31.12.09

Un buen año -un poco accidentado al final- en el que publiqué un libro maravillosamente bien comentado (gracias a CARETAS que en su edición de fin de año lo considera en su recuento literario) y aprehendí algunas cosas claves, aunque parezcan de Perogrullo, como que hay que saber perdonar a quienes no saben decir me equivoqué contigo, y que, sobre todo, hay que saber perdonarse.
Una nueva novela y un poemario, el cuarto, me esperan el 2010. No más floro y a trabajar. Buen año para todos (quiero decir: todos).

28.12.09

apocalípticos...


La muerte de los viejos letrados (I)

Algunos viejos letrados –que no necesariamente tienen que ser viejos cronológicamente- son atacados cada cierto tiempo por visiones apocalípticas. Entonces se ponen a predicar sobre "la muerte del libro", "la muerte del autor", "la muerte de la dignidad de las letras" y, últimamente, "la muerte de la cultura letrada".

Se muestran incapaces de comprender los complejos procesos puestos en juego por los nuevos media, y también ciegos para entender que la importancia social de la literatura es ahora, hasta cierto punto, menos gravitante –de ahí que esta deje (¿momentáneamente?) su lugar a otras actividades culturales, como la gastronomía o ciertos deportes– dentro de una sociedad empeñada en crecer económicamente, es decir, materialmente.

Los viejos letrados ven que su vieja idea de lo literario se cae a pedazos como los muros de sus viejas casas modernistas y entonces se sienten con poco espacio, disminuidos, castrados, desanimados. Y por lo tanto levantan la débil queja generalizadora: la literatura no tiene espacio ya, ha muerto; la cultura letrada está frente al abismo; el escritor (tradicional, agrego) ha perdido lugar en la sociedad.

Preguntas: ¿Y qué? ¿Necesariamente tiene o debe tener la literatura un estatus privilegiado dentro de la sociedad? O, más bien, ¿no es que los miembros de la comunidad literaria tendrían que ganarse ese lugar privilegiado a pulso, como lo hacen las demás comunidades? ¿Sigue siendo tan válida hoy, como en los 50 y 60, cuando se formaron los viejos letrados, la idea de que la literatura es reflejo y crisol de la sociedad y debe tener una preeminencia dentro de esta?
No es que esté en desacuerdo con la queja por la pérdida de lugar de la literatura en nuestra sociedad: la considero inevitable, por dos razones.

Primero: tal vez lo económico y lo material importan más en tiempos de crecimiento; luego, si este se mantiene (Dios y nuestra clase política lo permitan), la literatura, la filosofía, la sociología y otras ciencias intelectuales por excelencia retomarán su lugar gracias a las nuevas generaciones (lástima: el viejo y quejoso letrado ya no estará allí).

Segundo: parece indudable que la gastronomía y los deportes gozan de una condición moral saludable, donde las rencillas por espacios, los cabes de la envidia, las camarillas sectarias hasta los huesos y el bajo continuo del chisme y el contubernio cobarde propio de los compinches literarios no existen, o existen en una medida irrisoria.

Quizá por ello es que han podido avanzar tanto en tan poco tiempo; no se envidian ni se excluyen entre ellos, ni son tan viejos (espiritual y cronológicamente) para estar viendo visiones tipo "2012" de su propia actividad. Por lo demás, la literatura, en el siempre fascinante y camaleónico mundo del internet, se transforma y renueva día a día, de una manera incompresible –por lo visto y leído– para los viejos letrados.
 
(No quieren ver...) 
 

24.12.09


Marche Royale


la gran estrella serpiente así sea
entre Sicuani y Jauja moviéndose
copa o corona lo non pagava

casi nadando saca
la lengua sobre el ají y cae la chicha
rígida sobre las calabazas Huanta

e a maravilla lo han
los niños la vinieron a recoger estrella así sea
llena del buen loor de la mansa tierra saciada

más niñas y siglos aparecen: así sea en el Ucayali
o en el jirón Huallaga friendo
marchando hacia el esplendor así sea


---Tomado de Amanecidas violentas, del poeta José Pancorvo Beingolea (Lima, 1952)

Republicación


El regreso del Gato

Fernando Ampuero viene republicando buena parte de su producción en la colección Punto de Lectura de Santillana. Esta vez se trata de Gato encerrado (1987, 2009), conjunto armónico de crónicas, entrevistas y reportajes periodísticos memorables.

Para el maestro Enrique Zileri, quien prologa el libro, “el mensaje central de esta recopilación es que, al explorar en profundidad las complejidades de un personaje o de una situación, la novedad informativa, el relato con calidad literaria e ingenio, el detalle revelador y la brevedad implícita son las armas con que se cautiva al lector”.

Por mi parte diré que la hora que me ha tomado releer Gato encerrado me ha permitido corroborar dos cosas: que no ha envejecido un ápice, y que Ampuero sigue siendo no solo un gran cuentista, sino un periodista fino y de gran humor. Muy recomendable.


