28.9.11

ARGUEDAS: POETA DE LA VERDAD





Como sabemos, el 23 de junio de 1965, un grupo de intelectuales y críticos peruanos participaron en un debate llamado La mesa redonda sobre Todas las sangres, donde básicamente se cuestionó la capacidad mimética (como si ello fuera algo valorable per se para la literatura) de la obra arguediana, y se criticó su falta de “valor testimonial”.

La Biblioteca Nacional acaba de publicar, en un libro bellamente editado, Arguedas, poética de la verdad (2011), volumen que recoge las principales ponencias y opiniones sobre la obra del autor de Los ríos profundos en la que fue la Segunda Mesa Redonda sobre Todas las Sangres, realizada entre el 19 y 20 de enero de este año en las instalaciones de la BNP.

Como bien dice Ramón Mujica en su prólogo al libro, Arguedas, tal vez a pesar suyo, no escribió “cuentos y novelas de ficción, sino testimonios verdaderos del alma que no todos somos capaces de descubrir en nuestros cuerpos”. Su mundo, entonces, no tendría por qué reflejar, a la manera del espejo stendhaliano, la realidad de su tiempo; lo que hace es interpretarlo, e interpelarlo, desde una interioridad muy especial, la de un poeta, según mi parecer.

Aunque todas las ponencias son interesantes, reconozco tres posiciones centrales en torno a la obra del escritor apurimeño. Por un lado está la lectura sociológica, muy sólida, de Aníbal Quijano. Quien insiste con argumentos en relacionar Todas las sangres con la cuestión del poder colonial y afirma que “el proyecto arguediano era un proyecto de subversión de la colonialidad del poder”, para lo cual el escritor necesitó un nuevo idioma y apelar a una subversión lingüística y narrativa, que es lo que hace tan distinta su propuesta literaria.

De otro lado tenemos la lectura que hace Mujica Pinilla de la obra de Arguedas. Mujica recupera y resalta a un Arguedas cuya obra “trasciende toda dimensión política e ideológica”, de manera que lo mágico, el mito, la fábula, el relato oral permanecen en sus obras como topói literarios. Encuentra, además, Mujica, una interesante simbiosis entre la teoría del lenguaje de Arguedas y las propuestas sobre ese tema, de San Agustín y San Buenaventura.

Finalmente, el director de la BNP recuerda que en un artículo furibundo de 1962, publicado en "El Dominical" de El Comercio, Arguedas señala como peligroso el hecho de que el arte del retablo peruano esté pasando del retablo “mágico”, con simbología tradicional y ancestral, hacia el retablo “mercantilista”, donde se representaban escenas poco significantes y que ponían en peligro el sentido más profundo de ese arte antiguo y ligado a contenidos tradicionales.

Una tercera postura frente a la obra de Arguedas la tiene el crítico Abelardo Oquendo, quien rescata la dimensión estética del corpus arguediano, y encuentra su narrativa esencialmente lírica, además de destacar la singularidad del escritor Arguedas, quien habría utilizado una “desficcionalización” de su narrativa, técnica acaso inconsciente que se basa en el uso de una primera persona que mezcla elementos de la biografía del autor con elementos de la realidad.

Sin duda es un gran aporte a los estudios arguedianos este libro que acaba de lanzar la BNP. Recomendable incluso para los que no han leído al gran poeta, escritor y etnólogo apurimeño.

RESEÑA CONTRA MI PRIMER POEMARIO



Hace diez años publiqué mi primer libro, Luz de limbo. Fue, recuerdo, con mi propio peculio, y con alguna ayuda económica de ciertos amigos, mediante un mecanismo hoy en desuso: los bonos de preventa. En esos años, publicar no era tan fácil como ahora, sobre todo por lo económico, pues los precios de una edición decente de 500 ejemplares superaban los 1,500 dólares de la época.

Releo mi propio poemario ahora, y me doy cuenta de que, a pesar de que tiene poemas que han sobrevivido al paso del tiempo, hoy me convence menos que entonces. Y entonces no me convencía mucho tampoco. Es un poemario correcto, con poemas bien estructurados y demasiadas secciones para su brevedad. Es un primer poemario "clásico", con homenajes a ciertos íconos poéticos personales, con poemas de cierta preocupación social, con poemas de desamor. Es un buen primer poemario pero hay muchos así.

No puedo dejar de sorprenderme cuando algunos amigos elogian ese primer poemario y los poemas -muy logrados, dicen- que contiene. A mí no me atrae para nada esas características del libro. Es más, no me atraen esas características en ningún libro. Creo que si en un libro de poemas el riesgo ha sido suprimido, la exploración ha sido maniatada, lo subversivo ha sido bien encaminado (sic), estamos frente a un problema.

