29.4.10

Pepe Donayre poeta



Apenas me enteré de que el narrador y crítico –tienen que leer sus columnas de Caretas; la de hoy es una muestra de cómo se puede abordar con inteligencia y sin velos ideológicos una novela (de Renato Cisneros)- José Donayre quedó finalista en el último Copé de Poesía, con un libro titulado Inconclusión, me puse a buscar poemas suyos en las red, hasta que encontré un par en el blog de mi amigo Juan Carlos de la Fuente, poeta a su vez. Acá los dos poemas publicados en dicho blog:



DOS POEMAS DE "INCONCLUSIÓN"


Sexto Aurelio Propercio

El viejo mundo es un mal recuerdo
de aquel enredo de dioses bifrontes e hilos truncos.
Vuelve como una tormenta el rugido del león del sur
—pesadilla de la infancia—,
uno que otro verso escrito sobre papel encerado
sin adivinar aún cómo podrían ser las manos de Cintia.
Durante las noches de tu edad de oro,
arrimabas la sombra de ese deseo todavía sin nombre,
y tu lecho flotaba tras un sueño y otro.
Era la imagen con velas al viento cerradas por una pregunta.
Pero no hubo respuesta, eso ya lo sabías
—eso te lo explicaba el buen Cayo Cilnio Mecenas—
por más que las costas de África
fueran más que un pretexto en la rima forzada de tu queja.
Por más que tu afán por urdir hexámetros sobre asuntos placenteros
disimularan tu recurrente melancolía.
Por más que el torso de ella —Cintia desnuda,
Cintia en la sima de la garganta del mayor orgasmo—,
en un rápido roce de libertad,
en una hipotética escena en la profundidad de tu recámara-prisión,
hiciera del sexo una peligrosa manera de rendir un culto prohibido.
El viejo amor te carcome y quema tu piel con sus alas transparentes,
y ni el interdicto de Palas haría de ello otra oportunidad
por más que las entrañas del águila que te esforzaste en dar perfecta muerte
dieran fe del más terrible agüero en el devenir de tus noches.
Pero esto no es una tragedia. Tú lo sabes como digno poeta latino.
Es simplemente el mejor pretexto para tus elegías,
mientras esperas que te abran las ventanas de la noche.


Publio Ovidio Nasón

Lo que fue polvo entre tus manos
hoy es el acendrado recuerdo
del más bello rostro de Sulmona
un breve fruto inscrito en el recuerdo del amor

(Donayre, poeta y narrador.)

28.4.10

Amaneceres críticos


Sobre Amanecidas violentas de José Pancorvo

Y ya que estamos en la onda de revisar revistas virtuales, encuentro en otra página excepcional, Letras S5, una reseña de Gustavo Reátegui (mucho gusto) sobre el reciente poemario de José Pancorvo. A diferencia de otras experiencias críticas deshonestas, feas y frustradas, la de Reátegui es fiel a la imaginería e ideología pancorviana, sin forzar sentidos ni jalar agua para molinos ajenos. Reátegui:


Recientemente un crítico ha dicho de este libro “Amanecidas Violentas De Mundos” que cae en ciertos “excesos”.
Me resulta gracioso y me pregunto si es que realmente estarán leyendo los libros previos de José Pancorvo; para mencionar algo así en un autor cuyo arte poética consiste en tratar de lograr el acceso o la traducción, de epifanías o estados extáticos a palabras.
Pues parece más un despropósito que un reparo con afán constructivo, parece más una mezquindad que fe de la buena.
En fin, a mí me gustaría que se remitiesen al ya mencionado líneas arriba: “Estados Unidos Celestes” su anterior poemario.
Para que se imbuyeran de su estilo dislocado in extremis, su estilo en plasma, y luego volvieran a estos poemas más equilibrados, más mundanos si se quiere, y que sientan cómo el poeta se ha vuelto uno más, aunque siempre consciente de ser un instrumento creador de la Deidad, en él se dirá Cristo; sin embargo el poeta respira el aire del tiempo y rinde respeto a los antiguos ancestros y deidades.
Todo pensado o sentido para conmover a sus compatriotas de ir por una puesta en valor de lo peruano, pero no desde la superficie solamente, sino desde los ríos profundos, desde el interior de la materia, un llamado al alma nacional que habita en cada cual que se precie de ser peruano.
Es ese mismo espíritu cívico de unidad nacional equilibrada lo que nuestro poeta quiere transmitirnos en sus poemas últimos, un diálogo más íntimo y amical. Y cómo no mencionar ya cerrando este comentario, que si los intereses del autor parten desde nuestras tradiciones, asimismo éstos van a fundirse a lo arquetípico común a todos los pueblos y naciones humanas.
Como ya se dijo líneas arriba José Pancorvo es uno de nuestros poetas más interesantes y exquisitos, un poeta que pone en evidencia constante libro a libro que el trabajo de todo artista, de todo poeta, está más allá del tiempo y de la historia. Dejando constancia siempre de su paso, su peso específico, de su elaborado lenguaje:
Un hablar de lenguas en crisoles, de razas integradas canciones, violentas canciones para un nuevo mañana: Porvenir…y una pregunta:
“eternidad ¿existió el mundo?”
(Canción De La Vagancia Transparente, p. 21)
(Sigue leyendo)


(José Pancorvo, poeta, rodeado de amigos en noche de tertulia, entre ellos el poeta Miguel Ildefonso.)

Sobre mi novela


Las migraciones íntimas y la ilusión de la libertad

Andrea Cabel

Esta reseña-ensayo sobre mi novela Migraciones (Altazor, 2009), aparecida hace unos meses en una de las mejores páginas de literatura en lengua castellana, Letralia, no la había consignado en este vuestro blog. Subsano el olvido ahora; nunca es tarde.


Acerca de la primera parte y la metateatralidad: “Odio la primera persona. Me parece fácil, vulgar...”

