5.9.10

VAGUEDADES E INCONSECUENCIAS



Sé demasiado bien que en tiempos “hipermodernos” pedirle consecuencia a la gente es como ponerse a bailar para que llueva en Lima. La juventud tiene sus propios procesos y sus propia ideas sobre lo que tiene que hacer y los espacios (y personas) que deben aprovechar. Pero a un escritor que se autodeclara “marxista” y que tiene casi 60 años de “lucha” contra el sistema literario que según él lo “margina”, a él sí se le puede exigir consecuencia con sus ideas, pues parte de su peculiar marketing personal es venderse como escritor “íntegro” e “insobornable”.

Bien, este escritor se puso al servicio de los apristas que hoy mangonean la dizque Casa de la Literatura, e inauguró en marzo de este año la Sala del Autor de ese lugar, y aprovechó para vender sus libros allí. Perfecto. Todos tenemos derecho a traicionarnos y a ver nuestra conveniencia; la moral “revolucionaria” moderna (sic) se estira como un chicle cuando conviene y se pone rígida e inflexible cuando no.

Pero lo que sí resulta deplorable es que un autor de libros tan valiosos como El escarabajo y el hombre y Los inocentes se pierda en vaguedades, confunda a la gente y cometa errores de argumentación esquizoides. En el video* por la presentación de su poemario Luzbel (ya me ocuparé luego de este librito), Reynoso afirma suelto de huesos (no es una ironía) que es una "tontería" decir -como dijo un amigo suyo- que escribir novela, cuento o poesía es más difícil la una que la otra. ¿Cómo argumenta esta aserción? No hay argumentos. Solo se limita a repetir el manoseado common place de que el escritor “escribe lo que siente” y que la posibilidad de abordar un género u otro dependen de la disposición y del “genio” del creador.

Reynoso no es un teórico. Reynoso no es un académico. Reynoso ni siquiera es un escritor que aborda el ensayo literario, como sí lo hace Miguel Gutiérrez; pero Reynoso debería saber que hoy ya no se puede hacer literatura sin conocer de crítica y teoría literaria, y que las ideas románticas tardías que tiene sobre la escritura y la creación no ayudan en nada a la superación de los jóvenes que lo siguen.

Tal vez si leyera los maravillosos ensayos de un Severo Sarduy, de un Ricardo Piglia o de un Enrique Vila-Matas tendría conciencia del error en que está incurriendo. Pero me temo que para vender sus libros de mano en mano, o en mesitas de ferias de libros, le es más rentable e interesante despotricar sin argumentos contra la crítica, decir palabras supuestamente “fuertes” contra ideas que no puede rebatir, mandar a la mierda (como hizo con la ocasión del penoso “debate” criollos-andinos), y mantener una esforzada actitud de “desafío al sistema”, desafío que, por cierto, deja a un lado acomedidamente cuando de ir a la oficialista y manipuladora Casa de la Literatura Peruana se trata.

Parafraseando al inacabable Vallejo, a nuestro enorme escritor le podríamos decir: otro poco de consecuencia, compañero.

14 comentarios:

  1. Anónimo5.9.10

    esta es otra avanzada de los letratenientes que quieren aplastar a los ecritores hijos del pueblo como el gran Reynoso, hombre de trabajao y de lucha.

    Abajo los regios!!!!


    Basilio Auqui

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5.9.10

    Vico: sería interesante que dijeras quienes son esos escritores jóvenes que se aprovechan de las circunstancias para sacar provecho.

    Banana Joe

    ResponderEliminar
  3. No te preocupes, que vengo preparando un post con nombre y apellido incluidos.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5.9.10

    EL PROFE REYNOSO MERECE UNA REIVINDICACIÒN FRENTE A ESTE ATENTADO NEFASTO DE LA DERECHA RECALCITRANTE. A VER SI LOS CHICOS DE QUILCA SE ORGANIZAN PARA ESTO.

    Patria Roja

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5.9.10

    Excelente post, Víctor. Hay que señalar los errores los comentan quienes lo cometan. Saludos desde España.

    Santiago.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5.9.10

    Digo, ¿los comentaristas del post saben lo que están escribiendo?

    Por cierto, muy de acuerdo en que ya no es posible hacer literatura sin conocer de crítica y teoría literaria. Lo que no es lo mismo que decir que ya no es posible hacer literatura sin haber pasado por la facultad de literatura.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6.9.10

    ¿La casa de la literatura? Jaaaaaaaaa
    Allí van Armas y Bartola dice que para hacer que los niños lean, ¿Se imaginan? esa es la "política cultural" que se aplica en esa Casa. Yo jamás iré.

    Jhiovani Hinostroza

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6.9.10

    Nadie te va a invitar tampoco, Jhiovanni.

    A.T.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo6.9.10

    En efecto, la gran mayoría de los grandes escritores y poetas no pasaron por las aulas de la literatura. Sin embargo, sí tuvieron una buena idea sobre teoría literaria.

    Hablar de "genio literario" a estas alturas, ¡por favor!

    PDL

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6.9.10

    Buen post, Víctor, dices lo que piensas en un país donde todo se hace por lo bajo. Abrazo.

    Carlos Cárdenas
    Noruega

    ResponderEliminar
  11. Anónimo6.9.10

    Entonces todos los críticos son bueno novelistas o poetas. ¡Qué gracioso! Reynoso, indudablemente, es un buen narrador.Eso nadie se lo puede quitar, ni los corales, ni los faverones. no pidan a Reynoso ser crítico. No jodan. Sin embargo es una pena que haya preferido contaminarse con los apristas en la Casa de la Literatura Aprista (aunque estos ni idea tienen de literatura.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo6.9.10

    Entonces todos los críticos son bueno novelistas o poetas. ¡Qué gracioso! Reynoso, indudablemente, es un buen narrador.Eso nadie se lo puede quitar, ni los corales, ni los faverones. no pidan a Reynoso ser crítico. No jodan. Sin embargo es una pena que haya preferido contaminarse con los apristas en la Casa de la Literatura Aprista (aunque estos ni idea tienen de literatura.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. 0 en lógica para el último anónimo. Que los novelistas modernos sepan de teoría no implica que los teóricos y críticos sean buenos novelistas. Eso es un absurdo.
    Lo vuelvo a repetir: yo no he dicho que Reynoso es mal novelista, sino que es inconsecuente y de ideas desfasadas.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.