(Imagen: el gato del periodismo literario cazado por la mano diestra del escritor.)

21.12.09

El mejor del año


Teoría de los cambios


Coincidiendo con lo establecido en este humilde blog, el reciente poemario de Enrique Verástegui ha sido elegido por los lectores de El Comercio como el mejor del año. Pueden ver en la imagen a un inusualmente encorbatado Verástegui con el premio entre sus manos. Felicitaciones, ¡poeta!



(Imagen de El Comercio.)

16.12.09

Poesía



Recuento del año 2009


Tomando en cuenta que el libro más importante en el género, editado este año, no es un libro nuevo sino la reedición –en facsimilar– de lo mejor de la vanguardia poética del siglo pasado (Ediciones del Rectorado, PUCP), presento ahora los libros que me han interesado más entre los que he leído –que obviamente no son todos. El orden en que los presento tiene algún sentido.

Teoría de los cambios. Lo que ya había adelantado algo farragosamente en Teorema de Yu (2004), esta vez Enrique Verástegui lo define con mesura y profundidad en un libro breve aunque desbordante de belleza, belleza de pensamiento y de palabra.

Amanecidas violentas. Cuando José Pancorvo desciende de sus vuelos celestes y se asienta en la tierra, limense y peruana, nos regala sus mejores frutos. Barroco y "lengua y sed dorada" ofrendadas al "vulgo águila" entre Parinacochas y Villa María del Triunfo, la Plaza de Armas y Collique, y totalidad.

Oeste oriental. Dentro de la colección piedra/sangre encontré un librito muy peculiar, con un lenguaje que marcaba distancia con sus coetáneos. Es de Pedro Favarón y se sumerge en la cultura andina para transformarla con su palabra no copiada sino transfigurada por Adán y cierta poesía oriental; una mirada distinta y (des)integradora a lo nuestro.

Uno rojo. Andrea Cabel es nuestra más importante promesa poética joven y lo está demostrando paso a paso. El libro cambia un poco el registro de su opera prima, y nos conmociona con imágenes que dan cuenta de una interioridad en constante roce con lo externo; fricción poética que nos regala de los mejores sonidos literarios…

El instinto de la memoria. El gran olvido del año, por su exigua respuesta mediática. Luego de su ya lejano Callado cielo (2004), Julio del Valle agrava el estro, profundiza en sus preocupaciones (es filósofo además de poeta) y desvela un mundo donde "los dioses se han ido" y "solo existe esta tierra extraña y carteles invitando a votar".

Parte uno parte dos aparte sin parte. Extraño título, no exento de atractivo, para un poemario de (des)amor, con toda la dificultad que ello conlleva. Enrique León le dice a la amada "te he entregado el alma y la soledad/como estos años que destruyo/por desearte y bordearte/con mi cuerpo que hoy te cedo…".


Otros libros a tener en cuenta son: "Ángeles detrás de la lluvia", de Tulio Mora; "Dorada Apokalipsis", de Domingo de Ramos; "Historia secreta", de Paul Guillén; "Las barcas que se despiden del sol", de Juan Carlos de la Fuente; "Nocturama", de Diego Otero; "Coraza", de Vanessa Martínez; "Detritus", de Wilber Moreno, etcétera, etcétera, etcétera.


(Algunas portadas.)




15.12.09

60 años de soledad



Hombres de maíz

-La tierra cae soñando de las estrellas, pero despierta en las que fueron montañas, hoy cerros pelados de Ilóm, donde el guarda canta con lloro de barranco, vuela de cabeza el gavilán, anda el zompopo, gime la espumuy y duerme con su petate, su sombra y su mujer el que debía trozar los párpados a los que hachan los árboles, quemar las pestañas a los que chamuscan el monte y enfriar el cuerpo a los que atajan el agua de los ríos que corriendo duerme y no ve nada pero atajada en las pozas abre los ojos y lo ve todo con mirada honda…

Como "tormenta de metáforas" ha calificado Luis Cardozo y Aragón a Hombres de maíz, la más difícil, interesante y menos comprendida novela del escritor guatemalteco Miguel Angel Asturias. Sus grandes novelas de compromiso social, como Los ojos de los enterrados y El señor presidente, han sido profusamente estudiadas, también sus escritos periodísticos y políticos, y hasta se ha determinado que su oposición a cierto gobierno dictatorial de su país fue un mito creado por cierta izquierda de los años setenta.

Sin embargo, esta novela donde lo mítico y lo sórdido, donde la identidad indígena y su perdición debida a la injerencia de la cultura occidental, donde lo teogónico y lo escatológico, se imbrican, fue casi siempre dejada de lado por la crítica, fuera por razones ideológicas o por incapacidad hermenéutica.
Se acaban de cumplir 60 años de la publicación de Hombres de maíz y, por supuesto, ningún medio de comunicación sudamericano ha recordado siquiera el hecho. Parece, pues, pender sobre las páginas de este libro inasible, de lenguaje proteico y oscuro (a veces), una maldición repudiable: la del olvido literario.

