25.8.12

La “muerte del arte” según Gastón Fernández



Hace unos años la editorial Signo Lotófago publicó una compilación de los escritos y relatos de Gastón Fernández (1940-1997), acaso uno de los narradores peruanos más extraños del siglo pasado. El volumen también incluye una selección de correspondencias de Fernández con diversos amigos, entre ellos el querido poeta cubano José Kozer. De una de esas cartas extraigo una interesante disertación de Gastón Fernández sobre el arte en general, escrita desde Europa, que es donde vivió GF la mayor parte de su vida e incluso escribió algunos libros sobre arte.





“A la gente aquí le disgusta la polémica, la toma de posición, tiene horror de la moral (aquí GF hace una larga atingencia donde califica al siglo veinte como un siglo “técnico” y afirma que la ideología de los vanguardistas más de avanzada –Malevitch, Moholoy Nagy, entre otros—querían un hombre “sin valor” moralmente neutro, sin emoción, sin objetividad; finalmente GF termina diciendo que hay una trampa en la forma pura, en la especulación racional). Y sin embargo no propongo ningún retorno. No hay nada que hacer, la Historia es inevitable e irreversible. Busco una salida honorable para el “arte”, noción histórica que apareció autónoma en el Renacimiento y que ya culminó su siglo. En esas estoy. Lo que sucede es que los críticos, los amateurs, horrorizados [línea ilegible] se protegen de estás dándoles el estatuto de obra de arte, como antiguamente los hombres daban alma a las cosas. Y a los mercaderes eso les conviene. Pero el “arte” ya murió. Yo me encargaré de darle –como se dice—cristiana sepultura. Ya es tiempo de amar al mundo y de comenzar a verlo en todo su esplendor, en toda su aparición, bella aunque dolorosa, sórdida, despreciable. Ya es tiempo de adquirir un “savoir-vivre” frente a tanta trivialidad, a la que contribuyen muchos artistas”.

Hasta allí cito la carta del 14 de marzo de 1985 de Gastón Fernández a José Kozer. Luego aparece una nueva salvedad, algo oscura, esta vez sobre la poesía (luego volveré sobre ello). Para GF la palabra es siempre “concreta, siempre representa (cursiva mía), es irracional y polisensorial, es el ojo cerebral racional que se ha dado con la luz, y se ha enceguecido”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.