5.11.12

EL LEGADO DE FAULKNER A PIERRE MICHON


“Es el padre de cuanto he escrito. No es que me influyera, como suele decirse: nunca me ha reprochado nadie que escribiera como Faulkner, ni me ha halagado diciendo que sí lo hacía, ni ha comentado que tuviera su tipo de frase, ni sus tics, ni sus temas, ni sus recursos narrativos, pues los hijos cuyo padre es excesivamente grande hacen cuanto está en su mano para no parecérsele, para no ser epígonos. Se nutren de la fuerza del padre, pero la disimulan y, al disminuirla, puede ocurrir que salgan ganando con ello una fuerza y les digan que esa fuerza les pertenece. Sí, lo que me dio Faulkner fue permiso para entrar  en la lengua a hachazos, y el atrevimiento del enunciado, la poderosa voz invencible que echa a andar dentro de un hombrecillo inseguro. Fue la violenta libertad. Él es quien me permite ser atrevido, aunque con demasiada infrecuencia, cierto es: esa audacia, o esa inconsciencia, esa fuerza sin réplica, esa forma tan desahogada de impostar la voz en un registro intermedio entre El libro de los Reyes y el último monólogo de Macbeth, eso es lo que, gracias a él, me atrevo a esperar.”

Pierre Michon (“Cuerpos del rey”)



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.