22.6.12

DE COMPRAS EN QUILCA SHOPPING CENTER



Siempre me ha gustado, en los días de frío sobre todo, ir al centro de Lima a comprar libros por la mañana. Luego de beber un buen café, me siento con ánimo para revisar uno por uno los muchos puestos de venta de libros de viejo que se han instalado no solo en la vieja Quilca, sino también en la avenida Camaná.

Lo primero que compro es "Estudios de poética hebrea", de Luis Alonso Shökel. Se trata de un finísimo estudio estilístico sobre el Antiguo Testamento, que muchos olvidan que está escrito en verso, con métrica y rima en muchos casos, y aun con aliteraciones, sinonimias y paralelismos. Como a un texto de este tipo no se le puede catalogar de prosa ni de ensayo o novela, pues Shökel nos hace recordar que son poemas –en su lengua original-, y que sus autores fueron poetas muy al margen de la ideología religiosa que tengamos, nos falte (o nos sobre), y, por supuesto, superando la “valentía” de definir si fueron buenos, malos o pésimos poetas (lo cual exigiría por lo menos un ensayo y no una pueril oración afirmativa).

Para cambiar un poco de tema, compro "Somos más que siesta y fiesta", de Rolando Arellano. Un original intento de derrumbar los mitos sobre la molicie y la disipación vital del latinoamericano: Arellano demuestra que los nacidos en esta tierra son gente trabajadora, que ha logrado muchas cosas aisladamente en sus respectivos países, y que es tiempo de que los latinoamericanos nos unamos para asumir lo que probablemente podríamos ser: una de las fuerzas más poderosas a nivel mundial. Mucho más que buenas intenciones en este libro.

Luego de haberlo perdido o regalado por tercera o cuarta vez, me reencuentro con el amigo al comprar "Las armas molidas", el último poemario publicado por el mejor poeta de Hora Zero, el entrañable Juan Ramírez Ruiz. Sus poemas, mientras regreso en el taxi, me estremecen, me conmueven y me hacen volar por su fortaleza las imágenes e ideas radicales que guarda este monumento a la libertad creadora:

¡Calles amontonadas como basura del pensamiento
Cumbres apelotonadas como geometrías subterráneas-
Cielos mudos como pampas
Suelos arrepentidos en las casas
Nunca jamás vosotros serán un rumbo!


Finalmente, me encuentro otra joya: "Paris ridicule & burlesque", de P-L Jacob, una antología de poemas que hacen mofa de la buena y denuncian la gazmoñería, la falta de amplitud de espíritu, el cálculo disfrazado de crítica, la cobardía literaria y, por último, el provincianismo travestido de “autoridad intelectual” de la sociedad ilustrada francesa del siglo XVII. Toda coincidencia con nuestra sociedad letrada no es casualidad. Ya sabemos que el azar, por suerte, no existe.

Como para finalizar el día con una coincidencia más, me encuentro, ya en Miraflores, con Fernando Ampuero, quien muy amablemente me obsequia su reciente libro, Antología personal. Tal vez, solo tal vez, no pueda hacerle yo mismo una reseña (tengo que asumir un trabajo de editor a partir de julio), pero de hecho es un libro que merece una lectura integral, pues a sus cuentos más conocidos y celebrados (algo que ocupa 300 páginas de un total de 350) agrega unas prosas literarias de buen nivel. Ya se verá.

(Imagen: en el puesto del fondo de este local venden libros en francés a bajo precio.)

18.6.12

Curonisy se fue





Un sentido homenaje le rinde hoy en El Dominical el crítico Ricardo González Vigil al poeta Walter Curonisy (1940-2012), quien acaba de dejar la vida material en Marrakech.

No sé cómo comenzar, qué palabras intensas encontrar para que mi tristeza y mi homenaje influyan simultáneamente con la elocuencia adecuada para que no se siga postergando el reonocimiento de la obra de Walter Curonisy como una de las más admirables de la poesía peruana y, en general, hispanoamericana del siglo XX.

