28.11.11

Sobre el retorno del Premio Nacional de Poesía


Se escuchan voces, venidas de poetas, por supuesto, reclamando que se vuelva a instaurar el Premio Nacional de Poesía. La idea no es mala, aunque tiene una candorosa carga de ingenuidad. En primer lugar, muchos poetas, muy valiosos, en el Perú jamás recibieron dicha distinción, y no por ello dejaron de ser lo grande que son.

Luego tenemos que resulta poco probable –ojalá me equivoque- que el gobierno actual preste importancia a temas de esta laya, dada su casi desesperada obsesión con los temas mineros y de ayuda social, que son los que dan más réditos políticos y electorales, sobre todo el último de los nombrados.

Que la literatura no es un tema importante para el gobierno de turno lo demuestra la inercia en la que se encuentra la Casa de la Literatura, que carece de un norte precisamente definido, aunque haya gente valiosa allí trabajando, como Agustín Prado y otros. El activismo sin plan y el celebracionismo cronológico reemplazan a ideas más englobadoras y duraderas sobre cómo se puede promover con mayor calidad la literatura en nuestro país.

Entiendo que muchos poetas, en su abandono, clamen por un reconocimiento de parte del gobierno; pero esto debe ser mejor pensado. Tal vez salidas más duraderas y eficaces deberían plantearse por intermedio del Congreso. Una Ley del Poeta que, al menos, proteja los últimos años de vida de estos, y una serie de becas de escritura como existen en tantos otros países, pueden ser dos ideas primeras a discutir.

La experiencia nos enseña que, salvo notables excepciones, la elección del premiado en aquel tipo de reconocimientos poéticos, responde algunas, o muchas veces, a criterios extrapoéticos. Un sistema de breves becas de escritura, en cambio, podría tener un cariz más democrático e impulsar mejores resultados para nuestra reconocida tradición poética.

Dejo el tema en este punto esperando propuestas o críticas.  
 

24.11.11

LDL en la web de Vila-Matas

Para este bloguer es estimulante que en la página web oficial de Enrique Vila-Matas esté consignada la reseña que hice a la compilación de su narrativa primera, En un lugar solitario (Debols!llo, 2011). El texto allí citado data de junio de este año y le pueden echar un vistazo entrando aquí.

Demás está decir que Vila-Matas es uno de los escritores más reconocidos en lengua castellana en este momento, y que cada libro que publica es un verdadero suceso literario que conmociona a sus miles de miles de lectores, y a la crítica.


Desde aquí un gran abrazo a Enrique, donde quiera que esté.

Planas a la FIL Guadalajara

Este año Enrique Planas nos representará como la promesa literaria del Perú en la Feria del Libro de Guadalajara, en México. La feria empezará el próximo sábado con una enorme cantidad de eventos, presentaciones de libros, conferencias y homenajes a escritores y poetas de todo el mundo.

"Escritor y periodista, autor de las novelas Orquídeas del paraíso (1996), Alrededor de Alicia (1999), Puesta en escena (2002) y Otros lugares de Interés (2010), propuestas muy distintas entre sí, pero que tienen en común lugares cerrados, atmósferas opresivas, secuencias fragmentarias, conflictos de identidad e indagaciones en la condición femenina.", dice la información oficial del evento sobre el escritor peruano.


Pueden ver acá la biografía y características de las obras de los otro 24 elegidos como promesas literarias de Latinoamérica.

21.11.11

Adiós Sada

Una noticia lamentable recorre las redacciones de los principales medios de Latinoamérica, y apresura a cientos de bloguers: el escritor mexicano Daniel Sada, dueño de una pluma neobarroca y severa, acaba de fallecer en México a los 58 años de edad.

