31.7.11

CARTA DE ESCRITORES Y EDITORES INDEPENDIENTES (Actualizada)

Abajo pueden leer un Comunicado donde una serie de escritores y editores independientes rechazan los escándalos editoriales del impresor Alva Viale. Esta carta es la verdadera, y pronto circulará por todo Chile acopiando más firmas.

Paralelamente, una persona interesada en confundir, ha comenzado a hacer circular una carta apócrifa titulada "EDITORIAL COBIJA UN DELINCUENTE", escrita con prosa delincuencial y firmada por escritores y editores (Iván Thays, entre ellos) que han negado haber firmado dicho mamotreto.

Tengan cuidado con esa carta falsa que busca enredar las cosas para beneficiar a quienes deberán pagar su culpas según lo defina el PJ. La carta espuria fue enviada inicialmente desde este correo: mercedesangie2009@hotmail.com


COMUNICADO ACTUALIZADO

Los que suscribimos este documento expresamos nuestra solidaridad con el poeta chileno Eduardo Leyton, quien sufrió el agravio editorial por parte de Harold Alva Viale.


El año 2010, Alva Viale se comprometió a publicar el poemario “Caronte”, de Leyton, bajo el sello Altazor, editorial para la que, en esos momentos, trabajaba. Cabe señalar que las gestiones se realizaron sin el conocimiento del dueño del sello editorial, Willy del Pozo.


Luego de cobrar 700 dólares americanos, Alva Viale comenzó a incumplir plazos, se cancelaron presentaciones del libro en Chile y Leyton fue convencido de que solo se trataba de una demora. Para enero del 2011, Leyton se comunica con algunos poetas peruanos buscando saber algo de Alva Viale; en esas instancias éste aparece prometiéndole la publicación de su libro y pidiéndole —otra vez— disculpas. Incluso le promete presentar la publicación en la 16ª Feria Internacional del Libro de Lima, el día lunes 25 de julio a las 5:30 de la tarde. Leyton arribó a Lima y como ya es de conocimiento público, los libros no llegaron a la presentación y el pseudo-editor solopresentó, patéticamente, dos ejemplares. Obviamente esos libros no cumplían el estándar mínimo de respeto hacia el libro y hacia el autor, los mismos que, en el colmo de la situación, no presentaban el sello Altazor, sino el de editorial Summa, creada recientemente por Alva Viale.


Luego de una contundente presión, dos días después los libros (700) fueron dejados en una casa de un familiar de Alva Viale. Estos libros sí tienen el sello de Altazor pero adolecen una serie de deficiencias y faltas a las normas legales que los convierten en poco menos que libros piratas. Nos tomaría mucho tiempo enumerar las series de incongruencias y mentiras de Harold Alva, esa información está en internet.


Por tanto, repudiamos esta actitud y toda aquella forma de estafa en la cual nuestra imagen como país se vea perjudicada, y suscribimos que los autores y editores independientes del Perú tenemos como norte no solo publicar y difundir trabajos de calidad, sino también armonizar la relación entre el lector, editor y autor, dentro de la legalidad y dentro del espíritu del libro y el amor por la poesía que tenemos en nuestra América Latina.


En ese sentido, deslindamos todo tipo de relación entre nosotros y Harold Alva Viale, y pedimos a todos los autores y al público lector que no se dejen sorprender por este tipo de personajes. Sabemos que el barro creado no podrá ensuciar la marea editorial que se despliega desde esta latitud.


Firmantes:
1.- Arthur Zeballos (Cascahuesos editores)

2.- Gabriel Rimachi (Editorial Casa Tomada)

3.- Diego Lazarte (Editorial Casa Katatay)

4.- Giancarlo Huapaya (Editorial Casa Katatay)

5.- John Martínez (Editorial Casa Katatay)

6.- Melissa Patiño (Azul Editores)

7.- Piero Montaldo (Azul Editores)

8.- Juan Pablo Mejía (Paracaídas Editores)

9.- Edgar Saavedra (Manofalsa Editores)

10.- Miguel Coletti (Manofalsa Editores)

11.- Joe Montesinos (Pájaros en los Cables Editores)

12.- Eduardo Borjas (Vagón Azul Editores)

13.- Diego García Valdivia (Toro de trapo Editores)

14.- Roy Dávatoc (Toro de trapo Editores)

15.- Jonathan Timaná (Atalaya Editores)

