30.12.10

GRAVES PROBLEMAS EN ENCUESTA POÉTICA

Más allá de epítetos innecesarios, replico acá un texto donde, con argumentos, se demuestra las graves falencias de una encuesta poética realizada por los estudiosos López Degregori, Güich, Susti y Chueca, para la Universidad de Lima, nada menos. Los resultados de esta peculiar indagación fueron seguidos y difundidos ampliamente en Sol Negro y pueden verlos.
Considero necesario y útil seguir revisando y discutiendo este asunto tan delicado, que compromete los fundamentos de aquella encuesta y la manera en que se pretendería manipular un canon poético en el Perú hoy.



UNA ENCUESTA COBARDE

Nada más cobarde que trasladar una responsabilidad a terceros para obtener resultados convenidos. Este sería en esencia el mensaje que nos deja una denominada “antología consultada” sobre la poesía peruana entre 1968 y 2008, realizada por la ahora conocida Banda de los Cuatro: Carlos López Degregori, Luis Fernando Chueca, José Güich y Alejandro Susti, miembros de un pomposo Instituto de Investigación Científica de la Universidad de Lima y que ha arrojado resultados previsiblemente anticientíficos e interesados. Para ello, por supuesto, han recurrido al marketing con el propósito de difundirlo en los medios anunciándonos que los 45 poetas más mencionados serán incluidos en una antología que aparecerá en 2011.

Para contextualizar brevemente este nuevo despropósito de la literatura canónica, añadiremos que la banda en cuestión envió desde mayo de 2010 cartas a 137 personas, entre auténticos (y supuestos) estudiosos, poetas, profesores, recencionistas en los medios, la mayoría de ellos, naturalmente, amigos personales de los antologadores. En la carta solicitaban que el invitado eligiese 20 nombres que juzgaran imprescindibles en la poesía de los últimos 40 años y si fuera el caso que resaltasen los cinco títulos más memorables de ese mismo periodo.


Debemos agregar que entre los invitados nos encontrábamos los firmantes de esta carta, negándonos a responder la invitación por las inconsistencias y premeditaciones de su propuesta, así como por los antecedentes de los antologadores, dos de ellos autores de un ensayo manifiestamente adverso a HZ. Y cada quien por su lado advirtió a López Degregori que se cuidara de incluirnos en la futura antología, aun cuando fuéramos mencionados en la desacreditada encuesta, a riesgo de ser denunciado judicialmente.

Pues bien, ya tenemos los resultados a partir de los cuales vamos a demostrar, puntualmente, que la premeditación, la desesperación de venderse, bajo el principio del viejo e infame pacto bajo la mesa, según el cual “tú votas por mí y yo voto por ti”, no es un prejuicio nuestro, sino la confirmación de una de las peores tradiciones de la poesía canónica peruana.



1) El Instituto de Investigación Científica tiene que explicar por qué los convenidos antologadores no cumplen con los requisitos propuestos en la carta de invitación, uno de los cuales era dar a conocer los 20 nombres más mencionados, de los que solo son publicados 10 (más uno sin numeración). La explicación confusa (o sea nada científica) es que la reducción está relacionada con el número de menciones, insinuando que sería poco elegante incluir a los restantes (nueve) por las pocas menciones que recibieron. ¿Qué clase de estadística es esta? Es como si Apoyo o Datum, a proposito de la actual campaña electoral, escondieran la votación de algunos candidatos porque alcanzan discretos porcentajes.

2) El otro requisito, mencionar los cinco libros “decisios”, delata con harta visibilidad el objetivo que escondía la famosa “antología consultada”: promocionar a Carlos López Degregori, ya que, sorprendentemente, los cinco títulos terminan siendo siete, con dos puestos más que incluyen empates, en uno de los cuales, el 6º lugar, aparece nada menos que el cabecilla de la Banda de los Cuatro. Peor aún: con inexplicable excusa la banda se permite ocultar otros títulos que obtuvieron alguna votación argumentando que se trata de “una gran dispersión”.