Lamentablemente, lo descrito no solo es problema de Luz de Limbo, sino de muchos poemarios posteriores y anteriores a él. Sobre todo posteriores. Pocos arriesgan, pocos escriben de espaldas a la aceptación fácil (yo mismo empecé a hacerlo recién a partir de mi segundo poemario). Lo seguro atrae como moscas a los poetas, jóvenes y madurones. Lo seguro es la tumba futura de la poesía. Lo seguro, a la larga, es lo más inseguro en poesía.

26.9.11

DE MI CORREO...



"Queridos amigos

Los días 4 y 6 de octubre, estaré en Lima leyendo parte de mi trabajo poetico de los últimos años en la Librería Inestable, los datos los encontrarán en el anexo. Es probable que les reenvíe esta misma información más cerca de las fechas, sepan disculpar esa mínima insistencia (así como, por esta única vez, este mensaje colectivo), pero es que será la primera vez que haga una muestra oral de poemas en la ciudad donde nací, invitado de hecho por la Librería y su creador, el poeta, generoso investigador de la poesía contemporánea, Carlos Carnero.

Para quienes no hayan oído hasta el momento hablar de ella, la Librería Inestable es un emprendimiento único y no apenas en el Perú: absolutamente dedicada a la poesía y a las escrituras de riesgo, en algún sentido exploratorias, por lo cual vale la dicha difundirla y apoyarla. Es un ámbito donde van a encontrar libros que no están en ninguna otra parte. Hasta ahora la Librería Inestable intervino --con buen funcionamiento y como verdadera novedad en un medio más bien chato y dominado por criterios totalmente ajenos a los devenires apasionados de la lectura-- en Ferias del Libro de Lima. Aunque en pocos días más, casi en cuestión de horas, abre su local al público en Porta 185 "B", Miraflores (a metros de Av. Benavídes).

Para mí es hermoso de por sí participar de alguna manera en un proyecto así de especial. Desde ya, están en total libertad de difundir y avisarles a quienes quieran, ya sea mediante reenvío de este email ya sea imprimiendo el afichito de marras y colocándolo donde les parezca razonable. Ojalá podamos brindar juntos en alguna de ambas ocasiones.

Saludos repartidos,
reynaldo jiménez
(en bs as)"

23.9.11

NUESTROS APOCALIPSIS



Desde el viernes 30 de octubre al sábado 1 de noviembre del 2011 se celebrará el simposio El Apocalipsis en el Nuevo Mundo: arte, profecía y mesianismo en Hispanoamérica (s. XVI-XVIII). El evento será inaugurado el 29 de setiembre en la Biblioteca Nacional del Perú (BNP) y el Simposio se realizará en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).
Sobre el Simposio

En este evento se buscará trazar los orígenes europeos y las trasformaciones americanas de una tradición escripturística que sirvió de base, tanto para justificar la conquista española del Nuevo Mundo como plantear un pensamiento autonomista y emancipador de corte religioso que preparó el camino y sirvió de base para justificar la Independencia Americana. Asimismo, se propone discutir la función política, religiosa y social –así como sus expresiones- del pensamiento profético y mesiánico hispanoamericano que formó parte medular del discurso imperial de la monarquía católica española.
Ponentes de lujo

Tendrá como ponentes a destacados estudiosos de diversas Universidades e Instituciones nacionales y extranjeras como Kenneth Mills, (University of Toronto, Canadá), David Brading (University of Cambridge), Pierre Duviols (École des Hautes Etudes, Paris), Sabine MacCormack (University of Notre Dame-Indiana) Victor Mínguez (Universitat Jaume I, Castellón), Jaime Cuadriello (Universidad Nacional Autónoma de México) Jorge Cañizares-Esguerra (The University of Texas at Austin) Scarlett O´Phelan (PUCP, Lima) Ramón Mujica (Biblioteca Nacional del Perú), Escardiel González Estévez (Universidad de Sevilla), Fredy Parra Carrasco (Pontificia Universidad Católica de Chile).

La ceremonia inaugural se realizará el jueves 29 de setiembre a las 19:00 hrs en la BNP, Av. De la Poesía 160, San Borja, El ingreso es libre.

El Simposio se desarrollará el viernes 30 de setiembre y sábado 1 de octubre (a partir de las 9.00 hrs) en la Sala de Grados, Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Los cupos son limitados. Para mayores informes comunicarse al teléfono 6262000 anexos 5156 o 5109. o al correo electrónico: prgestudiosandinos@pucp.edu.pe


Este evento cuenta con el apoyo de la Biblioteca Nacional del Perú, el Programa de Estudios Andinos de la PUCP, y el proyecto titulado “El Barroco Hispano” con sede en la Universidad de Western Ontario en Ontario, Canadá

EL NÚMERO 17

Acaba de salir a la venta el número 17 de la revista COSAS HOMBRE, con nada menos que John Malkovich en portada, abundantes lecturas interesantes, literatura, arte, autos y, por supuesto, política. Además, mi acostumbrada página de libros, y sensualísimas fotos de Anahí de Cárdenas :)

