2.9.11

Ágreda y el famélico reseñismo peruano



Si un reseñista como Javier Ágreda, que tiene ya sus décadas comentando libros, no da en el punto clave frente a un autor de la envergadura de Chesterton, pues ¿qué podemos esperar de los que tienen unas pocas líneas para escribir sobre cada libro, como Sánchez Hernani en Somos? Aquí la reseña de Ágreda publicada en su blog:

“Destacado representante de la gran tradición literaria inglesa, Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) debe buena parte de su fama en el mundo de habla hispana a los elogiosos ensayos que le dedicó Jorge Luis Borges y a dos libros: El hombre que fue jueves (novela, 1907) y El candor del padre Brown (cuentos, 1911). Sin embargo fue un escritor sumamente prolífico, autor de más de 80 libros y numerosos poemas, artículos y ensayos. La parte más importante de esa literatura ha sido reunida en los dos tomos de G. K. Chesterton. Obras esenciales, que acaba de publicar la Universidad Católica.
En estas 1500 páginas podemos encontrar los dos libros ya mencionados, en traducciones realizadas por el mexicano Alfonso Reyes (1889-1959), también autor del prólogo y las notas de esta edición. Para el resto de las obras se han elegido versiones de renombrados escritores: Jorge L. Borges, Julio Cortázar, Eliseo Diego, etc. Además de los cuentos protagonizados por el padre Brown se han incluido los ensayos de Ortodoxia (1908), los cuentos de El hombre que sabía demasiado (1922) y el extenso poema Lepanto (1911), entre otros. Faltaron, eso sí, algunos textos de crítica literaria, género que Chesterton cultivó desde muy joven.

Existen muchos vínculos entre los cuentos de Chesterton y los de Borges: el gusto por las paradojas, la racionalidad extrema de los narradores, el carácter abstracto (sin caer en lo alegórico) de sus personajes y situaciones. Esta edición de las Obras esenciales de Chesterton es una buena oportunidad para que los nuevos lectores descubran una literatura que no ha perdido vigencia ni interés.


¿De dónde saca el crítico que el carácter abstracto de un autor puede acercarlo a la vilipendiada –hoy- alegoría? Y Valéry, y Mallarmé, ¿no fueron abstractos y sutiles sin caer en esa figura mal entendida ahora?

Pero lo peor es que Ágreda, en su ignorancia sobre Chesterton, se olvida del rasgo que define gran parte de su obra: su catolicismo. Luego de devaneos con la iglesia anglicana, y con el cristianismo en general, en 1922 Chesterton abraza el catolicismo, y escribe "Por qué soy católico", donde podemos leer esto:

No hay ningún otro caso de una continua institución inteligente que haya estado pensando sobre pensar durante dos mil años. Su experiencia naturalmente cubre casi todas las experiencias, y especialmente casi todos los errores. El resultado es un mapa en el que todos los callejones ciegos y malos caminos están claramente marcados, todos los caminos que han demostrado no valer la pena por la mejor de las evidencias; la evidencia de aquellos que los han recorrido

Esto, por lo visto, de pensar sobre lo ya pensado, no es ni de lejos un rasgo de nuestros reseñistas, monjitas de las contracarátulas, devotos del Wikipedia, chupacirios de las solapas de los libros. Así estamos a nivel de reseñismo en el Perú. Y pensar que se señala a Javier Ágreda como el más salvable de los reseñistas de diarios locales. Vamos...




(Ágreda con Maoli Mao.)

7 comentarios:

  1. Anónimo3.9.11

    es evidente qwue el reseñista muestra su ignorancia sobre la obra de Chesterton y probablemente haya leído solo lo que ha escrito Borges sobre el escritor inglés. Una muestra clara de mediocridad. Buen post.

    Ricardo Johns

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3.9.11

    QUE EL DIARIO LA REPÚBLICA PONGA EN TELA DE JUICIO SU PRESTIGIO DÁNDOLE ESPACIO A ESTE APROVECHADO QUE HACE RESEÑAS CON LO QUE LEE DE LAS SOLAPAS DE LOS LIBROS, ES REALMENTE INDIGNANTE.

    Pepe.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3.9.11

    Lo de Chesterton es la apreciación de un mal critico, pero lo que es muy deplorable es que Agreda haya considerado en su resumen anuual de La República el 2010, al libro de su novia Maoli Mao(ver foto) como uno de los mejores poemarios del año.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3.9.11

    no seas malo con Javier, él hace lo que puede. Cada uno tiene sus carencias y fortalezas. Los verdaderos culpables son los jefes que lo mantienen en esa posición para que les sobonee los libros que sacan de cuando en cuando.

    Eso sí da vergüenza.

    Richi Lakra

    ResponderEliminar
  5. Ignoro si esa señorita sea la novia del reseñista. Pero lo que sí me interesa es que es una indolencia de los directivos de La República mantener a un comentarista tan poco dotado como él, solamente por decidia o porque no quieren que otros les hagan sombra. Lamentable.

    ResponderEliminar
  6. corrección: desidia.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo28.9.11

    Pero hace lo que puede.
    Carlos Von

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.