(...)

Tuve el privilegio de conocerlo en 1979 y gozar de su amistad, un goce espiritual fuera de lo común, pues poseía una enorme sensibilidad e inteligencia centrada en los grandes enigmas de la existencia y la búsqueda del absoluto.

Luego de explorar las conexiones e influenciasdel poeta, además de su ubicación dentro de la tradición poética nacional, RGV termina su homenaje citando un poema del poemario Rehenes del Tiempo:


Que mi persona se alivie de ser vida
en una realidad mayor que la existencia
en un tránsito inédito que no sea
sueño ni vigilia sin logros sin error
que ningún laberinto ni misterio ni enigma
me contenga que el azar o el devenir
no me retornen jamás al ser que ya he sido
que ningún lugar me extrañe
quiero diluirme en la niebla
exento de nostalgias y adherencias.

(El poeta y el crítico.)

13.6.12



este viernes 15 se presenta el libro de poemas "Lo de adentro y lo de afuera". Es una traducción de la obra "Le dehors et le dedans" de Nicolas Bouvier, poeta suizo, hecha por la poeta y traductora Yamily Yunis.

La cita es a las 5:30 en el auditorio "Cervantes" de la Facultad de lenguas modernas. 
 
Estarán como presentadores la poeta y traductora Rosario Valdivia Paz-Soldán, el traductor Fernando Camino Urriaga,  y Jaime Campodónico (es el editor).
 
 

12.6.12

RIBEIRO Y SU TEOGONÍA DE LA SOPA CÓSMICA Y LA NADA



Hay pocas almas nuevas, aunque todos los días se creen algunas en la gran sopa cósmica que rodea a los planetas y las constelaciones. La biología moderna sabe que hace millones de años no existían seres vivos, pero las sustancias que hoy los componen flotaban sueltas en el caldo primordial de los mares y entonces, un hermoso día de sol, la luz golpeó a alguna de esas sustancias justo a la hora en que el balanceo de las horas las aproximaba, y el resultado fue la aparición de algo vivo por primera vez. Lo mismo que los sabios demuestran de manera tan sencilla, ocurre con las pequeñas almas nuevas, cuando se forman en la gran sopa cósmica (…) tanto las almas como las partículas existen dependiendo de la incantidad de nada que no entra en su composición, y casi con toda seguridad, de otras condiciones científicas, tales como presión, temperatura y la presencia de unos buenos catalizadores de reacciones de nada  con nada. Entonces, en las amplitudes siderales, inmensurables y copiosas no-masas de nada se escurren, obviamente sin velocidad que les sea inherente, para juntarse en las proximidades de algún gallinero de almas (…) Nada y nada más y nada más y nada más se va aglomerando allí, hasta el punto de que se acumula tanta nada que esta se transmuta en una nada crítica y de esta manera surge algo de esa nada.
(Joa Ubaldo Ribeiro, Viva el pueblo brasileño)

7.6.12

Roth y Bradbury: un día extraño



Ayer fue un día un poco extraño al menos para mí. En diez minutos me enteré del otorgamiento del Premio Príncipe de Asturias al estadounidense Philip Roth, quien deseó que Carlos Fuentes hubiera estado vivo para compartir ese momento, y de la muerte de Ray Bradbury, acaso el mayor cuentista de sci-fi de todos los tiempos y gran ejercitador de lo que el maestro Henri Corbin llama la imaginación creadora.

Lo de Roth era previsible. Tenía como contendientes a Haruki Murakami, un escritor al gusto del público mayoritario y pergeñador de débiles misterios, y a la magnífica Alice Munro, cuyos libros lamentablemente han sido traducidos al castellano recién en la última década.

Sin embargo, no es para nada olvidable la obra de Roth, si se sabe espigar en la maraña de novelas cortas que ha publicado en los últimos años, y si no se pierden de vista joyas como La mancha humana, Pastoral americana y El lamento de Portnoy.

