29.4.10

Pepe Donayre poeta



Apenas me enteré de que el narrador y crítico –tienen que leer sus columnas de Caretas; la de hoy es una muestra de cómo se puede abordar con inteligencia y sin velos ideológicos una novela (de Renato Cisneros)- José Donayre quedó finalista en el último Copé de Poesía, con un libro titulado Inconclusión, me puse a buscar poemas suyos en las red, hasta que encontré un par en el blog de mi amigo Juan Carlos de la Fuente, poeta a su vez. Acá los dos poemas publicados en dicho blog:



DOS POEMAS DE "INCONCLUSIÓN"


Sexto Aurelio Propercio

El viejo mundo es un mal recuerdo
de aquel enredo de dioses bifrontes e hilos truncos.
Vuelve como una tormenta el rugido del león del sur
—pesadilla de la infancia—,
uno que otro verso escrito sobre papel encerado
sin adivinar aún cómo podrían ser las manos de Cintia.
Durante las noches de tu edad de oro,
arrimabas la sombra de ese deseo todavía sin nombre,
y tu lecho flotaba tras un sueño y otro.
Era la imagen con velas al viento cerradas por una pregunta.
Pero no hubo respuesta, eso ya lo sabías
—eso te lo explicaba el buen Cayo Cilnio Mecenas—
por más que las costas de África
fueran más que un pretexto en la rima forzada de tu queja.
Por más que tu afán por urdir hexámetros sobre asuntos placenteros
disimularan tu recurrente melancolía.
Por más que el torso de ella —Cintia desnuda,
Cintia en la sima de la garganta del mayor orgasmo—,
en un rápido roce de libertad,
en una hipotética escena en la profundidad de tu recámara-prisión,
hiciera del sexo una peligrosa manera de rendir un culto prohibido.
El viejo amor te carcome y quema tu piel con sus alas transparentes,
y ni el interdicto de Palas haría de ello otra oportunidad
por más que las entrañas del águila que te esforzaste en dar perfecta muerte
dieran fe del más terrible agüero en el devenir de tus noches.
Pero esto no es una tragedia. Tú lo sabes como digno poeta latino.
Es simplemente el mejor pretexto para tus elegías,
mientras esperas que te abran las ventanas de la noche.


Publio Ovidio Nasón

Lo que fue polvo entre tus manos
hoy es el acendrado recuerdo
del más bello rostro de Sulmona
un breve fruto inscrito en el recuerdo del amor

(Donayre, poeta y narrador.)

2 comentarios:

  1. Anónimo4.5.10

    Un gran saludo para mi amigo Pepe Donayre. No me extraña su mención en el Copé. Varios de sus excelentes relatos, o -micro relatos, como los incluidos en "Horno del reverbero"-, tienen una filiación indudable con la poesía.
    Abrazos,
    Selenco Vega

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5.5.10

    la sobonería nunca es buena, admiro la sobriedad de tu texto Víctor. Abrazos.

    Milito

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.