René Prieto, en "Tamizar tiempos antiguos: la originalidad estructural de Hombres de maíz", se pregunta con mucho tino: "¿cómo puede ser que la novela más compleja y más original de Miguel Angel Asturias haya sido leída por tan pocos y comprendida aún menos?" La respuesta tal vez no sea tan difícil como puede parecer prima face.

Hombres de maíz no tiene una estructura "fallida", como hubiera dicho un aún joven crítico periodístico actual, ni tiene personajes "mal desarrollados". MAA no ha querido hacer con ella –y eso explica por qué él mismo repitió una y otra vez que esta era su novela favorita– una novela convencional y estructurada, sino que sus singulares características responden a un tiempo mítico, a una percepción de la realidad simbólica y aun profética, y su estilo no se cuida de la "dictadura del sentido"; privilegia la eufonía y el acercamiento a la belleza de los mitos indígenas de su país.

Hermana de Paradiso, de Pedro Páramo, de El pez de oro y de Los ríos profundos, Hombres de maíz propone,¡ en 1949!, una suerte de superrealismo indígeno-mítico cuya importancia crece a medida que sus grandes novelas sociales van decayendo en interés, aunque conservan siempre esa maestría en la escritura que lo hizo merecedor del Nobel en 1967.



(Portada de Hombres de maíz. El autor.)

Cuatro poetas limeños...


traducidos en Europa...

Micaela Chirif
Carlos Villacorta
Bruno Pólack
Ana María Falconí

Traductors:
Vinícius Rodrigues Vieira
[Portuguès]
Magaly Bátory
[Portuguès]
Elisa Andrade Buzzo
[Portuguès]
Ronal Alvarez
[Italià]
Maider Esquibel
[Èuscara]
Joan Navarro
[Català]
Ana María Falconí
[Anglès]
João Miguel Henriques
[Portuguès]
Enna Angervuori
[Finès]

Fotografies de José Antonio Galloso

Agraïments:
Carles Belda
 
Ver en:
http://seriealfa.com/alfa/alfa44/index.htm

Cuatro poetas de Lima
Villacorta, Falconí, Pólack y Chirif, saben que el cielo limeño apenas muestra tres o cuatro puntos constelados. Aún así, escriben. Y saben de las garúas y del frío mojado de invierno que nos empaña las gafas y los papeles. Y en este breve espacio, Lima, conforman una propuesta sólida que gracias al tiempo y a la lectura, se coloca en un lugar importante en la poesía peruana. Ciertamente, son evidentes las ausencias en esta breve muestra, y la raíz de las ausencias es que Perú (no sólo Lima) es un país de contrastes y de naturaleza creadora y creativa. Existen muchos poetas y muchos de ellos engrandecen el nombre de la poesía; sin embargo, estas nuevas voces merecen también atención y cuidado. Todos, aunque distintos en estilo, paisaje, tema, e intensidad concuerdan y se hilan bajo una evidente calidad y fuerza. Esperamos romper las distancias con el lenguaje y el espacio y que este pequeño trozo de Lima –en una siguiente entrega encontraremos cielos de provincia, mucho más ricos y constelados sin duda–llene los ojos y corazones de Uds. queridos lectores.

Andrea Cabel

LA CULTURA DIGITAL


En la última edición de Babelia, el suplemento cultural de El País, Julio Ortega hace un avanza sobre cultura digital y el futuro del libro. Va el artículo:


Internet ha empezado a configurarse como una ciudad cuyos espacios confirman la identidad del operador, cada vez más caminante que navegante. Hay ya una escritura digital que nos identifica en el coloquio. Aun si las bitácoras y el mensaje instantáneo todavía promueven una cierta impudicia sentimental o agresiva (el yo "obsceno y feroz", que decía Lacan) el vecindario valora más los protocolos del diálogo. Y se ha ido forjando una economía de la urbanidad y la inteligencia mutua. Pronto Internet tendrá una historia, seguida por un museo. La aceleración del futuro que la tecnología impuso inicia, ahora mismo, su ciclo de decantamientos. El debut del "vook", híbrido de vídeo y libro (¿vibro?), demuestra que no sirve para ver a gusto ni para leer a conciencia. Acaba de fabricarse, y ya se debate entre el museo y la chatarra.