Tuve el gusto de entrevistar a Daniel hace unos años, para la revista Cosas. Recuerdo que fue con ocasión de que ganó el premio Herralde de Novela con su novela Casi nunca. Sada es considerado por Juan Villoro, uno de sus grandes amigos, como un escritor íntegro en un medio de escritores ligeros:

“Entendió el lenguaje como un organismo vivo. En tiempos de una literatura descafeinada nos invitó al gran banquete del idioma. La valentía y la audacia de su escritura seguirán creciendo con el tiempo.”

Algunos de sus libros fundamentales son las novelas Albedrío (Leega Literaria, 1989, Tusquets, 2001), Luces artificiales (Joaquín Mortiz, 2002), Casi nunca (Anagrama, 2008) y A la vista (Anagrama, 2011). Escribió también volúmenes de cuentos, y los poemarios Los lugares (UAM, La Rosa de los Vientos, 1977), El amor es cobrizo (Ediciones Sin Nombre, 2005) y Aquí (FCE, 2008).

Demás está decir que lo que él llamaba su “paisaje interior” estaba influenciado por Juan Rulfo, Alejo Carpentier y José Lezama Lima.

(El escritor, para el recuerdo...)

19.11.11

Boston y la poesía especulativa



Me refiero a Bruce Boston, claro, uno de los poetas sci-fi o especulativos más interesantes actualmente. El subgénero casi se explica solo, aunque en la entrevista que encontré en Writing-World.com, Boston lo dice todo rápido y de manera contundente:

Mainstream and speculative poetry differ in subject matter and the stance of the poet. Mainstream poetry deals with the rendering and exploration of the here and now, reality as we know it, internal and external. The poet is often present in the poem as an "I" voice, explicitly or implicitly. Speculative poetry has more to do with imagination, the world of dreams and the world as it could be. The stance of the speculative poet is closer to that of a fiction writer. If an "I" voice appears in a speculative poem it is usually that of a fictional character rather than the author. Like speculative fiction, speculative poetry often poses and answers the question: "What if?"

Hay más. Boston no considera dicotómicos las formas racional e “inspiracional” de escribir poesía. Ambos caminos son válidos aunque distintos, y practica ambos en sus propias especificidades. Hay, además, un elemento crítico-utópico en la poesía especulativa; al responder a la pregunta "qué pasaría si…" es inevitable que el discurso poético –por más que se aleje de la poesía convencional en cuanto a la presencio del yo, al tema y a las formas tradicionales- colisione con la realidad tal como está constituida y aceptada. Y hay aún más; un vínculo con la música y los llamados “chops”, con reminiscencias zen:

Musicians I know sometimes talk about their "chops." "To have your chops" means that you have been playing a lot, and as a result, your technical skill with your instrument is at a peak. More than just a physical phenomenon, having your chops is also a state of mind. It can apply not only to playing a musical instrument but to any activity that involves an acquired skill: riding a bicycle, typing, playing chess, throwing pots, writing poetry. When I was playing lots of chess, I was a worthy opponent. Now, by comparison, I'm a duffer.
If I haven't written anything for weeks, the words and sentences come slowly at first, and many of them may be awkward. In contrast, if I spend days at a time writing, and rewriting, it all begins to flow more easily and naturally. Suddenly I've got my chops. What seemed like a rocky climb before becomes a relatively effortless flight.
If you spend most of your life working a full-time job that has nothing to do with writing, if you try to turn out a poem in a spare hour or two you have on the weekend, or before you go to sleep and get up for work the next morning, you are never going to get your chops.

Pueden visitar la página del autor aquí.

POESÍA AÉREA, DEL AIRE, DESDE EL AIRE






Esto, por cierto, no es nada nuevo. Leyendo un antiguo post (2008) del blog de Andrew C. Revkin en The New York Times, encuentro un link a una estupenda antología de poemas ligados al aire y al cambio climático. La antología, auspiciada por el consulado británico, se titula Feeling the pressure –poetry and science of climate change, compilada por Paul Munden. El post de Revkin: “Poesía y aire, imaginería y Tierra”.

