9.4.10

Poesía


Mario Pera y su ego maldito

Luego de haber leído dos veces el primer libro de Mario Pera, Preparaciones anatómicas (2009), me queda una pregunta aparentemente sencilla: ¿debo exponer las cosas (varias) que me gustan del volumen, o debo profundizar en aquello que me genera preguntas sobre este? Me decido por lo segundo, con la esperanza de que sea más útil para el poeta.

No hablaré de cierto exceso retórico que corroe parte del poemario. Tampoco del lugar de enunciación, tan vago como -¿quién sabe?- posiblemente fértil. No hablaré tampoco de las derrotas de la palabra, pues estas son compañeras fieles y pertinaces de los poetas. Tal vez sea necesario hablar, más bien, de arracimados de adjetivos evitables (“bajo la lánguida luz cómplice/ de una inmisericorde lámpara”) y, sobre todo, de la inclusión, felizmente esporádica, de simplezas del tipo “el hambre y la sed no se marchan con una alabanza”.

Sobre todo, inquieta la autofijación del yo poético como “maldito” y oscuro, bajo la gran sombra de Trakl, primero, y luego, desde más lejos –esa lejanía asegurada por su crudeza antirretórica-, de Gottfried Benn. Aunque sorprende (y luego ahoga un poco) el énfasis en cultismos y fraseos en idiomas extranjeros, donde el latín predomina, y solo predomina, y el francés devela asociaciones lautreamontianas y bodelerianas. El tema histórico, más bien, amengua el ego malditista, y gana el texto fluidez y solidez con ello.

“Una luz, pequeño y magro resplandor,/ que limita el silencio de una manera casi exacta,/ que restringe por completo/ la existencia de la sombra”. ¿Es tan difícil mantener este nivel? No para Pera, pero (la distonía sonora es voluntaria) la voz se empecina en ir más allá de su acá, en forzar un límite que apenas vislumbra tras un cortinaje decimonónico de gastadas majestades que incluyen tópicos como la imprecación, la letanía, el diálogo con (contra) la divinidad -que viene en realidad, como el poeta lo sugiere en un momento, desde Job.

Pera no está libre de leves obviedades (“Es invierno/ y la muerte se sufre y llora con más congoja/ en esta época del año”); mas su desparpajo saludable y culto lo cura (locura) de sometimientos y estándares “modernos” y trivializantes. Es un llamado –también en el sentido de “envuelto en llamas”- Pera; solo que con este primero libro atina a un grito, grave y “entendido”, solamente. Para el siguiente llamado estará -esto es muy seguro- mejor armado y librado para entonar... Tal vez ahondar en el viejo Trakl le haga bien; tal vez no desentenderse del “fácil” Withman lo complemente...

En cualquier caso, Preparaciones anatómicas es un libro que no deja indiferente, y se puede leer con provecho aun cuando -como sucede mucho en Lima- no se pueda ver el verdadero crepúsculo.

(Portada.)

28 comentarios:

  1. Anónimo9.4.10

    Algunos datos sobre el autor?

    ResponderEliminar
  2. Solo lo que dice en el libro: estudió en la U. de Lima y prepara un segundo libro.

    ResponderEliminar
  3. Banana Joe10.4.10

    Recorcholis!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hombre pollo10.4.10

    I need a woman, I need a woman, I need Love, so much love

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10.4.10

    espero que no me lo tome a mal pero, " no hay que tener miedo a lo culto"... mo muerde.

    ResponderEliminar
  6. es que hay quienes escriben exhibiendo su "cultura", tal como como el mendigo muestra sus heridas.

    A veces lo culto, antes que expresar, oculta al poeta...

    y no lo tomes a mal...

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10.4.10

    concuerdo con algunas opiniones, otras no tanto, leí el poemario y más alla de ciertos errores, superó mis expectativas.

    saludos

    Raúl García

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10.4.10

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10.4.10

    ese comentarista anónimo no sabe que "lo culto" es un concepto borroso y eurocéntrico que no dice nada. Hay culturas diversas y no se puede decir que una sea superior a la otra.

    Teresita
    Diplomado en Gestión Cultural

    ResponderEliminar
  10. Anónimo10.4.10

    francamente no veo nada de malo en escribir exhibiendo la cultura. Que exhiba el poeta todo lo que puede hasta la sangrar.
    No le pedirías a Messi que no juege tan bien porque ofende a los que no saben hacerlo, o sí?

    yo creo que ya basta de esperar mediocridades y "simplezas" de los poeta, sin tomarlo a mal, claro.

