31.8.10

Distopía dibeneditana


Se puede pensar que en el universo distópico que Di Benedetto ha alucinado con este relato largo, el tiempo ha sido conquistado, o “recobrado”, a juzgar por el título: “En busca de la mirada perdida”, mirada que en un mundo donde los cuerpos de los muertos “son volatilizados, sin intervención familiar, y los deudos reciben únicamente “la notificación del deceso”, es muy rara. Un mundo, además, donde la mayor parte de la gente vive en una Ciudad-Estado del Aire, por encima del devastado planeta Tierra, reducido a labores y prácticas anticuadas, pobres y sin futuro.

El mismo narrador nos sugiere que “estamos viviendo aproximadamente en la época de Ray Bradbury (de Farenheit 451), pero sin bomberos que actúen como “inquisidores del pensamiento". En este contexto, el ex escritor que funge de narrador recibe la oferta de reemplazar a Albatros, un escritor que acaba de morir, en la producción anual de novelas, en específico de una que imaginara cómo sería el mundo en el año 2900. Forjado en las ciencias de la agricultura, aunque con algún fogueo en las letras, el protagonista sopesa su decisión, consulta con su familia, y finalmente decide comunicar su “insuficiencia para componer el libro”.

Pero algo malo sucede: Aldo, su hijo, enferma de manera tan radical que el narrador dice: “empezamos a perderlo”. Aislados de su propio hijo por reglas ultrarrigurosas de prevención de los seres sanos, el narrador se ve obligado a demandar una “autorización para emigrar yo y los míos”, no a otro planeta sino a la vieja Tierra, algo considerado como una involución, como una decisión estrambótica y tal vez repudiable. Al dejar su ciudad volátil, Gamine, al narrador -vista desde lejos- su ciudad le parece “semejante a una bandeja de piedras preciosas sin apoyo en el espacio”.

Afincados en el campo, o lo que era el campo, los esposos hallan un espacio íntimo, y unas reglas más humanas para la muerte de su hijo. Lo enterraron en un cementerio encima de una loma, un lugar adonde le pueden llevar flores y, la madre, canturrearle y hablarle de vez en cuando. Un sitio de recuerdo y comunión que jamás hubieran tenido en la ciudad volátil.

Por las noches, el padre se asoma por encima del brocal y ve en el fondo del pozo “un ojo de luz penetrante que mira y se mueve”. Probablemente sea el reflejo de un astro o de una ciudad; pero el padre piensa que esa mirada lo llama y lo llama “para que lo siga”, y él le responde con una voz firme que refleja una férrea decisión: “Sí, hijo. Ahí voy contigo.”.

Este relato sobriamente humanista, de anticipación, forma parte de Cuentos del exilio (1983), incluido en los Cuentos completos de Antonio Di Benedetto. Una apuesta por la muerte digna, real, la que rehumaniza a seres que han perdido su relación con ella y con lo que tiene de dadora de sentimientos y sentido. Un suceso crucial en la vida de los hombres trivializado por el progreso.

(Antonio di Benedetto.)

30.8.10

Neobarroco


Cuerpos, cuerpos, todos son cuerpos. Cuerpos enmarañados en el éxtasis erótico de la humareda jabonosa, a la manera de enredaderas furiosamente incrustadas en el infierno vegetal de la selva húmeda, en el humo del humus apisonado por el apodrecerse perfumado de las hojas, extendiendo una alfombra de peluche por donde desliza en silencio de sus patas la onza manchada de herrumbre, de su vientre viscoso la sierpe bicolor. Cuerpos otras veces marinos, náufragos en la inmensidad envolvente de la ola, resecados en la playa desnuda donde se atisba apenas el sesgar del albatros, devenido rapaz, que vendrá a desgarrar, pico en aguja, los harapos todavía empapados. Cuerpos abandonados cruentamente en la ruidosa soledad de las oficinas, en los macizos archivos de hierro forjado, en la música metálica de las máquinas dicharacheras, a la sombra amenazante de la multitud (...) que orina furiosamente contra el paisaje. Y luego, al salir en pos del emparedado vespertino, el chillido de las gomas de las máquinas de fuego que en un desliz revientan las vísceras de la víctima. ¡Oh desdichados cuerpos! Siempre pudriéndose, siempre derrumbándonse, siembra constante de frágiles proyectos de piltrafa.



---Tomado del ensayo "El paisaje de los cuerpos", incluido en el volumen "Papeles insumisos" (Santiago Arcos Editor), textos, ensayos, poemas y notas de y sobre Néstor Perlongher.

(El poeta ensayista y activista argentino.)

28.8.10

Poesía en Chiclayo


El poeta Juan José Soto Bacigalupo me avisa, vía correo electrónico, de la realización de este ciclo de poesía en la ciudad norteña.