21.9.11

BNP: Una buena noticia soslayada



El estado lamentable del periodismo limeño, perdido entre noticieros escabrosamente adictos a las notas policiales, y los diarios de oposición obsesionados en buscarle hilachas y pelitos a las acciones del gobierno de turno, han dejado pasar una excelente noticia ayer: los primeros frutos del proceso de devolución anónima de ejemplares desaparecidos de la Biblioteca Nacional. Reproduzco la nota de la página web de la BNP:


Seis libros de los siglos XVII y XVIII y uno actual, sustraídos de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP) fueron devueltos en forma anónima en la parroquia El Sagrario (costado de la Catedral de Lima).
El Cardenal, Juan Luis Cipriani Arzobispo de Lima hizo esta significativa entrega al Director de la Biblioteca Nacional del Perú, Ramón Mujica Pinilla y expresó que se sentía contento de colaborar con esta campaña para recuperar libros robados de la BNP.
“Hoy tenemos la presencia de Ramón Mujica, que con tanta valentía y creatividad está tratando de recuperar los libros y es por eso que nos hemos unido a esta tarea”.
En tal sentido, el Arzobispo de Lima felicitó al Dr. Mujica por esta gran cruzada para recuperar el patrimonio nacional a través de la campaña “Se buscan libros perdidos de la BNP”.

Campaña continúa
A su turno el director de la BNP dijo estar orgulloso con la respuesta ciudadana a la campaña de devolución. Agregó que tiene un significado aleccionador. “el retorno gratuito es un acto generoso de puro patriotismo espiritual y la iglesia cumple una función medular”
La mayoría de los textosson de carácter religioso y algunos habían desaparecido en la década de los 80. El titular de la primera institución cultural del país invocó a toda la ciudadanía a seguir colaborando en la recuperación de los libros perdidos.
Los libros que fueron entregados por el primado de la iglesia peruana son Cornelii Cornelii – A Lapide e Sociate Jesé, Commentarius in acta apostolorum, epistolas canonicas et apocalypsin – Año 1732, Qvestion Moral, Si el Chocolate quebranta el Ayuno Eclesiástico – Año 1936, Relación de la vida de la V. Madre Sor María de Jesús Abadesa, Año 1762. Invasión de la idolatría (1621),”De las tapadas” de Antonio de León Pinelo (1641), “Opera Omnia” de Virgiilius Maroni ??? .Todos ellos tienen el sello que los identifica como propiedad de la BNP.
También fue devuelto un texto contemporáneo: Vivir para contarla, de Gabriel García Márquez (2002)

.
Las personas interesadas, podrán devolver los libros de la BNP de forma anónima en la parroquia El Sagrario, de lunes a viernes de 10 a.m. a 1 p.m. y de 3 p.m. a 7 p.m. Los sábados de 10 a.m. a 1 p.m. También pueden comunicarlo a través del teléfono 513-6900, anexo 7208.


San Borja, 19 de setiembre de 2011

Oficina de Imagen Institucional y Extensión Cultural
Biblioteca Nacional del Perú
NP Nº 097-2011 OIIEC-BNP


(Ramón Mujica, director de la BNP y reconocido intelectual peruano.)

17.9.11

NUEVA NOVELA DE AMPUERO


Se presenta (clic en la imagen) la reciente novela de Fernando Ampuero, una que, desde el título, es autoirónica y crítica en el sentido social y humano. Me dice Fernando:


"Deben percibir el humor y la intención. Yo no estoy haciendo una diatriba con mi Pedro José, sino un autorretrato en clave falsa, exagerando e inventando algunos episodios de mi vida, y atenuando otros. Se trata, en realidad, de una autocrítica personal, y de una crítica a la sociedad en la que vivo, en la que mi Pedro José ya no encaja, bajo la premisa de reírme de mí mismo, por supuesto".

Están todos invitados.

15.9.11

LOS AMARRES DE ALEJANDRO SUSTI



Se dice que diez años son un periodo suficiente para que un poemario se decante y exhiba con nitidez sus defectos y virtudes. Por lo menos en el caso de Corte amarras (Campodónico, 2001), de Alejandro Susti, esto parece cierto.

Publicado en abril del año señalado, el poemario confirma lo expresado en el paratexto: un “regreso a la palabra sencilla, de tono confidente” que trata de abordar “la vivencia del exilio” de una manera nueva. El libro también recorre temáticas más cercanas al cantautor: la música, el tema familiar, algo de temática histórica…

En el texto que abre el libro –el volumen, muy breve, carece de secciones--, titulado “El destierro de los viejos”, parece sugerirse una leve utopía: “en otros tiempos fueron venerados/ en andas cargados hacia los salones/ en donde dictaban justicia (…) pero ahora nos resultan incómodas sus miradas/ irrelevantes sus palabras/ perdido el fuego de sus sentencias…”

Y ese va a ser un rasgo recurrente en el texto, una cierta ligereza en el tratamiento de los temas, falta de profundización en vetas que podrían dar más. Esto se nota más claro en los poemas de tema histórico: “Día del requerimiento”, “Oda a sir Francis Drake” y “Regreso de la guerra”, que me parece el mejor de esta serie.