    ResponderEliminar
  11. El centro de mi crítica (parcial) al libro, es el mood malditista del yo poético, no "lo culto", así que está fuera de lugar la "recomendación" del anónimo o-culto.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10.4.10

    Teresita,
    lamentablemete cuando de escribir poesía se trata, no podemos apartarnos, en la mayoría de los casos, de lo que se concidera culto eurocéntricamente. En todo caso es un tema harto amplio que no podemos dilucidar en estos pequeños comentarios. Además usé el termino culto en tanto lo usaba el sr. coral en el comentario del libro de pera.
    saludos,

    ResponderEliminar
  13. ja!; Messi no juega bien todos los partidos... Digamos que para el Messi de la poesía, este libro es un partido mediocre con solo un pase de gol...

    Y en cuanto a lo culto, pues hay un Gamaliel Churata que escribe combinando, engarzando cultura (andina) y arte poético, y hay un Eliot que hace lo mismo con la cultura occidental.

    Pera, en cambio, se enreda mucho, esa tarea le resulta tremendamente excesiva.

    Pero estoy seguro que lo logrará con mucho esfuerzo. ;)

    ResponderEliminar
  14. Anónimo10.4.10

    a eso iba mi comentario inicial, de sin tomarlo a mal. No quiero caer en la típica pelea lumpen-poética de muchos blogs, solo proponía, sin desautorizar su opinión para nada que, se "amplien" los margenes para leer poesía. todos estos comentarios, porque su opinión es generalizada, lo admito, solo restringen los modos de hacer poesía. ¿no es la poesía machacar la palabra, llevarla al extremo, exagerar hasta el extremo?
    no nos quedemos con la poesía que podríamos escucharla en un discuros callejero común,
    abrazos,

    ResponderEliminar
  15. Anónimo10.4.10

    a eso iba mi comentario inicial, de sin tomarlo a mal. No quiero caer en la típica pelea lumpen-poética de muchos blogs, solo proponía, sin desautorizar su opinión para nada que, se "amplien" los margenes para leer poesía. todos estos comentarios, porque su opinión es generalizada, lo admito, solo restringen los modos de hacer poesía. ¿no es la poesía machacar la palabra, llevarla al extremo, exagerar hasta el extremo?
    no nos quedemos con la poesía que podríamos escucharla en un discuros callejero común,
    abrazos,

    ResponderEliminar
  16. Anónimo10.4.10

    a eso iba mi comentario inicial, de sin tomarlo a mal. No quiero caer en la típica pelea lumpen-poética de muchos blogs, solo proponía, sin desautorizar su opinión para nada que, se "amplien" los margenes para leer poesía. todos estos comentarios, porque su opinión es generalizada, lo admito, solo restringen los modos de hacer poesía. ¿no es la poesía machacar la palabra, llevarla al extremo, exagerar hasta el extremo?
    no nos quedemos con la poesía que podríamos escucharla en un discuros callejero común,
    abrazos,

    ResponderEliminar
  17. Anónimo10.4.10

    no dejo de estar de acuerdo con muchos de sus comentarios. Y no creo que pera sea el messi de la poesía..jajaja,para nada. es mas, no defendía el libro de pera, solo quería comentar sobre el tema, muy muy comú, de menospreciar lo culto, como diciendo: y este huevón que chucha se cree?, que baje al llano.
    otro abrazo,

    ResponderEliminar
  18. Anónimo10.4.10

    BUENO, BUENO, SI SE CREE QUE LA POESÍA ES EXAGERAR HASTA EL EXTREMO, NO NOS SORPRENDAMOS de QUE SE PUBLIQUEN LIBROS ILEGIBLES.
    QUÉ POÉTICA ES ESA!!!

    Luchito Hernández de la PUCP

    ResponderEliminar
  19. Anónimo10.4.10

    Vaya que ha generado polémica este libro, nuevamente el eterno debate entre lo "culto" o el intento de ser culto... no sé por qué no se hace una crítica que construya y no que simplemente se remita a decir según la opinión del crítico: "¡ahí hay un error!, ¡ahí hay otro error!, ven que es un mal poeta?".
    Lo que sí me parece absolutamente incoherente de parte del crítico es comentar que "Digamos que para el Messi de la poesía, este libro es un partido mediocre con solo un pase de gol...", pues si es tan mediocre como dice, ¿para qué se tomó el tiempo de criticarlo?
    De todos modos, si ha renacido la polémica a causa de este poemario, habrá que leerlo.

