27.3.11

Contra la lírica – Pablo Guevara


En una revista Lienzo encuentro una inquietante entrevista de Jaime Urco a mi profesor y gran poeta, el recordado Pablo Guevara. Algunos temas que toca Pablo son discutibles, pues entra en terrenos cambiantes como el de la lingüística, o decididamente fangosos, como el del psicoanálisis; pero el gran aporte de la entrevista me parece que se da cuando el autor de La colisión examina a su propia generación, la del 50:


Mi generación podía hablar de cualquier cosa menos de teoría poética. (…) En gran parte (esto se debió) a la timidez, a la ignorancia. En ese tiempo nadie sabía que el poema era una construcción, que se trabajaba, por ejemplo, con espacios (…) que podía por momentos devenir en un ensayo explicativo de algo. Mejor dicho, los del 50 creían, ingenuamente, escolarmente, que la poesía no era más que lírica (…) y creían que la poesía no era más que una exhalación del sentimiento, ahí moría todo.


La entrevista es de 1987, y vista desde ahora es lógico disentir en un matiz: no todos ignoraban en el 50 el trabajo con el espacio: Jorge Eielson lo utilizó bien en varias ocasiones, aunque no en sus primeros libros. En todo lo demás, mi acuerdo es total y lamentablemente la crítica del poeta es muy actual... Seguimos, Urco se refiere a un salto de lo lírico a lo épico luego de los 50:


Yo diría que ese salto tiene sus graves peligros, aunque significó un avance. Poetas como Cisneros, por ejemplo, aprovecharon ese salto para pasar, en vez de lo lírico a lo épico, a un lirismo épico; es decir, pasaron a un yo monstruoso, a un yo macrocefálico que hablaba en una forma narcisista, gozosa y criolla de su yo, contando muy poco de la realidad.


Cierto. Más allá de los logros formales y los éxitos, no hay abandono real de la lírica rancia si no se pone entre paréntesis ese yo que actúa como espejo deformante, como elemento pixeleador de una comprensión muy pobre de lo real, y en tanto aún se entienda el acercamiento a una realidad -sea interna o externa- siempre dada a través del tamiz distorsionante de un yo que ahora ya nadie sabe como mantener en pie de letra (o de guerra). Luego, y antes también, Guevara cae en una curiosa actitud de ensañamiento con los 70, y en especial con Hora Zero (algo que deberá ser develado en otro post), pero apuntala la idea central:


Yo siempre he sentido que el poeta no es más que un médium. El poeta no es tanto un biógrafo de sí mismo sino un historiógrafo, un cronista, un sismógrafo de su sociedad, pero no un biógrafo de sí mismo, y ahí está el malentendido de la generación del 60.


Sorprendente: Pablo da en el blanco, pero digamos que los colores de su flecha no son los míos. Lo del médium es casi una boutade, no me sirve ahora. Pero más que historiógrafo o cronista, el poeta hoy (y Pablo, que murió hace unos años, no llegó a reconocer acaso las nuevas formas) es un deconstructor de su yo poético y de sus propias coordenadas.


Hoy, la poesía no me parece que pueda ser trabajada sino con la fenomenología poética de Ponge–“hay que leer filosofía”, me decía el recordado Luis Jaime Cisneros-, pasando por el anticonfesionalismo y radicalidad lingüística del neobarroso, y mirando hacia una vandalización de las letras que aún está por hacerse.


Por cierto, los libros más valiosos de Hinostroza escapan a la determinación de Guevara, y si ubicamos en esa categoría puramente explicativa (los 60) a Ojeda, pues la injusticia puede aún ser mayor. Sin embargo, Guevara, desde el ya lejano 1987, tensó su ballesta como el que más, y dio sonoro blancazo sobre las insuficiencias de la lírica. Algo que hoy solo los acomodaticios y ociosos de la poesía no quieren ver.


(Pablo Guevara, poeta.)

27 comentarios:

  1. Anónimo27.3.11

    "[N]o hay abandono real de la lírica rancia si no se pone entre paréntesis ese yo que actúa como espejo deformante, como elemento pixeleador de una comprensión muy pobre de lo real, y en tanto se entienda el acercamiento a una realidad -sea interna o externa- siempre dada a través del tamiz distorsionante de un yo que ahora ya nadie sabe como mantener en pie de letra (o de guerra)"... Juat???!!! La frase no tiene ni pies ni cabeza. Además, es contradictoria. A ver. ¿No es el yo (de la lírica rancia) un espejo deformante de la realidad al cual hay que abandonar? ¿Cómo entonces pide usted aproximarse a una realidad a partir "del tamiz distorsionante del yo", o sea, ese mismo yo al cual pedía suspender (entre paréntesis)? Innecesariamente cantinflesco. Y absurdo.

