10.1.12

De mi correo...

"Estimados amigos:
Les escribo para pedirles que por favor me ayuden a difundir esta presentación en sus blogs.
Les estaré inmensamente agradecidos.
Un abrazo fraterno,
Juan Pablo Mejía
-------------------------------
Paracaídas Editores"

9 comentarios:

  1. Anónimo11.1.12

    Poeta marginal pero gran poeta lejos de los flashes.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11.1.12

    http://letras.s5.com/pg110311.html

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12.1.12

    Señor Coral, mucho le agradezco que deje constancia que el señor Paul Guillén se fue merecidamente a EE UU a una beca. El es un gran crítico literario.

    Lamentablemente, como persona es de dudosa reputación. Dejó a varias personas, entre ellas Salomón Valderrama, con enormes deudas.

    Hay que dar a conocer toda la verdad.

    Saludos.

    Carlos Quispe Astococha
    Arequipa

    ResponderEliminar
  5. Yo mucho le agradeceré que envíe esos comentarios a un post en el que se hable de Guillén. Acá estamos hablando del poemario de Granados. Lo pongo solamente porque usted escribe con su nombre y apellidos. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo15.1.12

    Señor COral.

    MUCHA SOBREEXPOSIXION

    DE Hector Ñaupari en presentaciones de libros en miraflores, en el Katrina. El año pasado en bar zela. Otro es Willy Gomez, Armando Arteaga, José Pancorvo. Ya pues que la generacion 90 no acapare todos los huariques y culturales.

    ResponderEliminar
  7. ¿qué te puedo decir? Cada quien es libre de sobreexponerse cuanto quiera.
    Yo, personalmente, prefiero la infraexposición; es más fértil ;)

    ResponderEliminar
  8. Héctor Ñaupari19.1.12

    Divertido el comentario del "anónimo" que dice que uno se sobreexpone. La verdad es que, en este medio literario peruano, envidioso y cainita, se debe apoyar a todo el que tiene la valentía de publicar sus textos con su nombre y apellidos. Y que los escritores confíen en mis escasos dotes para ello es un honor inmerecido, que nunca terminaré de agradecer. Y si el "anónimo" tiene la hombría de poner su nombre y apellido, mejor.
    Atentamente,
    Héctor Ñaupari

    ResponderEliminar
  9. Desde el burdel19.1.12

    Mi nombre y apellido ya lo sabes, no te hagas el loco.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.