25.8.10

Plexo e imagen


Estoy leyendo paralelamente un poemario y una revista dedicada a la fotografía. El primero es Plexo solar (Aquelarre, 2010), reciente libro del poeta arequipeño Oswaldo Chanove, autor de El héroe y su relación con la heroína y figura destacada de la llamada generación de los ochenta. Aunque discrepo con el uso intenso que hace de los paréntesis –aun cuando entiendo que es parte de la propuesta del libro-, hay muchos versos que me tocan:

Lo característico (de lo humano) es la fundación
De su (intrínseca) singularidad
La poesía es la consagración
(De la individualidad)
Al descubrir el accidente del ser
El sujeto emite un (agudo) cántico
Implanta un (inédito) universo

cdi es la revista del Centro de la Imagen, que en su edición de julio de este año trae fotos de Gihan Tubbeh, Gladyz Alvarado, Ralph Bauer y las sorprendentes fotos de Camila Rodrigo. También hay textos teóricos de Mario Montalbetti, Carlos García Montero (sobre Reynaldo Luza) y un ensayo a dos manos de Jorge Villacorta y Andrés Garay sobre la relación entre astronomía y fotografía –mediante instrumentos de medición- en la Arequipa de fines del diecinueve y principios del siglo pasado.

(Chanove.)

Ildefonso sobre Zapata


En la estupenda página de literatura latinoamericana, Letras S5, aparece una nota de Miguel Ildefonso sobre Ensayo sobre la rosa, la antología de poesía que publicó este año Miguel Ángel Zapata.


Miguel Ángel Zapata (Piura, 1955) ha publicado una antología personal de su producción poética, el resultado de 25 años de ejercicio con la palabra, Ensayo sobre la rosa. Poesía selecta: 1983-2008 (USMP). Vemos poemas de sus libros: Un pino me habla de la lluvia (Lima, 2007), Escribir bajo el polvo (Lima, 2000), Lumbre de la letra (Lima, 1997), Poemas para violín y orquesta (México, 1991) e Imágenes los juegos (Lima, 1987); además de un sesudo prólogo de Miguel Gomes y un epílogo de Óscar Hahn. Para quienes hemos seguido las publicaciones de sus libros, o escrito sobre ellos (Léase, por ejemplo: http://descontexto.blogspot.com/), es grato ver, en una excelente edición, la evolución que ha tenido el poeta radicado desde hace décadas en los Estados Unidos. La decantación de su lenguaje, la agudeza de su mirada a un mundo “inarmónico”, la construcción de referentes personales, lo sitúan, por nombrar sólo al habla inglesa, en la tradición de William Carlos Williams, Wallace Stevens, Theodore Roethke y Charles Simic. Pero más allá de las tradiciones conocidas, Miguel Ángel ha ido pincelando el paisaje, fabricando la casa, componiendo la música, perfilando a los seres, que constituyen aquel espacio leve, ubicuo y propio que es su poesía, en donde habitan cuervos, caninos, pinos, Vallejo, Mozart, la memoria familiar, la crónica urbana, ciudades con muchachas bellas, y todo bajo la lumbre que siempre ilumina su palabra. Lumbre no de neón, no de lámpara marmórea, sino la luz natural del sol y la luna, esa que hace que la poesía no se aleje de la vida y de su propia voz humana. (Sigue leyendo)
(Miguel en plena lectura de poesía.)

http://letras.s5.com/md240810.html

Alonso Ruiz Rosas en Somos


Bajo el título de "Formas Clásicas", el poeta Enrique Sánchez Hernani le hace una nota, en SOMOS, al nuevo libro del ex Macho Cabrío, arequipeño de pura cepa, Alonso Ruiz Rosas. El libro se titula Estudio sobre la belleza y ha sido publicado en la Ciudad Blanca este año.

Luego de repasar la trayectoria personal y poética de Alonso, ESH afirma que

"el libro es un trabajo de dos años, escrito en París, donde lleva ya cinco años como agregado cultural. "esto fue un desafío -señala ARR- porque no puedes salirte de la rima. Es como una embriaguez sonora".

El volumen está compuesto por un solo extenso poema compuesto de cien tercetos rimados en verso endecasílabo con una introducción y una cuarteta final, todo rimado. Vaya esto mientras espero que me llegue la novedad de Alonso Ruiz Rosas.

(Alonso Ruiz Rosas, a la izquierda, junto a su hermana Ximena y su primo.)

21.8.10

BABELIA: CUETO SOBRE RIBEYRO


La edición de hoy del suplemento cultural de El País, trae una nota del autor de La hora azul sobre los cuentos completos de Julio Ramón Ribeyro, publicados por Seix Barral. La nota:


En el pasaje final del relato Silvio en el Rosedal, el protagonista, que acaba de perder a la joven y agraciada Roxana, se queda a la intemperie, "en una noche espléndida". Solo, derrotado, sin haber podido descifrar los enigmas del Rosedal, ajeno al estruendo de una fiesta en las inmediaciones, se aferra a su violín y empieza a tocar. Solo en ese instante final, cuando nadie puede escucharlo, tiene la certeza de que nunca había tocado mejor.

