12.2.10

Brodsky


Valeria Luiselli aprovecha una reseña en Letras Libres de Y así por el estilo, del poeta y Nobel ruso nacionalizado estadounidense Joseph Brodsky (1940-1996), para discutir toda su poesía desde un punto de vista, al menos, inquietante. Dice Luiselli:


Los mejores poemas de Brodsky (en inglés y en español) son los que más se parecen a su prosa ensayística. En ellos se trasluce el ethos, el carácter del autor. La personalidad de un autor es su sintaxis. Ahí se juega su manera de estructurar el tiempo y el espacio; su manera de constituir un mundo. Y eso también es traducible. La ironía, el cansancio vital o el simultáneo desprecio y ternura hacia el mundo tan propios de Brodsky están cifrados en una sintaxis, pero no están codificados en inflexiones exclusivamente eslavas ni requieren rimas rusas. Brodsky, en español, es igualmente brodskiano, y ahora José Luis Rivas lo presenta como gran poeta de la lengua española:

En mi calidad de infrecuente,
y tal vez único visitante de este
[sitio,
dispongo, creo, del derecho
a describir lo que observo. Aquí está
[nuestro pequeño Valhala,
nuestro fundo cubierto de maleza
desde hace tiempo, con un manojo
[de almas hipotecadas
y prados donde de seguro no ha de
[correr con desenfreno
una afilada segadera;
donde copos de nieve flotan en el
[aire, como un buen ejemplo
de aplomo en el vacío. ~

Pero antes ya había dicho que la poesía de Brodsky era conservadora y que su opción traductiva (al inglés) por lo fonético había sido “desastrosa”. Mejor lean la reseña completa. Luego volveré sobre un tema tan espinoso...

(Joseph Brodsky.)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.