En general, los hechos históricos apenas sirven de referente para un discurso débil, decaído, en el que el yo poético a veces confunde la palabra “decantada”, madura, con la palabra desganada, insuficiente. Y hay más.

La confesión del exiliado letrado en EE. UU. queda explícita en estas líneas inolvidables:

Es tan fácil enredarse en el suelo americano
Tan fácil confundirse y quedarse atrapado
En cualquier vitrina
Con un precio atado al cuello
Tan fácil duplicarse
Centuplicarse
(…)
Y el vacío de sus rostros carcomidos por el
Roce
El precio del olvido que todos pagan
Aquí
en el Norte.
(páginas 29-30)

La delgada línea azur entre la sencillez y lo olvidable. El poeta desperdicia un gran título –años después muy bien aprovechado por Eduardo Chirinos- con un texto francamente menor y previsible:


BREVE HISTORIA DE LA MÚSICA

En el principio
Fue el silencio
Y luego
el tambor
el latido de tu corazón
con el mío

Aún más desencontrado –digámoslo así—es “Breve historia de la canción”; pero en “Partitura” el yo poético recupera la forma (“en compás de espera/ de negras latentes/ redondas y corcheas/ que se traban en el discurso picado/ del staccato/ en ligaduras de síncopa prolongada/ por sobre el vértigo de la barra”) dejando claro que es lo musical donde mejor se mueve su registro, y lo que mejores sones brinda el libro al lector y al poeta.

A pesar de que ”Silencio”, el último poema de Corte de amarras, resulta ligero y medroso con un gran tema, creo que los mejores temas del libro se reúnen hacia el final. Sobre todo hablo de “Sepia”, donde el recuerdo del padre y de la casa familiar llegan al lector con alguna intensidad.

A desmedro de lo que se dice en el paratexto, Corte de marras es un primer libro que tienes muchos amarres indeseables: es rutinario, hasta cierto punto previsible, y con una tendencia a visitar los lugares de siempre de los debutantes: los recuerdos familiares, la casa familiar, las aficiones personales (el poeta es cantautor que escribe poesía, o al revés), todo con un lenguaje llano, sin ningún riesgo y, lo que es peor, sin salirse de los márgenes siquiera del poema escrito con corrección y levedad.

14.9.11




La revista francesa Le Point, acaba de publicar un libro dentro de su colección “Le Point Références”: Nuestro últimos maestros. Textos Fundamentales. En este volumen se revisa la obra los principales pensadores franceses del siglo veinte, aquellos que han sido “adorados, imitados, envidiados, detestados, denigrados y que han marcado a muchas generaciones”. La nota respectiva:

Lévi-Strauss, Lacan, Barthes, Foucault, Deleuze, Bourdieu, Derrida… : sept penseurs français qui ont bouleversé notre mode de pensée en révolutionnant les sciences humaines.
Qu’ils l’aient voulu ou non, ils ont été nos derniers maîtres. Des penseurs hors-norme, adorés, imités, enviés, détestés, dénigrés, reniés, qui ont marqué plusieurs générations. Mais que reste-t-il de leur pensée aujourd’hui ? Les questions qu’ils ont soulevées ne sont-elles pas dépassées ?
Le Point Références présente ici leurs principaux textes, expliqués et commentés par les meilleurs experts, dans un style abordable pour tous. Julia Kristeva, Alain Badiou, Antoine Compagnon, Jean-Luc Nancy, Marc Augé, Loïc Wacquant et François Cusset expliquent les raisons de leur succès et font le point sur leurs principaux apports.


Le Point Références – N° 35 –« Les textes fondamentaux, Nos derniers maîtres » – 128 pages

Una pared vacía y la flor de la infancia



Texto leído por Carlos Morales Falcón en el Instituto Porras Barrenechea, para la presentación del poemario Von.


Carlos Morales Falcón

Como la canción homónima de la banda islandesa Sigur Ros, Von (2011) señala a la esperanza como el impulso que genera el vuelo etéreo y el deseo por hallar un bien que guiará la búsqueda en un espacio idealizado que, como los campos de Islandia, es también un estado del alma. La generación de este espacio primordial es gravitante y tangible en Von. Permanece señalada en los nombres de cada una de las secciones que van estableciendo escalas de quietud, privilegiando espacios cerrados y domésticos (“Estancias del ensueño”, “Jardín interior” y “Patio de espejos”), cuyas menciones hacen evidente la sombra abarcante de una casa cuya presencia se omite pero que se intuye en estas zonas parceladas donde el tiempo es detenido, el espacio un refugio y la vivencia interior.