3) ¿Qué clase de rigor científico puede explicar el hecho de que los nombres más votados (el querido José Watanabe obtiene, por ejemplo, 101 votos) alcancen cifras ridículas y abismalmente dispares cuando se les solicita a los encuestados citar los títulos de sus libros más memorables? Para seguir con el mismo Watanabe, que encabeza la lista de los más votados, solo alcanza 17 votos por “El huso de la palabra” (13.82% del total) y 10 por “Cosas del cuerpo” (8.13%), mientras que “En los extramuros del mundo”, de Enrique Verástegui, el más votado en este rubro, obtiene apenas 23 votos (18.69%). Por cierto, el porcentaje del sexto autor de un título mencionado, Carlos López Degregori, que no debería estar incluido según sus propias reglas (el requisito era que fueran solo cinco títulos, recordemos), y que empata con tres poetas más con 7 votos (los tres son de HZ), alcanza 5.10%.

Por supuesto, los porcentajes variarían si nos sujetáramos a la advertencia de los antologadores de que se trata de una votación en un universo de solo 53 consultados. Pero ¿no es desastrosamente revelador que más de la mitad (56.92%) no haya querido opinar al respecto? Esto supone que no estaban muy convencidos de la calidad de las obras o simplemente no las recordaban, vale decir, que la mayoría no relaciona autores con obra. ¿Qué clase de críticos, profesores, poetas o mil oficios son estos que conocen nombres pero no libros? La clase de amigos que tiene la Banda de los Cuatro. Y entonces la consulta descubre toda su fragilidad e incapacidad disfrazada de “investigación científica”.

4) Es lamentable que esta nueva desvergüenza literaria mantenga en pie las peores taras del centralismo literario. Los autores se enconden en una improbada explicación de que seleccionaron una lista de cerca de “cuatrocientos nombres que se situaran en el marco cronológico de nuestra consulta”, pero resulta que los consultados, también previsiblemente, votaron por los poetas más mencionados en los medios, es decir por los que nacieron o han producido su obra en Lima. Este gesto pinta de cuerpo entero el criterio canónico recurrentemente discriminador desde Riva Agüero hasta la última antología de José Miguel Oviedo (España, 2009) y reafirma que quienes controlan el poder cultural en el Perú siguen siendo los herederos de los letratenientes que fundaron la tradición poética escrita en nuestro país, como sostenía Martin Lienhard. Nombres tan valiosos como José Luis Ayala, Omar Aramayo, Baltazar Azpur (poeta apurimeño quechuaescribiente ya fallecido, y como él tampoco están presentes autores en esa lengua), Samuel Cardich, Marcial Molina, Ricardo Oré, Jorge Nájar, Angel Garrido, Bernardo Alvarez, pero limeñas y limeños como Rosina Valcárcel, Enriqueta Belevan, Dalmacia-Ruiz Rosas, José Rosas Ribeyro, Enrique Sánchez Hernani y Jerónimo Pimentel son puestos al margen cediendo puesto, con grosera patería, a poetas de absoluta falta de calidad y hasta de continuidad (suman decenas).

5) Tampoco parece riguroso, sino una tumultuosa subjetividad, el hecho de que los consultados fueran elegidos a conveniencia de la Banda de los Cuatro. Es curioso que, por ejemplo, ni Rodolfo Hinostroza ni Enrique Verástegui, solo por citar dos casos, aparezcan entre los invitados y sí narradores o investigadores de otras materias académicas, como ocurre con un estudioso de música criolla de la universidad Católica. Es cuando la suspicacia toma la solidez de un hipopótamo: los que enviaron cartas de invitación para la consulta sabían que, por cortesía, inevitablemente aparecerian en la encuesta. Más aún: toda la banda se cuidó de seleccionar a una gran mayoria de personas de su entorno para lograr los resultados que esperaban.

6) En la medida que esta es una carta abierta firmada por dos escritores de HZ que rechazaron participar de una farsa que refleja una falta de compromiso académico, poético y ético, amparándose en la cobarde coartada del tumulto para no decir nada, volvemos a recordarle al cabecilla de la Banda de los Cuatro, Carlos López Degregori, que se inhiba de incluir nuestros nombres en la antología que pretende publicar. Porque seguimos sosteniendo que no es representativa de la poesía peruana de los últimos 40 años y no refleja los cambios sustanciales que han reconfigurado el Perú, como la concreción de su reconocimento en la multiculturalidad -soldando así, poco a poco, los trágicos desgarramientos del pasado y que culminarán cuando haya equidad y justicia-, la exigencia de los olvidados a ser legitimados a traves de una estética híbrida, de fusión (a la que, por cierto, dio inicio Hora Zero en los años 70) y la producción de nuevas fuentes literarias ex-céntricas, periféricas, multiformes, archipiélagas, indiferentes del canonismo castrador y virreinal que berracamente aún cree que el Perú es Lima.