Esta imagen de un hombre aislado, dedicado a su propia música, que encuentra su momento de esplendor creativo en la soledad, es esencial a toda la obra y la vida de Ribeyro (Lima, 1929-1994). Siempre he pensado que en ese pasaje Ribeyro formuló su imagen de escritor, la del que escribe exonerado de los requerimientos del público, que alguna vez había pensado en halagar. Librado a sí mismo, con los tesoros de la soledad y el silencio, en un mundo sin códigos ni explicaciones, Silvio puede hacer una música verdadera, su música.

El destino de Ribeyro fue con frecuencia el mismo, el de un autor secreto que huyó de todos los ruidos de la fama para encontrar el sonido secreto que nutrió sus frases sencillas y precisas. Contra lo que pudiera pensarse, nunca fue precisamente un escritor escéptico que desconfiara de las posibilidades del idioma. Aunque no fue exactamente un autor prolífico, tiene una obra considerable hecha de ensayos, novelas, relatos y prosas reflexivas, además de diarios de escritor y una nutrida correspondencia, especialmente con su hermano Juan Antonio. Pero no hay duda de que los géneros de las prosas, en forma de meditaciones personales (reunidos en ese gran libro que se llama Prosas apátridas), así como los diarios y relatos se adecuaban mejor a su actitud reflexiva y desencantada y a la de sus personajes, que no estaban hechos para desafiar o transformar el mundo, sino para sufrirlo. El drama del deseo y la frustración es uno de los grandes temas que sus protagonistas -ansiosos, lacónicos, soñadores-, viven frente a la realidad mediocre y banal que los acorrala.

Este libro, La palabra del mudo, que reúne todos los cuentos de Ribeyro es un gran acontecimiento para los seguidores del autor peruano. Como puede verse en ellos, Ribeyro tomaba el partido de los que llamaba "mudos", es decir, personajes anónimos y discretos, héroes sentimentales de aventuras trucadas por su propia timidez o pudor. Seguidor de Maupassant, a quien tradujo y de quien hablaba siempre con admiración, Ribeyro crea personajes sencillos, comunes e incluso banales, que viven en los márgenes del mundo. Al hacerlo, fabrica desde esas vidas sencillas, hechas de una o dos anécdotas, un nuevo mundo complejo, matizado por la relatividad de la ironía. Sus personajes nos conmueven por los sueños que apenas rescatan de su "pequeña vida". La anónima y generosa proeza del cobrador de Dirección equivocada, por ejemplo, nos acompaña para siempre, y una joya narrativa como Ridder y el pisapapeles (uno de sus pocos cuentos fantásticos), nos puede sorprender todas las veces que volvamos a releer su final tan lógico como inesperado.

Lo que Ribeyro insinúa en estos cuentos es que los seres humanos no estamos definidos por nuestros logros sino por nuestras carencias, es decir, por esa gran acumulación de ambiciones y sueños no realizados de la que estamos hechos. Espumante en el sótano cuenta la historia de una progresiva, minuciosa humillación en la fiesta de un burócrata. Una aventura nocturna ironiza las ilusiones de un romance inesperado. Sólo para fumadores es la autobiografía espiritual de un tipo que mira el mundo desde su cuerpo y a su cuerpo desde el cigarrillo al que está adosado. Algunos de los cuentos más logrados de esta perspectiva irónica y dramática son sin duda Tristes querellas en la vieja quinta, Alienación y ese relato policial metaliterario que ocurre en una mesa de comensales, La solución. Aunque es un escritor realista en el sentido más clásico de la palabra, sus personajes buscan siempre evadir toda forma de realidad. Uno de los cuentos inéditos de este volumen, Surf (el último que escribió en su vida), narra la historia de un escritor que trabaja frente al mar lleno de corredores de olas, tratando de fusionarse con esos seres marinos que navegan frente a él.

Sus relatos proyectan una luz blanca, opaca y sin embargo dramática sobre los escenarios limeños (su mar, su neblina, sus árboles húmedos). Esa misma luz iluminó su vida. Una serie de anécdotas ha perfilado su leyenda de escritor tímido y receloso por vocación. Su huida de una cita con un famoso editor italiano que quería traducir sus libros es parte central de esa leyenda. En una ocasión, descubrió que una prestigiosa editorial francesa había puesto la foto de un escritor angoleño apellidado Ribeiro, de raza negra, en uno de sus libros, y desistió de protestar ante el temor de ser catalogado como racista. Son cosas que sus personajes también habrían hecho, aunque sería más acertado decir, habrían dejado de hacer. Vivían en la soledad y era allí donde mejor sonaba su violín.

(J.R. Ribeyro.)

20.8.10

NUEVO LIBRO DE CHURATA


Una nota de Andina me avisa sobre el hallazgo y publicación de Resurrección de los muertos, un libro perdido y hasta ahora inédito del inagotable Gamaliel Churata. Se trata de unos diálogos filosóficos donde el escritor puneño ensaya deconstruir el pensamiento occidental para proponer una forma de pensar alternativa (al menos es lo que parece sugerir el investigador Riccardo Badini en reciente entrevista). Los datos son de Sol Negro:

Viernes 20 de agosto:
Presentación del libro Resurrección de los muertos de Gamaliel Churata

El viernes 20 de agosto a las 6:00 p.m. en el Salón de Grados de la Casona de San Marcos (Parque Universitario, Centro de Lima) se presentará el libro Resurrección de los muertos de Gamaliel Churata. Los presentadores serán Ricardo González Vigil, Miguel Ángel Huamán, José Luis Ayala, Iván Rodríguez Chávez, el actor de teatro Amiel Cayo y el curador y editor del libro Riccardo Badini.