Parece una propuesta interesante aunque no tan novedosa -si recordamos el libro que escribió, ya en los años 50, Michel Leiris sobre ciertas piedras; un lapidario poético, en rigor- como parece. Sin embargo, hoy las coordenadas políticas de esta propuesta poética son otras y vale la pena dar un vistazo a lo que se traen entre manos (o en los ojos) estos poetas. Cito el primero párrafo del post de Andrew C. Revkin:

I’ve posted on the role of art in biological conservation and efforts to use cartoons to convey the ironies, inconsistencies and uncomfortable realities surrounding global warming. Now it’s time for poetry, and photography, dealing with the human-altered atmosphere and earth. I stumbled on a new collection of climate poems (and scientific statements), available as a pdf download online from the British Council, an international organization devoted to promoting British culture and ideas around the world. The group granted permission to reproduce a poem. You’ll find it below. (sigue leyendo)

(Prueba a hacer un poema según lo que ves en la foto, tomada desde el aire, de este conjunto de rocas, tal como lo hizo Revkins.)

10.11.11

No postearé demasiado durante unas semanas debido a que estoy dictando un curso de Redacción Periodística, por encargo de la Academia Peruana de la Lengua, en el Instituto Porras Barrenechea. Está muy interesante y estoy aprendiendo mucho. Pronto retomaré el ritmo habitual del blog.

(En la imagen, este blogger en su primera sesión. Foto del IPB)

5.11.11

NUEVO LIBRO DE DORIS LESSING




La Nobel de Literatura, Doris Lessing, se destapa en un libro de ensayos que aborda temas diversos aunque siempre muy suyos: los misterios del sufismo, la crítica de los grandes clásicos de la literatura, pero también sus secretos como novelista.

Dice la nota de Lire sobre su reciente novela:



A 92 ans, l'intransigeante Doris Lessing continue de sortir les griffes, et la littérature, pour elle, reste un exercice de haute lucidité face aux maquignonnages de la comédie sociale. La preuve, on la trouve tout au long de son dernier roman réédité cet automne en poche chez J'ai lu, Victoria et les Staveney, où elle redouble d'ironie pour dépeindre une Angleterre bobo-libérale qui tolère à peu près tout, à condition que les Blancs et les Noirs se tiennent à bonne distance...


La editorial Flammarion ha publicado, por su parte, Le temps mord, un manojo de textos notables que fustigan, por ejemplo, las nuevas formas de censura y el descuido de los gobiernos occidentales por la promoción de la cultura.

Pero Le temps mord es también una incursión en la intimidad de la novelista y sobre todo una exploración de su jardín secreto: los escritores que ella leyó luego de su adolescencia: Austen, Woolf, Tolstoi, Stendhal, Bulgákov, entre otros. Un libro a la vez “mordant et fraternal”, sentencia Lire.


4.11.11

VETUSTA



Clarín no tenía mucho que decir en su tiempo, pero tenía mucho que hacer. No declaraba cojudeces en las ferias del libro ni anunciaba la muerte de cualquier bocadito. Clarín era un escritor, y escribía bien, demasiado bien para su época –dejando a un lado su plagio de Flaubert-, por lo que no se le reconoció, hasta que hubo una academia letrada para hacer el trabajo por su trabajo.

La regenta son cosas sólidas. La regenta es un panorama naturalista de una sociedad y , finalmente, de un mundo especial: la España de fin de siglo. La Regenta es, además, un desfile de personajes impresionantes; cualquiera será recordado mejor que cualquier crítico “doylacontra”, exiliado o no.

Pero Vetusta es la que me alucina. Yo creo que es un Ulises avant la lettre. Yo creo que es una ciuda del miedo, del amor, de la amistad, de la decepción, de la abundancia y de la crencia, de la brutalidad y de la estupidez, y de la brutalidad estúpida… Yo creo que Vetusta es nuestra ciudad, y lo peor, creo que Vetusta es la ciudad inevitable: la tuya, la mía, la nuestra…
Se produjo un error en este gadget.