2.6.11

En un lugar solitario, de Vila-Matas



Un libro necesario. Ahora hay pocos libros necesarios, si te pones a pensar. Hay libros superficiales, otros profundos, unos pocos imprescindibles; pero necesarios, son muy escasos. El volumen reúne los primeros libros publicados por el autor de El Mal de Montano, Doctor Pasavento, Dublinesca y tantos otros libros inolvidables.

En la nouvelle que le da nombre al libro predomina una voluntad experimental, pero los pasajes líricos, producto de las numerosas lecturas de poesía del entonces joven EV-M, alientan al lector a proseguir la lectura. Un libro de iniciación que más que insinúa lo que vendrá después. Si no fuera que el libro se publicó dos años antes que El otoño del patriarca, yo hubiera pensado -solo por el estilo- en una influencia del colombiano sobre el catalán.

La asesina ilustrada es sencillamente una pieza maestra. Nadie como Roberto Bolaño para definirla, cuando hablaba de libros que daban miedo de verdad: “Más que libros parecen bombas de relojería o animales falsamente disecados dispuestos a saltarte al cuello en cuanto te descuides”. No exagera Bolaño un ápice, y todo este volumen valdría solo por esta notable novela corta.

Al sur de los párpados es como un raro remanso en la lectura de En un lugar solitario. Libro que no oculta sus defectos sino que los convierte en virtudes (Enrique es muy duro con él y lo llama “libro raro, de artista bien incipiente”), es acaso el que menos ha soportado el paso del tiempo. Los cuentos de Nunca voy al cine, en cambio, me parecen interesantes, justo ahora que el cine es parte inevitable del background de cualquier escritor o poeta. Este cuentario “inseguro” tiene, además, la virtud de haberle mostrado al autor la posibilidad de entender y asumir la escritura “como una cuestión vital”.

Por todo lo dicho, ya el lector se habrá hecho una idea de la importancia de En un lugar solitario. Pero yo agrego un valor más, un poco raro, tal vez: el extenso y delicioso prólogo del autor, titulado “No hay que hacer nada luego”. La cantidad de datos, anécdotas, tips escriturales que tiene, lo convierten en una suerte de historia de la formación de una poética, poética que, ya consolidada, ha hecho de Enrique Vila-Matas uno de los mejores escritores en cualquier lengua actualmente.

5 comentarios:

  1. Anónimo3.6.11

    Hola, me gustó el comentario pero no he podido encontrar el libro :( donde lo venden?

    Carmen

    ResponderEliminar
  2. Carlos3.6.11

    Por qué lo llamas "Enrique", ¿acaso es tu amigo?

    ResponderEliminar
  3. El libro yo lo compré en Ibero de Larco, supongo que pueden encontrarlo ahí.

    ResponderEliminar
  4. Mi amigo Enrique Vila-Matas me envía este comentario a mi correo:

    "Buena nota, el prólogo de este libro ha pasado algo desapercibido, sin duda por salir sólo en bolsillo, pero ha gustado mucho a quienes lo han leído.
    Un abrazo
    Enrique"

    :)

    ResponderEliminar
  5. Por la descripción que hace de la obra y su autor, me parece un interesante libro para estar en la lista de mis próximas lecturas. Lo consideraré seriamente. En estos momentos el género que me atrae profundamente es una muy distinta. No obstante la lectura es uno de mis hobbys favoritos. Saludos.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.