17.6.11

Milosz, otro centenario



Ya no hay dudas de que este es el año de los centenarios de los escritores. Ahora se suma el Nobel polaco Czeslaw Milosz, quien es recordado en el cultural de ABC como una voz disidente contra el régimen comunista de su época.


Milosz representó una leyenda para varias generaciones, incluida la mía. Su poesía era como el fruto prohibido: nos sabía a gloria, pues acceder a ella requería grandes esfuerzos. Sus versos formaban una especie de código secreto de comunicación entre los polacos insumisos. Nos reconocíamos a través de citas de Milosz: al que estuviera familiarizado con su poesía podías llevártelo contigo a tomar una cerveza sin temer nada. Sus libros, con esas características cubiertas grises de la editorial parisina Kultura, eran considerados por los intelectuales polacos el bien más preciado. Swiatlo dzienne [Luz de día], El pensamiento cautivo, Rodzinna Europa [Europa familiar], Traktat poetycki [Tratado poético], Kontynenty [Continentes], Prywatne obowiazki [Los deberes privados], Czlowiek wsród skorpionów [Hombre entre escorpiones], Widzenia nad Zatoka San Francisco [Visiones en la bahía de San Francisco], Ziemia Ulro [La tierra de Ulro]: todos estos títulos eran devorados por los miembros de la oposición democrática, quienes los consideraban de lectura obligada. Libros que fascinaban a la vez que inquietaban. (sigue leyendo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.