Bruno Larco (el personaje principal de la novela) sigue —casi— siempre, con una mueca de desdén, los consejos de su “amigo editor” quien le recomienda que escriba su libro, Migraciones —el que leemos, el que comentamos—, en primera persona. Le dice que con ello atraerá más lectores, le recomienda que deje de lado ciertas tramas y le enfatiza que vaya rápidamente a la historia, y por supuesto, le dice también que su primer párrafo debe ser contundente. Como dice este personaje presente/ausente en la obra, su “amigo editor”, la verosimilitud siempre ha sido y es una treta, un recurso para jugar con los lectores y para generar en ellos un clima de empatía y complicidad de tal modo que se va armando, poco a poco, una historia en la que es posible colarnos —los lectores— y observar desde diferentes planos los sucesos en la vida de los personajes y, mejor aun, nos permite sentir la obra como un gerundio, es decir, la obra está sucediendo, y nosotros, con ella. (Seguir leyendo la reseña)

taller de poesía


Expositor: Paul Guillén
Inicio: Martes 11 de Mayo
Horario: Martes y Jueves de 6:00 a 8:00 p.m.
Duración: 4 semanas
Costo único: 150 soles

INSCRIPCIONES Y CLASES:
MIRAFLORES
Teléfono: 980946876
E-mail: vane.martinezrivero@gmail.com



“La poesía no es una forma de entretenimiento, y en cierto sentido ni siquiera una forma de arte, sino nuestra meta antropológica y genética, nuestro faro lingüístico y de evolución”
Joseph Brodsky


1. Introducción

El taller busca implementar y estudiar algunas herramientas básicas en la creación de textos poéticos.

2. Programa

Sesión 1: ¿Qué es la poesía? Partes del poema: epígrafe, estrofas, cantos, secuencias, versos, cita directa, cita indirecta, dialogismo.

Sesión 2: Figuras retóricas. Aprender la técnica y luego olvidarla: imagen, metáfora, encabalgamiento, aliteración, anáfora, hipérbaton, etc. Ejemplos prácticos en César Vallejo, Martín Adán, Jorge Eduardo Eielson, Carlos Germán Belli, Enrique Verástegui y Róger Santiváñez.

Sesión 3: Fuentes emisoras de poesía: cosmopolita, nativista, mitológica y urbana.

Sesión 4: ¿El ritmo es todo en poesía?: uso y abuso de cacofonías, adjetivos, gerundios y gerundios seguidos de pronombre enclítico.

Sesión 5: El ritmo no es todo: las teorías de Ezra Pound y el verso proyectivo de Charles Olson.

Sesión 6: Vertientes básicas de poesía: surrealismo, imagismo, concretismo, oulipo, neobarroco.

Sesión 7: El poema en prosa: ritmo, variaciones y perspectivas.

Sesión 8: Rompimiento de los géneros literarios: realismo y metafísica, lirismo y narratividad, iconografía pop y alta cultura, cuestionamiento de la estructura poética y aceptación de las reglas, intención totalizadora y catarsis episódica, exhuberancia rítmica y atonalidad.

3. Metodología

El taller es de carácter creativo y se contará con corrección de textos de manera personalizada.

4. Materiales de trabajo

Los materiales serán entregados oportunamente por el coordinador del taller.
(Portada de Erdera, del gran poeta mexicano-español Gerardo Deniz.)

27.4.10

El Dominical mejora


La última edición del suplemento cultural del diario El Comercio acusa una sorpresiva mejora en la calidad de sus temas. Hay una entrevista muy importante a William Rowe, peruanista inglés y especialista en poesía peruana, a cargo de Enrique Sánchez Hernani. Algunas preguntas:


¿Qué ocurre ahora en la poesía? ¿Hay más conservadurismo?

En América Latina ha habido una vuelta hacia los moldes clásicos, que coinciden con un conservadurismo político. Los poetas premiados han sido más conservadores, menos Raúl Zurita. Pero en todos los países ha vuelto la onda clásica, sobre todo en México y Venezuela. Los que la practican dicen que viene del agotamiento de la experimentación, pero eso no me convence para nada. Creo que la búsqueda de las nuevas formas debe ser permanente.

¿Y qué le parecen las poetas del 80?

El Perú ha dado voces propias, lo que tuvo que ver con la situación algo extrema de la mujer en una sociedad conservadora, que ahora ha cambiado. Aquí podría mencionar a una de mis poetas favoritas: Magdalena Chocano, aunque ella se niega a aceptar que escribe una poesía femenina.

En el Perú se tiene la idea de que la poesía peruana, entre la hispanoamericana, mantiene un buen nivel. ¿Usted que cree?

Es así. Lo que pasa es que la poesía peruana no se conoce afuera tanto como la chilena o argentina. No ha habido una buena distribución de libros, como sí lo hacen en Argentina o México.

También he de destacar el artículo “Vallejo en dos tiempos”, de Jorge Paredes, subdirector de la revista, quien profundiza sobre la figura del vate liberteño a partir de una expo sobre él en el CC de la PUCP.
Es de celebrar la nueva plana de redactores y colaboradores que ha acopiado la revista.

¡Bien ahí!

(Portada.)

Overrated book


Labranda: "derretida canción fugaz"

Inicio con esta reseña una serie de recuperaciones y resituaciones de algunos poemarios "celebrados" o "condenados" por nuestra macilenta crítica literaria local (salvo dignísimas excepciones como la de Ricardo González Vigil). El propósito de esta sección, por supuesto y por cierto, no es "abrir los ojos" -pretencioso sería- a los críticos literarios, sino contribuir al debate poético nacional.