El avance de este impulso va trazando una línea progresiva donde una presencia va señalando y despojándose de las referencias de su entorno en el cambio de atmósfera que genera el ingreso hacia habitaciones distintas. Los resplandores del alba y los reflejos boreales irán alumbrando las fuentes en donde la voz poética bebe y se reconoce (Pizarnik, Chagall, Hokusai, Chopin), el espacio mítico de contemplación donde ampara la amistad y el amor (la playa Waikiki), hasta acallarse, con una música ensombrecida, en una larga noche solitaria enfrentada solo al reflejo de la propia imagen y las duplicaciones de la palabra.

En ese sentido, Von grafica no solo el paso temporal del fulgor crepuscular hacia la noche inmutable, sino que este vuelo registra una parábola de ahondamiento interior y un movimiento de caída. Este movimiento de descenso y su contrario de ascensión, que oscilan constantemente en el poemario, trazarán además una concepción de vida, simbolizada por dos imágenes frecuentes y complementarias: la de un cometa atado al árbol de una casa y la de un ave sin vida quemada por el agua. En el caso de la segunda imagen, la caída que la hace asentarse en la realidad, se hace tangible con esta curiosa visión de la muerte que engendra otros matices de vida pues transfigura la materia inerte en algo bello que genera, a su alrededor, apelaciones sensibles.

De niña me enamoré
de un pájaro muerto,
el eco de su clamor brujo
golpeaba lirios en el jardín.

Sus ojos desbordaban
un río de espuma,
sus alas triangulares
campanadas de catedral
sobre el papel.


Al punto que la materia parece no tener esplendor sino en la corrupción de la carne. Por eso esta caída se vuelve, en realidad, la floración de la verdadera vida, pues la sensación de vitalidad es una inmovilidad rodeada por el silencio y perfumada de fragancias tristes. Y aún esta vida alada que ha naufragado, o ha varado en la superficie de un jardín, produce una resonancia, un “clamor brujo” que, a la vez que conmueve y hechiza a la realidad circundante, moviliza también la mecánica de la escritura con un reclamo de responso, con “campanadas sobre el papel” que activan el tono de letanía sobre aquello que tuvo vida y adquiere nuevos contornos. Estos golpes de sonido equiparan la inmovilidad de la materia con la fijeza de la estructura del cuerpo del poema que aprehenderá esta fragancia de vida y la fascinada aflicción de lo perecedero. No será la primera vez que la constitución del poema se revela también como una “carne triste”, ni que la decisión de la creadora señale los límites de su forma. En otro poema, de la sección “Jardín interior”, se leerá:

He naufragado sobre el ojo del mundo. He caminado como siamés perdida, buscándote en cada latido de mi órgano vital (azul), con una música feroz de fondo, yaciente sobre el borde de mi nuca. Estoy varada en medio del jardín donde persiste la razón. Los fríos estandartes del mundo han hecho de mí una niña sin muñecas, un pequeño animal borrado por el fuego. Anudo los hilos que confinan los ríos coagulados por la sangre de Ícaro. La tempestad no podrá hallarte. Voy a cargar el cielo verde que cae sobre ti con todo su peso. Seamos tú y yo: el génesis. Ven y sálvame.

La escena del inocente e insensato Ícaro cayendo al mar, formando ríos de sangre, como, en otro poema, la del joven guitarrista y cantante Jeff Buckley ahogado en el río Wolf, y corrompiéndose en una visión de belleza y soledad, son, nuevamente, la identificación de alguien incompleto que se sitúa en una zona de pérdida y que encuentra su paridad más esencial, limpia y dramática en los ecos que se reproducen en otros cuerpos alados y truncos. La primera imagen, en cambio, la del cometa atado al árbol de la casa (que, en realidad, permanece unida a la anterior pues inocencia y muerte se conjugan en cada rincón del poemario), es la ligazón hacia el universo afectivo de la infancia.

La morada de Von es una añoranza del espacio interior de la infancia y la prolongación de una etapa “petrificada” y aún “fraganciosa” que se resiste a ser interrumpida por la agresión de la realidad racional y mecánica y los límites formales de una vida adulta, como en el desarrollo del discurso del poemario los versos se verán enfrentados, constantemente, por la aparición de una pared vacía. Y esta sería una traba si los versos mismos no se encargaran de llenar su rostro blanco con trazos de colores, y si la pared misma no fuera un punto de enlace que apunta al cielo descubierto de estrellas y a la vez se afirma en un extremo de la tierra, creando así la imagen del cuarto interior de la poeta, liberado al movimiento de las constelaciones pero también enraizado en un palmo de realidad. Rincón sin techo, libre para el ensueño, y porción de tierra donde enlazarse a la infancia, aunque sin alas, con las alas de la imaginación y la añoranza. Así, adquiere relevancia la afirmación de un tiempo libre, es decir, aquel tiempo en el que se ejerce la libertad y no es cuantificado para fines prácticos, y también, con una contenida melancolía, la construcción de una zona de insularidad.