El libro consta de 860 páginas y tiene forma de diálogo. La obra Resurrección de los muertos se mantenía inédita desde la muerte del autor en 1969 y fue encontrada en New York en el archivo de los hijos de Gamaliel Churata por el investigador italiano Riccardo Badini.

(Portada.)

18.8.10

FALLECE POETA LIVIO GÓMEZ

Ancashino de nacimiento pero tacneño de corazón, el poeta Livio Gómez dejo de existir hoy, según informan diversas fuentes periodísticas. La a veces útil Wikipedia dice del vate:


“Livio Gómez Flores, (Ancash, Perú, 1933 - Tacna, Perú, 2010) fue un reconocido poeta peruano y catedrático. Fue profesor emérito de la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann de Tacna, desempeñándose como Secretario General en tres periodos rectorales. También fue distinguido con la Medalla de la Ciudad (1991) y con la Medalla de la Cultura (1996) de Tacna. Académico Correspondiente de la Academia Peruana de la Lengua desde 2007. Ganador de varios concursos poéticos a nivel nacional. Con artículos, notas y poemas colaboró en algunas revistas y suplementos y en diarios de Lima (Letras Peruanas, El Dominical, El Comercio), de Tacna (Jaimito, Correo) y del extranjero (Cuaderno Literario Azor, Barcelona; Rimbaud Revue, Planet-Francia; Vida Universitaria, México). Falleció en Tacna en 2010.”

El siguiente poema parece definir al poeta y a su vida...


ANIQUILAMIENTO

Hizo trizas a la eternidad
y se quedó con el polvo
del instante,
y no le importó
ser nada en la nada
en el viajero morir
de la inmensidad.



(Poeta Livio Gómez.)

Una posleyenda: haruhiko & ginebra


Hace poco más de un año José Donayre nos sorprendió otra vez, con un texto cuya poesía dejaba entrever una ardua y lúdica reelaboración de la leyenda de Ginebra (en el protocéltico significa “Sombra blanca”), esposa del rey Arturo. Esta vez ella es una chica que atiende en un bar de nombre simbólico, “La Salamandra”, y que tiene todos los problemas existenciales de las mujeres nacidas antes de 1970. Ginebra es ambiciosa y sensible. Bella.

Haruhiko es un guardián en una ensambladora que se comporta como un caballero, no exento de romanticismo y una pasión que roza lo religioso. Ellos se conocen y se enamoran (o más bien es Haruhiko quien lleva sobre sus hombros toda la pasión de la pareja, hasta el punto de alucinar que Ginebra puede ser su diosa personal, la razón de su cortés existencia).

Será bueno recordar aquí la leyenda de Ginebra. El ciclo artúrico tiene a Ginebra como el prototipo de la infiel. Le puso astas al héroe nada menos que con su amigo Lancelot, uno de los caballeros de la Mesa Redonda. Esto, de alguna manera, simboliza la caída del reino de Camelot, su perversión.

Pero el amor de Ginebra y Lancelot no solo vence la condena social (real) sino que perdura hasta la muerte de ambos. El final de los amantes tiene demasiadas variantes como para reseñarlas aquí. Lo importante es que el amor de Lancelot (Haruhiko) por Ginebra cae dentro del llamado “amor cortés”, donde se consideraba a la amada como un objeto de culto, de veneración, que no se podía mancillar con el trato carnal –esto por lo menos en los libros.

La valoración de Ginebra como mujer fue pasando a través de las numerosas novelas del ciclo artúrico desde una mujer interesada, frívola y lujuriosa, hasta una mujer enamorada y romántica. La Ginebra de Donayre se enmarca dentro del plano cortés decididamente (“Haruhiko se comporta como todo un caballero”, así comienza la petit nouvelle):

Haruhiko ama la naturaleza y no tienes ojos para ver lo trascendente (la divinidad); “sin embargo, Ginebra puede ser su religión: encarnar sus creencias metafísicas, sus sentimientos de veneración y temor, sus soluciones éticas para defenderse de los instintivos reparos morales, sus prácticas rituales para sentirse útil ante lo intangible, sus secretos artificios, sus oraciones, sus cultos”.

Plagado de símbolos que lanzan fogonazos a la lectura atenta, “Haruhiko & Ginebra” es una novela de amor escrita con notable prosa poética y que plantea un paralelismo temporal (Edad Media, época contemporánea) y una continuidad ideológica (el amor siempre vence: el & tiene la capacidad de unir contrarios); aunque lo más probable es que esta sea solo una lectura de muchas posibles, como pasa a menudo con la buena literatura.

(Portada.)