Internet está hecho de varios puentes, algunas puertas, y hasta muchas ventanas. Todavía lo vemos como un continuo indiscriminado y transitorio; pero construimos ya con esos materiales casuales un espacio propio, periódico y articulado. Cada operador inventa sus pre-cursores, y genera una familia de lugares de concurrencia, de sitios citados, como si el diálogo pudiese ser nuestra realización urbana. Por eso, vamos construyendo nuestra parte de ciudad, con páginas, redes y mapas, no por afán coleccionista sino por afán interactivo. Uno visita la British Library junto al Ramson Center de Austin; la editorial Pre-Textos de Valencia y Tombona de México. En el paseo, nos llega un mensaje de Carlos Monsiváis: "Nunca lo creí posible, pero las amistades y la magia del e-mail me han llevado a la condición del que aguarda cartas en un pueblo aún no fiscalizado por una novela de Skármeta". Es preciso afirmar este habitat, añadirle habitaciones a la primera ciudad post-estatal y trans-fronteriza.
Leer en la pantalla y leer en un libro, sin embargo, no se confunden ni se suplantan. Internet no sustituye a las prensas, enciende otra fase de la comunicación. Es una geotextualidad, sin principio ni fin, desplegada por su fuerza permutativa y libertad aleatoria. Esa ciudad virtual debería hacer más compartible nuestra ciudad fatal.

Al final, los libros en Internet no son alternativos al libro impreso. Cualquiera que haya buscado los relatos del Conde Lucanor en la Red, sabe que aparecerán veinte versiones dudosas. El libro, además, es un objeto cuya unidad simboliza la integridad de nuestro propio cuerpo, mientras que el texto en Internet pertenece a la fluidez de la imagen y su mutación. La lectura de un texto impreso supone la luz de la atención. La del Internet, la luz eléctrica. Pero Internet podrá diversificar las operaciones del arte de leer. Cuando la tecnología de los juegos electrónicos, que emplea a los jóvenes más creativos, decida invertir en educación, esa suma nos hará más civiles.

Pronto debe aparecer la nueva máquina de leer fabricada en MIT. Conectados a su sistema, veremos en la pantalla el nacimiento de las imágenes formándose en nuestro cerebro. Será como vernos en un espejo interior. No habrá mucho que hacer con esa máquina de soñar despiertos. Salvo que nos inventemos vidas elocuentes, lugares fabulosos, y encuentros mágicos. Pero para eso tenemos ya el Quijote y Cien años de soledad. Después de todo, la ciudad digital se debe a nuestra lectura.
 
La cultura digital es uno de los temas del V Congreso Internacional de Estudios Transatlánticos que Julio Ortega (Perú, 1942. www.brown.edu/Departments/Hispanic_Studies/transatlantic_project/. www.elboomeran.es/blog/483/julio-ortega/) convoca en la Universidad de Brown, donde es catedrático de Hispánicas, para abril de 2010.
(¿Quién ganará? Sospecho que el lector...)

14.12.09

Cabel en Correo


Hace unos días le hicieron una entrevista a la autora de Las falsas actitudes del agua en el diario Correo.
 
Correo: ¿Cómo surge Uno rojo? Me comentaste que es parte de un proyecto mayor.

Andrea Cabel: En un comienzo escribí los poemas de Uno rojo especialmente con el objetivo de que fuesen parte de una breve muestra para la colección Underwood; sin embargo, con el paso del tiempo estos poemas se juntaron con experiencias nuevas, con más lecturas y con sucesos que cambiaron bastante mi vida. El libro, que abarcaría los poemas de esta plaquette, en principio se llamaría La eternidad de una esquirla. Una obra sin telón, pero aún el título no es definitivo.

C: Hay en el conjunto de poemas un marcado halo de pérdida y de soledad...

AC: Sí, pero no sólo eso. También intento crear sujetos poéticos capaces de comunicarse en una microficción, sujetos que trascienden la anécdota y que se comprenden más allá del lenguaje. El lenguaje tal cual, como lo pretende Beckett puede perder su función trascendental y como retoma Tennesse Williams puede ser igualmente bello y fuerte. Creo que nosotros, los seres humanos, no encontramos en "el otro" nuestro complemento, simplemente estamos mal hechos, no somos piezas de un rompecabezas que encajan y que juntas forman algo preciado. Somos imperfectos y nunca encajaremos, lo que haremos será aprender a amarnos desde nuestra imperfección y saber manejar nuestros afectos desde la misma imperfección.

C: La percepción de los objetos tiene otra dimensión ante la soledad...

AC: Sin duda, los objetos, las sensaciones, la percepción en general cambia estando uno frente a su soledad y también frente a su propia forma de estar solo. A veces, estar con alguien que acompaña tu soledad es gratificante, otras veces, cuando ese alguien no existe o sólo es una metáfora en medio de lo que haces y dices, las dimensiones de las cosas en general cambian, no sólo la soledad o los objetos cambian, uno mismo cambia. Estar sola es una experiencia que te obliga no sé si a hacerte especialmente fuerte, pero sí más consciente de tus puntos más débiles y de los recursos que manejas para salir de esas situaciones a veces conflictivas, y a veces solamente tristes.

C: ¿Cómo percibes Uno rojo en relación a Las falsas actitudes del agua?

