7.7.10

Ampuero en Colombia



Fernando Ampuero fue invitado al festival Malpensante 2010 en Colombia, junto con Enrique Vila-Matas, Guillermo Martínez y otros narradores de fuste. En El Universal le hicieron una entrevista que comparto con ustedes.


DETRÁS DE LA HISTORIA

¿Cómo fue el proceso de investigación?

—Yo no investigo mucho, si bien soy periodista de investigación para lo que es la novela, siempre estoy atento, estoy mirando. Este proceso de investigación por su puesto que se dio: un 50 por ciento de manera consciente y el otro 50 por ciento porque lo respiro, lo veo. Un escritor debe escribir sobre las cosas que conoce, sobre un escenario determinado y saber cómo huele cada rincón, porque de esa manera el lector va a sentir que lo está viviendo.

¿El libro es una denuncia sobre la situación de los taxistas?

—Todos mis libros tienen una carga de denuncia, pero absolutamente involuntaria, no estoy haciendo una literatura panfletaria y tampoco me interesa, porque la detesto. Yo escribo lo que pasa, cuento historias de amor. Tienen unos entresijos de una realidad en la que se denuncian muchas cosas. La gran diferencia entre la novela policial y la novela negra, es que la primera solo está preocupada en encontrar el asesino y la segunda no, porque le interesa describir todo el contexto social, en mostrar las contradicciones de la vida, de la sociedad, y qué es lo que los lleva a una conducta determinada. Sin querer se convierte en una novela de denuncia, ese es uno de los niveles de lectura que tiene el libro. Yo veo otros niveles: el literario, el de la historia de amor, el de la realidad que vivimos.

¿Cómo fue la recepción del libro en Lima, a donde llegan cientos de turistas?

—Las novelas no están clasificadas para promocionar a Perú. Pero sí, muchos amigos míos viajaban a Lima y me preguntaban cómo debían tomar taxi. Lo que narro no lo inventé yo, ya estaba pasando. Lo que sí tuvo repercusión es que los negocios de taxi seguros, por teléfono han crecido enormemente, ellos han sido los más beneficiados.

¿Cómo fue la recepción de los taxistas frente al libro?

—Los taxistas saben cómo es su oficio. Son asaltados permanentemente, viven con una llave debajo del asiento para salir a defenderse, están en una situación compleja. Y este es un grupo de taxistas que venden borrachos (los de la novela), y es como ver una película. En el libro los lectores no tienen una escala de valores con quien identificarse, de pronto con algunos detalles de conducta.

¿Qué le han dicho cuando se sube en un taxi?

—En Perú hay una industria clandestina de la piratería, libros, taxis. Me he encontrado con taxistas que me pasan la voz y me dicen "íseñor Ampuero! no sabía que usted conocía tanto de la vida de los taxistas", absolutamente increíble. Me decían disculpa pero me he leído el libro pirata.

EL ROSTRO DETRÁS DEL PERIODISTA

¿Cómo escoge las historias que finalmente quedan en los libros en medio de la multitud que encuentra en la calle?

—Como editor de revistas recibo cientos de historias, la mayoría se las doy a muchachos jóvenes, porque soy el editor, el tallador. Algunas me las reservo, todo depende del tiempo, porque para llevar esta doble vida, escritor y periodista, se requiere de una disciplina. Creo que uno va intuyendo cuáles son las historias porque uno escribe los libros que tiene dentro. Y las historias de pronto se pueden encontrar en esa anécdota, que es tan distinta a tu vida personal. La única regla para escribir es hacerle caso a Moisés, que escribió el decálogo de los 10 mandamientos. Un novelista o un escritor de ficción lo que tiene que hacer es que sus personajes sistemáticamente violen todos los mandamientos, de tal manera que si alguien roba, mata o desea la mujer del prójimo hay conflicto. Si hay conflicto hay una historia.

¿Qué autores influenciaron su carrera?

—Me influenciaron todos los escritores que leí y me gustaron y los que leí y no me agradaron. Los que me gustaron me hacían pensar que algún día yo podría emocionar así a un lector, y los que no, pues ojalá nunca escriba como ellos. Puedo decir que leí mucha novela rusa, francesa, y luego descubrí la literatura americana y latinoamericana. Albert Camus, Hemingway y una cantidad de autores que se caracterizan por tener un lenguaje sencillo y directo con una densidad literaria propia de un autor barroco, sin necesidad de tener ese lenguaje de frases que se cabalgan. Elegí ese modo.
(Sigue leyendo)

(Ampuero firmando libros en Bogotá. Presentará dentro de poco otra edición de sus cuentos completos.)

