20.5.11

ARTÍCULO CENSURADO DE GREGORIO MARTÍNEZ

Rafael Inocente, muy amablemente, me hace llegar este artículo que no publicaron en un diario al escritor peruano Gregorio Martínez. El artículo devela las zonas oscuras del controvertido ex alcalde de Nueva York que vino a "asesorar" al clan Fujimori hace una semana. Va.


RUDY GIULIANI: KEIKO Y SU CUCHILLO DE PALO

Por Gregorio Martínez
Escritor peruano radicado en EU



Pueden confirmarlo en Internet y hasta verlo en vivo y en colores. El miércoles 4 de agosto del año pasado, Caroline Giuliani, la hija del mentado ex alcalde anticrimen de Nueva York, fue arrestada por robo. Entró muy campante a la exclusiva tienda de cosméticos Sephora, en la Quinta Avenida, y sustrajo un producto muy apreciado. La policía le cayó encima y fue conducida a la comisaría de Manhattan, 19th Precinct Police Station. Al lugar solo llego la madre para rescatar a su hija, mientras
Rudy Giuliani observaba desde las sombras. Caroline Giuliani, así como Keiko Fujimori, hizo estudios de economía en la ponderada Universidad de Harvard.

Rudy Giuliani no puede enderezar a su familia, pero embaucó al gobierno mexicano con el cuento de que poseía la receta efectiva para erradicar el crimen organizado o caótico, no importaba. Viajó a México como consultor y por un solo día de asesoramiento cobró un millón de dólares. Embuste tan escandaloso que aun el diario reaccionario The Wall Street Journal criticó el hecho. Desde entonces el crimen adquirió visos monstruosos en el país azteca. Al parecer, Keiko Fujimori no se enteró de dicha faena de Rudy Giuliani y por esto lo llevó al Peru con tanta fanfarria y obscenidad.

Por supuesto que Rudy Giuliani sabe a quienes puede engatusar más fácilmente. No le cuajó cuando propuso a su socio Bernard Kerik para que asumiera la recién creada secretaria (ministerio) de Homeland Security, establecida por George Bush después del atentado que derribó las Torres Gemelas de Nueva York. Inmediatamente muchos miraron con desconfianza la catadura del tal Bernard Kerik y pronto asomaron sus anticuchos en The Washington Post. Era un vulgar guardaespaldas y extorsionador que hacía negocios turbios con Rudy Giuliani. Su candidatura fue rechazada de plano aun por los corruptos republicanos y el ex - alcalde quedó en ridículo.

Sin embargo, Rudy Giuliani todavía tiene, en America Latina y en Asia, jamás en Europa, admiradores que lo consideran el genio de la erradicación del crimen. Elogian que pacificó Nueva York a bala y palo limpio. Que en dicha acción la policía sodomizara con un palo de escoba a un migrante haitiano apenas se considera un efecto colateral del remedio. Aunque los especialistas creen que el crimen amainó cuando se empezó a usar dinero plástico en lugar de fajo de billetes. Ya no valía la pena asaltar por unas míseras chauchas que únicamente servían para pagar el metro.

Keiko Fujimori puede parecer medio cándida, pero sus asesores saben lo que buscan y Rudy Giuliani también. Ya cocinaron el plan que si Keiko Fujimori gana la elección, inmediatamente firmarían un contrato caudaloso con la corporación asesora de Rudy Giuliani. Así podrían drenar millones de dólares del estado peruano que irían al exterior. Luego se haría la repartija entre Giuliani y Fujimori. Pero sería un robo protegido por escritura pública y hasta con la aprobación del Congreso. Rudy Giuliani podrá ser cuchillo de palo, mas tiene gato encerrado.

2 comentarios:

  1. El artículo fue enviado el día de ayer a Rodolfo Ybarra por el mismo Gregorio Martínez: http://rodolfoybarra.blogspot.com/2011/05/rudy-giuliani-keiko-y-su-cuchillo-de.html

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21.5.11

    En realidad no dice más que lo que dijeron algunos peruanos residentes en NY en las redes sociales. La imagen del cuchillo de palo está buena, eso sí. Saludos.

    Christ

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.