Los años ochenta en el Perú vieron el surgimiento de dos grupos poéticos que intentaban configurar una identidad distinta a la de experiencias anteriores (Hora Zero, los poetas del sesenta). No solo en cuanto a influencias y estilo, sino principalmente en torno a temática y concepción de la poesía. El grupo Kloaka –al que perteneció el poeta Roger Santiváñez- fue el de más figuración mediática, por razones que no será preciso desarrollar aquí. (Hubo otro grupo poético, Macho Cabrío, de raigambre arequipeña, que tuvo una evolución más fugaz pero de sobria calidad).

Santiváñez recogió hace un par de años su obra poética hasta ese momento, en un volumen titulado Dolores morales de Santiváñez (Hipocampo, 2006). Luego de ello se ubica Labranda (2008), un libro que oscila entre la fidelidad a la exploración lingüística –que tuvo su punto de clímax con Symbol (1998)- y el desentono de tramos expresivos.

Dedicado significativamente al poeta (así, sin adjetivo reductor) Juan Ramírez Ruiz (Perú, 1946-2007), el libro ha sido caracterizado, en términos generales, por otro poeta, José Kozer: “Labranda de Roger Santiváñez tensa la más tierna memoria personal (mediante un lenguaje sobrio, espeso) procurando a la vez “el borboteo sagrado”: y desde esa fuente de conocimiento último y primero, conoce (canta) la “luna jamás vista”.

Muy cierto, y no solo por el epígrafe de Frank O'Hara. Labranda abunda en alusiones a pasajes (pasajes) de la infancia, a sucesos adolescentes, a visiones setenteras y feelings evocadores dulcemente imbricados con expresiones del “deseo más anhelante y poseído”. Por ahí no hay problemas, el oficio del poeta casi siempre se impone a la dificultad de sus objetivos.

Tampoco es de dudar que con Labranda estamos, como ha dicho Mario Montalbetti, frente a una materia poética definida. Esto porque la voz muestra desnudos los hechos, históricos o verbales, sin, en gran medida, inmiscuirse o “liriquizar” el discurso. Montalbetti ha destacado, además, las aliteraciones, más bien abundantes en Labranda, y los encabalgamientos que implican partición de palabras. “Alicia/alisio” es el ejemplo que toma de las primeras, y “pensa/miento” el de los segundos.

Muy bien. He detectado precisamente en este plano, que llamaré expresivo, las principales dudas en torno al libro de Santiváñez. Veamos un par de ejemplos.

Una nada nadando en aguas serenadas ("Adorno bosqueto", p 58)

Ya no nombra las sombras el eco de un Ekeko ("Adorno bosqueto", p 59)


Lo explosivo, lo “ilícito” de la aliteración, incluso de la peligrosa redundancia fonética, estriba en su capacidad de alejarse de lo más inmediato, de lo trillado. Ligar el verbo nadar con el sustantivo abstracto nada, y con el plural nadas, es parte del lenguaje común, un recurso fácil, inmediato; y lo mismo puede decirse del vínculo ekeco/eco. Por supuesto, hay algunos ejemplos en los que Santiváñez tiene logros, pero la concurrencia de estos pasos falsos expresivos en un solo poema es muy problemática.

Encabalgamientos. Entiendo que el encabalgamiento con partición de palabra es eficaz cuando ambos versos reciben una carga de sentido (o de ambigüedad) con el hecho. Un ejemplo mío instantáneo:

Destruida fina
mente en tu corazón


El primer verso tiene sentido autónomo, el segundo tiene el suyo también, y ambos, en conjunción, conquistan la diversidad de sentidos ansiada. Pero, ¿qué pasa con estos dísticos de Labranda?:

Enigma perfeccionado en ti cón
Cava aparición virginal belleza (p 60)

Las estrellas unas lágrimas ro
Dando en sus mejillas amorcillos

Gracia y lisura la del Rímac fil
Trándose al Yowanka del abuelo
(p 35)

El “cón” con tilde al final de un verso no solo no aporta sino que puede anular posibles ambigüedades iniciales del verso. Lo mismo pasa con “fil”, aunque se dirá, tal vez, que Rímac fil podría funcionar en un sentido etimológico (fil como raíz), lo que daría “hermano Rímac” o algo parecido. En fin. Pero “Trándose al Yowanka del abuelo” es decididamente nulo. De esa guisa, el libro tiene particiones insólitas, sí, pero inefectivas. Apreciemos, en cambio, este par:

Recostada brote en la fuerte verdi
Dorada adherida al bordado carmesí

Es obvio el aporte en coloratura de la partición. El dístico cobra una diversidad cromática mayor que si se hubiera dejado íntegro el adjetivo “verdidorado” en uno de los versos. Esta es la línea que, en mi concepto, debió seguir el poeta en este volumen; pero tal vez sea el camino que le espera en próximas entregas.

Coda: ya en un plano secundario, resulta alentador que la voz poética, de una manera regular y recurrente, retorne de sus excursiones por la tierra de Mneme y el deseo, a escenarios donde Cosmos y trascendencia se insinúan: “eternos estados de desolación todas/ las cosas que son, son luz como/ crece la hierba plura diáfana”. “Divinamente volada en tu distante/ Rosa fuente que en su afluente/ se desliza Ofelia hata el Azur”. Y hacia allá, el Azur, se desplaza la poesía anterior de Santiváñez.

(Poeta Róger Santiváñez.)

25.4.10

Intelectual y poeta


Me sorprende encontrar, en pleno tercer milenio, poetas peruanos que todavía sigan percibiendo como una suerte de oxímoron –asaz torpe- el hecho de ser intelectual y/o crítico, y el hecho de ser poeta. Dos nombres famosos, de entre decenas, me vienen a la mente ahora: T. S. Eliot, renovador de la poesía moderna cuyos libros de ensayos literarios son valorados hasta ahora; y Emilio Adolfo Westphalen, cuyos ensayos sobre arte nadie, ni pintor ni poeta, debiera perder de vista.