    ResponderEliminar
  20. Hombre pollo11.4.10

    Quiero una mujeeeeeeeeeeeeeeeer

    ResponderEliminar
  21. Anónimo11.4.10

    mejor los de la PUCP que ni hablen, porque allì todos escriben como Eduardo Chirinos y entre ellos se dan los premios.

    Renzo
    Universidad de Lima

    ResponderEliminar
  22. Gato Sucio11.4.10

    ¡¡¡Recórcholis!!!


    Me parece ofensiva la posición de este blogger, pero es indefendible la posición De Pera, que defiende el cultismo eurocéntrico en poesía.
    Para empezar, Mario Pera y todos ustedes viven en un país periférico y subdesarrollado que no ha terminado de entrar a la modernidad occidental. Luego, un poeta que quiera ser culto en este contexto tendrá que vivir de espaldas a su realidad y con una carga de información asombrosa y constante. Eso lo pudo hacer Martìn Adán en el siglo pasado, pero hoy es imposible.

    ResponderEliminar
  23. Por si acaso, comentarista anónimo, en la reseña no aparece en ningún momento la palabra "mediocridad"; todo lo contrario, si lees bien los dos últimos párrafos, se señala lo contrario a ese concepto, en relación con el libro y, sobre todo, con el poeta.

    Cuidado con las tergiversaciones.

    ResponderEliminar
  24. Banana Joe11.4.10

    Pichi de diablo
    Cuando la reseña de Silenciosas algarabia?
    Ñam Ñam
    te invito desayuno en Tanta, habla pichi, que dices
    Ñam Ñam

    ResponderEliminar
  25. Anónimo11.4.10

    Coral, en este mismo panel de comentarios y por eso puse comentario y no dije crítica que es lo principal, puso:
    vc dijo...
    ja!; Messi no juega bien todos los partidos... Digamos que para el Messi de la poesía, este libro es un partido mediocre con solo un pase de gol...
    no encubra lo que ha comentado luego entonces que no ha habido ninguna tergiversación de mi parte de lo COMENTADO por usted, que como le repito me parece una incoherencia de su parte... en fin.

    ResponderEliminar
  26. Anónimo11.4.10

    GATO SUCIO, y en dónde vives tú? en qué realidad? conoces a Pera? sabes algo de él? dónde ha vivido o vive, dónde estudió, su edad siquiera, etc.??? Si no conoces a una persona, cómo te atreves a opinar sobre su "cultura" o "incultura"??!!! derepente este autor SÍ vive de espaldas a su realidad (de vivir en el perú)??? quizás resulta que él como tantos otros poetas peruanos si tienen esa "carga de información asombrosa y constante". Decir concluyentemente lo contrario me parece muy arriesgado y tosudo de tu parte, tal como si yo dijese sin concerte que eres un acomplejado, que seguro vives en la periferia de Lima o en provincia y que por eso no tienes la oportunidad de acceder a la "cultura" o a lo que se supone que esta es...
    Hasta cuándo va a seguir el tema de la disputa por lo "europeo" y lo "autóctono"?! cada autor escribe sobre lo que quiere o puede, por eso colgarse de adjetivos como "eurocentrista" o "cultista" me parece que denota una escasez de crítica sobre el fondo del mensaje como se hace en países de primer mundo...

    me parece que hablas por la herida Gato Sucio... gran apelativo.

    saludos

    ResponderEliminar
  27. A ver, si hablé de mediocridades es porque un comentarista introdujo ese concepto en un comentario donde puso como ejemplo a Messi. Me pareció levemente ridícula la analogía, aunque simpática, por lo que la reutilicé para graficar una idea. Eso es todo.

    En cuanto al comentario sobre lo que dijo "Gato Sucio", creo que yerra por completo en sus suposiciones el comentarista. "Gato Sucio" es un conocido profesor (y comentarista de blogs) de literatura peruano radicado en EE. UU.

    ResponderEliminar
  28. Anónimo13.4.10

    Si pues, Gato Sucio es tan conocido y todo que no se atreve a firmar lo que comenta y asevera como verdades... a eso se le llama de una manera... y todos sabemos cómo...

    Al menos tú víctor tienes la decencia de firmar lo que opinas.

    Y me adelanto a sus respuestas, yo no firmo lo que opino, porque no soy un "conocido profesor (y comentarista de blogs) de literatura peruano radicado en EE. UU."... jaja

    soy un simple estudiante de literatura de la católica

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.