16.- Indira Anampa

17.- Jesús Cabel

18.- Andrea Cabel

19.- Willy Gómez

20.- Raúl Heraud

21.- Martín Zúñiga

22.- Héctor Ñaupari

23.- Óscar Limache

24.- Víctor Coral

25.- Paúl Guillén

26.- Juan José Sandoval

27.- Renato Galessi

28.- Armando Alzamora

29.- César Pineda

30.- César Sánchez

31.- Pedro Casusol

32.- Joan Viva

33.- Jorge Vargas Prado

34.- Gonzalo Roca

35.- Virginia Benavides

36.- José Botto

37.- Miguel Ángel Sanz Chung

38.- Juan Pablo Bustamante

39.- Jeremy Torres

40.- Laura Rosales

41.- Sandra Enciso

42.- Manuel Luque

43.- Alonso Benavides

44.- Galia Gálvez

45.- Paúl Milián

46.- Gustavo Alvarado

47.- Alfredo Coello

48.- Efraín Altamirano

49.- Franco Salcedo

50.- Luis Boceli

51.- Leoncio Luque

52.- Gianfranco Solís

53.- Elvis Herrada

54.- Alfredo Ruiz

55.-Victoria Larco

56.- Fiorella Terrazas

57.- Mería Gabriela Rosas

(siguen firmas...)

28.7.11

LIBROS EN EL STAND DE LA EMBAJADA DE JAPÓN



Mi gran amigo el poeta Juan de la Fuente me envía información sobre los libros que viene exhibiendo la embajada japonesa en el stand 93 de la Feria del Libro. No se pierdan está maravillosa exposición.

La Embajada del Japón en el Perú estará presente en el stand 93 de la feria con una exhibición de casi 300 publicaciones, y junto con ella participará la Asociación Peruano Japonesa, que ofrecerá tanto sus ediciones como libros de diversos autores nikkei.

Exhibición de libros japoneses
Los casi 300 libros y revistas que exhibirá la embajada muestran diferentes aspectos de este país, su cultura, tradiciones e historia. La mayoría de títulos está en ingles, y otros –como libros ilustrados y cómics (manga)– en japonés. En literatura, habrá títulos como Hear the Wind Sing, de Haruki Murakami; Run, Melos! and Other Stories, de Osamu Dazai o The Restaurant of Many Orders and Other Stories, de Kenji Miyazawa.

Okinawa: The History of an Island People; Castles of the Samurai: Power and Beauty, Kodokan Judo Throwing Techniques, Japanese Buddhism, SUMO: A Thinking Fan's Guide to Japan's National Sport, Japanese Economy ad Society, The Sushi Lover's Cookbook y Japanese Children's Favourite Stories son también parte de las publicaciones sobre gastronomía, turismo, economía y cultura que la Embajada de Japón exhibirá en la FIL.

Gracias a la Fundación Japón y a la Asociación Japonesa de Editores para el Intercambio Cultural, todas las publicaciones en exhibición serán donadas posteriormente por la embajada a diversas instituciones que difunden o investigan la cultura japonesa.

Publicaciones de la APJ y autores nikkei
La Asociación Peruano Japonesa pondrá en oferta sus publicaciones, como los libros de cuentos y poesía de la Colección del Concurso Nacional de Creación Literaria “Premio José Watanabe Varas”, entre los que se presentará como lanzamiento Un nombre distinto, de Miguel Ruiz Effio, ganador de la última edición del concurso.

Libros como Kagerō nikki - Apuntes de una efímera. Confidencias de una dama de la época Heia o Poemas y cuentos del Japón son también parte de las publicaciones sobre cultura y literatura japonesa, publicaciones conmemorativas, etc.

Asimismo, se ofrecerán libros de autores nikkei como Augusto Higa, Doris Moromisato, Alejandro Sakuda, Samuel Matsuda, Juan Carlos de la Fuente Umetsu, Miguel Ángel Vallejo Sameshima y Juan Shimabukuro.

Actividades culturales
Como cada año, la Feria Internacional del Libro traerá un nutrido programa de actividades culturales, entre conferencias, conciertos, proyecciones de cine, homenajes, etc. No podía faltar Japón.

El viernes 22 de julio a las 9:00pm, en el Auditorio César Vallejo, tendrá lugar la “Noche de Japón: Música, cantos y danzas de Okinawa”, con la participación de Haisai Uchina, Ryukyu Koku Matsuri Daiko, Erica Yonamine y su elenco, coorganizada por la embajada y la Asociación Okinawense del Perú.