Pero si hay una figura mundial cuya condición de poeta (y romántico todavía) es indudable, es Friedrich Hölderlin (1770-1843), autor de algunos de los poemas más profundos, intensos y conmovedores de la lengua alemana.

Muy bien, sus problemas mentales y su vida azarosa y triste no impidieron a este poeta por excelencia elaborar un breve tratado sobre la oda trágica –incluido en edición bilingüe en el libro Empédocles (Hiperión, segunda edición, 2008)- donde hasta se da el lujo de acuñar un concepto muy interesante: lo aórgico (aorgischere).

El término lo utiliza en oposición a lo orgánico, aunque establece una dialéctica en la que estas oposiciones se resuelven, en su momento de mayor “hostilidad”, en una realidad de “la más alta reconciliación”, donde lo orgánico –casi por definición, humano-, se transmuta en aórgico (esto lo vemos ahora más claro, en el mundo hipermoderno), y lo aórgico invade otra vez la naturaleza (por ejemplo con las calamidades naturales que hoy arrecian) luego de que el hombre la hubiera conquistado (es decir, organizado).


Por cierto, luego el autor de Hyperion aplica esta, llamémosla dinámica, a la figura de Empédocles –su Empédocles-, quien estaba llamado a “unificar” estas contradicciones para superarlas dialécticamente –no olvidemos que Hölderlin fue amigo personal de Hegel y conoció su pensamiento filosófico.

Revisar, pues, este maravilloso y riguroso escrito teórico de Friedrich Hölderlin puede resultar una tarea interesante para ciertos poetas -algunos no tan jóvenes- que siguen pensando que la crítica y la poesía son incompatibles, o que para un poeta “de raza” hacer teoría o crítica es bajar el “level”.

(Portada.)

22.4.10

en el Día de la Tierra, ¡el hombre!


Civilizaciones desaparecidas, civilizaciones que nacen, especies humanas que se suceden unas a otras en el mismo planeta. ¿Cuántos impulsos humanos precedieron al nuestro en la Tierra ¡El nuestro es tan reciente! (…) Admitir un único ciclo de vida humana para la Tierra es casi ridículo, sería como construir un palacio fantástico para que solo una única vez alguien descanse unos minutos. Porque imaginar el Universo sin la vida en él, y sobre todo, sin la vida inteligente, es profundamente incomprensible. Con Dios o sin él, el Universo, para que realmente exista, tiene que tomar conciencia de sí mismo a través del hombre. Pero, ¿cómo sentir la existencia de la Tierra –es decir, su destino- con alguna justificación, con alguna comprensión, si apenas existe la casualidad infinitesimal de un instante de la vida humana? (…) ¿Cómo no imaginar un superciclo único desplegado en ondas multiformes a través de todo el universo?

…Un mundo sin seres humanos es incomprensible, sería un mundo para nada, pero sobre todo, no se sabría que es para nada. Es menos absurdo saberse ser absurdo que ni siquiera saber reconocerlo. Un universo sin seres inteligentes ni siquiera tendría el significado de su falta de significado.

Vergílio Ferreira, Invocación a mi cuerpo.

20.4.10

Pierre Michon...


...el hombre de las nouvelles

El año pasado se publicaron en España dos libros de este autor de culto francés, admirado por tantos escritores jóvenes y no tanto: Mitologías de invierno y El emperador de Occidente. Yo vengo degustando –esa palabra se está un poco rara aquí pero no es gratuita- desde hace meses sus Vidas minúsculas, pero ahora he agarrado como un madero en la tormenta Rimbaud el hijo (Anagrama, 2001).


Sugiere Michon que es uno de esos escritores que cree en la predestinación, en las premoniciones, en los vínculos soterrados. "Me interesan los signos del destino", ha dicho en una entrevista, "y ésa es una influencia borgiana, sobre todo de sus relatos sobre gauchos. En mis textos suelo hablar de Faulkner, lo admiro, pero no hay ninguna influencia de su escritura sobre la mía. No tienen nada que ver. Lo que Faulkner y Borges tienen en común, para mí, es la capacidad de hacerme llorar como una muchacha. No sé por qué. Hay algo en ellos que me emociona hasta ese extremo".


También ha revelado en una entrevista para El País, en lo que puede ser una clave valiosa para escritores nóveles, que cada vez que escribe sobre un tema alejado y/o histórico, se esfuerza por meter en el texto, “de manera solapada”, sucesos de su vida, de manera que el libro se cargue de emoción, “para emocionarme yo mismo”, dice.


A mí, que había leído sus Vidas minúsculas y había admirado la racionalidad y sereno control de su prosa -que sin embargo tiene un ritmo marcado, rituálico-, me sorprendió que tuviera un libro dedicado a un escritor tan fulgurante y distinto como Rimbaud. Michon explica:


Para mí Rimbaud es lo contrario de lo que yo soy. Como Evaristo Carriego para Borges. Lo fascinante en Rimbaud es que ese muchacho de 17 años tenía la mirada y la información literarias de un hombre de 80. Un prodigio que quizá nunca vuelva a repetirse.

Si aún vale el adjetivo inclasificable para la literatura, vale para Rimbaud el hijo, donde el archivo, la investigación histórica, la nouvelle y aun la prosa poética son texturas que se entrelazan para que los lectores disfrutemos de un tapizado soberbio, a veces groso, a veces fluido, pero siempre sorprendente, delicioso, toda una propuesta de saber (y sabor) que se instala en nuestra memoria para siempre, como sucede con casi todos sus libros.

(Portada edición original.)

19.4.10

RECONOCIMIENTO A RICARDO GONZÁLEZ VIGIL


Nota de Prensa

Mañana, a las 7:30 p.m., la Municipalidad de Magdalena en el “Mes de las Letras Peruanas” otorgará una distinción al poeta, crítico literario, docente y académico Ricardo González Vigil.