AC: Uno rojo tiene un lenguaje diferente, o al menos eso intento, posee uno más coloquial pero igualmente trabajado y pensado, trato de que todo sea como en una puesta en escena, como en una obra dramática en la que todo está "ahí" por algo, sin nada gratuito. En mi primer libro aprendí a hablar con mi propia voz, en este libro reestructuro mis pensamientos, mi lenguaje, además este breve poemario tiene otras ambiciones y otros paisajes. Mi primer libro siempre será mi primer amor, el primer paso de un niño que aprende de dimensiones y de contexturas. Uno rojo es un ejército breve de sobrevivientes que se jactan de su propia debilidad, que intentan voltear las situaciones difíciles hacia unas más amables. Estoy muy contenta con el resultado, con el proceso de sentir y hacer el libro.

(Portada.)

12.12.09

COSAS


Edición especial 2009-2010
Acaba de salir a la venta la edición especial de fin de año de la revista COSAS. Con casi 300 páginas, algunas de las notas más interesantes son el especial sobre teatro peruano, a cargo de Alberto Servat y con fotos de Lucía Arana, Jacques Ferrand, Deborah Valenca, entre otros; la nota de nuestro corresponsal en Madrid, el poeta Martín Rodríguez-Gaona, sobre un encuentro nocturno nada menos que con Lou Reed y John Giorno, y una crónica sobre Ron Galella, el enfant terrible de los paparazzi hoy convertido en artista gracias a lo famosas que se han hecho sus fotografías...
Y para seguir con al arte, hay una nota espectacular sobre el escultor del momento: Anish Kapoor, quien inaugura una asombrosa muestra en Burlington House.
Pero siemre hay más en COSAS.
(Portada.)

11.12.09

El fondo del cielo


El libro del Momento
A juzgar por las reseñas favorables que ha tenido el nuevo libro del argentino Rodrigo Fresán -que pueden ver aquí, aquí, y aquí también-, estamos frente a la novela de moda, y agradezco a los importadores el habermelo echo llegar a mi oficina. Apenas lo lea, tendrán una opinión sobre el mismo; pero por las primeras páginas auguro una impresión algo discrepante, sobre todo si recuerdo sus mejores libros: Mantra (2000) y La velocidad de las cosas (2006, edición corregida y aumentada).
De todas maneras, todo Fresán es muy recomendable.

10.12.09

EXCLUSIVO


Inéditos de Ildefonso

Por intermedio de mi buen amigo el poeta Juan Carlos de la Fuente (Noticias del interior), tengo acceso en exclusiva a dos poemas inéditos de Libro del exilio, poemario ganador del Premio PUCP de Poesía 2009. Van
 
preludio en Moro

desesperados buscamos un refugio para escapar de la nada - y solo para decir que existimos hacemos el amor: tú con la soledad yo con la soledad - después enciendo un cigarrillo y tú te quedas dormida como un verdadero cadáver - no sé si dejarte - marcharme por el bosque y reír como loco - o por el contrario quedarme a convivir contigo para siempre - lo uno o lo otro te daría igual

encierro de la rosa: Adán

llevé a mi alma al manicomio y lo amarraron - había uno que anhelaba las rosas del jardín - otro que anhelaba el jardín y no las rosas - en el pabellón de Apolo junto al caballito de la libertad en la sombra de un árbol unos gatos negros pasaban - una libélula también pasó pero menos el sol menos la luna por mi alma pegada en el piso - una niña saltaba una liga su sombra movía los árboles - yo miraba la vereda rajada - ella no se sentía observada - yo cerraba los ojos y los abría sólo para saber que ella aun estaba allí
Actualización: La reseña que escribió la poeta Andrea Cabel sobre mi novela, Migraciones, acaba de ser rebotada nada menos que en Letralia, uno de las revistas literarias más importantes de Hispanoamérica. Ver aquí.
(César Moro: un referente para M.I.)

9.12.09


Rebotes migratorios

Tanto la reseña que escribió Santiago Bullard C., como la que hizo la poeta Andrea Cabel sobre mi reciente novela, Migraciones, han sido recogidas en la excelente página de literatura latinoamericana Letras S5, que dirige –desde Chile– Luis Martínez Solorza.

Pueden ver las reseñas aquí y aquí.

(Portada.)
 
 
 
 

Cita de Magris y Vargas Llosa

Tomado de La República.

"Hoy a las 6 de la tarde, el escritor italiano Claudio Magris y Mario Vargas Llosa tendrán un encuentro literario en la Biblioteca Nacional del Perú. La cita tiene como motivo el conversatorio "Novela, cultura y sociedad". Av. De la Poesía 160, en San Borja.

Magris, Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2004, está de visita en nuestro país por gestión del Instituto Italiano de Cultura. Vargas Llosa, como siempre, cada fin de año vuelve a Lima."

Si se dan una vuelta por el stand de Océano, en la Feria del Libro Ricardo Palma, pueden encontrar algunos libros de Magris (en editorial Anagrama), como El Danubio o A ciegas, con 35% de descuento.