Lima, 29 de diciembre de 2010



Tulio Mora

Jorge Pimentel

29 comentarios:

  1. Anónimo31.12.10

    ahora si habla un poeta

    ResponderEliminar
  2. Anónimo31.12.10

    el entorno de la llamada banda de los cuatro no es el tuyo Víctor, pero sí el de un blogguer y poeta que es tu amigo.


    Rafael

    ResponderEliminar
  3. Anónimo31.12.10

    utilizar métodos de encuesta para una cosa tan inefable como la poesía es un despropósito, a lo mucho lograrán lo de Datum, una foto del momento poético, y ni siquiera eso, será una foto de sus amigos poetas.

    Qué pena que la pendejada haya llegado a críticos serios como Luis Chueca. qué pena.

    Salomón

    ResponderEliminar
  4. que cada quien responda por lo que le toca. Yo solo ofrezco este medio como espacio para el debate.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo31.12.10

    Bueno pues, hasta que Pimentel Senior y Mora dicen una gran verdad, la suciedad bajo la mesa en esto de las antologías de la poesía peruana y que se extiende a todo el ámbito literario... que sinvergüenza es este Carlos López Degregori! pseudo capitán de "fantastic 4 team", lo que no ha podido conseguir por medio de sus mediocres libros, lo quiere conseguir por medio de sus mañas, amiguismos y malas artes. "El club de los 4 lisiados" debería llamarse, que hasta para ser mafioso hay que ser inteligente y tener estilo...

    L. Sánchez

    ResponderEliminar
  6. Anónimo31.12.10

    es conocido por todos que estos señoritas poetas por seguir de invitados a la fiesta en la gran sala de muebles rojos a falta de otras bondades se venden por bicocas de amiguitos y aparentemente por libros

    se sabe que Paul Guillén es amigo de todos pero al menos usa los sesos para crear poesía y no para negociar sitios de soledades de doctores que miden la calidad de la poesía como medir falos

    es una pena es una desgracia que en este sitial hayan caído más de una vez poetas valiosos como Ildefonso y De Ramos

    felizmente la poesía crítica más crítica sigue la senda de la soledad aún por resolver en el palacio del tiempo y de la vida más de enigma por perfeccionar

    S. Valderrama

    ResponderEliminar
  7. Anónimo31.12.10

    salud bravo salud Victor ya era hora de que alguien le corte las bolas a estos maricas regala fronteras

    la gente de quil.ca

    ResponderEliminar
  8. Anónimo31.12.10

    Coral, te he visto una vez en la vida y no tienes cara de ingenuo. Me asombra que caigas en las garras de Tulio Mora,alguien que del código penal sólo sabe de prescripciones y se aprovecha del candor y la bondad de Jorge Pimentel para hacerle firmar lo que sea. Espero que no corras la suerte de Paul Guillén, quien ya ha sido digerido por el huancaíno.
    Si esa encuesta no se toma con humor, no se ha entendido nada.
    Perdona el anonimato.

    ResponderEliminar
  9. Ja! Ahora se trata de una encuesta "graciosa"... Por favor... y mis discrepancias con HZ están bien documentadas incluso en este blog. Yo en este debate solo debo decir que me parecen completamente atendibles las crìticas a la metodologìa utilizada por esa gran encuesta. Por eso posteo este texto en mi blog. El resto son suposiciones de un anónimo insidioso que no respondería así lo hiciera con nombre y apellido.

    Si el que firma como "Salomón Valderrama" es el verdadero Salomón, flaco favor le hace a mi pata Paul Guillén diciendo que es "amigo de todos". Un crítico no debe ser amigo de nadie para aspirar a cierta objetividad.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo1.1.11

    DE ACUERDO

    Casi siempre han existido mafias literarias y en otro orden.
    Los escritores ya no saben como hacerse propaganda.
    Todo lo hace el marqueting a mas escandalo mas se supone que venden.
    Pero Me pregunto ¿Por qué el poemario de Giuliana Llamoja no aparece en esos ranking literarios?
    Será porque asistió a programetes de espectáculo. Hay que estar con el justo medio. O el poemario no calificaba.