Siempre que se distingue a un escritor, a un artista o a un ciudadano por una ejemplar conducta ciudadana, se honra a la inteligencia, al talento y capacidad de trabajo de la sociedad a la que pertenece. Es por esa razón que al distinguirlo por los méritos que posee Ricardo González Vigil, la Municipalidad de Magdalena cumple un deber moral. La comuna realiza un merecido reconocimiento en vida al escritor, teniendo en cuenta el ejercicio de una crítica literaria creativa y una fecunda docencia universitaria.

En efecto, el lunes 19 la Municipalidad de Magdalena del Mar, al conmemorarse el “Mes de las Letras Peruanas”, otorgará una distinción especial a tan importante escritor. La mesa de honor estará integrada Rosa Quartara Carrión de Rúas, Dimas Arrieta y Alberto Mendoza. La parte musical estará a cargo de la cantautora Damaris, ganadora en el Festival de Viña del Mar y nominada al Premio Grammy latino.

Ricardo González Vigil (Lima, 1949), estudió secundaria en el colegio SS. CC. de La Recoleta y superiores en la Facultad de Literatura de la Pontifica Universidad Católica del Perú. Ha escrito crítica literaria en El Comercio, Correo y publicado varios libros de poesía: Llego hacia ti (1973), Silencio inverso (1978), A flor de mundo (1992), Génesis continuo (1997). También estudios críticos acerca del Inca Garcilaso de la Vega, Rubén Darío, César Vallejo y José María Arguedas. Fue incorporado a la Academia Peruana de la Lengua el 23 de mayo del 2001. Se trata en consecuencia de una personalidad literaria latinoamericana que sin duda recibirá otras distinciones más.

Esta acción de reconocimiento literario realiza anualmente la municipalidad de Magdalena del Mar, cuenta con la organización y conducción del poeta Carlos Zúñiga Segura. En años anteriores los poetas peruanos Carlos Germán Belli y Rosa Cerna Guardia recibieron tal distinción honorífica. La ceremonia se realizará en el local principal de la municipalidad, ubicada en la cuadra 35 de la avenida Brasil.
(Tomado de aquí)

17.4.10

Armantrout: Pulitzer de Poesía 2010


Rae Armantrout (1947), poeta californiana del grupo Language Poets (junto con Charles Bernstein, Lyn Hejinian y Ron Silliman, entre otros) acaba de ser galardonada con el Premio Pulitzer de Poesía 2010. Abajo les pego un par de poemas que encontré en internet, e inmediatamente les dejo con unas declaraciones sobre su forma de trabajo:

“Escribo porque lo que veo y oigo me parece de alguna manera equivocado. Necesito documentarlo todo y reflexionar luego sobre eso. Escribo para encontrar o enmarcar las preguntas necesarias ante mí misma. Para hacer al pensamiento (más) palpable. Me interesan las historias de origen, ya sea científicas o metodológicas. Me gusta jugar con ellas, reconfigurarlas, inventar nuevas. Siempre cargo un cuaderno conmigo en el cual anoto impresiones, vistas, pedazos de conversaciones, etc. Luego de hacer esto por un par de días o semanas, releo el material coleccionado y busco los patrones. Más tarde trato de arreglar esas piezas para ponerlas en diálogo y crear conjunciones interesantes”.

En una entrevista la poeta declara que escribe poesía “en todas partes menos en la computadora.”


I.

Rezamos
y sucede la resurrección

Aquí vienen los jóvenes
otra vez

disparando y riéndose

temblorosamente
como timbres de teléfono.



II.


Lo único que pedimos
es que nuestro pensamiento

sostenga su momentum
identifique sus blancos.

La presión
en mi baja espalda
asciende para ser reconocida
como dolor.

Los triángulos azules
en la alfombra
se repiten.

Viene
una discusión
sobre los usos
de la tortura.

El miedo
de que todo esto
termine.

El miedo
de que no termine.

(La poeta en plena lectura.)

Presenta Sol Negro


15.4.10

Vladimir Holan, 30 años


Poesía...


El 31 de marzo pasado, en total silencio de ambos lados del Atlántico, se cumplieron 30 años de la muerte de uno de los más grandes poetas de Europa del Este, Vladimir Holan (República Checa, 1905-1980). Para recordarlo, fui a El Virrey y me compré el único libro que hallé: Dolor (Hiperión, 2001), de donde extraigo los poemas que pueden leer abajo. Holan sufrió humillaciones y privaciones durante buena parte de su vida. Una vez instalado el régimen comunista en su país, fue confinado al ostracismo y a la invisibilidad pública durante 15 años, los más importantes de su vida en cuanto a producción poética. Hoy VH es reconocido como el más importante poeta checo y uno de los más importantes de Europa.


Cuando llueve en domingo y tú estás solo...

Cuando llueve en domingo y tú estás solo,
completamente solo,
abierto a todo, pero no llega ni el ladrón
y no llama a la puerta ni el borracho ni el enemigo;
cuando llueve en domingo mientras tú estás abandonado
y no comprendes cómo vivir sin cuerpo
y cómo no vivir puesto que tienes cuerpo;
cuando llueve en domingo y, solo, no eres más que tú,
¡no esperes ni hablar contigo mismo!
Entonces el ángel es el único que sabe
lo que hay encima de él,
entonces el diablo es el único que sabe
lo que hay debajo de él.

El libro sostenido, el poema al caer...

Versión de Clara Janés



En la profundidad de la noche

a Jaroslav Seifert

"¿Cómo no ser?", te preguntas y hasta acabas por decirlo
en voz alta...
Pero el árbol y la piedra lo callan ,
aunque ambos son hijos de la palabra y por tanto mudos,
ya que la palabra se asusta de ver lo que ha sido de ella...
Pero los nombres aún los tienen. Los nombres: pino,
arce, álamo temblón. ..y los nombres: feldespato,
basalto, fonolita, amor... Bellos nombres,
sólo que asustados de ver en qué se han convertido.