17.8.10

Raquel Jodorowsky vuelve


Encuentro en mi bandeja de entrada un correo donde la hermana del famoso artistas y cineasta chileno Alejandro Jodorwsky, quien vive en Lima, anuncia la presentación de un nuevo poemario:

"Queridos amigos,
Este jueves 19 se presenta el libro de Raquel Jodorowsky TERRITORIO POR EXPLORAR.
En el Olivar de San Isidro (Biblioteca Municipal) a las 7 pm.
Ojalá puedan asistir.
Un abrazo, S*"

16.8.10

POEMAS DE ADONIS


La edición de agosto de Letras Libres está dedicada a compilar lo mejor de cuentos y poemas publicados en la legendaria revista Vuelta, fundada por Octavio Paz. Les Reproduzco este poema del sirio candidato al Nobel, Adonis.



Polen
por Adonis



Antes de que despierte el sol de hoy
la violeta de nuestra casa
partió con su valija
y tomó luego el tren del aire.


Mi vida, aquí y ahora,
escala de peldaños que reposan
sobre la masa de la muerte.


El sueño abre su puerta a los amantes,
que le prometen ir
y nunca llegan.


La luz, que tiene rostro,
no tiene entrañas.
Lo oscuro tiene entrañas
pero no rostro.


En el amor, su primera morada,
el tiempo se pasea con un cuerpo de rosa,
con un cuerpo de luz las rosas.
En el tiempo, su otra morada,
el polvo se pasea con pies de viento,
con pies de polvo el viento.


Su tiempo en ella es un espejo y sólo
lo habitan los perfiles de sus sueños.


¡Qué marítima en ella la pereza!
Baja de la calesa de las olas
y se entrega a la arena.


Abre tus brazos,
me gusta ver cómo entre ellos tiembla
mi memoria.


Los árboles disfrutan escuchando el espacio.
Así pega la oreja el árbol
contra el pecho del viento.


Esta luz que me alumbra sin cesar
es siempre niña.


Mujer, dondequiera que vaya,
corre la noche detrás de ella.


La historia se asienta en la cabeza de los hombres
y hace descender su verdad
por peldaños de sangre.


¿Qué le pasa a esa rosa?
Comenzó a marchitarse
apenas fue tomada por el sol.
¿Será la amante de la noche?


Llegó una mariposa a casa de la luz.
Tendida contra el fuego, entre sus dientes,
quiso aquello que la consume. ¡Cuántos
crímenes tuyos, luz, que no querrías!


Hacemos con la lengua la elegía de las cosas.
¿Con qué se hace la elegía de la lengua?


Recuerda que el otoño
no puede llegar hasta ti
antes de haber vivido las vacaciones del verano.


Yo retenía al sol por el tobillo
cuando salía de su noche:
fue el momento más bello de mi infancia.


Soñar no basta;
además, hace falta que sepas
cómo ofrecer a tus sueños un lecho.


En política, más te vale
decir: “la luna es una cesta
que mañana estará llena de pan y frutas”
y no “la libertad es una mujer que se divorcia”.


Me gusta el buen enemigo.
No me despierto del todo
más que en su cabeza.


¡Qué dulce es esta vela!
Para dar sus adioses a la noche
debe siempre enjugar sus lágrimas.


Nombro la nada y recompenso a la vida.
Así la poesía le habla al poder del tiempo.


Lo recuerdo: en mi infancia
nuestro pueblo tenía el color de la luna.
Al despertar,
se echaba una silla a las espaldas
para que el sol pudiera sentarse.


Cada noche la tristeza pone una lámpara
en la cabecera de la alegría
y descifra la historia del amor.


El aire, un caballero.
El polvo, el más vivaz de sus caballos.


No he abierto mi corazón
a la hospitalidad de la muerte.
Quizá sea que ignoro siempre la vida.


Todo lo que resta de lo que he conocido
se convierte para mí en tinta.
Podría entonces escribir mis escombros.


El polvo dejó pasos
sobre una cima a la que llamo: mi infancia.


El día, una semilla que se eleva
en el campo de la noche.


Dame, oh tiempo, la cabeza que perdiste
y te daré el cuerpo que buscas.


La naturaleza no envejece
salvo en una cosa: las palabras.


Toda una noche, el viento guardó sus manos
posadas en el árbol frente a casa,
como si el árbol fuera mi cuerpo, mis miembros.


El perfume se agota al salir de la yema.
¿Por eso huye sin retorno?


El tiempo olvida su lengua
cuando el cuerpo se pone a hablar.


En nuestro pueblo el aire es un poeta errante.
Ahí están las ventanas que lo escuchan.


Va y viene el árbol,
pero en su sombra.


¿Tú no hablarás, oh muerte?
Mira a tu hermana la vida:
ella tiembla también por tu silencio.


Cada día el sol deja cartas
en el borde de mi ventana.
Sólo la noche puede leerlas.