Luego, el jueves 28 de julio se proyectará la película Escuela del Bosque, de Yoshiharu Nishigaki (5:00pm, Sala de cine) y finalmente el viernes 29 el Centro Flora Tristán, la Embajada de Japón y la Cámara Peruana del Libro han organizado el “Homenaje a las víctimas del terremoto y el tsunami en Japón”, con lectura de textos de Yasunari Kawabata, Yukio Mishima, Kenzaburo Oe, Banana Yoshimoto, Haruki Murakami y poesía japonesa (4:00 p. m., Sala Blanca Varela).

La Embajada del Japón y la Asociación Peruano Japonesa esperan a sus visitantes en el stand 93 de la feria, en el Parque de los Próceres, Av. Salaverry cuadra 17, Jesús María. Horario: de lunes a domingo de 1:00 p.m. a 9:30 p.m. El ingreso es de S/. 3 (menores de 12 años y adultos mayores de 65 no pagan entrada).



(Portada de uno de los libro del poeta De La Fuente.)

27.7.11

Desgarros y contenciones en Latitud de Fuego, de Andrea Cabel



Que el dolor es una suerte de summa de la vida ya lo había dicho el Buda hace 2,500 años. Los poetas, desde siempre, intentan demostrarlo con sus emocionantes cantos. La poeta, con su verso “desgarrado y resonante”, confirma esta tendencia prestigiosa a su lograda manera, con aquello de sus amores descentrados, de sus amistades que aparecen y desaparecen con los estados de ánimo, de su vida transida y en verdad realzada por la soledad que, a veces, es la única prueba de que existimos, al menos en este mundo donde casi todos (sobre)viven, pero pocos existen.

Latitud de fuego. Es la topografía de una llama que se niega a extinguirse. Es la interioridad revelada como una flor aviesa que se ofrece como un puñal a la lectura. Y, por eso mismo, la lectura de este libro debe ser cuidadosa; suele engañarse el lector con sentimientos “compartidos”, con reminiscencias parecidas a las suyas, con versos que lo conmueven cuando lo que buscan es más que eso: destruir una idea común de la lectura poética, acaso. Latitud de fuego es también latitud del fuego, es decir, la dimensión en la que el fuego aún habita en el interior de la poeta y pulsa los contornos de su cuerpo expandiendo su corazón hasta el extremo de tener que darse un punto de fuga, de tiempo en tiempo, y ese punto de fuga es el libro que, con amor o desdén, nos entrega.

Pero este sería solo un buen poemario si apenas (a penas) expresara el dolor de quien lo escribe. La poeta lo sabe y nos ofrece un juego cuasi perverso de desgarramientos y contenciones, todo lo cual reconfigura el texto y lo enriquece empujándolo hacia conceptos más difíciles de tratar: el silencio (hay una sección entera dedicado a ello), la desesperación, el desasosiego, y esa soledad irremisible que empieza a alojarse en el eje de su trabajo poético:

el reflejo de tu respiración cuando olvidas los significados, cuando
inventas palabras para que encajen en tu rostro,
en el tamaño de tu muerte.
no tienes que rodear de alimento la desesperación,
La pobreza de un animal que habita una córnea.
La tarde llega igualmente al mundo cuando la tierra gira,
cuando el soplo y la tinta llena de fiebre, sepulta y acaricia,
el sonido del mar
latiendo
despierto.
(pp. 25)

Casi no necesito más citas, aunque abundan. Allí están la respiración y la muerte, la sepultura y la caricia, la desesperación y el mar latiendo despierto. Esas díadas que equilibran desgarros y contenciones, esas sabidurías de la escritura que la poeta va perfeccionando a medida que nos entrega sus enconados libros. Quiero decir que la monda confesión no tiene lugar para ella sin un respiro, mental o rítmico, que nos salve de estar frente a un poemario más, y que más bien nos instala frente a un sistema natural de compensaciones escriturales, elevando al lector a un lugar que puede parecer enrarecido –aunque interesante- para el lego, y que exige una lectura amplia y desprovista de presupuestos, de conocimientos (no saberes) retóricos que nos ofrecen siempre una salida demasiada fácil a los retos que un libro así nos plantea.