(Claudio Magris.)

7.12.09

RESEÑA







Migraciones, de Víctor Coral

Una reseña sobre mi reciente novela, Migraciones, que quiero compartir con ustedes.

Por Santiago Bullard C.*


Hay novelas a las que no parece que les bastara la literatura: cierta exigencia interna, cierta voluntad oscura y profunda, parece exigir, desde su núcleo, una dosis mayor de valor de sus autores: el temple para atreverse a recorrer caminos quizá más espinosos para llevar la obra –ese hijo cruel y bello– a buen término. Eso es, precisamente, lo que sucede con Migraciones, la más reciente novela de Víctor Coral: una obra que, insatisfecha con lo puramente ficcional, empuja a su autor por otros senderos.

Novela y ensayo a la vez, alimentada por una fuerte vocación de lector y por una dosis exacta (que no se derrama por los bordes) de estilo autobiográfico, Migraciones es el relato de algo que está más allá de sus personajes y escenarios: el de una búsqueda íntima y desesperada del hombre por su propio rostro, oculto detrás de un sinfín de máscaras. Como El día de todas las almas de Nooteboom o El mar de Banville, Migraciones es una suerte de Odisea contemporánea, donde Ítaca es el equivalente a un rostro que se observa ante el espejo, y donde los viajes se han convertido más bien en estados mentales o "espirituales" de un personaje.

Vale la pena dar un rápido vistazo a su argumento: Bruno, un joven literato con vocación de escritor, se debate para sobrevivir por su cuenta entre las calles de Lima. Habiendo fracasado en el amor, y sabiéndose un mediocre en todo lo relativo a relaciones sociales y académicas, decide encaminar su búsqueda hacia el hundimiento: alcohol, drogas y bohemia son los ingredientes de una vida desaforada y a destiempo de poeta de tabernas, entre intelectualoides fracasados y musas dudosas. La desventura (o, en cierto modo, la aventura) parece no tener fin, y la amenaza del vacío absoluto parece cernirse sobre él hasta que, de pronto, algo sucede: un nombre clave en la dedicatoria de un libro, que llevará su búsqueda por un nuevo camino: el de Leopoldo María Panero. Empiezan los viajes y las nuevas lecturas, así como la correspondencia con el poeta español. Una luz parece advertirse en el horizonte negro.

Si quisiéramos ponernos un poco más teóricos, podríamos afirmar de arranque que la novela propone un paralelo existencial: de un lado se encuentra el mundo poblado por los hombres y las noches, gris y gastado, resacoso y ebrio. Del otro, tenemos una realidad distinta del "yo": una realidad a la que podríamos llamar poética, un plano en el que el personaje, ya lacerado por la existencia, cree poder encontrar su verdad y su voz, encarnadas en la poesía. Esa, pues, es la verdadera migración (y toda migración es una búsqueda): la que va de un plano al otro; la que se arranca del mundo para buscar la poesía. De ahí los homenajes a Oquendo de Amat, Martín Adán y Leopoldo María Panero, poetas todos ellos que, de alguna forma, parecen haber llegado a completar esta travesía imposible.

Pero porque la vivencia mental no puede arrancarse del mundo (y en esto la novela tiene un par de guiños para Heidegger), los escenarios tampoco son casuales: contra el ritmo frenético y tortuoso de la ciudad, que "languidece sin siquiera poder esperar la muerte, como un enfermo crónico con la única esperanza de rumiar su enfermedad y dejar que el tiempo pase", se levantan escenarios como el de Puno, donde Bruno llegará al borde del tan ansiado reconocimiento al borde de las aguas azules del Titicaca, como luego en Lima, cara a cara con el rostro de la posguerra del terrorismo.

Migraciones, pues, no es un título gratuito, y a lo largo de todas las páginas estas migraciones no dejan de seguirse unas a otras como distintas posibilidades de existencia que se buscan a sí mismas, tomando forma aún en la misma narración de los hechos, que es una migración hacia el pasado, donde yacen los fragmentos de todo este camino.

Lo que Víctor Coral ha conseguido con Migraciones es, en fin, una novela que se revuelve sobre sí misma, algo que más que un guiño, es un testimonio y una reflexión sobre la propia condición humana que –seamos honestos con nosotros mismos– nunca deja de preguntarse si realmente está satisfecha, si no hay algo más del otro lado del horizonte. Lúcida, desgarrada, cruel y divertida a la vez, Migraciones lleva impresa la voz de la experiencia, la poesía y la duda. Recorrer sus páginas es, más que un entretenimiento, una invitación a cuestionarse a sí mismo. Pese a su brevedad, es una obra ambiciosa, y queda en el juicio de cada lector el decidir si logra alcanzar estas metas. A mi humilde parecer, sí que lo logra, y con creces.
 
*Es periodista y estudia Filosofía en la Pontificia Universidad Católica del Perú.