Le doy gracias al tiempo,
que me toma en sus brazos
y borra tras de sí el camino. ~

– Traducción de Aurelio Asiain
© Vuelta, 209, abril de 1994

14.8.10

Pandilla Interior



Publicado por Santo Oficio, Pandilla interior es el debut novelístico de Juan Carlos Méndez, joven dramaturgo y periodista de Caretas desde el 2001. Sobre la novela, que estoy empezando a leer, circula este texto:

"Charlemagne Tenó deambula por calles, callejuelas y callejones de una ciudad llamada La Horrible. Cuando no camina, escribe el guión de una película porno. El poco tiempo libre que le queda lo dedica a trabajar seriamente en la sección humorística de "horror al Vacío", revista de vicios y visiones.

Pero, ¿qué es lo que realmente busca? Billete. ¿Para qué? Para reconquistar el Charly Tenó, hotel dos estrellas que su familia perdió cuando su padre murió.

Un viaje a la convulsionada Jerrabómbera para realizar una entrevista lo encuentra en medio del fuego cruzado de una guerra civil, lo que no le impedirá vivir un romance, apretar el gatillo de una pistola que escupe pichi asesina y liderar una batalla de resonancias épicas.

Pero antes habrá que hacerse una pregunta: ¿cómo es posible vivir en un mundo donde reina la traición?

La respuesta hay que buscarla en las páginas interiores del libro. Almas sensibles, abstenerse".

Lo que acaba de leer es lo que figura en la contratapa de Pandilla Interior, novela de Juan Carlos Méndez.

Se trata de una historia de ficción basada en hechos reales ocurridos hace una década. Novela de fácil lectura, contiene una serie de expresiones y figuras que harán que el lector quiera llegar hasta la última página de una sola vez.

El autor (Lima, 1976) es periodista egresado de la Universidad Católica, con estudios de Literatura en la Universidad Mayor de San Marcos.

Como dramaturgo es autor de "Tiernísimo Animal/ La luz de la lluvia", estrenada en 1999.

En 2003 fue reestrenada bajo la dirección de Diego La Hoz.

En 2004, bajo la dirección de Miguel Rubio (Yuyachkani), se llevó a escena su pieza breve "Cicatriz al final de la espalda".

Desde 2001 trabaja en la revista Caretas.

Sin duda lo que más me ha sorprendido de lo leído hasta ahora, es la frescura e imaginación con que aborda la novela el autor, y el uso ágil de los diálogos. Pueden ver la entrevista que dio Juan Carlos a un blog de El Comercio.

(Portada.)

11.8.10

OTRA VEZ JUAN CARLOS


Es decir, otra vez el poeta. El que persevera, se apenumbra, calla, y de pronto nos ilumina con su voz, nos hace un raspón en la tela de la noche para que podamos ver lo que está más allá, enceguecidos también.

El poeta dialoga con sus poetas queridos: Li Bai, Rilke, Pessoa, Adán… Mas ese diálogo no es una elegía ni un homenaje, ni un monólogo previsible. Cada texto es una derivación lírica, un destellar en el costado del poema, una impregnación creadora.

Y como todo poeta, dialoga también con su infancia, con el mundo, con los elementos… con el río:

(Otra vez el río)

Eres el mismo río de mi infancia:
Oscuro a mediodía, luminoso en la noche

Te he escuchado llegar
He intentado hablarte
He perseguido tu voz
Y al nacer, he muerto


¿Cómo no reconocer en ese río no solo al manriqueano paradigma sino a cada río que ha copado alguna vez nuestra existencia, aquel que nos ha enseñado el devenir -fácil y misterioso a la vez- de la vida?

Sí, Juan Carlos, la belleza no es un lugar. Tampoco es la apariencia o la bondad. La belleza es ese maravilloso vicio de las formas (Moro dixit) que el poeta aduna en su ser para luego -con la ayuda del maravillante lenguaje (excusarme el neologismo)- inocularlo a quienes amamos la poesía. Los que, allende el tráfago de amiguismos y conveniencias, tendemos un puente desde la nada hacia la plenitud de la existencia.

Gracias, entonces, por el río, por la noche, por el alba, por la luz, por todas esas cosas del mundo que a menudo olvidamos por atender lucubraciones, racionalizaciones excesivas, arabescos a veces necesarios. Desde el otro extremo de la poesía, este poeta te extiende la mano y te saluda.

9.8.10

Raza de Abeles


Con frecuencia la poesía hecha por profesores me resulta –todo tiene excepciones- demasiado racional, muy sopesada y con poco espacio para la libertad creadora. El libro de Elías León, educador con especialidad en Lengua y Literatura, es una agradable excepción.

Básicamente lo que se propone León es dialogar con ciertos pasajes y personajes bíblicos, en especial los relacionados con Adán, Abel, Enoch y Josué, y algunos más, pero trasladando los sucesos a una Lima marginal y cuasi real maravillosa, con un aliento narrativo muy sostenido y bastante sentido del ritmo.

El resultado es un libro extraño (en el sentido de tener una propuesta poética muy a contracorriente de los poemas cotidianos, mundanos y poco ambiciosos que se suelen leer últimamente) en cuyas líneas se puede barruntar la impronta de grandes poetas como Saint-John Perse, Blake y tal vez algún Hinostroza (podría ser el de "Nudo Borromeo").