    Y lo de la "fenomenología poética"... No sé de dónde se lo ha inventado, señor Coral. Usted, que invita tan doctamente (y con una brizna de pedantería) a leer filosofía, le recomiendo sin sarcasmo que vuelva a sus manuales con más humildad. Comprobará que el propio término es antitético. O de lo que se trata es de volver "a las cosas mismas" mediante una reducción trascendenal (epojé) a lo Husserl, con lo cual el (que)hacer creativo o poiético queda igualmente suspendido (precisamente para alejarse de cualquier subjetivismo o psicologismo que pudiera "contaminarlo"), o entramos en esa interpretación bachelardiana bastante libre (en la que también se inscribe Ponge) del método fenomenológico aplicado al campo poético (a la "imaginación poética" de la que habla Bachelard), en la cual seguimos hablando de un Yo y de un subjetivismo fuertes (que en nada tiene que ver con su propuesta cantinflesca del yo pixeleado y no-sé-qué-más). Eso sin mencionar su airado reclamo ("Hoy, la poesía no me parece que pueda ser trabajada sino con la fenomenología poética de Ponge") de una propuesta... ¡de hace 70 años! Pues mucha actualidad no parece tener. De un solo plumazo y como si nada se saltó usted el estructuralismo y el postestructuralismo francés (que es la tradición con la que parece identificarse), sin mencionar ya la tradición hermenéutica alemana de la segunda mitad del siglo XX (Heidegger, Gadamer, Apel o Ritter, por nombrar solo algunos).

    Y ya no quisiera entrar a debatir con usted su apreciación de la generación del 60 (pues me parece que comete muchas inexactitudes). Lo dejo para otro momento, en todo caso. Este comment ya se está haciendo largo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo27.3.11

    qué raro este comentarista anónimo, cualquiera que ha estudiado algo de filosofía sabe que uno debe conocer todo lo posible para hacer una propuesta, pero no tiene por qué tomar tooooodas las propuesta de Gadamer, Bachelard, Derrida, Camus, Baudrillard, etc para hacerla. Eso no es hacer nada.

    Habrá aprobado Metodología? Estuadiará en verdad filosofía o historia de la filosofía, como enseñan en San Marquitos?????

    Franco
    PUCP

    ResponderEliminar
  5. Te has confundido. La frase es compleja pero no contradictoria. Te la sintetizo para que no te jales los pelos:

    solo hay abandono de la lírica si se pone entre paréntesis el yo, y tambien en la medida que no se siga entendiendo al yo como un tamiz a través del cual ver la realidad. Sencillo (aunque no simple).

    En cuanto a tus fútiles reparos sobre la novedad de la fenomenología, pues yo nunca dije que fuera a ofrecer una propuesta "novedosa" o "posposmoderna" (sic).

    Me importa un bledo tu idea y cualquier idea de "novedad".
    Solo me importa hacer una propuesta propia, que se sirva de elementos contemporáneos, filosóficos y otros.

    Y como no has leído, otra vez, bien, hablo de una deconstrucción del yo poético, idea impensable sin el posestructuralista Derrida, de quien he tomado algunos puntos.

    Lo de la crítica a los sesenta es mayoritariamente cortesía del gran Pablo Guevara, pero estoy de acuerdo en lo fundamental.

    En fi, a ver si lees de nuevo y encuentras fisuras lógicas en lugar de citar como un loquito de la plaza San Martín nombres y nombres. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Carincho (Patagonia pero peruanazo)27.3.11

    Está buena tu lectura de la entrevista a nuestro recordado Pablo. En lugar de pelearte con boludos repara en cómo Faverón le da la estocada final a un par de negociantes del Plan Lector:

    http://puenteareo1.blogspot.com/2011/03/hecha-la-ley.html

    ResponderEliminar
  7. Ahhh, ese tema está bien bacán...

    ResponderEliminar
  8. Anónimo27.3.11

    jaaaaaaaaaa, Coral, lo que pasa es que hay tres o cuatro "viudas oficiales" de Pablo Guevara que creen que ellos son los únicos que pueden hablar sobre él. Ridículos!!!

    Rigoberto

    ResponderEliminar
  9. Anónimo27.3.11

    Tienes que leer los últimos poemas de hinostroza, son puro confesionalismo.

    Pablo Gualén

    ResponderEliminar
  10. Yo hablo de lo esencial de su obra:

    "Por cierto, los libros más valiosos de Hinostroza escapan a la determinación de Guevara"

    ResponderEliminar
  11. otra cosa: lo de la fenomenología poética no es antitético en el caso de Ponge (a quién usted no ha leído obviamente, o finge no haber leído -"el poeta es un fingidor..."-)
    Lo que hace Ponge es precisamente "volver a las cosas mismas", fuera de la lírica rancia (perdón si le duele el térmimo) y de las determinaciones confesionales del yo lírico románticón que hasta hoy se profesa. Por eso Ponge toma el jabón, el guijarro, la papa como "temas" a desarrollar...

    A eso llamo con toda justicia fenomenología poética. En todo caso, lo invito a leer el ensayo de Sartre sobre Ponge para que profundice.

    ResponderEliminar
  12. Banana Joe27.3.11

    Recorcholis!!!!!!!!

    kuanto sabes pichi de diablo!!!!