    Abel

    ResponderEliminar
  11. Anónimo1.1.11

    creo que lo valioso de lap osiciòn de Hora Zero es que dice las cosas por su nombre y se enfrenta directamente con los responsables del hecho.

    Eso deberìan aprenderlo los críticos jóvenes, porque pasarse la vida nunca quedando mal con nadie sin duda les dará muchos amigos, pero esos amigos se darán la vuelta a la primera que reciban una crítica o un ataque.

    Dónde están ahora los "amigos" del citado blogger que está siendo cuestionado por apoyar esa encuesta pérfida??????

    nadie los encuentra.


    Ceferino Cuevas

    ResponderEliminar
  12. Anónimo1.1.11

    "felizmente la poesía crítica más crítica sigue la senda de la soledad aún por resolver en el palacio del tiempo y de la vida más de enigma por perfeccionar

    S. Valderrama"

    Señor S. Valderrama, se le agradecería que mencione los nombres de esos críticos para leerlos, ¿o quiere jugar a las adivinanzas?

    Balseno,
    desde Chile y con mucho interés en la poesía peruana

    ResponderEliminar
  13. Anónimo1.1.11

    bueno para todos es claro que paul guillén ha sido utilizado por la banda del choclito )lopez, chueca, etc.) es una lástima que guillen pese a saber y darse cuenta de ello acepte este tipo de "imposiciones" solo para NO PERDER los favores de sus "amigos"... continúan llenando de basura la poesía nacional.

    Lo de Carlos lópez, chueca, guich y susti es una sinverguencería en pro de sí... lo de guillén al parecer es "obligacion" para seguir siendo considerado... a eso se le llama sobonería...

    coral: por qué no opinas al respecto de esta antología??? si la posteas, eres poeta, haces reseñas y Crítica literaria debes tener una opinión... o tienes miedo de decir lo que piensas?

    ResponderEliminar
  14. Anónimo2.1.11

    Risible lo de Mora y Pimentel. Nadie mas que HZ ha demostrado justamente el horror que critican an la banda de los 4: espiritu de cuerpo, compañerismo radical, autobombo, autoconsagracion como lo ultimo y mejor del canon poetico nacional, en fin. Ya son expertos en rechazar ser antologados, pero si de autoalabarse se trata y de reventarse cohetes en un libro como "El broche de oro del sonido", no hay quien los pare. Parece que a estos no les gusta que les hagan sombra. Sin embargo, admito que las criticas a esa ridicula antologia consultada son bastante razonables. El proyecto de los cuatro no goza de ninguna transparencia y eso es el aguijon del alacran para el futuro libro. Humildemente les aconsejo a los 4 que:

    1.Coloquen el numero de menciones en todos los casos, sin excepcion de ninguna clase

    2.Publiquen las listas de menciones de cada participante (al menos de los que acepten hacerlo)

    3.Que no insistan en eso de los "libros decisivos", la dispersion es altamente contradictoria con la lista de poetas mencionados

    4.Por decoro, Chueca y Lopez desistan de su incorporacion en la antologia y dejen su lugar a los dos mas mencionados despues de los primeros 45

    Si no toman ninguna de estas acciones no podran corregir los clamorosos defectos de su "investigacion".

    ResponderEliminar
  15. Anónimo2.1.11

    Te felicito Víctor por no hacerle el juego a HZ, usted siempre lúcido.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo2.1.11

    creo que están olvidando lo fundamental: los argumentos que Mora y Pimentel han dado contra la dichosa antología-encuesta. Los cuatro implicados deberían responder a estos cuestionamientos, de otra manera se entenderá que no pueden hacerse cargo de sus errores. En estos casos, el que calla, otorga.

    P.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo3.1.11

    H.Z. es la gran patraña de la literatura peruana.Nunca existió. O existió sólo con Juan Ramirez Ruiz. Lo demás es una impostura, cuyo artífice es el hipo embotellado Tulio Mora.y su acólito Jáuregui. Malos poetas y malas personas. No quieren sombra. Autobombo, autocomplacencia,delirio de grandeza,estupidez y falta de talento.Eso es Verástegui. Eso son todos. No pasaran a la historia. Se quedarán en su mausoleo del Queirolo para siempre.