25 comentarios:

  1. BANANA JOE8.7.10

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. Tordoya8.7.10

    ISHIIIIIII CORALLLLLLLLLL SIEMPRE PRESTO PARA SACARLE BRILLO A LA PELADA DEL MISTER FERNANDIN AMPUERO Y TODOS LOS REGIOS COMO EL TIO CUETO. POR QUÉ NO NOS DAS TUS CRÍTICAS DEL ÚLTIMO LIBRO DE CUETO!!!! SE TE MOJA LA CANOA PICHI DEL DIABLO

    ResponderEliminar
  3. jack kerouac8.7.10

    "Sé que no es de buen gusto que mencione mi obra, pero YO, modestamente, he agotado varias ediciones de mis novelas y cuentos y una crónica novelada que se vendió como pan caliente", se agasajó esta semana, a piacere, el ingenioso hidalgo de los "novelistas criollos" Fernando Ampuero, en sorpresivo 'road-show' multimedia que -a juzgar por su súbita laboriosidad y por la matemática sincronía de sus apariciones- no hace sino presagiar inminente lanzamiento de libro nuevo, además de permitirle perfeccionar el llamativo 'look' gris-plata-Audi-A4 con que reincide -para la foto- en su ya legendaria pose "ta-qué-rico-que-soy" tan ideal para poner en la solapa. Seamos justos: Nunca lo habíamos visto tan cerca de Hemingway como ahora.

    ResponderEliminar
  4. wilfrido vargas8.7.10

    Eternos "cover-boys" de nuestra literatura, Ampuero del Bosque y demás glorias del criollismo se desmelenan defendiendo su derecho a seguir posando solos para la foto hasta nuevo aviso. O hasta que salga un nuevo Arguedas, por lo menos. Una primicia: De acuerdo con la atendible lógica de "Los Regios", nuestros columnistas Fernando Maestre y Frieda Holler son los mejores escritores peruanos vivos después de Mario Vargas Llosa.

    ResponderEliminar
  5. MILKITO8.7.10

    "Hace unos días, en el supermercado Wong", -se jacta Fer, en no sé cuál de sus inusuales artículos de esta semana, con orgullito prestado- "el buen Bryce firmó, en una tarde, 600 ejemplares de su reciente libro de memorias". ¿Bryce en Wong?, ¡manya!, ¡qué maldito! ¿Quién auspiciaba?, ¿Tacama?, ¿Navarro-Correas?, ¿Absolut Vodka? No sé por qué pero me cuesta trabajo imaginarme a otros grandes de la literatura universal autografiando en el supermercado: "Estimados clientes, les informamos que, de 3 a 6 de la tarde, el renombrado autor José Saramago estará firmando ejemplares de su última novela en la sección lácteos donde usted y familia podrán también degustar los nuevos sabores tropicales de Milkito Light: mango, guanábana y maracuyá."

    ResponderEliminar
  6. BATACLANA DEL OLIMPO8.7.10

    Ampuerín se pregunta: "¿Le duele a alguien no ser elevado al Olimpo?". ¿El Olimpo? Aguanta tu carro, causa. Aguantafá. ¿El Olimpo?, ¿in Perú? Distinguidos habitúes de la pastelería "San Antonio", tengo noticias para ustedes: el único Olimpo que hay en Lima queda en la Plaza Manco Cápac de La Victoria y es un teatrito charcheroso que hiede a berrinche y en el cual, por una módica suma, puede uno deprimirse en medio de la muda contemplación del strip-tease continuado de algunas de las señoras más tristemente flácidas del país. "Ser elevado al Olimpo!!!" Gimme a fucking break.

    ResponderEliminar
  7. MARCIAL AYAYPOMA8.7.10

    Hay por ahí, dando vueltas, un periodista que vende como 15 mil ejemplares de cada libro que saca pero -a menos que lo atropelle un Enatru- no lo mencionaremos por su nombre aunque nos maten porque se la tenemos recontra jurada. Además, es cholo. ¿Entienden? Así es la nuez. Si no me cae bien, no lo menciono y si no lo menciono, no existe. Voilá. Es así como funciona la cofradía. No le digan mafia, tampoco secta. Suena horrible. Es apenas un alegre círculo de regios criollitos fotogénicos y dicharacheros al que, malhaya nuestra suerte, no pertenecemos. No seamos, pues, tan igualados. Ubiquémonos. Nosotros no somos como los Orozco. Yo los conozco, son ocho los monos: Nano, Toño, Alonso, Alfredo, Willy, Pita, Balo, Iwasaki. Nosotros no somos como los Orozco. Yo los conozco. (bis).