Es en esta dialéctica de desgarros y contenciones donde se apoya el arte mayor de la poeta. Porque la poesía se ha convertido hoy en una exigencia intratextual, en una construcción, sentida, de una topografía interior que tenga su modelo, o su correlato, en los seísmos del pensar, en los desplazamientos íntimos de una interioridad vivida a lo máximo sin necesidad del aspaviento vitalista, ni de la orfebrería polvorienta de lo libresco. Y ese es su mejor valor, tal vez:

como la noche en el instante que te pierdes
hecha hoyo negro en la habitación de al lado
abrazada al volumen infinito de tu nombre
al color migala de tu eco nombrado.
como engarce entre mis manos
y grillete muriendo
agobio en tálamo de piel que te usurpa
periférica sombra que emerge.
(pp. 43)

Si, como dice la poeta, “ningún naufragio regala mariposas”, en tanto que la catástrofe tiene como rasgo definitorio su irreversibilidad, su radicalidad destructora, en el caso de la poesía no estamos frente a un naufragio, sino frente a un evento regenerador que implica -como en la tradición hindú- destrucción y regeneración a la vez (el dios Shiva). No hay poema ni poesía que pueda apreciarse, con justicia, como absolutamente destructivos, así como no hay muerte que no enseñe algo, o vida que sea por completo inútil. Los absolutos solo habitan nuestra mente superficial; no tienen mucho que ver con la realidad.

Pero lo que importa aquí es que Latitud de fuego se configura como un notable naufragio –pues quién puede afirmar: “este texto ha logrado decir lo que quiere”- que no solo libera versos alados, y aun textos que permanecen a flote; también es una oportunidad de reconstituir la relación entre lo humano, y lo humano mismo enajenado (sí, Marx); la opción que regenera nuestro sentido (muchas veces re-sentido) del mundo para devolverle su brillo prístino y valeroso. Latitud de fuego apunta, de pronto, en ese sentido, y nos recuerda, nos enseña, deja una seña sobre la posibilidad de sobreponerse a los naufragios personales y familiares, tal vez aun a los sociales, para elevar un ritmo que puede ser percibido por todos -con mayor o menor esfuerzo- sin apelar a concesiones fáciles. La poeta, con este libro, y parafraseándola, nos ha regalado a manos llenas el fuego que pasea junto a su espejo. Junto al nuestro.

26.7.11

Grave denuncia contra Alva Viale


Actualización final: Hoy la revista LIMA GRIS publica una entrevista a Leyton-Pérez donde el escritor sureño deja en claro que el impresor Alva Viale actuó a espaldas de la editorial ALTAZOR y anuncia inminentes acciones legales contra aquel impresor. Con esto el editor Willy del Pozo queda fuera de toda responsabilidad en este caso. Vean el video haciendo clic.

Actualización: Lamentablemente, el repugnante escándalo editorial que ha propiciado el impresor Harold Alva ha llegado a la prensa mayor. Pueden ver en el diario LA PRIMERA de hoy miércoles 27 de julio del 2011, una página entera, muy documentada, sobre el bochornoso incumplimiento de contrato de edición que perjudica a un hermano escritor chileno:


PRECARIA EDITORIAL (artículo de La Primera de hoy)


Lima Gris, la estupenda, no sé cómo llamarla en pleno, creo que revista virtual y física, y TV futura, ha conversado con un respetable escritor chileno que, una vez más, tiene problemas legales con el impresor Harold Stipf Alva Viale. Como acá creemos en la democracia y no en la justicia mediocre aprista, le damos la voz al perjudicado y esperamos la respuesta del impresor Harold Alva.

Pueden ver el video donde el escritor chileno denuncia y dice cosas más feas sobre el impresor Alva acá

(IMPRESOR HAROLD SPITF ALVA VIALE)

22.7.11

Cascahuesos editores en la 16ª Feria Internacional del Libro de Lima




Este año, Cascahuesos Editores también está presente en la 16ª Feria Internacional del Libro de Lima (Avenida Salaverry, cuadra 17, parque Los Próceres, Jesús María - Lima), y para todos nuestros amigos que quieran adquirir nuestros libros, les indicamos que nuestro catálogo actual se encuentra en el stand 33 de Casa Tomada gracias a la distribución de Librería Comala. Así es, adquiera los últimos títulos de nuestros autores peruanos y latinoamericanos tales como:

Literatura peruana:

Enrique Verástegui – Juan W. Yufra – Hugo Yuen – Néstor Málaga – Jimmy Barrios – Robert Baca Oviedo – Edgar Guzmán – Domingo de Ramos – José Pancorvo – Vladimir Herrera – Giulián Gutié – Lolo Palza Valdivia – Jaime Coaguila Valdivia – Orlando Mazeyra Guillén – Yuri Vásquez – Gregorio Torres Santillana – Jorge Alejandro Vargas Prado