(Leopoldo María Panero, Martín Adán y Carlos Oquendo de Amat, tres figuras centrales en la novela.)

De La República


"La literatura no circula bien en Latinoamérica"

Escritor argentino Ricardo Piglia Critica política editorial en América Latina. Además dio detalles sobre su próxima novela y opinó sobre José Emilio Pacheco, Premio Cervantes.Madrid.

EFE.El novelista argentino Ricardo Piglia no acaba de entender los pequeños "guetos nacionales" que crea la gran industria editorial en Latinoamérica, pues publica la obra de algunos autores en cada país, pero no la distribuye en otros. "Se trata de una política incomprensible", afirmó el autor argentino en Madrid, a donde llegó para participar en un encuentro con sus lectores. "Lo que uno imagina que deberían hacer es que una parte de los libros editados, por ejemplo en Colombia, podían ser enviados para su distribución en México o en Argentina", aseguró Piglia en la sede de la librería-galería argentina Centro de Arte Moderno, especializada en literatura y arte de Latinoamérica.

La literatura debe circular

El escritor llama a este fenómeno una "balcanización" y considera que "el impedimento para la buena circulación de la literatura" hace que se produzca un "corte" en la discusión de temas como la lengua común, las literaturas nacionales o el significado de ser español o latinoamericano. Piglia, que participará en Granada (sur) en un congreso sobre la relación entre la lengua española en España y en América, aseguró que aprovechará la oportunidad para "auspiciar" la idea de que "la lengua española nos dignifica a todos y a cada uno en su particularidad". "Al fin y al cabo, España es una región de la lengua como lo son también México, Río de la Plata, los Andinos, el Caribe...", dice Piglia, e insiste en que "no se puede unificar a Latinoamérica como si todos los países fueran iguales".

La cultura debe empezar a plantear, "ahora que en América se conmemoran los bicentenarios de la independencia" de España, que hay que tender a establecer relaciones de igualdad entre las regiones, "no con antagonismos políticos sino con la comprensión de las tradiciones culturales y literarias propias". "Porque esas diferencias –dijo– nos ayudan a entendernos mejor que la idea de que todos somos iguales; de que todos somos hijos de España".

Alista nueva novela

Además adelantó que ya tiene título para la próxima novela, que publicará en setiembre de 2010: Blanco nocturno. Las "primeras imágenes" de esta novela le llegaron con los soldados británicos en la guerra de las Islas Malvinas (1982), que –recuerda– llevaban unas "antiparras" de visión nocturna.Esos artefactos le dieron la base para trabajar sobre la idea de que "no hay lugar donde esconderse", una metáfora para hablar de algo que le genera "inquietud" desde la niñez: "lo que pasa cuando llega la noche a lugares como la Pampa argentina, a la llanura, a la planicie; si uno se larga a caminar por el campo pierde las referencias, las luces están muy espaciadas, lo único que se escucha son los perros que ladran...".

Pacheco y el Cervantes

A propósito de José Emilio Pacheco, distinguido recientemente con el Premio Cervantes, máximo galardón de las letras hispanas, al que Piglia también había sido propuesto, aseguró que el mexicano es un "absoluto merecedor" del premio: "Es un escritor y poeta extraordinario, un traductor de calidad difícil de encontrar, un ensayista elegante que no cae en ninguna de las supersticiones de la academia, que escribe cosas para todo el público, un trabajador tranquilo, consecuente...".

(Piglia.)

6.12.09


AZKO SOCIAL Y UNIVERSO ACRATA PRESENTAN:


VIERNES 11 DE DICIEMBRE 8 :00 P:M:

CAILLOMA EXPLOTA!!!

CON LAS BANDAS: GRITO PROLETARIO GENERACION PERDIDA PAROXIMIA PTK AUTONOMIA KAOS ENDEMICO SISTEMAS DE ANIKILACION EKIDAD DHK RUPTURAS ALKOHOLIKOS CALAVERIKOS JUSTICIA INMORAL ANTILEY Y AUTOCRITIKA OI!


ADEMAS PRESENTACION DE FANZINE POETAS DEL ASFALTO NUMERO 59 DEDICADO A EUTANASIA ..... Con la participacion infalible de los siguientes ponentes: lucho desobediencia richi lakra komandante rodolfo ybarra pinto lucho el primo felix mendez charles velorio barzola john martines y sandra y reapareciendo ante las masas punkis de lima -peru,


PEPE ASFIXIA,BAJISTA DE EUTANASIA-CIEN POR CIENTO CONFIRMADO-


COLABORACION 4 SOLES ENTRE LOS ASISTENTES Y PARTICIPANTES SE SORTEARÁ UNA GUITARRA ELÉCTRICA, "GENTIL CORTESÍA" DEL dr. EVER

5.12.09

Miguel Ildefonso gana premio PUCP-Poesía


"El Rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú, el Presidente de la Fundación Carlos Rodríguez - Pastor Mendoza y el Director del diario El Comercio tienen el agrado de informar los resultados del Premio Nacional PUCP 2009.