    Ñam Ñam

    Ta weno ete chicharron

    ResponderEliminar
  13. Anónimo28.3.11

    Lo de "fenomenología poética" es indefendible, señor Coral. Lo que Ponge es, efectivamente, hablar de las cosas cotidianas. Sí. ¿Y? Pero el método sigue siendo el de la reducción trascendental hacia los datos inmediatos de la consciencia. Llámele fenomenología a secas. No acuñe términos. No sea pretencioso.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo28.3.11

    Para Franco:

    "Cualquiera que ha estudiado algo de filosofía sabe que uno debe conocer todo lo posible para hacer una propuesta, pero no tiene por qué tomar tooooodas las propuesta de Gadamer, Bachelard, Derrida, Camus, Baudrillard, etc para hacerla."

    1) Aprende a leer. Nadie ha mencionado nada hacer de "tooodas las propuestas". Menciono nombres porque cada uno representa una corriente propia dentro de la hermenéutica. Lo tuyo se llama simplemente ignorancia.

    y 2) No seas soberbio. ¿Quién te has creído porque estudias en la PUCP? La PUCP no es la École Normal Superieur de Paris, ni Lovaina, ni Heidelberg, ni Frankfurt, ni Harvard ni Oxford ni Cambridge. Así que calla y no te burles de San Marcos. Ah. Y por cierto. Yo estudié en la PUCP.

    ResponderEliminar
  15. Tomar la papa y presentarla desde su factualidad es hablar desde "las cosas cotidianas"???????.
    Por favor, no has leído ni a Ponge ni a Husserl. Revisa tus presupuestos y hablamos de nuevo.

    ResponderEliminar
  16. Marrano29.3.11

    Amigos, no le hagan caso a Franco, dice incoherencias cada vez que le va mal en su locutorio de Chincha.

    Marrano
    PUCP

    ResponderEliminar
  17. Anónimo29.3.11

    Sr Coral
    No tome en serio a alguien que en un post cita a 5 filósofos y el vocablo magalizado "juat?".

    Saludos
    r

    ResponderEliminar
  18. Anónimo30.3.11

    Nos gustaría que cites sobre lo que dijo de HZ, porque en esos mismos años Guevara escribió un prólogo a "Tromba de agosto", de Jorge Pimentel, donde lo compara con Vallejo. Claro, cuandi el canon lo cuadró, se desdijo, pero lo escrito aguanta el papel. Después Tulio Mora lo cuestionó duramente cuando publicó "La colisión". Al final de sus días se reconcilió con HZ y murió saludando a sus poetas. Grande Pablo.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo30.3.11

    razonable aunque insuficiente.

    ResponderEliminar
  20. Villarrealino enterado31.3.11

    Espero que apruebes mi comentario, Coral.
    Sabes qué es lo triste de esto? que un poeta mediocre y ensayista tautológico como Juan Paolo Gómez Fernández, que se hace llamar Paolo de Lima, ocupe ahora la cátedra de Guevara en Sanmarquitos.

    Villarrealino enterado

    ResponderEliminar
  21. La entrevista, para los interesados, está en Lienzo número 7, una de las mejores Lienzo, a mi gusto.

    ResponderEliminar
  22. Banana Joe31.3.11

    Recorcholis!!!!!!

    oe Pichi de diablo, ke pasa hermano???????

    ñam ñam

    ta weno ete apanau

    ResponderEliminar
  23. Anónimo31.3.11

    Para eso trabaja la mafia, estimado villarrealino, la cosa viene desde EEUU. Maffiotti es el mejor actor que ha tenido Martin Scorsese. Los demás son chupes: los Paolo de Lima, los Chueca, los Chuqui que queman libros. Le limpian las tabas con la lengua. Así es la cosa mariposa.
    Víctor: no has puesto lo que Pablo opinaba entinces sobre HZ. Promesa es obligación.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo31.3.11

    Uy, Coral. Veo que siguen pasando los días y no has puesto ni mi largo comment del domingo ni mis sucesivos "reminders". ¿Qué? ¿Te quedaste silencioso? ¿No te gustó el correctivo sobre la deconstrucción? A ver si ahora me dices que ni he leído ni a Ponge ni Husserl ni a Derrida... Jajaja. Qué mal, Coral, qué mal... Eres chauchilla...

    ResponderEliminar
  25. COMUNICADO POÉTICO31.3.11

    Los abajo firmante rechazamos tajantamente las acusaciones sobre nuestro profesor Paolo del Lima, quien cumpla con los estrictos estándares de profesionalismo y rigurosidad que reclamamos a los demás poetas limeños.

    Lucho
    Miguel
    José Antonio
    César
    Vicky
    Siguen firmas...

    ResponderEliminar
  26. ?¿ No he recibido ningún mensaje, ni largo ni corto, el domingo. Si es muy largo, envíalo a mi correo y lo publicaré como un post. Pero con tu nombre. Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Lo de Pablo y HZ amerita otros post, agresivo anónimo. Estoy recopilando material de ambos lados. Paciencia...

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.