Literatura latinoamericana:

José Kozer – Cristóbal Zapata – Juan José Rodríguez – Luis Carlos Mussó – Ernesto Carrión – Alexis Naranjo – Felipe Mendoza – César Eduardo Carrión – Carlos Vásconez

18.7.11

El antisemitismo de Céline



Encuentro en LETRALIA un texto sobre el gran escritor francés Louis-Ferdinand Céline, donde, una vez más, se intenta justificar el antisemitismo del gran novelista francés. Les dejo el pasaje correspondiente, pero pueden leer el artículo completo haciendo clic aquí.


Hay que entender el antisemitismo de Céline como algo que sólo puede ofender a espíritus mediocres (comunistas, nacionalsocialistas, gente de toda clase y condición que ha tenido la oportunidad de leer su obra, especialmente el “Viaje”, ha quedado sorprendida: unos por su calidad, otros por el revuelo que había levantado su autor, otros por su vigencia fuera de toda corriente ideológica y a la vez aplicable a todas). No porque creamos que el racismo es digno de propagarse (no hay doctrina más falsa, más absurda ni más inhumana) sino porque Céline nunca fue un verdadero racista (cosa que no se puede decir de Léon Daudet, Maurras o el mismo Hitler). Toda obra de arte implica una fuerza externa a ella, dentro de su autor, que la hace brotar: en los románticos fue la melancolía o el sentimiento de la naturaleza, en Rimbaud el desorden de todos los sentidos, en Sade la crueldad sexual, en Blake el misticismo, en Malcolm Lowry el alcoholismo, en Burroughs la toxicomanía. La droga de Céline fue el antisemitismo, como la de Lutero fue “la Babilonia prostituida”. Pero cuando se relee, ni siquiera en sus textos más envenenadores se encuentra ningún odio. Nos parece más bien un monólogo interior sin judíos. El drama radica en que las invectivas de su pesadilla se realizaron y millones de personas fueron exterminadas por un grupo de individuos a los que no se les puede aplicar ningún calificativo. El antisemitismo fue hasta 1939 una fuerza ideológica, como el anticlericalismo, el antimilitarismo, el anticapitalismo, transformándose en un móvil prohibido por nosotros mismos y por nuestros actos. Era tierra de cultivo en una época en la que nada hacía presagiar la barbarie que se aproximaba, hasta Umberto Eco en su última novela se hace cargo, forma parte de la personalidad del protagonista, lo ha escuchado desde siempre, y nada raro en una época de conjuras, folletines por entregas y panfletos a cual más incendiario e inverosímil. El problema de Céline es su actitud, no sabía pedir perdón como reconocen todos los que le conocieron, carga con todos sus errores sin claudicar un centímetro, no va con su estilo la disculpa, y menos en sus últimos años, encarcelado, asediado por los periodistas, la nueva Francia, las deudas, los editores... el se lo carga todo y eso es lo que le hace grande frente a otros como Jünger, Sartre, Camus... por mucho que sus partidarios quieran hacer volar sus figuras por el firmamento de las letras universales, caen en picado... no se sustentan... se desinflan a la primera de cambio... frente al monstruo, al racista, al antijudío, al fascista, al misógino, por mucho que apeste su sombra, parece que se va a hacer sentir otros cincuenta, otros cien años, por mucho que a algunos les duela y quieran hacer caer en el olvido.

En honor al poeta


Mirko Lauer, Luis Rebaza, Julio Ortega, entre otros especialistas en la obra de nuestro poeta E. A. Westphalen, se reunirán para hablar sobre su obra. No falten. (Clic en la imagen.)

11.7.11

Todo lo mediocre se desvanece en el aire

En el número 152 de Les Temps Modernes, de octubre de 1958, apareció un texto del filósofo (más bien historiador de la filosofìa) Jean Wahl, quien también excretaba poemas, donde, sin elaborar argumentos ni reparar en sus propias y evidentes debilidades como creador, intentaba enjuiciar a buena parte de los poetas contemporáneos suyos. El libelo iba acompañado, cómo no, de varios poemas de su cosecha:

Desde Valéry, Mallarmé y Claudel, hemos caído en Char y Ponge. No quiero hacer comparaciones, pero yo no comprendo a Char. Y comprendo que Ponge no es nada; ha fallado en su proyecto de estar al ras de las cosas.