Versión de Clara Janés


Noche de insomnio

Estaba solo, completamente solo,
incluso el sueño nocturno me había abandonado...
De pronto me pareció oír no unas palabras sino unos sonidos,
unos sonidos siempre en tres suspiros
Como viento y harina...
"¿Qué puede ser eso? ¡No hay tiempo que perder!",
mascullé, y enderezándome el cabello con un trago de vino
me puse en pie y, desnudo, palpé en la oscuridad
y un momento después la negra fiebre de mi mano
abría el armario... En su interior las polillas agitaban los trajes...
Soy más mortal que mi cuerpo...

Versión de Clara Janés

(El poeta.)

13.4.10

Nota de Prensa


MES DE LAS LETRAS EN LA USMP


Con 80 actividades la Universidad San Martín celebra el Mes de las Letras
Entre presentaciones de libros y revistas, recitales de poesía, jornadas de lectura, conferencias, exposiciones de artes plásticas y de fotografía, y ballet El Lago de los Cisnes

La USMP realizará también el Segundo Salón del Libro
La Universidad de San Martín de Porres (USMP) celebra este mes la Octava Edición del Mes de las Letras con un nutrido programa que incluye 80 actividades, entre presentaciones de libros y revistas, recitales de poesía, conferencias, jornadas de lectura y exposiciones.

Según informó el Dr. Juan De la Puente, director del Fondo Editorial, en el marco del Mes de las Letras la USMP presenta 12 libros de docentes e investigadores de las diversas facultades. Entre ellos, El Insight en el Diván, de Carlos Dulanto (6 de abril); La Prensa Escrita e Intelectuales Periodistas, Perú 1895-1930, de Osmar Gonzáles (13 de abril); Comunicación de Choque. Bases de la Nanotecnología, de Tyron Adams (20 de abril); y una compilación de los materiales del Simposio Mercedes Cabello de Carbonera y su Tiempo (27 de abril), todos ellos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

Del mismo modo se presentará los libros Política Económica Internacional, de María del Pilar Anto Rubio (15 de abril); Dolor y Opioides, de Benjamín Castañeda (23 de abril); Programa Arquitectónico para el Diseño de Hospitales Seguros, de Celso Bambarén (23 de abril); Proyectos de Investigación Aplicados a la Odontología, de Miguel Ángel Picasso Pozo y Gilberto Domínguez (21 de abril); y Procedimientos Quirúrgicos Básicos, de Carlos Cava Vergiu, José Robello Malatto y Walter Flores Tello (22 de abril). Estas publicaciones corresponden a las Facultades de Ciencias Administrativas, Medicina y Odontología.

También se presentará las revistas académicas de la universidad Avances en Investigación Empresarial Aplicada y la Revista Peruana de Ciencias Empresariales, ambas de la Facultad de Ciencias Administrativas; así como Horizonte Médico, Kiru, y Vox Iuris, de las Facultades de Medicina, de Odontología, y de Derecho, respectivamente.

De la Puente señaló que otra actividad relevante será el Segundo Salón del Libro, el 29 y 30 de abril en el local del ICPNA de Miraflores, donde se expondrá los libros editados por la USMP y se reconocerá los libros nominados y premiados en el reciente Gourmand World Cookbook de Paris, el prestigioso concurso de libros de gastronomía del mundo.

Dijo que este año, innovando la participación de los estamentos universitarios, la Facultad de Ciencias Administrativas tendrá a su cargo la presentación de la muestra Visión Retrospectiva de las Artes Plásticas (22-23 de abril), en tanto que la Facultad de Ingeniería y Arquitectura hará lo propio con la exposición fotográfica Desarrollo Urbano de la Ciudad de Lima (19-23 abril).

Otras actividades a cargo de los talleres de alumnos y profesores serán el Recital de Poesía Yo Vallejo, jornada de lectura, presentaciones de grupos de danzas y de la Tuna Universitaria, y la conferencia sobre Protección Global del Clima: del Protocolo de Kyoto a Copenhague, en la Facultad de Derecho.

Además, la Facultad de Ingeniería y Arquitectura realizará un ciclo de películas adaptadas de obras de reconocidos escritores peruanos como La Fiesta del Chivo (9 de abril), Mariposa Negra (16 de abril), Pudor (23 de abril) y Los Cachorros (30 de abril).

Dijo, finalmente, que en el marco de las Mes de la Letras, las Facultades de Ciencias Contables, Obstetricia y Enfermería y Derecho, han programado conferencias de temas de interés y actualidad.

El Fondo Editorial de la Universidad de San Martín de Porres, se ha convertido en la editora más prolífica de nuestro país y desde 1990 ha editado más de 650 libros. En el último año, el Fondo Editorial USMP ha editado 54 publicaciones, entre libros y revistas, y 17 de ellos han sido premiados en diferentes certámenes internacionales.

Lima, abril del 2010


Más información:
Oficina de Relaciones Públicas – 3620064 Anexo 3132
Fondo Editorial – 3620064 – Anexo 3143
(Mercedes Cabello de Carbonera homenajeada.)

Injusticia

¿Qué pasó con Óscar Malca?

Hoy temprano escuché atónito en RPP que el escritor y periodista Óscar Malca había sido echado de la revista Somos de El Comercio por el estúpido “delito” de haber publicado en Circo Beat una foto de Fernando Ampuero. Hasta dónde puede llegar el odio y el afán de censura de los que hoy maldirigen el que aún es –salvo que se sigan cometiendo más torpezas- el diario más importante del país.

Este suceso, idiota y enrarecido, se suma a una retahíla de injusticias que se vienen cometiendo en el Decano y sus diarios desde que renunciaron al muy claro y perspicaz periodista político Augusto Álvarez Rodrich, y al mismo Ampuero y Pablo O’Brien.