Con la muerte de Ray Bradbury perdemos mucho. Primero, a un ejemplo de vocación por la escritura digno de otros siglos –pasados o venideros--. Luego, a un raro escritor con mantenimiento de la calidad literaria en varios géneros (tiene unos cuentos policiales muy buenos). Mas si tuviera que recomendar algún libro suyo, tendría que ser sin duda El hombre ilustrado, volumen perfecto que reúne no solo algunos de sus mejores cuentos, sino que es ejemplo tenaz de coherencia temática e imaginación al servicio de la crítica y el cambio a gran escala. Luego vendrían Crónicas marcianas y, tal vez, la distopía Farenheit 451.

Demasiada fantasía y ensoñación hay en la literatura de hoy, sobre toda en la ciencia ficción; pero poca imaginación verdadera, aquella que impregna para siempre la retina y la mente  de los hombres y que está ligada a la crítica de un mundo que cada vez pierde más en todo sentido. En el literario, con la ida de Bradbury, también.


5.6.12

EL MAR EN EL BUZÓN - Presentación

La editorial madrileña Vitruvio publica El mar en el buzón, el nuevo poemario de Ramiro Gairín (Zaragoza, 1980).

El día 6 de junio, este miércoles, en horario de tarde, de 18:00 a 21:30, tendrá lugar la "presentación en sociedad" del nuevo libro de poemas del zaragozano Ramiro Gairín, El mar en el buzón (Ed. Vitruvio, 2012). El autor firmará ejemplares de su nuevo poemario en la Feria del Libro de Zaragoza, en la caseta de la Asociación Aragonesa de Escritores.

Se trata de una colección de poemas en prosa que despliegan a dos personajes, dos figuras poéticas, y que cuentan con un desarrollo temporal a través del cual se va desovillando una historia, con principio y final. La obra se constituye, por tanto, como un todo unitario, en el que cada pieza construye el conjunto. El libro fue finalista del Premio de Poesía Isla de Siltolá.

Para aquellos que conozcan al poeta, cronológicamente se sitúa entre Pintar de azul los días laborables (Islavaria, 2010) y Que caiga el favorito (Prensas Universitarias, 2011). Y también literariamente; en lo que a tono, estilo y tratamiento de los temas se refiere.

En este link del blog del autor se pueden leer algunos de los poemas que integran El mar en el buzón.

El autor volverá a la Feria el sábado, 9 de junio, por la mañana (a partir de las 12); firmará ejemplares, en la caseta de Prensas Universitarias, de su anterior poemario, Que caiga el favorito.





Un poema de Marco Martos







Muestra de arte rupestre




Io sonno stanco.

¿Para esto matrimonio?

Mis hijos viven en jaula de locos,

Rodeados de extraños agrupados

vagamente conmo el nombre de parientes.

En el pequeño jardìn

nadie sabe de quién son los pañales,

de quién son las camisas, de quién el aire.

Si me descuido

me cambin un hijo por otro.

¿A quièn echarle la culpa?

¿A la matrona en esencia dbondadosa?

¿A mi mujer, plena de amor y desde hace años

Embrujada por un verso que me costó

noches en vela?

¿A mí mismo, de tristes oficios?

Mi sueldo (y el tuyo lector)

no alcanza.

Muchos miran con envidia estos ingresos.

Y hay en el Perú varios millones peor que nosotros.

¡Quiero una casa! Sueño.

Engels, de profeta, opinaba que aquí,

con este sistema, no hay solución al asunto.

Con rabia y sin vergüenza

sobre las páginas de Engels,

salen con duelo mis lágrimas corriendo.

Quiero una casa. Sueño. Io sono stanco.

Maldigo. Yo soy el muerto en vida.

El que hace reglamentos.



(Publicado como “inédito” en el nùmero 19 de la revista HARAUI, fechada en Lima, en octubre de 1969.)

Se produjo un error en este gadget.