Aunque Von es un canto de añoranza que, en su vuelo, queda atado a una etapa de la vida, es también, en su revés, la aceptación de la propia imagen que refleja los claroscuros de un alma adulta, porque, a fin de cuentas, es la pulsión de este reconocimiento lo que propicia la necesidad de recrear un espacio idealizado en donde la constitución adulta no se opone sino complementa, prolonga y purifica la visión de la infancia que, desde siempre, la acompaña gravitando al lado suyo. En Von ha sido la inmovilidad lo que ha definido mejor esta sensación vital que trae como contrapunto la acechanza de la muerte al interior de los poemas que reproducen así los distintos reflejos de la imagen de quien escribe; y también ha sido la sensación de destierro de un territorio primigenio, irremediablemente perdido, lo que ha permitido poder habitarlo nuevamente, y esta vez, desde la escritura y el ensueño, de una manera más intensa y profunda.

Con Von, Laura Rosales se distingue como una voz definida y singular en la última promoción de nuestros jóvenes escritores y se inscribe en la mejor tradición de nuestra llamada poesía de la “otra margen”, pero siguiendo el propio rumbo de su barca de flores de la infancia.

10.9.11

DE MI CORREO...




CASCAHUESOS EDITORES tiene el honor de anunciar la pronto aparición de la antología LETRA A LETRA del reconocido poeta CARLOS GERMÁN BELLI, destacado integrante de la mejor generación poética de nuestro país.

Luego de un largo y conveniente tiempo de espera, al fin podemos anunciar la pronta aparición del libro LETRA A LETRA Antología Poética de Don Carlos Germán Belli, el poeta nacional con más logros obtenidos en los últimos años y que, entre muchos otros méritos, ha sido postulado por la Academia Peruana de la Lengua para recibir el Premio Nobel de Literatura.
La antología, elaborada en conjunto con el poeta Maurizio Medo, es un humilde homenaje que creemos necesario hacer desde nuestra ciudad a tan gran baluarte no solo de la poesía, sino de la lengua española en general.
La presentación de dicho libro formará parte de las actividades que se llevarán a cabo en la III Feria Internacional de Libro de Arequipa 2011, en donde se le rendirá un merecido homenaje y reconocimiento a su carrera poética.

Sobre el autor
“Su poesía es difícil, melodramática, de un narcisismo negro, impregnada de extraño humor, cáustica y cultísima. Está hecha de inconcebibles aleaciones: la métrica del Siglo de Oro y la jerga callejera de Lima, la sinrazón y el lujo del surrealismo y la sordidez de la vida de la clase media de una sociedad del tercer mundo, la nostalgia y el sueño de un existencia pletórica que se hace trizas al estrellarse diariamente con el desmentido de la experiencia y que, tercamente, se rehace por obra del deseo y de la imaginación para despedazarse otra vez, al primer choque con el fatídico principio de realidad.”
Mario Vargas Llosa


Del autor

Carlos Germán Belli nació en Lima el año 1927. Ha trabajado en la administración pública, en el periodismo cultural y la docencia universitaria. Intervino en el Programa Internacional de Escritores de la Universidad de Iowa, y en dos ocasiones obtuvo la beca Guggenheim. En el 2006 recibió el Premio Iberoamericano Pablo Neruda y en el 2009 el Premio de Poesía José Lezama Lima. Ha reunido su poesía completa bajo el título de Los versos juntos (Sevilla, 2008).

Hablando de libros electrónicos…



Encontraron muerto hoy al creador del Proyecto Gutenberg y padre de los libros electrónicos. La nota es de Clarín.

http://www.clarin.com/internet/Murio-Michael-Hart-libro-digital_0_551345090.html


"Hart, que se describía a sí mismo como "ciber-hippy", nació en Tacoma, en el Estado de Washington, el 8 de marzo de 1947. Creció rodeado de libros. Sus padres eran profesores de literatura inglesa y matemática.

Cuando el Proyecto Gutenberg empezaba a dar sus primeros pasos, trabajó en ocupaciones diversas para mantenerse, entre ellas la instalación y reparación de equipos de sonido hi-fi.

El desarrollo de la biblioteca digital avanzó lentamente en los primeros 18 años. En agosto de 1989 completó el décimo libro electrónico, la traducción de la Biblia de King James. Pero la colección en línea creció de manera exponencial en las siguientes dos décadas y hoy el Proyecto Gutenberg no solo alberga libros, sino también CDs y DVDs gratis.

Hart recibió muchas críticas del mundo editorial tradicional, que lo acusaba de lucrar con las obras de autores fallecidos, pero el tiempo le ha dado la razón y la visión de un mundo alfabetizado a través de los libros digitales es hoy una realidad".

