7.1.12

El pez de oro y su fértil ambigüedad





Sin duda el libro de prosa del año es la reedición crítica de El pez de oro, de Gamaliel Churata, a cargo de AFA editores. El volumen trae más de 1,000 notas a pie de página y cura las erratas de las dos ediciones anteriores de este libro fundamental y fundacional para la cultura andina y para la novela peruana en general.

De los dos prólogos que preceden al texto, el más interesante es el de Ricardo González Vigil, quien no solo hace un recuento objetivo de los acercamientos críticos más importantes que se han hecho al libro de Churata hasta el momento -donde sale mejor parado un estudioso que a mí en especial no me atrae demasiado: Manuel Pantigoso-, también ensaya varias sublecturas -por ahora usemos este término- de algunos aspectos de El pez de oro, como cuando subraya la importancia del simbolismo del número 10 en la obra, y sobre todo cuando remarca la vinculación del libro con la idea de "retablo", que si bien fue traída por los españoles de Europa, Churata resemantiza para usarla en su ópera mayor.

Mas ante tanto afán crítico, a veces demasiado descripcionista, valga la pena recordar lo que el propio Churata escribió sobre su obra en 1965:

"...conviene tener en cuenta que El pez de oro está labrado con material puneños, radicalmente fruto de las reacciones anímicas telúricas de nuestra tierra y su lago, entendido, que si el Titicaca se refracta en el cielo hay que convivir (¿habrá querido decir "convenir"?) que el cielo de nuestra tierra es solo el Titicaca proyectado a las esferas. Los personajes de El pez de oro no son personas humanas (no conviene un "sic" pues dentro del mundo mítico de Churata hay personas no humanas); son símbolos zoóticos del corazón del hombre. Esto es, son animaciones simbólicas de la humana naturaleza, y como representan entidades biológicas, de entrada entendemos que El pez de oro es la imagen del genes del hombre, del hombre de nuestra tierra".
Churata mismo, entonces, por este y otros pasajes donde, algo asombrado, se dedica a explicar su propia obra, pone en su sitio los entusiasmos sobre la "hibridez rupturista" de su lenguaje, aunque no niega la voluntad de usar esa hibridez para recrear la lengua española legada, e infundir en el lector una "emotividad idiomática". Más aún, da mayor importancia al simbolismo y a la confrontación dialéctico-filosófica en su libro, que al dudoso surrealismo que algunos han querido ver y rastrear en El pez de oro, sin que esto quiera decir que no haya bebido de las fuentes cada vez más resecas de Breton y sus huestes.

Vale reconocer el inmenso trabajo realizado por José Luis Ayala en las notas que acompañan al texto, sobre todo las que esclarecen vocablos quechuas y aymaras, lo que redunda, como es obvio, en una mejor comprensión del libro en su conjunto.

Es necesario decir, también, que esta breve reseña ha sido realizada más o menos a la mitad de la lectura del libro; ahora que hay más información sobre lo que Churata pone en juego en su obra, vale la pena saborear con más tiempo su empresa, un libro acaso inacabable por su fértil ambigüedad, por su polisemia simbólica tenaz, por su miticismo (neologismo) localista y orgulloso, y no solo por su lenguaje mil veces calificado de barroco, más como salida fácil que como explicación certera de algo interesante sobre el lenguaje de un libro que no deja de resucitar en el tiempo: El pez de oro.

5 comentarios:

  1. Anónimo13.1.12

    Leo la reedición crítica y comentada de EL PEZ DE ORO q hizo José Luis Ayala, y no puedo dejar de expresar mi indignación. ¿Cómo se le ocurre al señor Ayala modificar a su antojo la escritura original de Churata? ¿Por qué diablos suprimió el prólogo y el GUIÓN LEXICOGRÁFICO tal cual aparece en la edición original de 1957? No me lo explico. Además, la edición contiene abundantes errores de ortografía, y los textos firmados por Ayala quedan sobrando. En resumen, es una edición q constituye una afrenta a la memoria del maestro Gamaliel Churata. Señor Ayala, lo q usted ha hecho es simplemente imperdonable. Lo peor es q nadie se ha pronunciado en contra. Todos han aplaudido, tanto en Lima como en Puno. Lamentable todo esto....

    Atte.

    Wilmer Kutipa
    Tacna.

    ResponderEliminar
  2. Las notas a pie de Ayala son en su mayoría traducciones de palabras y expresiones quechuas y aymaras. No veo cómo pueden salir "sobrando". Más bien ayudan a la lectura de los lectores que no conocemos esos idiomas.

    Sobre lo demás, tendría que tener a la mano la primera edición del libro, para corroborar lo que usted afirma.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo14.1.12

    Riccardo Badini hizo una impecable edición de RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS, respetando escrupulosamente la escritura original de Churata, solamente se limitó a agregarle notas a pie de página. Pero, Ayala, ha modificado todas las palabras en quechua y aymara de la edición original, ejemplo: KHORI-CHALLWA por QURI CHALLWA, de acuerdo -según él- a un criterio de "refonetización". Las notas a pie de página no quedan sobrando, al contrario; me refería al extenso texto de presentación (casi 30 páginas) firmado por Ayala, así como un innecesario "Testimonio" q inserta al final del libro, en ellos redunda en su afán de despotricar contra todo y contra todos, típico en Ayala, esos textos quedan sobrando. Pero, lo q me parece increíble es q haya suprimido del texto original el prólogo q escribe Churata y el vocabulario (Guión lexicográfico)q traduce al español con sentido simbólico/filosófico las expresiones en quechua y aymara; eso es imperdonable. Espero q en un futuro no muy lejano se haga una digna edición de EL PEZ DE ORO (tal como lo concibió Churata), sin ninguna alteración, respetando la edición príncipe q es lo menos q se le puede pedir a un editor.

    ResponderEliminar
  4. En cualquier caso, me avisan que Cátedra, la editoral española, viene preparando otra edición crítica de El pez de oro, espero que tenga más consenso.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo16.1.12

    Eso esperamos, mi estimado... Un gran abrazo... le invito a visitar mi blog: http://gamalielchurata.blogspot.com/

    Wilmer
    Tacna.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.