El escritor nacional Luis Freire Sarria ganó el concurso de novela convocado por el diario El Comercio con motivo del 170 aniversario de su fundación.
Freire obtuvo con la obra "El perro sulfúrico" un premio de 60 mil soles, la publicación del libro y una escultura del afamado artista plástico peruano Fernando de Szyszlo.

El jurado, integrado por los peruanos José Miguel Oviedo, Alonso Cueto y Rossana Echeandía, el argentino Pablo de Santis y el mexicano Juan Villoro, concedió el premio por unanimidad entre un total de 400 obras presentadas, de las cuales diez fueron finalistas.

Al anunciar al ganador, Oviedo comentó que la obra "es una novela muy entretenida" que "atrapa el interés del lector con su sentido del humor" y retrata a la sociedad limeña en el último tercio del siglo XX.

El ganador, que participó en el concurso con el seudónimo "Demetrio Cagafuego", reveló que cuando era joven envió un relato al escritor chileno Jorge Edwards, por entonces adscrito a la legación diplomática de su país en Lima, quien lo animó a que continuara escribiendo.
El autor añadió que ha guardado la nota de Edwards con esa respuesta como una especie de amuleto durante toda su vida.

Luis Freire Sarria nació en Lima en 1945 y es uno de los más destacados humoristas peruanos, que además ha recopilado sus artículos de este tipo en los libros "Camisa de fuerza" (1986) y "Humor" (1988).

En 1992 ganó la I Bienal Nacional de Novela Corta, convocada por el Concejo Provincial de Barranco, con "El cronista que volvió del fuego" y en 1999 el premio anual de "El cuento de las mil palabras", que convoca la revista política Caretas, con "Se comienza con la mantequilla".
En 2005 obtuvo el prestigiado premio nacional de novela corta "Julio Ramón Ribeyro", que convoca el Banco Central de Reserva del Perú (BCR), con la novela "El sol salía en un Chevrolet amarillo".

(El ganador.)

5.5.09




Hora Zero y Taller de Verástegui

¿Hay mejor forma de responder a una exclusión flagrante (la antología de Oviedo en Visor) que con trabajo? Me entero por Pospost que Hora Zero está por dar a luz una antología del grupo de más de 800 pp, y que el poeta Enrique Verástegui prepara un taller de poesía cuyos datos pueden revisar aquí. El texto citado es del blog citado. ¿Hora Zero forever?


"Poetas de Hora Zero: Fernando Obregón Rossi, Tulio Mora, Alberto Escalante y Jorge Pimentel, en el bar Carbone de Lima, este jueves 30 de abril, tras dejar en la imprenta la prueba final del libro antológico por los 40 años del movimiento literario "Hora Zero" llamado "Los broches mayores del sonido" Introducción y selección de Tulio Mora.
Más de 800 páginas de poesía, ensayo, narración, fotografías, testimonios e inéditos que recoge a 81 poetas horazerianos de tres continentes. Editado por el Fondo Editorial de Cultura Peruana que dirige Jorge Espinoza Sánchez. Diseño gráfico de Alberto Escalante. Asistencia editorial de Raúl Silva (México) y Sebastián Pimentel (Perú). De próxima aparición. Coming Soon 2009 !!!"

(Portada. Inocente broma de cuatro insignes horazerianos.)

4.5.09


Bellatin en Lima (por fuerza)

La influenza pandémica que ataca México y otros países del mundo (me acabo de enterar ahora mismo que hay un primer caso aquí nomás, en Colombia) no solo ha traído cierre de aeropuertos y mayor desconfianza entre los seres humanos. También tiene algún lado positivo, por ejemplo, la estadía de Mario Bellatin en Lima, debido a que no puede regresar a México.

Lo vi de casualidad invitado en el programa Enemigos íntimos, siempre inspirado y divertido, hablando de sus alucinantes prótesis, de las pocas novelas que sus entrevistadores habían podido leer de él, y de la vida en México. Corta pero muy entrenida la entrevista. Y para que no digan que es simulacro ficcional lo que digo, les dejo la foto tomada de la pantalla.


(Mario Bellatin en Enemigos Intimos.)

1.5.09


El Swedemborg de la droga
 
No soy un experto en este tipo de literatura (aunque por mi experiencia debería saber más de lo que sé), pero siempre me han atraído los libros que dan testimonio sobre el uso de drogas, se escriben bajo el influjo de estas o rodean el tema de algún modo. Esto desde que leí hace ya muchos años Connaissance pour les gouffres, de Henri Michaux, un libro escrito a las luces y sombras del hongo mexicano, la mescalina y otros psicotrópicos.

Pero El comedor de hachís (TF, 2003), de Fitz Hugh Ludlow, publicado por primera vez en 1857, es completamente distinto al libro del poeta francés. Primero porque empieza exponiendo sin tapujos su deuda con Confesiones de un inglés comedor de opio, el clásico de Thomas de Quincey; aunque si el libro del inglés es elegante y erudito, el de Ludlow es desordenado, honesto, y de una vena visionaria perturbadora.

Como dice Michael Horowitz en la introducción, "los ‘decorados’ en que transcurrieron sus experiencias –su dormitorio, el campus del college, las calles de Poughkeespie y Shenectady, y el panorama del valle del Hudson– se metamorfosearon en fabulosos paisajes del Próximo Oriente, Asia y África por los que Fitz Hug se movió con su mente". Cabe destacar que el libro de Ludlow se publicó en la misma década que Moby Dick, las Obras completas de Poe, La cabaña del tío Tom, Walden y Hojas de Hierba, aunque su suerte literaria fue, por cierto, muy contrapuesta a la de estos libros, por lo menos hasta que a la famosa City Light Booksotre de San Francisco se le ocurrió salvar El comedor de Hachís del olvido.

Ludlow hace un recorrido completo, desde su iniciación como consumidor del canabbis indica hasta su descentramiento total y posterior "redención", evitando meticulosamente juicios morales o lamentos de drogo culposo. El libro está salpicado de citas eruditas, reflexiones psicológicas y filosóficas y, sobre todo, saturado de visiones enigmáticas y portentosas que pueden dejar sin aliento al lector no acostumbrado; una suerte de Swedemborg de la droga si se me permite la analogía:

Era la obra de un constructor sobrenatural, y mi alma se encontraba ante ella en un trance extasiado. Sus puertas cerradas resplandecían con la gloria de una multitud de ojos de cristal, incrustados en toda la superficie marmórea de los ángulos de las estatuas diamantinas que se alzaban desde el suelo del pórtico hasta la moldura más alta. Uno de esos ojos era de oro, como el sol de mediodía, otro de esmeralda, otro de zafiro, y así sucesivamente se recorría toda la gama de matices, todos engastados de tal manera, que formaban las armonías más exquisitas, y giraban sobre sus ejes con la rapidez del pensamiento.

Este es un verdadero trip que puede dejar pensando al lector sobre la validez (literaria) de experiencias de este tipo. Ludlow murió en 1870, a los 34 años de edad, víctima de sus excesos y de su devoción a la aventura y a la escritura.


(Portada.)



Se produjo un error en este gadget.