    ResponderEliminar
  8. Malca Clandestino8.7.10

    "¿Qué sucede ahora?" -guapea Ampuero del Bosque, como quien dice: ¿qué cosa pasa acá, carajo? - "Algo francamente ridículo. Un grupo de autores andinos, cobijados bajo el ala de Miguel Gutiérrez, reclama atención. Pero, ¿hay razones para dársela? ¡Por favor!". La frase le habría quedado más redonda, si escribía: ¿hay razones para dársela? S' il vous plait! "No existe un escritor andino de la dimensión de Alegría y Arguedas" -sentencia el autor de

    Deliremos juntos que, como sus millones de groupies en todo el orbe sabemos, se llama también Paren el Mundo que acá me bajo. Me pregunto: ¿Y por qué les ponen la valla tan alta, ah? ¡Qué buena vaina! ¿Desde cuándo hay que ser Arguedas para salir en Circo Beat si Niño de Guzmán -que escribe un libro cada 20 años- sale todas las semanas?

    ResponderEliminar
  9. bellatin8.7.10

    Pero de todo su Cora-Cora Melody (título que, lamentablemente, no es tan chistoso como él cree pues parodia el nombre de un libro menos conocido de lo que él quisiera), mi frase favorita es esta: "Mario Bellatín escribe bien, aunque a mi juicio es frío: no me mueve un pelo". ¡Eso sí que es un exceso imperdonable! ¿Qué nomás habría que escribir para moverle un pelo. a Ampuero? Es como si una noche de estas, Hildebrandt terminara de volverse loco y exclamara: "¡Me llega altamente!"

    ResponderEliminar
  10. Hildebrandt, claro. Ya estaba tardando. ¿Hasta cuándo seremos, señor, tan absolutamente previsibles y aburridos? Magalita Hildebrandt contra Giselita Ampuero. Ampuero Capuleto contra Hildebrandt Montesco. Bah. Desde los chanchullos de Almeyda hasta las nuevas voces de la poesía, todos los temas humanos y divinos pasan obligatoriamente por el escrutinio de los mismos inofensivos Tom y Jerry de toda la vida que, queriendo intercambiar deliciosas pullas, no se les ocurre mejor cosa que tratarse de "renombrados zonzos". Tres veces bah. Y lo peor de todo es que luego el Enano agarra y se cruza y va y vuelve a escribir y escribe y de su almita brotan lombrices, tenias solitarias como esta: "Esos que han pujado toda su vida para que les saliera un párrafo indoloro, una frase con alas, un adjetivo que no goteara en la micción de un cólico nefrítico". ¿Cómo dijo?, ¿un-adjetivo-que-no-goteara-en-la-micción-de-un-cólico-nefrítico? Ay, Enano, Enano, ¿cómo te lo explicamos para que no te nos ofendas? No insistas más. Claudica. Ríndete. Es inútil. Escribes hasta el culo.

    ResponderEliminar
  11. jajajaja. A ver, contestaré los rebuznos más relevantes (?) entre lo que han escrito los dos anónimos escondidos tras diez seudónimos.
    Me reservo con todo derecho mi opinión sobre el último vástago de Cueto y no sé qué tiene que hacer en este post Alonso.
    Yo mismo pongo en el post que Ampuero está lanzando sus cuentos completos y está muy bueno el libro.
    el supermercado Wong es un espacio muy popular; yo mismo compro ahí mis vinos argentinos y franceses a excelente precio. No veo qué tenga de malo firmar ahí, a menos que el anónimo sea prejuicioso socialmente y piense que un escritor de gran llegada como Bryce tiene que firmar en el coliseo del puente del ejército, sino traiciona al pueblo.
    Claro que no hay que ser ni regio ni excelente escritor para salir en las ansidas páginas del Decano: sino lean la entrevista a Miguel Gutiérrez que le sacaron en el Dominical hace unos meses. El Perú avanza...

    ResponderEliminar
  12. Anónimo8.7.10

    Coral: puro prejuicio y resentimiento estos comentarios, eso pasa en todos lados, no os preocupéis.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo8.7.10

    Los peruanos deberíamos estar orgullosos de que un escritor peruano esté invitado a un congreso tan importante en Colombia y se codee con escritores como Vilas Matas. Basta de envidias que no conducen a nada.