    ResponderEliminar
  18. bueno, a juzgar por el último comentario, parece que regresamos a nuestro peruanìsimo oficio de pitonisos. Una lástima que los que han hecho esta antología no den su palabra y refuten los argumentos de Mora-Pimentel con argumentos y no con insultos.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo4.1.11

    los regios iene la culpa de todo, ellos divien a ña liratura peruana.

    ResponderEliminar
  20. rodolfo sánchez4.1.11

    ciero. Y quienes son los resgios?

    Ampuero, Cueto, Cisneros, tú no, thays, porqu te faltó aliento...

    ResponderEliminar
  21. Anónimo4.1.11

    Es una pena que profesores de mi alma mater hagan estas cosas. Ni en la epoca de Eduardo Rada sucedia eso. Triste, tío.

    Martín

    ResponderEliminar
  22. Ahora resulta que he sido utilizado, me han obligado, me han impuesto, soy amigo de todos, etc, etc, lo unico que tengo que decir es que nada tengo que ver con la antologia consultada, solo di difusion de los resultados tan igual como medios como Quehacer, Caretas o La Republica lo hicieron, tengo discrepancias con la metodologia de la antologia tanto como algunos epitetos que Tulio Mora utiliza en la carta, pero la mayor novedad y recien ahora me entero es que Tulio me ha "digerido", eso equivaldria a que Tulio me dice que decir, nada mas ajeno a la realidad respeto las opiniones de Tulio, pero en mi blog asi como en mis ensayos yo decido sobre quien escribir y sobre quien no, disculpa Victor por extenderme tanto, un abrazo, pg

    ResponderEliminar
  23. Anónimo5.1.11

    Paul Guillen nos habla de =algunos epitetos que Tulio Mora utiliza en la carta=, con lo que mal deja parado a Jorge Pimentel. Es decir, confirma lo que siempre se ha dicho, que Pimentel no escribe lo que firma.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo6.1.11

    Sr Coral:
    la encuesta es geneticamente absurda. es obvio que su función es incorporar a los que la realizan. la metodología - los porcenetajes, la estadistica - es un andamiaje cómico. en eso sí se han superado.

    saludos
    r

    ResponderEliminar
  25. Anónimo6.1.11

    Bueno, aunque se publiquen mil y mil antologías, sean las vedettes del marketing o las meretrices del del canon, si las obras son malas, insuficientes, poco leídas, difícilmente accesibles, sin ninguna vigencia, negadas con el tiempo, obviamente no pasarán más allá de las manos de los amigos para luego estar tiradas en los libros de a luca en Amazonas o Quilca.

    P.A.

    ResponderEliminar
  26. Querido Víctor y demás comentaristas: como se aprecia, incluso entre quienes no tienen una opinión amigable sobre HZ (salvo ese que huele a un mate de cedrón escondido),todos han coincidido en las falencias metodológicas de esa antología. En esto, creo, hemos centrado nuestros reparos Pimentel y el que escribe esta carta. Porque es una metodología tramposa para que salgan favorecidos los amigos de los amigos (muchos consultados y mencionados). Solo quiere aclarar dos cosas: 1) Pimentel y yo intercambiamos opiniones para redactar esa carta pública con la autoridad que nos daba el haber rechazado la invitación de la consulta y nuestra autoexclusión de la futura antología consultada. No es justo que alguno por allí insinúe que a Pimentel "le hacen firmar" documentos. 2) Para demostrar la libertad que hay en HZ está Paul Guillén, quien como bloguero hizo muy bien en difundir los resultados de esa decepcionante antología. Jamás he intervenido en sus opiniones, críticas o comentarios y con frecuencia tenemos diferencias. Esto es algo que no entienden quienes no han formado parte de un grupo: no hay clonación, eso es imposible, un poeta es siempre irreductible en su creatividad y autenticidad.
    Disculpa, estimado Víctor, la extensión, pero era necesario hacer esta aclaración.