En resumen, Raza de Abeles es un debut poético más que auspicioso, maduro, de Elías León, quien previsiblemente prepara y anuncia su primera novela, Leonardo del Olivar. Con el estro narrativo que muestra en el poemario, no será raro que nos haga otra entrega sorprendente.

Intervención policial en el Averno



Aquellos que bien me conocen saben de mis diferencias ideológicas y estéticas con lo que hace la gente de El Averno, en Quilca. Pero saben también -como en el caso de la poeta Melissa Patiño hace unos años- que no me quedo callado frente a los atropellos recurrentes de las autoridades que pretenden acallar voces distintas o disidentes. Por eso rechazo enérgicamente el abuso que se ha hecho con este centro cultural. Les dejo el comunicado que encontré en internet y un video.


Esta vez miembros de la policía de asalto de manera ilegal, sin ningún fiscal que resguarde el debido procedimiento de la policía cuando interviene Y EN RESGUARDO DE LOS DERECHOS CIUDADANOS, VIOLARON EN ESTE CASO, un domicilio, nuestra casa cultural, ASALTARON EL CENTRO CULTURAL EL AVERNO.Con los vehículos de placas: XI4332, PL6619, PL7870, PL 6642. Al rededor de la media noche en momentos en que se realizaba un recital música de rock peruano por bandas musicales conocidas. Se les reclamaba airadamente de manera ecuánime, el procedimiento ilegal que estaban cometiendo. Golpeaban la puerta para ingresar, la cual rompían desenfrenadamente mas de 40 policías de asalto con autos del serenazgo con un camión del la municipalidad de Lima.

Cuando la Vice-Presidenta del local se acerca a la puerta y les dice que se va a abrir, para que dejen de romperla, a Leyla Valencia, la jalan hacia la calle y ahí le patean y le dan de garrotes con sus varas, para luego subirla al camión de la municipalidad metropolitana, como si fueran animales sin control ni razonamiento humano.

Luego procedieron a llevarse una de las obras famosas del artista Jorge Miyagui, que representa a la mujer policía, pero ellos lamentablemente, no tienen el menor atisbo de lo que es una obra de arte, por lo que se llevaron esta, para sustentar sus partes de intervención. Seguidamente intentaron por tres oportunidades sembrarnos sus quetes de droga , para tener el pretexto de la legitimidad en la intervención, como testigo nos llamaban al paso de sus "descubrimientos", pero les increpabamos que no somos testigos de esa estrategia de intervención ilegal, por carecer de la presencia de un Fiscal que garantice la veracidad de lo hechos y resguarde nuestros derechos constitucionales.


Esta es la intervención de la policía de asalto que con la infraestructura de la municipalidad de Lima agrede de forma gorilesca y dictatorial a un centro cultural, entonces ya nos hacemos a la idea de la democracia que representa el Sr. Castañeda quien pretender erigirse como presidente de los peruanos, ya sabemos como ejercerá su posible gestión gubernamental. Lo paradójico es que ni siquiera toca los lupanares que se encuentran en la calle de la A. Colmena pero a la cultura alternativa si hay que desaparecerla. Este accionar parece el ensayo de métodos represivos a realizarse, al margen de la ley.


Hacemos un llamado a todos los hombres y mujeres amantes del arte en cualquiera de sus expresiones a denunciar este abuso gorilesco en cualquier tribuna posible, ya sea de ámbito nacional e internacional a fin de parar esta agresión a la expresión y pensamiento diferente, por nuestros enfoques de representar la realidad en quaquiera de sus formas artísticas, por que no hay arte menor, el arte es nuestro sentimiento, nuestro enfoque de expresión y comunicacion con el medio social que nos rodea.


VIVA LA CULTURA

ABAJO LA IGNORANCIA

VIVA EL ROCK PERUANO

Por: Guillermo Orrego Pacheco.

6.8.10

WATANABE POR DE PAZ


El ombligo en el adobe

Muy interesante la nota del Caretas de hoy (N° 2141) , sobre el libro de Maribel de Paz El ombligo en el adobe (Mesa redonda, 2010), una “biografía conversada” del poeta liberteño tristemente desaparecido hace algunos años. En el fragmento reproducido en la revista, hallo esta pregunta incisiva (y su respuesta):

-¿Por qué es tan importante para ti que la gente entienda tus poemas?

-Porque creo que de eso se trata. Yo no quiero escribir para otros poetas, pero tampoco hago una poesía fácil. El lector tiene que poner algo, o sea, si una persona no ha vivido, no ha tenido contradicciones, problemas, conflictos, no va a poder entender el poema completamente. Solo el que alguna vez pensó hacer algo y no pudo, lo entenderá.

Sin duda hay que auscultar este trabajo engendrador de Maribel de Paz. Lo más importante publicado hasta el momento sobre uno de los más grandes poetas del siglo veinte.


El búfalo

Pon el oído en la tierra, escucha
la estampida de los búfalos
y dame la razón: ¡quién
más terrestre y cuadrúpedo/
que un búfalo!

La tierra resonante no trae la huida
de un conejo asustado.
Hay detalles que nunca/
entran en la cuenta
Del furor del mundo.