NOVELA Ganador Javier Pizarro Romero: La vereda más larga del mundo Mención especial Marco García Falcón: Nuestros padres Zoila Elena Vega Salvatierra: Acuarelas

ENSAYO Ganador Eduardo Luciano Torres Arancivia: El acorde perdido. Ensayos sobre la experiencia musical desde el Perú Mención especial Carlos Meléndez Guerrero: La soledad en la política. Transformaciones sociales, intermediación política y conflictos sociales en el Perú (2000-2009).Mención especial empatada Gerardo Alberto Arce Arce: Fuerza Armada, estado y sociedad en el Perú contemporáneo Carlos Alberto Morales Falcón: Un escarabajo enconado en la sombra. El resentimiento poético peruano (1964-1981)

POESÍA Ganador Miguel Dante Ildefonso Huanca: Libro de exilio
Mención especial Rubén Venturo Silva Pretel: El mar es olvido
Fernando Pomareda Céspedes: Lurigancho

JURADOS

Poesía
Marco Martos Carrera
Mario Montalbetti Solari
Ricardo Silva Santisteban Ubillús

Novela
Jorge Edwards Valdés
Alonso Cueto Caballero
Abelardo Sánchez León

Ensayo
Salomón Lerner Febres
Francisco Sagasti
Jorge Santistevan de Noriega

CEREMONIA DE PREMIACIÓN
Día: jueves 10 de diciembre del 2009Hora: 6:30 p.m.Lugar: Auditorio de Derecho Campus universitario"

4.12.09

Poe 200


Mientras espero la llegada a nuestras librerías de la edición de los Cuentos Completos de Edgar Allan Poe hecha por Páginas de Espuma por el bicentenario del nacimiento del poeta, que viene con un comentario -para cada cuento- de un escritor "español o latinoamericano vivo, nacido en la generación de los sesenta", disfruto de la edición de los mismos cuentos, traducidos por Julio Cortázar, por supuesto, que ha editado en Argentina Edhasa, en edición de más de mil páginas.

Me atraen ahora los cuentos más desconocidos, los menos logrados, los fallidos, de Poe; puedo admirar entonces las fabulosas ideas de cuento que tenía el norteamericano, la forma en que se distraía en sus desarrollos, la manera en que echaba a perder historias con una deficiente administración de la información (al lector), o incluso con el tono elegido para contar.

Por cierto, terminaré volviendo a sus grandes logros, a sus cuentos maravillantes, angustiantes, extrañantes, los que siempre encontrarán a un lector cómplice que visite su alucinado mundo de mujeres misteriosas, señores obsesivos, recintos fantasmáticos... y muerte.


(Portada.)

De mi correo


"Este sábado 5 de diciembre a las 8 y 30 pm., se presentará el libro “Discursos contra la bestia tricéfala”, bajo el sello de Editorial Hipocampo. La cita será bajo el marco de la Feria del Libro en la sala “La Palabra del Mudo”.

Estarán de presentadores: Oswaldo Reynoso, José Güich, Javier Garvich, Teófilo Gutiérrez (editor), y, también, los autores: Rafael Inocente, Arturo Delgado y Rodolfo Ybarra.

"He leído “La Bestia Tricéfala” y me he quedado sorprendido. Estos tres escritos trasuntan temáticas sociales construidas con maestría y coraje"

Enrique Congrains"

Presentación de libro



Parte uno Parte dos Aparte Sin parte,


de Enrique León

Día: miércoles 9 de diciembre

Hora: 8 p.m.

Lugar: Feria del Libro “Ricardo Palma”, sala “Los geniecillos dominicales”

Participan: Rafael García-Godos, José Pancorvo, Gabriel Bolívar, Jorge Luis Chamorro, Giancarlo Huapaya, Organiza: EstaNoEsUnaPutaEditorial

Enrique León

2.12.09

Festival de poesía


CIELO ABIERTO. La cosa es en Barranca, entre el 11 y el 14 de diciembre, con la participación de más de 50 poetas de Perú y Chile.

José Emilio Pacheco gana el Premio Cervantes

La nota es de La República de hoy.

El escritor mexicano José Emilio Pacheco ganó el Premio Cervantes, el más prestigioso de las letras hispanas, por ser, en opinión del jurado, "un poeta excepcional de la vida cotidiana", con "profundidad y libertad en sus pensamientos" y por su "capacidad de crear un mundo propio"."José Emilio Pacheco se puede definir como el idioma entero", aseguró el presidente del jurado, José Antonio Pascual, instantes después de que la ministra española de Cultura, Ángeles González-Sinde, hiciera público en una rueda de prensa el fallo del premio, dotado con 125 mil euros.
(Sigue leyendo)


 
(El poeta.)
Se produjo un error en este gadget.