9.9.11

Editorial Norma y la crisis



Me acabo de enterar por este video

http://canalrcnmsn.com/noticias/revuelo_en_mundo_editorial_norma_dejar%C3%A1_de_publicar_literatura_para_adultos

que editorial Normal ha decidido dejar de publicar literatura para adultos, incluyendo las líneas de autoayuda y demás. Así de fácil. En realidad, esto responde a la forma en que ciertas editoriales han venido respondiendo a la evidente escalada de ventas de libros electrónicos en todo el mundo -a la fecha, Amazon vende ya más de la mitad de sus libros en forma electrónica-, pero también tiene que ver con la manera en que la recesión mundial, que apenas empieza a sentirse fuera del primer mundo, afectó precozmente a ciertos sectores.

Esta noticia triste me llega justo cuando repasaba unas páginas de El fondo del cielo (Mondadori, 2009), la novela con sci-fi de Rodrigo Fresán, donde un par de enamorados, y enamorados de los astros, se enfrentan al fin del mundo (o al fin de un mundo). No sé por qué -tal vez porque Fresán habla en sus agradecimientos de una novela de John Cheever- me acordé también del cuento "Reunion", incluido en sus cuentos completos (los de Cheever), y que es un relato breve y melancólico que debe ser uno de los que he leído más veces en toda mi vida.

Por supuesto, en tiempos de una relativa e ilusoria bonanza editorial como la que experimentamos desde hace algunos años, a la noticia sobre la decisión drástica y eminentemente crematística de Norma, tal vez no se le dé mucha relevancia; pero, por mi parte, voy tomando dos decisiones: comprarme urgente un e-book, y terminar de releer la novela de Fresán, no vaya a ser que mañana, o pasado, desaparezca de mi biblioteca junto con todos los libros físicos, como anuncio, o sentencia final, del final de todos los finales: el del libro tal y como lo conocíamos hasta ahora.

6.9.11

Golpe bajo a Bukowski




En la revista francesa Lire han hecho una encuesta entretenida. Han preguntado a diversas personalidades cuál es el libro que nunca terminó de leer y por qué. Las respuestas son a cual más sorprendentes, como esta de una periodista francesa sobre la novela Pulp, de Charles Bukowski:

Pulp : "Chaque nouvelle page ressemblait à la précédente"

"Pulp, de Charles Bukowski (1994): et pourtant, j'étais bien partie. Ce personnage de détective désabusé et passablement pochtron missionné par la Mort elle-même pour retrouver un Louis-Ferdinand Céline "en cavale" depuis le jour de son décès officiel, laissait présager du meilleur. Ce fut le cas dans la première partie du roman, jusqu'à ce que je m'aperçoive que chaque nouvelle page que je tournais ressemblait invariablement à la précédente, au point de me lasser, de manière définitive."


Iris Mazzacurati, journaliste & responsable éditorial web Cinéma.

Si bien Bukowski efectivamente parece repetirse incluso dentro de un mismo libro, hay que decir en su ¿defensa? que en su caso el hombre era el ¿estilo?, y que su propuesta recidía parcialmente en precisamente dar más de lo mismo a sus numerosos lectores :)


(Bukowski en el programa francés Apostrophes.)

5.9.11



"Abran las puertas a Juan Rulfo, José Luis Borges, Cortázar, Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa; ábranlas incluso a Nélida Piñón y Juan Goytisolo, pero que nadie busque a Manuel Puig o Roberto Bolaño. Como suele decirse, no están todos los que son y, según parece, tampoco se les espera. "Sí que hay olvidos deliberados, aunque no voy a decir cuales", asegura Carlos Fuentes al tiempo que tira del hilo de "La gran novela latinoamericana" (Alfaguara), ensayo con el que el escritor mexicano propone una excursión guiada por la historia de la narrativa hispanoamericana."

Así empieza la nota de David Morán en ABC sobre el nuevo libro de ensayos de Carlos Fuentes. Muchas veces los olvidos u omisiones dicen más que lo consignado. Lo de Puig puede pasar por agua tibia por una cuestión de gusto -puede haber también un rezago del enfrentamiento que hubo sobre el debate sobre el Boom latinoamericano-. Pero lo de Bolaño, a estas alturas, parece injustificable, salvo que la sombra de Paz, quien menospreciaba a los Infrarrealistas, siga moviéndose en ciertos niveles de la literatura mexicana. (Seguir leyendo)

3.9.11

RESEÑA EN PERIODICO DE POESÍA- UNAM



Una de las revistas de poesía más visitadas de Latinoamérica es Periódico de Poesía, de la UNAM (México). Allí me acaban de publicar una extensa reseña sobre Los poemas del clima, la voluminosa antología de poemas de Wallace Stevens publicada por La Flauta Mágica en Uruguay, con traducción y selección de Roberto Echavarren. Les dejo un par de párrafos. Pueden leer todo haciendo clic al final.