3.8.10

taller de poesía en acción

Dirigido a todas las personas que deseen desarrollar textos literarios y sus potenciales desplazamientos a otras disciplinas

Dirige: Eli Neira
http://videoselineira.blogspot.com
http://elizabethneira.blogspot.com
http://www.myspace.com/elizabethneira

Horario: SABADO 7, DOMINGO 8, LUNES 9 Y MARTES 10 DE AGOSTO
(SAB 7 DE 11 A 3 PM, DOM 8 DE 3 A 7 PM, LUN 9 DE 7 A 10 PM, MAR 10 DE 7 A 10 PM).

EL COSTO DEL TALLER ES DE 200 NUEVOS SOLES (70 DOLARES POR PERSONA)
Inscripciones e informes en: poesiaccion@gmail.com
o en: elgalpon.espacio@gmail.com


reseña: Elizabeth Neira es periodista, poeta y artista visual. Ha desarrollado un trabajo donde fusiona la literatura y la performance. Con esta propuesta ha participado en diferentes encuentros como el Festival Novíssima Verba el 2005, Lima y Cuzco, Perú; El Festival Iberoamericano de Poesía, Estoy Afuera, octubre 2005 México DF; El Festival Latinoamericano de Poesía, Salida al mar, mes de julio del 2004 y del 2005, Buenos Aires, Argentina, del cual fue también organizadora; En el Encuentro Internacional de Poetas Chile Poesía en marzo del 2007 y en noviembre del 2008, Santiago de Chile; El Festival Ibero Americano de Poesía Contemporánea, Proyecto Tordesilhas, octubre del 2007 Sao Paulo, Brasil. En diciembre del 2008 participa en el encuentro de poesía contemporánea “Riesgo País” en la ciudad de Valdivia (Chile) y en el Festival “Fronteras Imaginarias”, Temuco (Chile). Entre octubre del 2008 y del abril 2009 organiza y participa en el Encuentro Nacional de Poesía Descentralización, (varias cedes, Universidad Finis Terra, Universidad de Santiago, Universidad Católica de Chile, Universidad de Concepción, Balmaceda 1215 Concepción). Durante julio de 2009 participa en el 1 Encuentro de poesía Zona Sur, Homenaje a Jorge Teillier y en el 6 Festival Mundial de Poesía “Con la misma urgencia”, Homenaje a Juan Calzadillas, Caracas, Venezuela. En diciembre del 2009 participa del XVI Encuentro de Mujeres Poetas, Homenaje a Meira Delmar, Cereté Colombia y en el 13 Festival Internacional de Poesía en Cartagena de Indias, Colombia.


Como performancista ha participado en:

Mayo del 2006, en el Festival Internacional de Performance Performagia, México DF, junio del 2006, en el Proyecto Subcutánea, organizado por el Museo del Chopo, en la estación Pino Suárez del metro de la Ciudad de México. En mayo del 2007 realizó la performance Corte Colectivo, en el Centro Arte Alameda, Santiago de Chile. En mayo del 2007 exhibe video arte en el Festival de Video Loop Barcelona y en el Cadaqués Videoart Fest, (20 de julio 2007); En enero del 2008 organiza y participa del Homenaje de artistas chilenos a Patricia Troncoso, “Poéticas del Hambre”, colectivo de artes visuales Caja Negra, Santiago de Chile; Participa en el Festival de performance “Hacia un arte del encuentro 1 y 2 (2008 y 2009) en el Centro Cultural El Surco y en el Centro Cultural Cooperativa Chilavert (respectivamente), Buenos Aires, Argentina; En septiembre del 2008 realiza video performance en el Festival de arte y poesía Pinta Canes, en la Casa de la Cultura de La Pintana y en el Centro Cultural Palacio La Moneda, Santiago de Chile; Septiembre 2008 exhibe video en Extraviados or Under-recognized Contemporary Chilean Performance Art (Volume 1), Salvador Allende Arts Festival for Peace, Canadá. En octubre del 2008 participa de la muestra “Minas en Ruta”, (varias cedes, Valparaíso, Chile). En el mismo mes exhibe video en EJECT 2, Segundo Festival Internacional de video performance de Ciudad de México, Ex Teresa Arte Actual Museo. Entre abril y septiembre del 2008 realiza las performances “Nunca salí del horroroso Chile”, personal homenaje a Enrique Lihn en el Centro de Arte Experimental La Perrera, en Santiago de Chile; Octubre 2009, ZONADEARTENACCION, 5 º Festival de Arte Acción, IMPA, Buenos Aires, Argentina.

(Tomado de Sol negro.)

Presentación FIL 2010


Primera entrega de la novísima editorial Azul Editores.

1.8.10

El lugar de la poesía


Encuentro en mi correo un envío sobre un stand muy especial en la FIL 2010. Se trata del poeta y bibliófilo Carlos Carnero, quien ha traslado su Librería Inestable a la Feria. Allí podrán encontrar primeras ediciones y ediciones difíciles de encontrar de exclusivos libros de poesía peruana y latinoamericana. Vale la pena darse una vuelta.
Se produjo un error en este gadget.