11.7.11

Todo lo mediocre se desvanece en el aire

En el número 152 de Les Temps Modernes, de octubre de 1958, apareció un texto del filósofo (más bien historiador de la filosofìa) Jean Wahl, quien también excretaba poemas, donde, sin elaborar argumentos ni reparar en sus propias y evidentes debilidades como creador, intentaba enjuiciar a buena parte de los poetas contemporáneos suyos. El libelo iba acompañado, cómo no, de varios poemas de su cosecha:

Desde Valéry, Mallarmé y Claudel, hemos caído en Char y Ponge. No quiero hacer comparaciones, pero yo no comprendo a Char. Y comprendo que Ponge no es nada; ha fallado en su proyecto de estar al ras de las cosas.

Eso no es todo. Más adelante, escudándose siempre en poetas “renombrados”, asevera que Perse es “excesivo” y su poesía “una gran farsa”. Muy bien. Hasta aquí esta enorme y elaborada boutade no merecía más que sarcasmo, ironía y, acaso, un dignísimo silencio. Pero el ego poético es a veces indómito, y el poeta Francis Ponge –hoy lo sabemos gracias a la publicación de sus lettres- escribió una carta de respuesta que jamás envió a la redacción de la revista. Allí reclama a Wahl la serie de juicios de valor infundados que esgrime, sutilmente señala la arbitrariedad de su posición, y se da maña para sugerir que Wahl busca con esa postura terminar de atornillarse en la academia francesa de su tiempo.

René Char llegó más lejos. Envió una explosiva carta abierta a la N.N.R.F., la cual fue publicada en enero de 1959; extraigo solo dos fragmentos que no me atrevo a traducir:

Avec vous, Monsieur, la merde ne monte plus a chéval, comme se plaisait á dire Kierkegaard, elle descende au pot. (…) Vos lignes récentes, si laides, contra Heidegger, votre glouglou de ganache á propos du printanier et marveilleux Ponge, traduisent parfaitement votre état actuel: o philosophe du référendum!.

Un texto, insuflado y cojo, de un profesor de filosofía provocó por aquellos años casi dos años de intercambios y ataques. Hasta el novelista Alain Robbe-Grillet metió su cuchara para descalificar a Ponge con estas palabras:

Ponge se pone a hablar del hombre (a pesar suyo, se entiende), siempre del hombre, apoyándose con una mano negligente sobre las cosas…

Pero ya en 1947 Sartre había escrito, en "El hombre y las cosas", que Ponge era, “sin duda el primer materialista que había tomado en cuenta al individualismo del objeto en una perspectiva fenomenológica, y lo llamaba “cineasta del lenguaje”, entre otros epítetos muy favorables. ¿Por qué, entonces, molestarse tanto con las maquilladas inmundicias del profesor Wahl?

Muchas veces la fugacidad, superficialidad y equívoco de la fama literaria, ocultan obras valiosas, esfuerzos loables, y resaltan figuras que buscan incesantemente imponerse al gusto general (bastante deplorable entonces como ahora, al menos en poesía). Estos dudosos "atributos" del éxito literario no pocas veces promueven a favorecidos por la academia o por los medios, y hasta dan tribuna a delincuentes literarios que no reparan en ofender, atacar, embarrar a sus contemporáneos para resaltar un momento ellos.

Pero todo eso es inútil, todavía es inútil… Hoy casi ni se recuerda en las facultades de filosofía al patético profesor Wahl, y los poemas que excretaba en los años cincuenta han caído con toda justicia en el olvido. Sin embargo, ahí están, incólumes, el reto y la belleza para pocos de la poesía de René Char y de Francis Ponge.

9 comentarios:

  1. Anónimo12.7.11

    ÑAM ÑAM ÑAM


    ¡¡¡¡¡RECÓRCHOLIS!!!!! TENGO QUE MEJORAR MI FRANCÉS, NO COMPRENDO A RENE CHAR!!

    TA GÜENA ETA CARAPULCRA CON SOPA SECA, ÑAM.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12.7.11

    Los poetas frances... esos niños piadosos de sí mismos,
    y una caída interminable y abyecta del mundo, en el mundo, a pesar de sí mismos, comprender, esa parte de la narración tan poco constumbrista y acostumbrada a morderse la cola de serpiente, que de sabia, sola-mente, se queda en su sarcófago. si entrar hubiera el sol en la parte auténtica de la bóveda cuanto de luz hubiera entonces aprendido de sí mismo a proyectar, si el tiempo no fuera su enemigo y la noche le hubiera caído, como él en el mundo, mudo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo13.7.11

    "Muchas veces la fugacidad, superficialidad y equívoco de la fama literaria, ocultan obras valiosas, esfuerzos loables, y resaltan figuras que buscan incesantemente imponerse al gusto general (bastante deplorable entonces como ahora, al menos en poesía). Estos dudosos "atributos" del éxito literario no pocas veces promueven a favorecidos por la academia o por los medios, y hasta dan tribuna a delincuentes literarios que no reparan en ofender, atacar, embarrar a sus contemporáneos para resaltar un momento ellos".

    Me has dejado pensando con esto.

    mn.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo13.7.11

    ¿por qué será que siempre que dices "mediocre" me siento aludido?

    ResponderEliminar
  5. Alain13.7.11

    sabes frances????

    chequea esto a ver

    http://wiki.ardkor.com/Francis_Ponge

    ResponderEliminar
  6. Anónimo14.7.11

    La ignorancia no tiene nada de malo. Ignorar algo no es un demérito ni mucho menos debe darnos vergüenza. Se desconoce y punto. Pero lo que sí da vergüenza ajena es toparse con comentarios airados por alguien que funge de crítico, investido de cierta autoridad (p.e. firmar con su nombre una lectura propia en un medio de difusión pública).