Les dejo abajo algunos detalles del lamentable suceso en la pluma siempre incisiva de Beto Ortiz (vean su blog)


"¿Por qué me despiden?" -preguntaba un atónito Malca, la tarde del viernes 9.
"Tú sabes por qué" -le habría respondido, ofuscado, el ilustrísimo don Francisco Miró Quesada, luego de lo cual lo envió a los siempre escalofriantes aposentos del Supremo Asesor Hugo Guerra quien, al parecer, le habría revelado, primero, la razón oficial de su abusiva expulsión para, sólo minutos después confesarle el verdadero motivo.

¿La razón oficial? Al informar sobre el escándalo de los abusos sexuales comnetidos por curas católicos, "Somos" había incurrido en falta contra la línea editorial (¿les suena?) y los principios rectores del prístino heraldo de la independencia y la veracidad.

¿La razón verdadera? En la edición de "Somos" de la semana pasada, más exactamente en la muy glamorosa y codiciada sección "Circo beat" Malca había osado incluir una foto de periodista Fernando Ampuero quien es, por lo demás, uno de los más antiguos inquilinos de las páginas del jet-set limeño.

¿Y dónde está el gravísimo pecado?

Bueno, como bien recordarán, antes de que accediera al cargo el siempre sorprendente Miguel Ramírez-, Fernando Ampuero fue el Jefe de la Unidad de Investigación del decano y dirigió la pesquisa del cada vez más entrampado caso de los petro audios.

Como suele ocurrir en nuestro querido Perú, tamaño logro periodístico no le deparó a Fernando una medalla al coraje sino que, más bien, le costó la cabeza.

Y no sólo a él sino también al director fundador de Perú.21, Augusto Alvarez Rodrich y a Pablo O´Brien, entre otros.

Como puede verse, Ampuero era poco menos que el Anticristo para los actuales mandamases y encabezaba, pues, la temida lista negra de los innombrables muertos civiles de "El Comercio", lista ésta que a tantos peruanos nos enaltece -y también nos divierte- integrar.

Pero, ¿se imaginan ustedes razón más increíblemente idiota para defenestrar a un editor con doce años en el cargo?

¿Se imaginan? ¿Qué clase de paranoia ridícula -o de apolillado aserrín- tiene que haber dentro de esas cabezas de fardo funerario de Paracas?

¿En qué parte del mundo se despide a un periodista por un foto de sociales?

Only in Perú. Una inocua instantánea de Ampuero riéndose a carcajadas al lado de su guapa novia Soledad Cunliffe ha sido "infracción" suficiente para expectorar de un solo puntapié en el tafanario al celebrado autor de "Ciudad de M", el ya legendario Sigfrido Letal.

Pero, ¿qué se habrán creído estos momios inquisidores? ¿Los aristocráticos viejecitos del Monopoly? ¿Los patrones abusivos de la chacra?

Nosotros nuevamente protestamos.

Mientras todos los demás se sigan haciendo los cojinovas, seguiremos protestando.

¡Abajo los decrépìtos centinelas de la mentira!

¡Abajo!

¡Abajo Los Abuelos de la Nada!

¡Abajo, siempre abajo!

9.4.10

Poesía


Mario Pera y su ego maldito

Luego de haber leído dos veces el primer libro de Mario Pera, Preparaciones anatómicas (2009), me queda una pregunta aparentemente sencilla: ¿debo exponer las cosas (varias) que me gustan del volumen, o debo profundizar en aquello que me genera preguntas sobre este? Me decido por lo segundo, con la esperanza de que sea más útil para el poeta.

No hablaré de cierto exceso retórico que corroe parte del poemario. Tampoco del lugar de enunciación, tan vago como -¿quién sabe?- posiblemente fértil. No hablaré tampoco de las derrotas de la palabra, pues estas son compañeras fieles y pertinaces de los poetas. Tal vez sea necesario hablar, más bien, de arracimados de adjetivos evitables (“bajo la lánguida luz cómplice/ de una inmisericorde lámpara”) y, sobre todo, de la inclusión, felizmente esporádica, de simplezas del tipo “el hambre y la sed no se marchan con una alabanza”.

Sobre todo, inquieta la autofijación del yo poético como “maldito” y oscuro, bajo la gran sombra de Trakl, primero, y luego, desde más lejos –esa lejanía asegurada por su crudeza antirretórica-, de Gottfried Benn. Aunque sorprende (y luego ahoga un poco) el énfasis en cultismos y fraseos en idiomas extranjeros, donde el latín predomina, y solo predomina, y el francés devela asociaciones lautreamontianas y bodelerianas. El tema histórico, más bien, amengua el ego malditista, y gana el texto fluidez y solidez con ello.

“Una luz, pequeño y magro resplandor,/ que limita el silencio de una manera casi exacta,/ que restringe por completo/ la existencia de la sombra”. ¿Es tan difícil mantener este nivel? No para Pera, pero (la distonía sonora es voluntaria) la voz se empecina en ir más allá de su acá, en forzar un límite que apenas vislumbra tras un cortinaje decimonónico de gastadas majestades que incluyen tópicos como la imprecación, la letanía, el diálogo con (contra) la divinidad -que viene en realidad, como el poeta lo sugiere en un momento, desde Job.

Pera no está libre de leves obviedades (“Es invierno/ y la muerte se sufre y llora con más congoja/ en esta época del año”); mas su desparpajo saludable y culto lo cura (locura) de sometimientos y estándares “modernos” y trivializantes. Es un llamado –también en el sentido de “envuelto en llamas”- Pera; solo que con este primero libro atina a un grito, grave y “entendido”, solamente. Para el siguiente llamado estará -esto es muy seguro- mejor armado y librado para entonar... Tal vez ahondar en el viejo Trakl le haga bien; tal vez no desentenderse del “fácil” Withman lo complemente...