    Graciela

    ResponderEliminar
  14. ESTUDIANTE SANMARQUINO8.7.10

    Me datearon mis mariscales que estás que te quieres morir porque Ruiz Ortega se codeó con Vila Matas y le regaló LA CACERÍA, la mejor novela de la literatura peruana novísima.
    Ruiz Ortega y Max Palacios son los mejores del momento. ENVIDIOSO

    ResponderEliminar
  15. Anónimo8.7.10

    Señor Coral, si quiere un debate alturado responda con respeto. Yo le digo una sola cosa y espero que me sepa responder si no es cierto.
    La cultura oficial que los Cueto dirigen y su soldadesca distribuye es parte del mismo cadáver exquisito del sistema. La literatura del entretenimiento mal parido no puede tolerar que algunos -más jóvenes que ellos unos, contemporáneos otros- le recuerden su estiramiento de difunto rancio y la atmósfera mendaz que le permitió, durante algún tiempo, hacer pasar geranios por orquídeas.
    Y justamente al reservarse su opinión sobre libros de Ampuero y Cueto, usted lo ratifica.

    José María Navarro
    Estudiante PUCP

    ResponderEliminar
  16. Anónimo8.7.10

    En vez de hablar de Ampuero habla de Jorge Pimentel, un poeta de verdad que ha escrito textos estremecedores y convertido la angustia en obras de arte y hasta el asma en buena respiración literaria. ¿Le importará a Pimentel, que guarda un silencio pulquérrimo desde hace años, que el sicario achorado de la mafia, el Ramón Sampedro de la poesía, no lo incluya en una selección decorada por sus comentarios?

    ResponderEliminar
  17. ¿De qué selección habla el último anónimo? ¿Y qué tienen que ver Ampuero y Pimentel padre salvo que ambos, en mi opinión, son buenos en sus géneros respectivos? Más claridad en sus comentarios, por favor.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo8.7.10

    José María Navarro no existe en la Universidad Católica. Es un bluff.

    ResponderEliminar
  19. Y ya el escritor Ruiz Ortega se disculpó personalmente conmigo por algunos errores inducidos del pasado. No problem. Si no fui a ver a ambos escritores es porque estoy en cierre en la revista en que trabajo tan a gusto.

    Saludos, Juan Pérez.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo8.7.10

    Al anónimo le digo que estoy en segundo año y que recibí una mención honrosa en los Juego Florales del año pasado. ¿Quiere que le pase mi correo electrónico y mi DNI? Hombre, usted firma como anónimo y niega mi existencia. Y el señor Coral no me responde. Quien calla otorga.

    José María Navarro

    ResponderEliminar
  21. señor José María Navarro, si existe, envíe sus generales de ley y responderé su confusa y agresiva pregunta que no es otra cosa que el sambenito de siempre sobre la cultura oficial y los marginados. Bah, ¿qué hace Miguel Gutiérrez a toda página en el Dominical si eso es cierto? Y ¿dónde están los kilométricos cherrys y extensas reseñas al último libro del supuesto "letrateniente" Alonso Cueto?

    ResponderEliminar
  22. Anónimo8.7.10

    Ojo q no dicen nada sobre la tercera reedicion del libro de palacios con prólogo de carrasco. dale espacio a los narradores nuevos vico

    ResponderEliminar
  23. Saulo9.7.10

    Víctor, yo creo que la discusión literaria debe ser otra cosa, porque la literatura es un rastro de nuestros conflictos sociales y un síntoma de nuestras flaquezas históricas, pero es también, quizá sobre todo, una esperanza de solución. Y, si es así, entonces la literatura tiene que ir más allá de sarcasmos, cocachos y zancadillas: el debate intelectual no debería parecerse tanto al zafarrancho de insultos de un reality show.
    Te pongo un ejemplo.Si a un albañil se le piden paredes firmes y a un cocinero platos comestibles, a un intelectual se le puede exigir que piense con claridad y hable con transparencia. Pero, sobre todo, que sea capaz de colocarse a sí mismo bajo el microscopio de vez en cuando, que se dé cuenta de que su trabajo no es accesorio, sino crucial, particularmente en un país como el nuestro, malherido por la incapacidad secular de sus clases dirigentes, un país radicalmente necesitado de inteligencia y solidaridad.

    ResponderEliminar
  24. De acuerdo contigo, pero anda explícales eso a los anónimos insultantes.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo11.7.10

    Tu pata Ybarra debería sacarte al fresco como ha hecho con otros que hacen lo que tu: limpiarle las tabas a los regios...

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.