11.5.10

Ruy Câmara: la obsesión por el personaje


Cantos de otoño

Leyendo Cantos de otoño (2007), la famosa novela de Ruy Camara, el gran escritor brasileño, me convenzo de que uno tiene que estar obsesionado, tiene que sentir mucha afinidad con su personaje para obtener una novela de esta envergadura. Cada página, cada carta incluida, cada episodio de la brumosa vida del poeta Isidoro Ducasse tiene el sello de una pasión, de un respeto crítico por el hombre, lo que le brinda a la novela el sabor de una epopeya-homenaje inolvidable.

A esto contribuye la controlada retórica con que Camara ha escrito la novela, con figuras literarias y símiles, sí, pero también con un aliento poético en las descripciones de espacios y sensaciones, que configuran un compacto y largo poema-novela río que sin embargo nunca se sale de cauce y mantiene la atención del lector.

Antonio Skármeta ha dicho que se trata de “un libro inquietante y original” donde “la erudición no le pesa a la poesía”. Más: el brasileño ha hecho explotar el rígido interfaz de la biografía novelada y se ha dejado impregnar por la negra magnificencia del poeta uruguayo del XIX radicado en Francia; y gracias a ello nos ha entregado un testimonio sincero, de imaginación feraz y estructura feliz. Una gran novela.

(Ruy Camara.)

6 comentarios:

  1. Hola tocayo, sabes si esta novela ya esta en librerías?

    Gracias

    Víctor Suárez

    ResponderEliminar
  2. acá no la he visto porque el gerente comercial de Norma, que funge de editor, solo trae best-sellers. Tienes que pedirla por internet.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12.5.10

    "un patita que dormía con cuyes debajo de su cama y luego ascendió a vendedor de cebo de culebrones escritos siempre será un resentido."

    Fragmento de mi próxima novela.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12.5.10

    Una simple pregunta de lógica: ¿Se puede hacer literatura sin figuras? Me parece redundante que digas que este señor ha construido su novela con figuras y símiles, cosa bastante obvia.

    ResponderEliminar
  5. lee a Beckett, a Bernhard y luego hablamos.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo13.5.10

    Una milesima de muestra:

    http://www.seminariobeckett.com.ar/mastro.html

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.