En cualquier caso, Preparaciones anatómicas es un libro que no deja indiferente, y se puede leer con provecho aun cuando -como sucede mucho en Lima- no se pueda ver el verdadero crepúsculo.

(Portada.)

6.4.10

Inédito mellado


Sobre "Surf" y Ribeyro

La “edición definitiva” de La palabra del mudo, de Julio Ramón Ribeyro, editada en dos espléndidos volúmenes por editorial Seix Barral, trae un cuento hasta ahora inédito: “Surf”. En este se cuenta la historia de un escritor que no encuentra el mood para escribir, y, luego de pasar por varias opciones para incentivarse –la bohemia, la introspección intimista-, encuentra en el surf un sucedáneo de la escritura que, finalmente, lo llevara a la “eternidad”, si no a la de las letras, al menos a la eternidad a secas.

No es un cuento perfecto. Tampoco es un cuento donde la escritura de Ribeyro se luzca como en otros mucho más famosos. Pero es un relato que expresa un estado de ánimo muy ribeyriano, a pesar del abuso de ciertas palabrejas poco afortunadas.

En la revista COSAS que saldrá este jueves a la venta, le hacemos una entrevista a Julio Ribeyro, hijo del escritor y director de fotografía cinematográfica, donde no solo revela secretos del autor de La tentación del fracaso, sino que habla precisamente sobre este cuento, “Surf”.

Como cosa final y accesoria, debo señalar mi extrañeza por lo desprolijo del cuidado de edición, a cargo de Jorge Coaguila, de este cuento (no he leído los demás aún). En la pp 18 hay un indeseable “precoses” en lugar de “precoces”, y en la pp 19 hay una punto seguido –debería ir una coma- que estropea todo el fraseo (y el sentido) de lo que el escritor quiere decir: “ellos intentaban como él. Pero por otros medios, realizar un acto estelar.” Más cuidado con un grande, por favor.


(Portada)

Poesía


Boris Espezúa

Como se sabe, el poeta puneño acaba de ganar el Premio Copé de Poesía por su poemario Gamaliel y el oráculo del agua. En el blog Ángeles de papel encuentro unos poenas de Boris, pertenecientes a uno de sus poemarios anteriores.



CONTENIMIENTOS

entre un silencio y otro hay un fracaso
abierto en el transcurso
entre el olvido y la memoria estancos
de intenciones vanas
cada día que pasa es una hora de cobardía
cada sueño fallido un árbol que se deshoja
tus ojos son cruces que brillan sobre el agua
recorrida
en trampas y riesgos donde fuiste, aquél
por el cual
elevas incesante
tu globo de esfuerzo

DANZARIO


Edad ciega
baila dentro
tras esta última danza de cuchillos
que trastoca crepúsculos y amaneceres
siglos de inútiles dominios
segundos engendrando esperanzas
Salta hombre
de infinitos yerros y de un solo acierto:
La desventura
salta llamando la muerte
despidiendo la vida
que te ha sido un tambor
duro y de redoble
de asombros peludos
de sonoras verdades
danza sobre tu danza mágica y terrígena
que de divino y de trampa se desatan.

DESCONCIERTO

Ahora te pierdes sabiendo que debes encontrarte
entre el espiral de la violencia
que te impide asumir tu desconcierto
fuera de toda pirueta
llevas tu terco retrete agujereado en la sombra
fuera del gozo marginal
está el muro donde rebota tu cuerpo inmundo
estás atado al tiempo
la marea se levanta
tus ejes te precisan
ahora debes pasar el cerco de ti mismo
y perder verdaderamente
o hallarte de nuevo
sobre el gran desconcierto.

Nuevas responsabilidades dentro de mi trabajo en la revista COSAS me han impedido postear con la regularidad a la que los tenía acostumbrados. Debo comunicarles que los posts en este blog serán algo más esporádicos, pero que como contrapeso serán más interesantes y analíticos, si esto es posible. Invito, además, a quienes quieran promocionar sus eventos, presentaciones de libros, programaciones, recitales, tertulias e, incluso, intercambio público de flores, a que envíen información a vicoral@gmail.com. Muchas gracias por la comprensión.

Indigenismo hoy


1.4.10

Novedad de Biblioteca Altazor


El nieto de Vallejo y su novela...

“Inmerso en la turbulencia de la vida parisina, miembro de un taller de “reparaciones” literarias convertido por la calumnia y la difamación en una célula terrorista, el nieto del poeta César Vallejo (pero ¿quién es ese nieto?) recrea, al mismo tiempo, la vida de su abuelo en los turbulentos años veinte del Perú y la de un grupo de latinoamericanos en París en los años que siguieron a la caída del Muro de Berlín.”

Jorge Nájar nació en Pucallpa en 1946. Transcurrió su infancia y adolescencia en diferentes ciudades de la Amazonía. En 1963 se trasladó a Lima donde cursó estudios en la Universidad Federico Villarreal y conoció a los jóvenes poetas que integrarían el movimiento Hora Zero. En 1973 publica su primer poemario: Malas maneras. En 1976 se establece en París donde ejerce la enseñanza y reside hasta la fecha. Su libro Finibus terrae (1984), fue ganador de la Segunda Bienal de la Poesía Peruana, Premio Copé. En 1994 obtuvo la Beca de Ayuda a la Creación del Centro Nacional de Letras de Francia. Toda su poesía escrita hasta 1999 fue reunida en el volumen Formas del delirio. El año 2001 ganó el Premio Juan Rulfo de Poesía convocado por Radio Francia Internacional. Su más reciente libro de poemas, Allí brota la luz, apareció en Bogotá el 2007. Ha seleccionado y traducido una antología de Poesía Contemporánea de Expresión Francesa y el poemario de Paul Claudel Conocimiento del Este, ambos publicados por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Su obra narrativa comprende El árbol de Sodoma y Penúltima Odisea.


(Portada.)
Se produjo un error en este gadget.