9.1.10

Kertétsz


Novela y composición

Uno de los regalos más útiles que me hicieron por Navidad fue el Diario de la galera, de Imré Kertész, Premio Nobel del 2002, publicado en El Acantilado. Aún tengo en cola Fiasco, del mismo autor, al que le he dado ya una que otra mordida, pero me sorprende encontrar un pasaje de estos diarios en donde no solo define en cierto modo su concepción de novela, sino que está se empata perfectamente con lo que tengo leído de Fiasco. La cita:

Después de leer a Adorno vuelvo a ver claramente que la técnica de mi novela se basa en la composición dodecafónica o serial, es decir, en la composición integral. Elimina los caracteres libres y la posibilidad de los giros libres en el relato. Los caracteres son aquí motivos temáticos que aparecen en la estructura de la totalidad, la cual domina la novela desde fuera: todos estos temas son nivelados por la Estructura, que hace desaparecer cualquier viso de profundidad que pudiese tener el individuo; los temas se "desarrollan" y varían exclusivamente en función del principio básico de la composición (…) La estructura determina de antemano el hilo del relato…

Esta suerte de "estructuralismo" narrativo es patente en Fiasco desde las primeras páginas, donde la repetición de fórmulas expresivas es voluntaria y elocuente, sin mellar la dimensión estética del conjunto. Todo esto me lleva a pensar que IK concibe su obra como un todo desde el principio, y tiene en cuenta el concepto de composición no solo en el interior de cada libro suyo, sino en toda su obra. Por supuesto, habrá que leer sus otros libros para corroborar esta idea.
 
(El Nobel.)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.