Eso no es todo. Más adelante, escudándose siempre en poetas “renombrados”, asevera que Perse es “excesivo” y su poesía “una gran farsa”. Muy bien. Hasta aquí esta enorme y elaborada boutade no merecía más que sarcasmo, ironía y, acaso, un dignísimo silencio. Pero el ego poético es a veces indómito, y el poeta Francis Ponge –hoy lo sabemos gracias a la publicación de sus lettres- escribió una carta de respuesta que jamás envió a la redacción de la revista. Allí reclama a Wahl la serie de juicios de valor infundados que esgrime, sutilmente señala la arbitrariedad de su posición, y se da maña para sugerir que Wahl busca con esa postura terminar de atornillarse en la academia francesa de su tiempo.

René Char llegó más lejos. Envió una explosiva carta abierta a la N.N.R.F., la cual fue publicada en enero de 1959; extraigo solo dos fragmentos que no me atrevo a traducir:

Avec vous, Monsieur, la merde ne monte plus a chéval, comme se plaisait á dire Kierkegaard, elle descende au pot. (…) Vos lignes récentes, si laides, contra Heidegger, votre glouglou de ganache á propos du printanier et marveilleux Ponge, traduisent parfaitement votre état actuel: o philosophe du référendum!.

Un texto, insuflado y cojo, de un profesor de filosofía provocó por aquellos años casi dos años de intercambios y ataques. Hasta el novelista Alain Robbe-Grillet metió su cuchara para descalificar a Ponge con estas palabras:

Ponge se pone a hablar del hombre (a pesar suyo, se entiende), siempre del hombre, apoyándose con una mano negligente sobre las cosas…

Pero ya en 1947 Sartre había escrito, en "El hombre y las cosas", que Ponge era, “sin duda el primer materialista que había tomado en cuenta al individualismo del objeto en una perspectiva fenomenológica, y lo llamaba “cineasta del lenguaje”, entre otros epítetos muy favorables. ¿Por qué, entonces, molestarse tanto con las maquilladas inmundicias del profesor Wahl?

Muchas veces la fugacidad, superficialidad y equívoco de la fama literaria, ocultan obras valiosas, esfuerzos loables, y resaltan figuras que buscan incesantemente imponerse al gusto general (bastante deplorable entonces como ahora, al menos en poesía). Estos dudosos "atributos" del éxito literario no pocas veces promueven a favorecidos por la academia o por los medios, y hasta dan tribuna a delincuentes literarios que no reparan en ofender, atacar, embarrar a sus contemporáneos para resaltar un momento ellos.

Pero todo eso es inútil, todavía es inútil… Hoy casi ni se recuerda en las facultades de filosofía al patético profesor Wahl, y los poemas que excretaba en los años cincuenta han caído con toda justicia en el olvido. Sin embargo, ahí están, incólumes, el reto y la belleza para pocos de la poesía de René Char y de Francis Ponge.

6.7.11

LA VUELTA DE VUELTA



Veo en la web de Letras Libres que se está republicando la extraordinaria revista Vuelta que dirigió desde México Octavio Paz. En el número de este mes, encontré una reseña de José Miguel Oviedo a La tortuga ecuestre y otros textos, de César Moro. Les dejo un fragmento:

Humedad, frío y oscuridad constituyen los sustentos de su exploración poética que, sin embargo, se orienta hacia lo terrenal, lo ardiente y lo fúlgido. El último poema citado termina ron esta precisa declaración: “Yo pertenezco a la sombra y envuelto en sombra yazgo sobre mi lecho de lumbre.” Esa búsqueda está guiadapor un impulso erótico. El amor no es en Moro un sentimiento o una simple experiencia por la que pasa el yo: es una transfiguración instantánea y eterna, una puerta al vacío tras la cual el ser naufraga y se anula.
Como dice muy bien Guillermo Sucre:


“Su erotismo no es sólo experiencia de la plenitud sino también de la carencia.”



1.7.11

DE MI CORREO



"La invitación será enviada pronto, por ahora, dejo los datos: Martes 5 de julio a las 7.30pm en La Cía cafe hogar. Av. Grau 320 Barranco. Los comentarios estarán a cargo de Carlos López Degregori, Victor Vich y José Donayre :) Y están todos invitados! pronto se posteará el evento."

Andrea Cabel
Se produjo un error en este gadget.