La antología, titulada apropiadamente Los poemas de nuestro clima (La Flauta Mágica, 2011), a decir del poeta uruguayo recoge textos que crean un personaje que “no es un hombre, ni siquiera un maestro, un señor, un amo, sino más bien la ausencia del sujeto; pero no neutro, ni indiferente ni completamente abstracto. Este hipersujeto es el mismo marco de la imaginación, la medida del alma, el curso de las estaciones, es algo de los sentidos en la mente (…) el contorno del espacio sensible de la mente”.

Así es. Lo que hace Stevens, finalmente, es desplegar un mapa de las abstracciones imaginales del hombre contemporáneo. Esto implica no solo una gran capacidad de autopercepción, también tiene que ver con la capacidad de ponerse al margen del gran río pardo del olvido de sí mismo, y por lo tanto de los movimientos de nuestra propia mente, que hoy predomina. Esta es una facultad lamentablemente inalcanzable para la mayor parte de los seres humanos hoy. Stevens es capaz de cartografìar, no obstante, su imaginación abstracta, los vaivenes sutiles de su pensar:
…La novia
Nunca está desnuda. Una cubierta ficticia
Teje siempre el centelleo de la mente y el corazón.

¿Hay cierto poema que nunca llega a las palabras?
¿Y otro que se burla del tiempo?

Lo peculiar potencia lo general:
Combina el latín de la imaginación con
La lengua franca y jocundísima.


(Seguir leyendo.)

2.9.11

Ágreda y el famélico reseñismo peruano



Si un reseñista como Javier Ágreda, que tiene ya sus décadas comentando libros, no da en el punto clave frente a un autor de la envergadura de Chesterton, pues ¿qué podemos esperar de los que tienen unas pocas líneas para escribir sobre cada libro, como Sánchez Hernani en Somos? Aquí la reseña de Ágreda publicada en su blog:

“Destacado representante de la gran tradición literaria inglesa, Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) debe buena parte de su fama en el mundo de habla hispana a los elogiosos ensayos que le dedicó Jorge Luis Borges y a dos libros: El hombre que fue jueves (novela, 1907) y El candor del padre Brown (cuentos, 1911). Sin embargo fue un escritor sumamente prolífico, autor de más de 80 libros y numerosos poemas, artículos y ensayos. La parte más importante de esa literatura ha sido reunida en los dos tomos de G. K. Chesterton. Obras esenciales, que acaba de publicar la Universidad Católica.
En estas 1500 páginas podemos encontrar los dos libros ya mencionados, en traducciones realizadas por el mexicano Alfonso Reyes (1889-1959), también autor del prólogo y las notas de esta edición. Para el resto de las obras se han elegido versiones de renombrados escritores: Jorge L. Borges, Julio Cortázar, Eliseo Diego, etc. Además de los cuentos protagonizados por el padre Brown se han incluido los ensayos de Ortodoxia (1908), los cuentos de El hombre que sabía demasiado (1922) y el extenso poema Lepanto (1911), entre otros. Faltaron, eso sí, algunos textos de crítica literaria, género que Chesterton cultivó desde muy joven.

Existen muchos vínculos entre los cuentos de Chesterton y los de Borges: el gusto por las paradojas, la racionalidad extrema de los narradores, el carácter abstracto (sin caer en lo alegórico) de sus personajes y situaciones. Esta edición de las Obras esenciales de Chesterton es una buena oportunidad para que los nuevos lectores descubran una literatura que no ha perdido vigencia ni interés.


¿De dónde saca el crítico que el carácter abstracto de un autor puede acercarlo a la vilipendiada –hoy- alegoría? Y Valéry, y Mallarmé, ¿no fueron abstractos y sutiles sin caer en esa figura mal entendida ahora?

Pero lo peor es que Ágreda, en su ignorancia sobre Chesterton, se olvida del rasgo que define gran parte de su obra: su catolicismo. Luego de devaneos con la iglesia anglicana, y con el cristianismo en general, en 1922 Chesterton abraza el catolicismo, y escribe "Por qué soy católico", donde podemos leer esto:

No hay ningún otro caso de una continua institución inteligente que haya estado pensando sobre pensar durante dos mil años. Su experiencia naturalmente cubre casi todas las experiencias, y especialmente casi todos los errores. El resultado es un mapa en el que todos los callejones ciegos y malos caminos están claramente marcados, todos los caminos que han demostrado no valer la pena por la mejor de las evidencias; la evidencia de aquellos que los han recorrido

Esto, por lo visto, de pensar sobre lo ya pensado, no es ni de lejos un rasgo de nuestros reseñistas, monjitas de las contracarátulas, devotos del Wikipedia, chupacirios de las solapas de los libros. Así estamos a nivel de reseñismo en el Perú. Y pensar que se señala a Javier Ágreda como el más salvable de los reseñistas de diarios locales. Vamos...




(Ágreda con Maoli Mao.)

Se produjo un error en este gadget.