    Cito algunas perlas: "[Jean Wahl es un]filósofo (más bien historiador de la filosofía)", "excretaba poemas", "Un texto, insuflado y cojo, de un profesor de filosofía", "maquilladas inmundicias", "Hoy casi ni se recuerda en las facultades de filosofía al patético profesor Wahl".

    1) Yo no sé cuántas facultades de Filosofía ha visito el señor Coral. ¿Una? ¿Dos? ¿Tres? ¿Alguna fuera de Lima? ¿Fuera del Perú?
    2) Si supiera algo de Kierkegaard, sabría que las obras de Wahl son de consulta obligada para hablar del danés. Sobre todo por su formación hegeliana.
    3) ¿"Historiador de la filosofía" y no "filósofo"? Es lo mismo de lo que lo acusan a Foucault. Yo quiero ser filósofo, señor Coral. ¿Qué requisitos debo cumplir para no ser un simple "historiador de la filosofía"?
    4)Quizás la calidad literaria de los poemas de Wahl sean más que discutibles, pero no puede usted deleznar toda su obra con tal de defender a su autor preferido. Eso es más propio de una grouppie histérica que de un crítico serio.
    5) Heidegger escribió poemas bastante flojitos. Y de Nietzsche mejor no decimos nada para no hacerle quedar mal. ¿Debo pensar son malos filósofos y tirar sus libros a la basura?
    6) Si la "lógica Coral", al cuestionar que el "historiador de la filosofía" critique a poetas, podría sintetizarse como "zapatero a tu zapatos", pues entonces podríamos recomendarle al poeta (y pseudo crítico) que no hable de filosofía. Le queda demasiado grande. Mejor hablar de lo que se conoce sin pegarla de erudito.

    ResponderEliminar
  7. Responderé lo digno de responder al ex estudiante de historia de la filósofía que no se atreve a firmar sus tenues "ataques" :)

    1. Nunca he dicho ser fan de Ponge ni nada parecido.
    Los poemas de Ponge se defienden solos y su vigencia es ampliamente rastreable en toda Latinoamérica. Los de Wahl, insuflados de un afán filosófico-trascendental, solo los lee un admirador de su "filosofía", como el anónimo.

    2. Conozco facultades de filosofía en México, Brasil y en el Perú, por supuesto. Y en la mayoría de ellas se enseña en realidad historia de la filosofía. Ni siquiera la lógica se enseña bien; de otro modo el filósofo anónimo no me estaría pidiendo que conozca ¿cuántas facultades?, y que haya estudiado ¿"historia de la filosofía"? para opinar sobre un autor. Por favor...

    2. Es claro para todos los que buscan actualizarse que los estudios sobre Hegel y Kierkegaard no se han detenido, ni por un momento, con los libros de Wahl. Apenas el año pasado Charles Taylor publicó su "Hegel", como lo hicieron Heidegger, Marcuse y Kojéve luego del amado (por el anónimo) profesor Wahl.
    La bibliografía sobre estos autores, a partir de los años 60, es casi inabarcable. Pero, claro, cuando se quiere incomodar con medias verdades, todo se puede relativizar, ¿no?

    3. ¿Digo yo en mi texto que Walh es un mal filósofo? No. Solo sugiero que en él pesa más el historiador de la filosofía que el pensador que propone un sistema, o la revisión de los sistemas (Foucault). Solo hago ver que Walh no es ahora, ni por asomo, un filósofo sobre el cual se hagan monografías por miles, como sucede con Hegel, Foucault y Nietzsche, y que de hecho fue un pésimo poeta. Ni siquiera digo que no fue poeta, porque para mí todos son poetas hasta que demuestran lo contrario, por lo general, con su primer libro...

    4. No veo cómo la filosofía puede ser "superior" a la poesía o "intocable" por un poeta. El poeta hoy se sirve de todo, vandaliza los saberes para erigir su propio discurso. Por supuesto que esta propuesta puede sonar subversiva para un ex estudiante de la reverencial "historia de la filosofía", pero estoy seguro de que Rimbaud, Mallarmé y Adán (además de muchos jóvenes de hoy), me acompañarían con esta idea.

    ResponderEliminar
  8. El ex estudiante de filosofía inisite, ahora con diatribas más cargadas de veneno, en que Wahl es una autoridad, aunque ya nadie escriba sobre él, como lo hacen y lo seguirán haciendo estudiantes de todo el mundo sobre verdaderos pensadores, como Kierkegaard, Heidegger, Hegel y otros. Si el ex estudiante de filosfía no modera su hígado y su ilógica, si no se compone, no volveré a poner ningún comentario suyo aquí y tendrá que volver al blog albañal en donde suele publicar sus comentarios "corrosivos".
    Por último, un poquito de valentía y poner su nombre -aunque yo ya lo sé- al final de sus despropósitos, no estaría mal tampoco.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo17.7.11

    señor Coral, no lo conozco pero tiene usted toda la razón. Los libros de Wahl han sido ampliamente superados por filósofos y pensadores posteriores. No tiene lugar dentro de la filosofía existencialista francesa, que ya desde su nacimiento no fue más que una mala interpretación de Heidegger. En cuanto a la poesía de Wahl, no puedo opinar, porque no lo he leído, pero el portarse de esa manera y atacar solo para promover sus poemas a buenos poetas contemporáneos suyos, lo pinta como un estafador intelectual total. Buen post.

    Carlos Ramírez
    Filosofía
    ARM

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.