    ResponderEliminar
  27. Anónimo11.1.11

    Las ocho frases más "horazerianamente resentida y de mala leche" Tulio Mora en el muro del FB de HZ:

    1. Jamás [a Marco Aurelio Denegri] le hemos mandado un libro nuestro [de Hora zERO], sabiendo, de hecho, que no tiene autoridad alguna para hablar sobre poesía. Ya alguna vez, me parece que López Degregori, lo cagó a propósito del título de uno de sus libros. ¿Qué significa Denegri? Nada.

    2. Sólo en la presentación del libro [de Hora Zero] vendimos 160 ejemplares, algo que jamás ha hecho [Mario] Vargas Llosa con ningunO de sus libros.

    3. Mirko Lauer fue el cerebro de Reforma Agraria [velasquista] de aquellos tiempos, [Antonio] Cisneros, [Arturo] Corcuera, [Pablo] Guevara, [César] Hildebrandt y otros "grandes" estaban mucho más comprometidos que unos pinches tituleros [se refiere a los poetas de HZ acusados de velasquista por trabajar en diarios del régimen], entre quienes debo incluir a Watanabe y a los poetas de Estación Reunida (los Rosas Ribeyro y [Óscar] Málaga).

    4. [Jorge] Pimentel y yo [Tulio Mora] nos hemos autoexcluido de varias invitaciones a ferias internacionales y a participar en cinco o seis antologías (una de los cuales fue prologada por Raúl Zurita y organizada por Maurizio Medo), la más reciente una que está preparando la universidad de Lima bajo la coordinación de Carlos López Degregori y Luis Fernando Chueca, entre otros críticos. Una suerte de "antología opinada", pues han hecho encuestas a 100 críticos y escritores, también periodistas, para elaborar un muestrario de la poesía peruana post Cisneros. Bueno, yo me negué porque Degregori y Chueca ya han adelantado opinión sobre HZ en un ensayo de poesía urbana de los 70.

    5. ¿No les parece indicioso [sic] que [Antonio] Cisneros jamás haya invitado a un poeta de HZ a su colonial chamba en la cancillería, que jamás hayamos sido invitados a viajes oficiales cuyas listas son confeccionadas por el mismo Cisneros (el canciller) y Ruiz-Rosas (el chauchiller), o que el señor [Marco] Martos (ese fujimorista de marcial estilo patirrengo cuando desfilaba ante su líder), haya prohibido a los estudiantes de Literatura de San Marcos, en varias oportunidades, a que nos inviten a leer y hoy es presidente de la Real Academia Peruana de la Lengua.

    6. El odio que los mediocres ([como] [Edgar] O'Hara, [Antonio] Mazzotti, [Javier] Echárri) le tienen a HZ es culpa de los profesores ([Mirko] Lauer, Carlos Garayar, [Abelardo] Oquendo), que se sintieron ofendidos por el primer manifiesto [de HZ].

    7. Los sílabos de San Marcos los hacen gente como Hildebrando Pérez, que prefirió quedarse en los ´60 para evitarse el pleito (comodón siempre él).

    8. Hay terror por reordenar la poesía a partir del 70 por la presencia de HZ. [Mirko] Lauer, Wáshington Delgado y Antonio Cornejo Polar en un número de Hueso Húmero de los 80 simplemente renuncian al intento [de hablar de HZ] porque no comprenden la poesía a partir de nuestra aparición.

    ResponderEliminar
  28. Anónimo12.1.11

    Aprendi mucho

    ResponderEliminar
  29. Quien escribe ese listado es el mismo que pretendió polemizar sobre HZ sin conocer la obra de sus miembros ni haber leído "Los broches mayores del sonido", tal como lo reconoció, acusándonos de apristas, afirmando que un solo poema de Watanabe era mejor que todo lo escrito por nosotros y que no teníamos nivel académico. A esta subjetividad ignara llega nada menos que un profesor de San Marcos. Pobres alumnos. Pero en la "antología consultada", al margen de su pésima factura, hay 8 de HZ (casi el 18% del total) y cinco libros de doce mencionados hasta el 7º lugar son de autores de HZ. Esto lo desmiente y nosotros deberíamos estar satisfechos, sin embargo lo coherente y ético era denunciar una farsa por su torpeza metodológica y por la manifiesta predisposición de CLD y Luis Chueca contra HZ cuyos amigos, como este señor, suman varias decenas entre los consultados para conseguir "resultados esperados".

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.